Skip to main content
Publicidad

Polémica: Videojuegos y Religión

publicidad
feature
| PC PS3 360 - Reportaje |

Cristianismo, islam, judaísmo, hinduísmo o budismo a menudo se han pronunciado sobre la interpretación que hacen los videojuegos de sus dogmas y figuras clave, con un último escandaloso caso en Bioshock Infinite y el personaje cambiado para evitar polémicas. Repasamos las quejas religiosas más sonadas y eficaces de los últimos tiempos.

Reportaje

Ocurrió en el cine y la literatura y estaba claro que los videojuegos no se iban a librar de las quejas religiosas. Que figuras como Dios, un mesías, un traidor divino o un guerrero mitológico se toquen y reinterpreten de forma distinta a como está escrito que eran en libros sagrados como la Biblia o el Corán escuece a los más devotos. La creencia es un tema sensible y no se puede manipular o reinterpretar libremente, o al menos eso mantienen los beatos y protagonistas de las innumerables cruzadas que han sufrido algunos títulos capaces de tocar lo intocable, capaces de dar una vuelta de tuerca a la religiosidad utilizando algunas de sus figuras y momentos clave desde un prisma distinto que, todo sea dicho, a menudo hiperboliza lo popular e históricamente concebido.

Muchos videojuegos son violentos, y llega a ser comprensible que a muchas personas no les agrade ver a sus deidades y ejemplos morales convertidos en marionetas de historias crudas y alejadas de esa supuesta realidad pasada compartida. Hay casos más radicales indefendibles y otros que pueden generar cierto debate, de ahí que en este reportaje hayamos querido repasar los más sonados de los últimos tiempos, esos ejemplos que por su difusión o por mera espectacularidad incluso han llegado a conseguir que los creadores de determinados videojuegos cambien el código y eliminen o modifiquen partes del título que tenían pensado originalmente para no llamar a la polémica.

polemicas-religiosas-en-el-videojuego_td-605x300.jpg Captura de pantalla

Pasó con Little Big Planet, Call of Duty, Dante's Inferno, Pokémon, Hitman 2, Asura's Wrath o Resistance: Fall of Man entre otros, y esta semana pasada le llegó el turno al esperadísimo Bioshock Infinite, obra en parte ansiada por su irreverencia ética que ha tenido que postrarse también ante la religión para evitar controversia y enfados, esta vez de sus propios programadores. La espiritualidad a menudo es intransigente, sobre todo en los más fieles que habitualmente encabezan estas campañas de protesta. Como arte y formato de expresión, el videojuego no tiene por qué ser respetuoso con las figuras y momentos que escoge y los puede reinterpretar. Pero hay una delicada línea sensible que, en caso de rozarse, automáticamente levanta voces, en todas las religiones del mundo por igual. Y parece que esto no va a cambiar en esta industria.

Especialmente curioso es el caso de algunos títulos donde las religiones tienen pleno protagonismo y la enmarcación histórica los caracteriza. Es el caso de, por ejemplo, la serie Civilization o todavía más polémica Assassin's Creed. Ubisoft quiso allanarse el terreno de la polémica ya con la primera aventura de los asesinos, abriendo la obra protagonizada por Altair con un inolvidable aviso de que el guión del juego había sido confeccionado por un "equipo multiétnico de varias creencias religiosas", toda una cura en salud antes de que nadie se echara las manos a la cabeza al ver a Caballeros Templarios, Cruzados, sacerdotes y monjes ejecutando crueles asesinatos. El mensaje ha abierto cada nueva entrega de la marca.

Assassin's Creed por su mera ambientación histórica siempre ha tenido que lidiar con las religiones muy de cerca, buscando el equilibrio.
Assassin's Creed por su mera ambientación histórica siempre ha tenido que lidiar con las religiones muy de cerca, buscando el equilibrio.

Hay muchos casos. Algunos históricos y que incluso han llegado a estropear productos que iban a definirse como geniales debido a su arriesgada e irreverente propuesta y se han acabado quedando en algo genérico y demasiado correcto por mero miedo a tocar tabúes éticos y religiosos. Otros que gracias al cambio han sabido contentar a más públicos y no caer en faltas de respeto o insulto intercultural, como aquel inolvidable y racista Muslim Massacre que pronto perdió hasta la web oficial. Y, por desgracia muy frecuentes, hasta casos de censura total, una lástima para creadores que quisieron hacer algo diferente y reflexionar sobre puntos de vista alejados del que muestran los libros sagrados de cada credo, y esto sin desprestigiar la creencia de otros. El debate está abierto, ¿deben los videojuegos responder a las bases, descripciones y normas religiosas?

Bioshock Infinite y el personaje cambiado

Ha sido una de las noticias más comentadas estos días y una sorpresa para los que confiábamos en la invulnerabilidad de Ken Levine como autor. El aclamado director de la serie mantuvo varias reuniones el mes pasado con sus empleados para limar asuntos del juego y recoger feedback con la versión casi final ya en las consolas de testeo de Irrational Games. Entre las sugerencias y consejos, escuchó a dos de los programadores comentar que uno de los personajes secundarios que aparecerán en el esperado título podía resultar ofensivo para personas creyentes. La religión tiene una fuerte presencia en el argumento y ambientación de Bioshock Infinite, determina comportamientos de algunos NPCs e incluso algunas situaciones narrativas. En la sociedad de distópica Columbia, como en la real de principios de siglo, las creencias enfrentadas y el miedo fundamentan bastante cada acto, afectando a la política o a las revoluciones.

Levine no ha destapado demasiados detalles sobre este NPC cuya personalidad podía molestar a los fieles, suponemos que del cristianismo. Ha comentado: "Hasta hemos cambiado prácticamente por completo a uno de los personajes del juego después de hablar con algunos miembros del equipo que están muy ligados a la religión. Pude ver que no estaban muy de acuerdo con algunas cosas. Lo primero que les comenté fue que no iba a cambiar nada para conseguir su aprobación, pero que comprendía sus comentarios e iba a hacer algo para mejorar la historia teniéndolos en cuenta. Eso hice, y estoy muy agradecido porque sacaran el tema. Lo último que quiero es cambiar algo para intentar no ofender a alguien, pero en este caso, iba en detrimento de la trama”.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad