Skip to main content
Publicidad

¿Qué es un Niño Rata? 10 claves para identificarlos

publicidad
feature
| OUT PC - Opinión |

Documentamos las claves para identificar, reconocer e incluso evitar a este nuevo perfil de jugador que campea por el online, foros y comentarios de YouTube.

¿Quieres saber si eres un niño rata?

Opinión

Nota: este reportaje pretende abordar con humor un fenómeno de reciente crecimiento en la comunidad de jugadores, y para nada es representativo de la línea editorial general que sigue Meristation.

10-claves-ninos-rata_td-605x300.jpg Captura de pantalla

índice de contenidos

 

¿Qué es un niño rata?: Definición

Tímpanos destrozados durante partidas de Call of Duty, construcciones de Minecraft echadas a perder por un aspirante a Youtuber que se cree ‘troll’ y, en general, un billete de ida al psicólogo cada vez que nos apetece echar alguna partidilla al multi de cualquier juego. Los ‘niños rata’ son una moda irritante y contagiosa de la que los jugadores tradicionales no dejan de quejarse. Pero, ¿cómo identificar a un niño rata? ¿qué características reúnen estos especímenes? Los ‘niños rata’ pueden estar en todas partes. Colegio, instituto, amigos… e incluso en tu propia familia. Desde Meristation te damos las claves principales para que puedas identificar a estos individuos y, bueno, ya lo que hagas después…

El origen de los denominados ‘niños rata’ es polémico y contradictorio. La Sociología se encargará de estudiarlo con exactitud en algún punto del futuro cercano, pero de momento, tendréis que conformaros con las arduas investigaciones del equipo de redactores de Meristation. La teoría más respaldada coincide en afirmar que los ‘niños rata’ surgieron en algún punto antes de la Séptima Generación de consolas, pero fue en ésta, con la masificación de los modos multijugador, cuando su presencia se hizo más evidente.

Los ‘niños rata’ se caracterizan por un timbre de voz especialmente agudo y un carácter volátil a la hora de encarar situaciones complejas en los modos competitivos de ‘shooters’ y ‘sandboxes’. Además, su edad se sitúa entre los 8 y los 18 años, suelen tener un canal de videojuegos en Youtube al que suben sus 'gueinpleis' y suelen provocar desconexiones constantes en las partidas si ellos son el anfitrión y van perdiendo. Actualmente, la expresión de ‘niño rata’ deriva de una actitud especialmente irascible y molesta que encuentra su máximo representante en Bart Simpson y el capítulo en el que Homer le apoda ‘niño rata’. Lo dicho. Si quieres conservar tu salud mental cada vez que juegues al multijugador de tu plataforma favorita, aprende a identificar a estos amantes del queso y el troleo:

 

1. Te destrozan el oído con su voz

 Estás tan tranquilo jugando en tu consola y comienzas a escuchar el sonido de la agonía. Tus tímpanos chirrían y una mezcla entre sonido gutural y tiza en la pizarra ataca tu cabeza. Seguramente, alguien le ha estropeado la racha de bajas a un ‘niño rata’ y la partida se ha puesto interesante. Si no quieres acabar en el hospital, considera una desconexión instantánea. Tu capacidad auditiva te lo agradecerá.

 

2. Hábitat: Call of Duty y Minecraft

 Evidentemente, nunca puedes predecir cuándo un ‘niño rata’ va a aparecer en tu partida, pero hay juegos que presentan una predisposición especial hacia estos seres. Si eres un amante de la saga Call of Duty y el sandbox Minecraft, mala suerte. Aquí se concentra el porcentaje más alto de roedores. El lado bueno es que, en su hábitat natural, son muy fáciles de identificar. Los ‘niños rata’ de Call of Duty se caracterizan por su alta competitividad y talento natural para la frustración prematura, destacando entre su vocabulario construcciones tradicionales tan sofisticadas como “P**o noob deja de robarme bajas”, “¡Tengo la moab, tengo la moab, tengo laJFDKAJFSDAKJHFIEUR (migración de host en curso)!” y “Pero k dise baia jaker stas exo k asco de guiris”.

Por otro lado, los aficionados al queso y el Minecraft pueden encontrarse en los niveles más profundos del juego buscando ingentes cantidades de diamante durante días del que luego alardear ante sus “amigos” e intentando hacer trampas con TNT para ‘trolear’ a incautos turistas y grabarlo en vídeo. Sus expresiones favoritas suelen ser “estoy usando el pack de texturas de ElRubius”, “te invito a mi server la IP es 192.willyrex.0.98” y “dame diamante plis”.

3. Profesión, Youtuber

 A la hora de hablar de las aspiraciones de los ‘niños rata’, la mayoría están becados por el estado para dedicarse a la política debido a su temprano talento para la diplomacia y las relaciones públicas. Sin embargo, la salida a la que optan la mayoría de estos individuos es el mundo de Youtube. Éstos suelen contar con un canal propio con altos porcentajes de visitas y cuyo lema es “Sub por sub”. También cuentan con dotes aprendidas de los spammer y los flammers y suelen coincidir con ellos en las excelentes relaciones que mantienen con los moderadores de Meri, a los cuales alaban y respetan con devoción. Así que, ya sabes. Que oyes un “tío, no me mates que estoy grabando”, agudiza tus sentidos. Bueno, el oído… ya sabes, yo quitaría el volumen.

4. Edad de los niños rata

 Venga, esta es fácil. Por lo general, los niños rata tienen una edad comprendida entre los 8 y los 18 años. Y decimos ocho por decir algo, porque cada vez lo hacen desde más temprano. En cuanto al límite, bueno. También te podrás encontrar a alguno de treinta o cuarenta tacos, pero es raro hacerlo, porque si se pasan un poco con los decibelios y los insultos su madre entra en la habitación y les apaga la consola. En resumen. ¿Que ves a un grupito de adolescentes en tu sesión de Call of Duty? Cautela.

 

nino-rata.jpg Captura de pantalla

5. Canciones y música

 El sonido que hacen los electrodomésticos al copular, también conocido como dupstep, es la música favorita de los ‘niños rata’. Cuando una tribu de ellos se junta, suele ser habitual escuchar canciones de este género de fondo mientras juegan a sus títulos favoritos. También lo hacen cuando están solos, pero ya se sabe, el poder del grupo y todo eso. Si oyes a una lavadora dándole al tema y no es la tuya, en tu partida hay uno de ellos. Según recientes descubrimientos los niños rata están empezando a escuchar también canciones de Rap y Reggaeton, lo que los vuelve aún más peligrosos.

 

6. Te invitan a su canal de Youtube (o suplantan a un Youtuber famoso)

“Eh, que yo soy Youtuber, pásate por mi canal TheRatKid_Boss” es una frase habitual en los mundillos de Minecraft. Se las dan de famosos, y efectivamente, cuando te metes en su canal son tan famosos como yo, esto es, tienen 14 subs. Pero dejemos a un lado mi fracaso en Youtube y hablemos de queso. El spam está bien en pequeñas cantidades, como los Assassins Creed, pero cuando escuchas el nombre del canal con cada bloque que picas, acaba cansando. Y, atentos, que también los hay que fingen ser ElRubius, Willyrex, Vegetta… ya sabéis, esa gente famosa y que lo peta en Youtube. Si supierais la de veces que he jugado yo con ellos. Resulta que ElRubius es colombiano y tiene once años. ¿A que eso no lo sabíais?

7. Trolleo constante y comentaios absurdos (Los moderadores de Meri los aman)

Contestaciones sin saber de qué hablan, opinar leyendo solo el titular o viendo solo la nota, flameos, multicuentas… vamos, que son esa clase de usuarios que dan trabajo a los moderadores de Meristation. Venga, no os quejéis, chicos. Si estos pequeños no existieran, os aburriríais todo el día.

8. Están en busca y captura por la RAE

Aunque ya se han emitido varias órdenes de busca y captura y la Real Academia de la Lengua Española está colaborando con diversas autoridades a nivel internacional, los ‘niños rata’ son rápidos y escurridizos. Así que, cuidado. Su ‘modus operandi’ consiste en entrar en un foro, dejar un mensaje que te queme las retinas y esfumarse sin dejar rastro. Si empiezas a leer un post y te encuentras con algo como “Puez hel hotro dia trolee ha 1 giri en Jetea Zinco…”, cierra la pestaña lo más rápido posible y acude al hospital más cercano, los desprendimientos de retina son una faena.

9. Odian a Justin Bieber

 En serio, es una tendencia entre ellos. Porque, no sé. Algo bueno tenían que tener, ¿no?

 

meme22.jpg Captura de pantalla

10. Les encanta el queso (trucos, glitches, etc.)

Que no, que no es coña. ¿Sabéis lo que significa ‘cheese’ en el mundo videojueguil? Son aquellas maniobras que se aprovechan de fallos del juego para hacer trampas, esto es, ‘glitches’, ‘chetos’… Si los hacen ellos te dirán que todo vale, pero si los haces tú… volvemos al punto uno, sordera temporal para un mes. 

Actualmente, y aunque el movimiento niñoratil cuenta con más detractores que defensores, estos últimos abogan por el impulso y la estimulación de los mismos argumentando que los ‘niños rata’ son una apuesta social enormemente relevante. “Yo creo que es una generación con mucho potencial que no se está aprovechando. Youtube es el mañana, y puede que no dentro de mucho estos chavales sean nuestra clase política”, argumenta Bonifacio Henares, sociólogo de la Universidad Complutense de Madrid y especializado en conducta infantil. 

Henares, que ya ha publicado manuales de referencia como “Los Burlaos: genios incomprendidos” o “La vida es un [SPOILER]”, afirma que debe dejarse que estos jóvenes exploten libremente su potencial y sentencia que “si te petan un tímpano, deberías ser más comprensivo porque quizá exista un problema en la comunicación y tú seas el culpable”.

Así, pese a su inconcluso origen y su desconocido futuro, los ‘niños rata’ tan solo son un sector de la población prometedor e incomprendido. Desde Meristation queremos hacer un llamamiento al gobierno de Mariano Rajoy para que potencie las ayudas sociales hacia este grupo de la población y llamar a la comprensión por parte del resto de los ciudadanos. Recuerda, la próxima vez que estés jugando al Call of Duty y escuches un “¡Me c**o en tus muertos, pedazo de c****n, casi tenía la nuclear!”, párate y reflexiona. Detrás de todo ese enrevesado lenguaje, tan solo hay una persona que está intentando hacerse oir.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad