Skip to main content
Publicidad

Promesas Rotas y Decepciones de la Generación

publicidad

Hardware poco fiable

Sin duda, esto ha sido la gran pesadilla de millones de usuarios de Xbox 360 y Playstation 3 durante esta generación, la mayor decepción y la mayor frustración, un error que no se puede volver a repetir. Cuando un usuario se gasta una significativa cifra de dinero en una consola, lo hace pensando en que es una inversión de muchos años. Por supuesto, la tecnología no dura para siempre, se degrada, puede romperse por una serie de circunstancias, pero uno tiene la confianza cuando habla de compañías como Microsoft y Sony para pensar que está comprando un hardware de calidad que no va a presentar problemas en un plazo razonable de tiempo. En lugar de eso, hemos tenido una de las generaciones más poco fiables que se recuerdan en la historia del videojuego. El aumento en la complejidad, número de piezas y los errores de diseño han sido protagonistas de un número alarmantemente alto de errores fatales de hardware que han costado miles de millones a las compañías y muchos disgustos a los usuarios.


Las temidas %22luces rojas%22, la condena para muchas Xbox 360 de primera hornada.
Las temidas %22luces rojas%22, la condena para muchas Xbox 360 de primera hornada.

La palma se la lleva Microsoft con sus primeros años de 360. De forma muy seguida, cientos de miles de consolas en todo el mundo comenzaron a fallar, presentando las temidas Luces Rojas, o cariñosamente bautizadas como el “Círculo Rojo de la Muerte”. En realidad, los fallos podían ser de distinta naturaleza interna, pero todos se reflejaban en la misma indicación: las tres luces rojas del círculo frontal de la consola que indicaba “Fallo General de Hardware”. Se ha especulado con problemas de sobrecalentamiento interno, o con el uso de un tipo poco adecuado de pasta térmica que al sobrecalentarse dañaba el hardware interno; por encima de detalles específicos, parece obvio que hubo un grave problema dentro de la planificación, diseño y testeo de la máquina para que hubiera un número tan alto de fallos generales de hardware, quizás motivado por las prisas por salir en navidades del 2005. El problema empezó como un run-run en foros, cuando muchos usuarios reportaban problemas generalizados con las tres luces rojas, posteriormente los medios empezaron a hacerse eco, primero los especializados y luego los más generales, lo que ya empezaba a suponer un problema de verdad grave para Microsoft, que primero intentó negar el problema sistémico a través de sus representantes y al final tuvo que pedir disculpas y gastar una enorme cantidad de dinero en un programa de garantía de tres años para cualquier equipo con “Fallo General de Hardware”. Diferentes informaciones de la época nos muestran la gravedad que llegó a tener el asunto, con reportes que indicaban que la tasa de fallos de 360 duplicaba ampliamente a la de PS3, o que Micromart, una de las principales casas de reparaciones en Inglaterra, tuvo que anunciar que no reparaba más 360 porque estaba colapsada con más de 2500 máquinas al día que además tampoco podían reparar de forma efectiva por los daños internos. Con los sucesivos rediseños de la plataforma incluyendo la fiable última iteración de la misma, la tasa de fallos ha pasado a “normalizarse”, pero semejante situación es algo que no debería haberse producido en primer lugar.

Playstation 3 tampoco se ha librado de su propia serie de problemas. Confiamos en que la próxima generación de máquinas sea más fiable.
Playstation 3 tampoco se ha librado de su propia serie de problemas. Confiamos en que la próxima generación de máquinas sea más fiable.


Cuando decimos “normalizarse” entre comillas hacemos referencia a que la tasa normal de fallo de las plataformas HD en esta generación sigue siendo muy alto. Numerosas PS3, especialmente de primera hornada, mueren con fallos como el de las luces amarillas, o dejan de leer discos de un día para otro de forma misteriosa, no son pocos ni mucho menos los usuarios afectados por esta clase de problemas y desde luego es algo que se espera que no vuelva a repetirse en la próxima generación de máquinas. Tampoco podemos olvidarnos del enorme problema que supuso el hackeo de PSN, una faceta, la de la seguridad, que estas grandes compañías no deben nunca olvidar, especialmente si aspiran a ser vistas como “servicios” y a que los usuarios registren sus cuentas, usen sus aplicaciones e incluso compren en sus servicios de venta digital.

Conferencia Sony E3 2005

Si hablamos de “Promesas Inclumplidas” está claro que la conferencia previa al E3 del 2005 de Sony tiene su lugar aquí. Ya hablamos en detalle de lo que pasó durante ese año en “Ecos de la Nueva Generación”, pero a sólo unas semanas de lo que parece que será el anuncio oficial de Playstation 4, conviene recordarlo con la tranquilidad y la seguridad de que la compañía japonesa ha aprendido la lección y es hoy más sabia y más cauta. Esa conferencia fue una elaborada ilusión, repleta de impresionantes demos técnicas y tráilers de supuestos juegos que nunca dejaban claro si eran “reales” o “target renders”. El tráiler de Killzone 2 es quizás el representante máximo de esta situación, mostrando un futuro juego de una factura técnica increíble en comparación con cualquier cosa vista, imposiblemente cinemático y detallado, con un uso tremendo de efectos como fuego y humo, una iluminación perfecta, personajes bien detallados, movimientos ricos y contextuales... todo además presentado de una forma en la que se daba a entender que no era un tráiler cinemático sino que el jugador iba a encontarrse eso, en primera persona. Sin desmerecer el gran trabajo realizado finalmente con Killzone 2, no hay dudas de que ese primer tráiler era completamente irreal en su contexto.

Pocas polémicas son tan sonadas como la de Killzone 2 en el E3 2005. Finalmente salió un gran juego con unos fantásticos gráficos, eso sí.
Pocas polémicas son tan sonadas como la de Killzone 2 en el E3 2005. Finalmente salió un gran juego con unos fantásticos gráficos, eso sí.


Hubo muchas promesas incumplidas en esa conferencia. Se habló de una PS3 con doble HDMI para poder conectarla a dos televisores a la vez, se mostraron tráilers incluso más imposibles que el de Killzone 2 -como el de Motorstorm, del que tenemos serias dudas de que puede hacerse realidad en la próxima generación de máquinas, no digamos ya en PS3-. Mediante una mezcla de demostraciones técnicas y “target renders”, sumando algún bombazo como la nada inocente maniobra de enseñar un bombazo como la demo técnica del Remake de Final Fantasy VII, se generó esa enorme ilusión de que PS3 iba a ser una máquina imbatible técnicamente, plenamente arropada con exclusivas de las grandes compañías del sector como pasara con PS2. algo que la realidad puso en su lugar cuando empezaron a aparecer los primeros juegos “de verdad”. Lo curioso es que viendo la gran evolución técnica y el soberbio acabado gráfico de algunos de los títulos que hemos disfrutado en PS3, no cabe duda de que es una máquina muy potente capaz de hacer cosas sorprendentes con su particular arquitectura, por eso quizás resulte tan extraño ese ejercicio de ilusionismo que hubiera quedado bien matizado sólo con dejar claro de que se trataban de demos técnicas. A buen seguro que con la próxima, se presume, presentación de PS4, Sony sabrá cómo realizar un evento más adecuado.

Los retrasos de Final Fantasy Versus y The Last Guardian

Siempre es frustrante cuando un juego esperado se retrasa, pero cuando lo hace por años y años, cuando pasa toda una generación sin saber nada de un proyecto mostrado por primera vez en el 2006 como pasa con Final Fantasy Versus, o cuando un juego mostrado por primera vez en 2008 desaparece misteriosamente de todos los eventos durante años, uno ya no sabe si tomárselo a risa o suspirar resignado esperando a que los hados sean favorables. Ambos proyectos siguen existiendo, se presume, así que todavía no llegan a la categoría de “promesas incumplidas”, pero el hecho de que se presentaran sin tener una idea más sólida de cuándo iban a finalizarse es también una decepción en cierto modo, y todavía son muchos los que tienen serias dudas sobre si acabarán apareciendo en la consola para la que iban a salir -con The Last Guardian parece claro que sí por lo que han comentado representantes de Sony, aunque sea en el 2014, con versus no está tan claro si se atiende a los últimos rumores.

Supuestamente aparecerá, algún día, y quizás no para PS3...
Supuestamente aparecerá, algún día, y quizás no para PS3...

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad