Skip to main content
Publicidad

PES 2014: Plan para dominar el fútbol digital

publicidad
feature
| PS3 360 - Minireport |

La nueva entrega de la franquicia de Konami pretende recuperar el trono perdido con la llegada del motor Fox Engine. Repasamos los frentes a mejorar de cara a Pro Evolution Soccer 2014,

Minireport

Pro Evolution Soccer ha sido durante mucho tiempo sinónimo de fútbol virtual mayúsculo. La saga de Konami se alzó con el trono del deporte rey hace mucho tiempo, y es que ya en la época de Playstation cuando se acercaron a la simulación por primera vez con su ISS Pro. Antes habían demostrado hacer videojuegos de fútbol como ninguno: Para el recuerdo títulos clásicos como International Superstar Soccer Deluxe o International Superstar Soccer 64 y 98. Lo que sentó las bases en la primera Playstation se convirtió en un auténtico referente en la siguiente generación. El fútbol nunca había sido tan real ni verosímil en una consola como lo que se podía ver en Pro Evolution Soccer 3 o Pro Evolution Soccer 5. Pero el tiempo pasó y la saga no avanzó, quedando relegada en un segundo plano en la presente generación de consolas. Ahora se anuncia un nuevo motor gráfico para la franquicia con un único objetivo: recuperar el trono perdido.

La batalla de la saga PES en esta generación no ha estado en intentar competir con el principal producto de la competencia, que también claro está, sino en conseguir ofrecer los mismos resultados que convirtieron a la saga en referente durante años. Luchar contra su propio legado y contra la herencia que la propia serie había cosechado. Pero las cosas empezaron a torcerse a partir de la entrega Pro Evolution Soccer 2008. Antes de ella había llegado un PES 6 para Xbox 360 que no era más que una versión HD de lo que podíamos ver en Xbox y Playstation 2. Jugablemente con sus mismas virtudes y un primer acercamiento correcto. Los problemas empezaron a llegar después.

Las recreaciones faciales siempre han estado a la altura en la franquicia.
Las recreaciones faciales siempre han estado a la altura en la franquicia.

La saga estaba ya de lleno en la nueva generación de consolas, no tenía una entrega de transición como PES 6 y ahí empezaron a aflorar los problemas de una franquicia que fue dando bandazos, primero con un 2008 arcade y poco cercano a lo que los jugadores esperaban y después con un PES 2009 que en su intento de ralentizarse y acercarse a la simulación acabó tocando fondo. Ante esta situación, Konami y el equipo de desarrollo de la franquicia intentaron levantar el vuelo, que ha ido progresivamente a mejor –con matices y pequeños altibajos en alguna entrega intermedia- desde PES 10 hasta el reciente PES 13, seguramente el mejor de la presente generación de consolas. El objetivo principal de la entrega de 2014 será intentar recuperar el cetro de rey del fútbol virtual.

Fox Engine: El motor de la esperanza
Durante toda la generación de consolas se ha achacado al viejo y arcaico motor del juego todos los problemas que giran alrededor de la franquicia en los últimos años. No es para menos: Se sigue usando el mismo motor que funcionaba en Playstation 2. Optimizado como ninguno –y de hecho PES 13 tiene algunas cosas que parecen impensables con dicho engine tan anticuado- pero viejo a fin de cuentas. Y eso ha provocado que lo que hace casi una década fueran partidos fluidos y realistas actualmente sean igualmente divertidos pero con elementos que chirrían y claman al cielo. Todo esto está previsto que cambie con PES 2014, un juego que llegará con un nuevo motor.

Conseguir una recreación fiel y sin movimientos robóticos. Para eso llega un motor totalmente nuevo.
Conseguir una recreación fiel y sin movimientos robóticos. Para eso llega un motor totalmente nuevo.

Cuando Kojima presentó su Fox Engine se dijo que la franquicia Pro Evolution Soccer se sumaría a los juegos que correrían en este nuevo motor. No es exactamente así, ya que lo que finalmente se ha usado es un motor modificado y dedicado especialmente a los juegos de fútbol. Una adaptación para que se pueda trabajar con sus herramientas en una disciplina como los deportes virtuales. De momento no se ha visto absolutamente nada ingame de lo que puede dar de sí la saga futbolística de Konami con este nuevo “juguete”, pero sí se han podido leer unas primeras impresiones de Edge al respecto.

Desde una profundización mucho más importante en el sistema de tácticas y funciones del jugador dentro del terreno de juego (nos permitirá asignar misiones tácticas de jugadores en zonas concretas del campo) a un apartado visual realista como nunca antes se ha visto, pasando por  un sistema de juego que tiene en cuenta el centro de gravedad del jugador, mucho más dinámico y con más posibilidades de movimientos (no solo con o sin balón, sino también de posicionamiento del cuerpo, por ejemplo).  Controles mucho más intuitivos y precisos que los actuales y en definitiva la voluntad de intentar hacer que Pro Evolution Soccer sea algo real de ahora en adelante. Con las virtudes que han mantenido viva la saga en sus peores momentos, pero olvidándose de los errores que la propia Konami ha admitido ya.

PES 2013 se convirtió en un gran juego de fútbol, aunque no a la altura de los PES clásicos.
PES 2013 se convirtió en un gran juego de fútbol, aunque no a la altura de los PES clásicos.

Bonitas promesas que deberán corroborarse. Un primer paso ha sido que la compañía haya afirmado que han tardado en darse cuenta que estaban yendo por el mal camino, usando un motor que ya no daba más de sí. Bien. Ahora falta que recuperen la senda que los hizo enormes. Por eso queremos repasar algunos de los elementos que PES necesita mejorar para volver a ser el rey del fútbol virtual. Recuperar, como dice el título del artículo, el trono perdido con Pro Evolution Soccer 2014.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad