Skip to main content
Publicidad

PS4 vs One: Guerra de Exclusivas

publicidad
feature
| PS4 XBO - Reportaje |

Las mejores exclusivas que ha dado de sí este 2015 para Playstation 4 y Xbox One, frente a frente. El éxito de Bloodborne frente a las IP destacadas de Microsoft.

Reportaje

Acaba el año y como siempre es hora de hacer balance. Después de doce meses de juegos publicados ininterrumpidamente, quedan pocas semanas para estrenar el nuevo 2016 y con él, renovar ilusiones. Pero antes de esto toca echar la vista atrás y repasar lo que ha dado de sí un 2015 que en muchos frentes ha cumplido con las expectativas generadas. No son pocos los juegos que estaban en el punto de mira por ver si conseguían ser lo que pretendía, y tampoco son pocos los que con más o menos matices lo han conseguido. ¿Y las exclusivas? Son para muchos el gran quid de la cuestión. Lo que marca la diferencia entre plataformas que cada vez ofrecen productos y servicios más parecidos los unos con los otros. Y en esto, como es habitual desde hace años, las marcas Playstation y Xbox se ven las caras una y otra vez. 

Las exclusividades han sido de siempre el caballo de batalla de los usuarios de una u otra plataforma. Donde unos tuvieron Uncharteds, God of Wars o The Last of Us, otros han tenido Halos, Forzas y Gears of War por citar algunos nombres. Esos juegos que disfrutas en tu plataforma y que los demás, los que tengan la consola “rival”, lamentarán y desearían tener en sus manos. Las exclusivas marcan la diferencia, aunque es cierto que la sensación es que cada vez menos o eso parece, y por eso son importantes a la hora de escoger una u otra plataforma de juego. Sobre todo si tenemos en cuenta que las dos actuales consolas de esta generación comparten la gran mayoría de multiplataformas. No faltan nombres como Metal Gear, The Witcher, Fallout, Call of Duty, Battlefield, Battlefront, NBA 2K, FIFA, PES… por lo que la batalla de la diferenciación se libra, en buena parte, con los juegos propios. 

¿Y qué ha dado de sí este año en este sentido? Pues varios títulos a tener en cuenta en uno y otro lado. Propiedades intelectuales que vienen de un largo recorrido con entregas exitosas y que se han estrenado en la nueva generación, alianzas con otras compañías que han servido para ofrecer títulos diferentes a lo que vemos en otros lugares, nuevas IP que están llamadas a convertirse en referentes para los próximos años. La guerra de exclusivas está servida un año más, con sus pros y sus contras, alimentando esa famosa “Console Wars” que tanto ha dado que hablar desde tiempos inmemoriables, incluso antes de la existencia de Internet y de los foros. Y así están las cosas en este 2015.

rbdnswjzpmunycrxkt1b7ebfv5fpi1pfzscufoifmba.jpg Captura de pantalla

Playstation 4

El éxito de Playstation 4 está fuera de toda duda. La plataforma de Sony se postuló más que bien durante sus meses anteriores a su llegada y supo aprovechar los errores en el concepto que ofrecía la difusa propuesta de Xbox One en muchos frentes para hacer calar entre los usuarios el mensaje de que la nueva consola de Sony era la consola ideal para jugar. Y la plataforma, con muchos aciertos que seguramente no tuvieron en el lanzamiento de PS3, se ha convertido en la líder destacada en el mercado de ventas en todo el mundo. Además, Playstation 4 se ha convertido en la consola sobremesa que mejor hace rendir los multiplataformas -algo que por ejemplo era al revés en la anterior generación en la mayoría de casos-. ¿Y en exclusivas? la propia Sony admitió que tenían trabajo por delante en este sentido y que en 2015 tal vez habría faltado alguna cosa más. Pero tan cierto es esto como que no han faltado nombres imprescindibles que pasamos a repasar. 

La gran exclusiva: Bloodborne

Es sin duda la gran exclusiva de Playstation 4 para este año y uno de los firmes candidatos a Juego del Año, capaz de competir con las bestias que han sacado estudios third party como CD Projekt, Bethesda o Kojima con The Witcher 3, Fallout 3 y Metal Gear Solid V entre otros multiplataformas aclamados. La obra de From Software en exclusiva para Playstation 4, como ya lo fuera en su momento Demon’s Souls, es el título que repasaremos en este reportaje con más nota en Meristation (9,3) y también en Metacritic, donde tiene un 92 de media. Potente en todo lo que ofrece, con la esencia Souls pero con muchos cambios interesantes en el sistema de combate y en el mundo en el que combatimos, es sin duda la mejor exclusiva de todas las que han salido en Playstation 4 y también la que gana el pulso a las exclusivas de la competencia. Un juego único y por el que uno debe plantearse tranquilamente adquirir una consola de Sony para disfrutarlo. 

Bloodborne: The Old Hunters (PS4) Captura de pantalla

El pinchazo del esperado The Order 1886

Debía ser el gran exclusivo del primer semestre de 2015 para Playstation 4 pero se convirtió en uno de los sonoros fracasos de estos primeros compases de generación de consolas. El juego de Ready at Dawn quería acercarnos a un a Londres victoriana única en la que como caballeros de la Orden debíamos luchar contra un poderoso enemigo más peligroso de lo imaginable, pero aunque se convirtió en un portento visual (simplemente brillante el acabado en este sentido del juego), el juego acababa haciendo aguas en varios frentes no menos importantes. Los tiroteos eran divertidos, pero escasos, y el juego estaba repleto de cortes cinemáticos que interrumpían la jugabilidad, de decisiones de diseño discutibles en propuestas como un modo sigilo muy deficiente o un tramo final de juego abrupto con un ending poco convincente. Su ritmo y sus mecánicas no invitaban a rejugarlo una vez terminado, y el título acabó pinchando tras todo lo que se esperaba de él. 

The Order: 1886 (PS4) Captura de pantalla

Guilty Gear Xrd

El retorno de una de las sagas más poderosas de Arc System Works no estuvo exento de polémica. Después de que saliera en diciembre de 2014 en Estados Unidos tuvo que pasar tiempo para que finalmente llegara también a Europa en formato digital. Una distribución que seguramente no está a la altura ni de la calidad final del juego dentro del género de la lucha ni tampoco de lo que se merece nuestro público, pero estas dos realidades no pudieron impedir resaltar lo más importante: es un auténtico juegazo y uno de los grandes referentes actuales del género de los mamporros. Un título muy cuidado a nivel visual, con una renovación completa de mecánicas y propuestas desde hacía tiempo que no sucedía en la saga y un sistema de juego equilibrado, pulido y profundo. Aunque pueda ser algo nicho y alejado de los nombres más exitosos en ventas, el juego es sin duda uno de los títulos destacados de la consola frente al catálogo de Xbox One. 

Until Dawn

Se le había seguido la pista desde su anuncio porque el terror gusta en el mundo de los videojuegos y son varias las sagas reconocidas de este género que no pasan por su mejor momento. Y Until Dawn convenció con una propuesta en la que cada paso y decisión que damos podía desembocar en algo fatal. Con un argumento propio de grandes películos del cine de terror, una atmósfera que te atrapa desde un primer momento a nivel audiovisual y la importancia de las decisiones desde el primer minuto de juego hacen que estemos ante una experiencia muy recomendable. Seguramente no a un nivel excelente debido a mecánicas que se hacen algo repetitivas y falta de puzles e interacción con objetos de los escenarios, pero que satisface a los que tengan ganas de pasar algo de miedo.

Until Dawn (PS4) Captura de pantalla

El poder de los indies: Talos Principle, Rocket League…

Los juegos indie han tenido un papel importante en este año de Playstation 4. Hay dos nombres que destacan por encima de todos (compartidos con PC) como son The Talos Principle y Rocket League. El primero es una aventura de puzles que atrapa al jugador irremediablemente por sus mecánicas y su total libertad para movernos. Junto a él, el arcade Rocket League es una mezcla explosiva de conducción y fútbol que se convirtió en un hit del verano gracias a la sencillez y adicción que presentaba su fórmula. Pero no han sido los únicos juegos de corte indie que han triunfado en Playstation 4. 

Otros nombres como el divertido OlliOlli 2: Welcome to Olliwood nos permite sacar lo mejor que tenemos de nosotros como jugador para superar sus enormes desafíos; o elc aso de Helldivers, que desde una fórmula que no es novedosa pero sí se ejecuta de manera correcta es capaz de sorprender a los jugadores durante horas. Tampoco han faltado nombres compartidos con PC que han sido un éxito y enriquecen el catálogo como Broken Age o The Vanishing of Ethan Carter, por citar algunos más. 

Rocket League (PC) Captura de pantalla

Un bastión en territorio japonés

Los títulos llegados del País del Sol Naciente también tienen cierta importancia en el catálogo de Playstation 4. Algunos son muy específicos como es el caso de Disgaea 5, pero hay otros que tienen más peso a la hora de ampliar el catálogo de la consola. Es el caso de Dragon Quest Heroes, que ha unido la saga de rol de Square Enix con el concepto Musou de Koei; o el caso de Tales of Zestiria, entrega que sirve para celebrar los 20 años de la saga y que aporta algunas novedades -aunque no todas igual de bien implementadas- en la mecánica de juego. Tampoco faltan otros títulos de perfil ya más bajo como Toukiden: Kiwami o el último Sword Art Online.

El rol de las remasterizaciones

Los remasters son ya una realidad casi diaria de las consolas de la presente generación, y Playstation 4 también lo ha aprovechado para sacar algunos de sus mejores juegos del pasado y otras plataformas en la nueva consola. Tres títulos destacan por encima de otros en este sentido. Por un lado Uncharted: The Nathan Drake Collection y su recopilatorio de las tres aventuras de Drake en Playstation 3. Por otro, God of War III, uno de los juegos más frenéticos de la pasada generación de consolas; y por último Tearaway Unfolded, que se ha sabido adaptar de Vita al mando de Playstation 4 con acierto. No podemos olvidarnos que ha sido el año del retorno de Journey, juego especial como pocos que también se ha puesto a punto para PS4. El catálogo también se completa con el notable Disgaea 5, aunque seguramente por su naturaleza tampoco es un juego que pueda llegar a tener un papel decisivo en la decisión, exclusiva vs exclusiva, entre las dos consolas.

Uncharted: The Nathan Drake Collection Captura de pantalla 

Xbox One

2015 ha sido un buen año para Xbox One. No hablamos de las ventas y previsiones que haya podido conseguir, sino de la sensación que después de un inicio dubitativo, la división de videojuegos de Microsoft tiene ya muy claro hacia donde puede ir. Ha sido un año en el que han salido nombres muy importantes para la consola, que se han añadido a novedades que quieren ampliar y cambiar el futuro de la plataforma y que van desde el modo Preview para acceder a títulos en desarrollo hasta la archiconocida retrocompatibilidad que se ha estrenado con decenas de juegos este mes de noviembre. La compañía de Redmond ha puesto toda la carne en el asador con exclusivos muy esperados que por fin han visto la luz en este 2015. 

La franquicia estrella: Halo 5 Guardians

Halo es sinónimo de Xbox y viceversa. No se puede entender la saga sin el hardware de Microsoft ni al revés. Además, después de los problemas derivados de la colección del Jefe Maestro la presión era máxima. Y 343i sacó a la venta un título que ha sabido convencer en algunos frentes dudosos como el multijugador, mucho más equilibrado que antes, y en la gran novedad de la quinta entrega numerada: Warzone. Un modo competitivo de corte arcade pensado para disfrutar y tener lo que ofrece Halo en formato reducido. A todo esto, una campaña en la que se mantienen señas de identidad de la saga pero que le sigue faltando algo respecto a Bungie en escala de batallas, IA enemiga y un final que no convence. Pero el retorno del Jefe Maestro ha sido uno de los grandes exclusivos de Xbox One y uno de los FPS llamado a dominar el online de la consola durante meses. 

Halo 5: Guardians Captura de pantalla

Rise of the Tomb Raider

El otro gran exclusivo de la compañía está ligado a Lara Croft, aunque sea temporal y dentro de un año aparezca también en Playstation 4. De momento está en One, donde se ha confirmado como un auténtico juegazo dentro del género de la aventura. Un título que es capaz de dejar atrás los tópicos de la pasada generación donde aventura era sinónimo de shooter en tercera persona y que ofrece tanta exploración, plataformeo y puzles como disparos. Algo que se agradece porque la ejecución es equilbirada, acertada y variada. Y hay mucha tela que cortar con Lara más allá de la campaña principal. Uno de esos títulos que entra por la vista, impresionante por momentos, y que convence por lo que transmite a través del mando. 

Rise of the Tomb Raider (360) Ilustración

Forza Motorsport 6

Otro de los grandes nombres que siempre van ligados a Xbox y que se consiguió coronar en esta entrega. Tras los contratiempos que se habían vivido en Forza 5 con ciertas decisiones del modelo de negocio, la sexta entrega numerada tomó nota y dejó atrás los micropagos con dinero real. El juego de Turn10 es uno de esos exclusivos que interesan a los amantes de la conducción. Extenso, divertido y renovado modo carrera, más de 450 coches y 26 circuitos y sólidos 60fps con una resolución de 1080p, el género de la simulación tiene en esta entrega para consolas un título más que destacado que hace tiempo que advierte que los que quieran conducir a grandes velocidades tienen un lugar reservado en Xbox con esta saga. 

Forza Motorsport 6 (XBO) Captura de pantalla

Rare Replay

No se puede menospreciar una propuesta tan divertida y variada como Rare Replay, que repasa los 30 años del nacimiento de Rare con un recopilatorio brutal a un precio tremendamente competitivo que actualmente se puede encontrar a menos de 20 euros ya. Hay juegos destacadísimos de los ochenta, de los noventa y de los 2000 repasando obras como Conker, Battletoads, Banjo o Perfect Dark entre otros. Muchos nombres que ahora pasan a engordar la lista de juegos de Xbox One a base de nostalgia pero también de calidad. Por muy poco precio tenemos en nuestra mano títulos que han marcado generaciones y que han sido destacados en su momento… y muchos de ellos, capaces de mantener el tipo a día de hoy. 

Rare Replay (XBO) Captura de pantalla

La magia de Ori and the Blind Forest y otros descargables

Un proyecto de envergadura que seguramente no puede considerarse indie por el hecho de ser descargable ya que detrás hubo un trabajo importante y con apoyo de Microsoft a sus creadores. Estamos ante uno de esos plataformas que sorprende en un momento en el que no hay tantos plataformas que sorprendan. Entró por los ojos de todo el mundo por su preciosidad visual, pero caló hondo cuando se controlaba y se progresaba en él. Decenas de mecánicas que se mezclan entre sí, un diseño de niveles brutal, exigente y cambiante y un universo enorme en el que perderse para encontrar todo tipo de extras. Ori and the Blind Forest es mucho, muchísimo más que otro plataformas con gráficos bonitos. Es un enorme exponente del género (disponible también en PC). 

Xbox One no está cogiendo la velocidad de crucero que tuvo su predecesora Xbox 360 en el sector de Xbox Live, pero va recibiendo títulos interesantes que también sirven para rellenar catálogo. Killer Instinct temporada 2 es la confirmación que tenemos juegazo de lucha para mucho tiempo, siendo una versión completísima en modos y plantilla de personajes y una propuesta divertida y de corte ofensiva desde el primer momento. A ello se añaden nombres que se han relacionado durante mucho tiempo con el PC y que están encontrando también un hueco en la consola de Microsoft. Hablamos de títulos como el MOBA Smite que se anunció como novedad y salió en este 2015 o como la versión One de World of Tanks, el free to play bélico de Wargaming que ya hizo sus pinitos en 360 y ahora hace lo mismo en la nueva consola de Microsoft u otro juego de corte multijugador masivo como Elite:Dangerous que llega tras dispositivos móviles y PC a One.. Por no hablar de una pequeña joya indie que se postula como única en esta plataforma: Castle Crashers Remastered. Si no jugasteis al original, estáis tardando. 

Ori and the Blind Forest (360) Captura de pantalla

Gears of Wars Ultimate Edition y la retrocompatibilidad

Gears of War Ultimate Edition ha sido la primera entrega aparecida en Xbox One de la saga de Epic que ha pasado a manos de Microsoft como propiedad intelectual exclusiva. Y es más que un remaster, renovando el apartado visual de manera destacada, añadiendo los contenidos exclusivos que tuvo la primera entrega en PC y ofreciendo un multijugador sólido para hacer boca de cara a próximas entregas. No ha sido el único en volver: con él lo han hecho todos los juegos de la saga en formato retrocompatible y muchos más. La retrocompatibilidad es un punto interesante porque en la primera hornada de juegos ya tenemos opción de acceder a varios títulos potentes de la pasada generación, algo que también debe ser tenido en cuenta en una comparativa sobre exclusivos.

1434496955-gears-of-war-ultimate-edition.jpg IPO 

Conclusión

Llegados a este punto, queda claro que en materia de exclusivos ambas plataformas han tenido propuestas distintas. Por un lado, Playstation 4 tiene en su haber el mejor exclusivo de este año sin lugar a dudas, Bloodborne. El juego de From Software está un escalón por delante respecto a otros juegos de su propia plataforma y de la competencia. Uno de esos títulos que son la gran envidia de los demás. El juego ha tenido un apoyo más flojo, con el pinchazo de The Order, un Guilty Gear Xrd que no ha llegado como debería y poco más en formato físico para PS4 más allá de remasters de juegos exitosos (Uncharted, God of War, Tearaway) y un buen elenco de indies que han ido recogiéndose de compatibles y que aportan variedad al catálogo con alguno destacado, como Talos Principle y Rocket League.

Por otro lado, Xbox One no ha conseguido publicar un juego del nivel de calidad de Bloodborne pero es cierto que tiene un elenco de títulos retail de primer nivel que cubren un espectro de géneros mucho mayor. Si fuera un ránking, tras el juego de Sony en primer puesto vendrían tres o cuatro exclusivos de One. Halo 5, Rise of the Tomb Raider, Forza 6 o Ori and The Blind Forest son juegos destacados en sus géneros sin ningún atisbo de dudas. Eso sí, en indies Xbox Live no parece mantener el ritmo exitoso de Xbox 360 aunque se estén perfilando nuevos formatos impensables hace tiempo como los MOBA (Smite), y dos servicios que pueden ampliar opciones como es el Xbox Preview y la retrocompatibilidad. Sin una estrella que brille con Bloodborne, pero más compensado en cantidad de exclusivas de peso. 

La elección entre un modelo y otro no es sencilla porque ambas propuestas cuentan con juegos de nivel (y alguna decepción). Llegados a este punto: ¿Qué os parece el catálogo de exclusivas de una y otra plataforma? Esos juegos que tiene una pero no la rival de enfrente. Vosotros escogéis también: En 2015… ¿Exclusivas de Playstation 4 o de Xbox One?

Encuesta

  Cargando encuesta...

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad