Skip to main content
Publicidad

Parecen Videojuegos, pero son crímenes de la Deep Web

publicidad
Minireport

Parecen Videojuegos, pero son crímenes de la Deep Web Captura de pantalla

Aviso: el contenido de este reportaje es muy explícito y no recomendamos su lectura a personas sensibles ni menores. La lectura de este reportaje queda bajo vuestra estricta responsabilidad.

Seguro que sois muchos los que habéis oído hablar de la Deep Web. Se trata de la capa más profunda de Internet, aquella a la que no se puede acceder mediante buscadores o URLs corrientes. ¿Y a qué es debido esto? Pues la respuesta es sencilla. Esconde el peor contenido de la web, el más salvaje, ilegal, devastador. Cosas que no os imagináis que pueden llegar a existir, pero que sin embargo, tienen cabida en este océano oscuro cuyo tamaño, se rumorea, es diez veces más grande que la web conocida. Seguro que os han llegado decenas de rumores sobre los actos que se llevan a cabo en esta región de Internet. Leyendas urbanas, bulos, historias para aterrar que muchas veces no habéis creído. 

En ocasiones, muchos de los rumores sobre lo que podemos encontrar en la Internet Profunda parecen tan solo eso, mentiras, escenarios dignos de un videojuego. Pero no es así. Desde experimentos genéticos a la carta como si de ‘Deus Ex’ se tratara hasta un Chatroulette de asesinatos, pasando por contratar sicarios al más puro estilo ‘Hitman’ o la piratería de datos personales cual Aiden Pierce en ‘Watch Dogs’. Repetimos, el contenido que hoy os traemos contiene descripciones desagradables y que relatan los peores hechos conocidos en este tenebroso rincón de la Web: es lo peor a lo que puede llegar el ser humano. Parecen videojuegos, pero son crímenes horribles que circulan en la Deep Web.

deep-web-seguridad.jpg Captura de pantalla

Sad Satan: ¿bulo o realidad?

Nuestro compañero Daniel ya os habló de este conocido título de la Deep Web en su serie de Juegos Prohibidos, pero os pondremos al día rápidamente. Se trata de un juego de terror en el que se escuchan voces y observan imágenes tenebrosas en un entorno demencial. Pero lo peor no acaba ahí. Al jugar a Sad Satan, nuestro ordenador comenzará a mostrar conductas extrañas. Aparecerán archivos de texto sin sentido, fotografías de pornografía infantil, zoofilia y necrofilia. Incluso algunas imágenes de crímenes y asesinatos que aparecen en el juego, se dice, pertenecen a hechos reales. ‘Sad Satan’ es considerado un Creepypasta en toda regla, y los rumores apuntan a que, si bien pertenece efectivamente a la Deep Web, fue elaborado con el propósito de crear una leyenda urbana que asustara a los internautas. Es decir, que el juego está inacabado y solo es jugable hasta que se corrompe e inunda el PC del usuario de archivos maliosos, pero no es un título creado por dementes y basado en crímenes reales. Sin embargo, y sea como sea, ya solo por el hecho del miedo que da y lo que puede llegar a hacerle a tu ordenador, no es muy aconsejable intentar hacerse con él, y mucho menos jugarlo.

El Chatroulette de los asesinatos: 'The Red Room'

‘The Red Room’ podría pasar perfectamente por cualquier página web de chateo mediante webcam, incluso por la conocidísima Chatroulette. Sin embargo, lo que se hace en este espacio es bien distinto a los ‘trolleos’, bromitas y desnudos casuales a los que nos tiene acostumbrada la misma. En ‘The Red Room’, nos encontramos con un escenario aparentemente normal. Un hombre o una mujer, delante de una cámara. Sin embargo, cuando los comentarios comienzan a sucederse en el Chat, el horror se apodera de cualquier testigo. Amputaciones, tortura, asesinato, y el precio que se ofrece por ello a modo de puja. El que más ofrezca, será el que decida cómo se pone fin a la vida de la persona que estamos viendo en la cámara. Puede tratarse de otro Creepypasta, por supuesto. Y de hecho, sinceramente, esperamos que así sea.

hqdefault.jpg Captura de pantalla

Experimentación humana: ¿'Deus Ex' en la Deep Web?

Comienzas eligiendo unas características concretas de un ser humano. Color de piel, pelo, ojos, estatura. El maniquí que tienes en pantalla va cambiando de forma y colores cual editor de juego de Rol. Sin embargo, tras lo anterior, comienzan a abrirse pestañas en las que puedes seleccionar modificaciones genéticas o experimentos a llevar a cabo con el sujeto que has creado. O más bien, elegido. Estas páginas web, en concreto, presentan un selector en el que alguien puede elegir los rasgos característicos de una persona y la clase de experimentos que se llevarán a cabo con ella. Después, solo, un precio. Desconocemos hasta qué punto esto es real, y si pagando ese precio se puede llegar a poder determinar el destino de una vida humana, pero este es otro de los rincones de la Deep Web que revuelven el estómago. La trama de Deus Ex llevada al extremo se quedaría corto al lado de esto.

hyronsurgery.png Captura de pantalla

Cómo cocinar a un ser humano

Lo que más repugna de la Web profunda es su superficialidad a la hora de tratar las bestialidades en las que ahonda. Como en los casos anteriores, asesinar a personas o experimentar con ellas hasta quitarles la vida se aborda de una manera tan vaga y anodina que resulta demoledor. En este caso, entramos en una página web cualquiera de recetas dentro de la Deep Web. Todas ellas aparecen agrupadas por número de comensales a las que van dirigidos, ingredientes necesarios o tiempo de preparación, como si de cualquier otra web de recetas amateur se tratara. Sin embargo, pronto descubrimos que el ingrediente común de todos los platos es la carne humana, y que en el lugar al que hemos accedido se presentan recetas caníbales. Otro límite transgredido hasta excesos inimaginables, en lo que bien podría ser el ‘Cooking Mama’ de Hannibal Lecter.

existe-el-canibalismo-en-la-actualidad-1.jpg Captura de pantalla

Máquinas tragaperras de Bitcoins

Llegados a este punto de la lista, quizá este en particular no os sorprenda demasiado. Al fin y al cabo es el más suave de todos los mencionados que vais a escuchar, así que tomemos este epígrafe como una zona de descanso ante tanta barbarie. Por todo lo largo y ancho de la Deep Web, la moneda más utilizada es el Bitcoin, por lo que todos los juegos en los que se apuesta con dinero, es esta la divisa empleada. Sin embargo, la mayoría son ilegales, estafas y lugares que pueden saquear tu cuenta corriente con un solo click, así que no terminan de ser demasiado recomendables. Hay muchos otros que funcionan como si de lugares de apuestas con otras divisas se tratase, pero por lo general, no os aconsejamos probar suerte en nada que suponga, siquiera, acceder a la Deep Web.

jackpot-arcade.jpg Captura de pantalla

El 'YouTube' de la tortura

Se desconoce el verdadero nombre de este portal, pero los rumores sobre su existencia se cuentan por decenas. En teoría, se trata de una web en la que se suben vídeos sobre tortura a animales y seres humanos. Pero la cosa no queda ahí. Los torturadores comentan y se jactan de sus actos como si lo que están haciendo fuera un ‘show’ y ellos fueran auténticos ‘YouTubers’. Y mientras, van llevando a cabo las peores acciones posibles hacia sus víctimas ante la atenta mirada de miles de espectadores. Como siempre, la entrada a estos ‘sites’ está restringida e incluso su ingreso cuesta 300 dólares y una entrevista personal por Skype con el fundador de la web.

tortura.jpg Captura de pantalla

Crea tu muñeca (Humana)

Quizá estemos aquí ante la mayor brutalidad de la lista. Al igual que en otras páginas, elegimos los rasgos de una persona, en este caso, una mujer, como si estuviéramos ante el editor de un videojuego. El fin, en esta ocasión, es crear una muñeca humana. A la víctima, mujer, se le aplicarán toda clase de cirugías y procedimientos con el fin de obtener lo más parecido a una ‘muñeca’ posible. No vamos a profundizar en lo que hemos leído acerca de este tema porque excede unos límites que no son apropiados ni siquiera para las líneas que hoy os traemos, pero siendo ese el objetivo, ya os imaginaréis que las prácticas pueden llegar a ser de una brutalidad inimaginable. 

tumblr_lwn8k6y5hu1r05zcho1_500.jpg Captura de pantalla

Watch Dogs: hackers en la Deep Web

Los servicios de ‘hackeo’ son otro habitual de la Deep Web. A cambio de unos pocos cientos de dólares, se nos pueden llegar a proporcionar paquetes de números de tarjetas de crédito robadas, información personal y otra clase de datos sensibles que han sido sustraídos a personas aleatorias por algún virus o malware. Además, también podemos contratar de manera profesional a estos hackers y solicitarles acciones como conseguir contraseñas de Redes Sociales, email y similares, números de tarjeta de crédito… Todo el poder del protagonista de ‘Watch_Dogs’, pero en este caso, destinado a hacer el mal y venderse al mejor (o peor, mejor dicho) postor.

watch_dogs-2524945.jpg Captura de pantalla

No Love Deep Web: la Realidad Virtual de la Web Profunda

Con la Realidad Virtual ya prácticamente entre nosotros, encontramos en la Deep Web un juego denominado ‘No Love Deep Web’, que consiste en proporcionar a sus usuarios objetivos a llevar a cabo tanto en la propia Web Profunda como en la vida real. Ejemplos varios son los de buscar información sobre alguien, seguirle, ir a otras ciudades y responder una llamada para encontrar a otras personas… y esos entre los más “normales”. Ya os imaginaréis en qué consisten algunos otros. Acosar a una víctima, dejarle mensajes e incluso cometer crímenes más graves son algunas de las “acciones” que propone este juego extremo.

samsung-realidad-virtual.jpg Captura de pantalla

Hitman: contrata a un auténtico asesino a sueldo

Otra de las cosas que nos permite la Deep Web es contratar a asesinos a sueldo como si del Agente 47 estuviéramos hablando, aunque claro, dudamos mucho que con sus capacidades. Por precios que comienzan en los 400 dólares, podemos pagar a una persona anónima, y solo con indicarle el lugar de residencia, el nombre completo y el país de nuestra víctima, el verdugo al que hemos pagado se encargará de ello. Este es uno de los puntos más sometidos a duda de la Web Profunda, y que muchas veces ha sido objeto de controversia ya que muchos afirman que tan solo es una estafa más de las que se pueden encontrar en estos rincones de Internet. Pero, quién sabe. No hay pruebas de que los asesinatos se hayan llevado a cabo, pero tampoco de que no se hayan realizado. ¿Quién iba a confesar haber encargado un asesinato?

hitman-agent-471.jpg Captura de pantalla

Y hasta aquí nuestro listado de las cosas más extremas que hemos encontrado investigando sobre la Deep Web. ¿A vosotros, qué os parecen? ¿Creéis que son verdad, o solo las dejáis en falsos bulos que se han extendido por la Red? Lo cierto es que la Web Profunda se dibuja como uno de los peores lugares a los que puede acceder el ser humano, y el cual refleja algunos de los crímenes y comportamientos más salvajes. Pero es precisamente lo difícil que resulta rastrear todos los puntos propuestos en esta lista lo que siempre plantea la inquietante duda sobre su veracidad. Así que, aquí entráis vosotros. ¿Os creéis todo esto, tenéis alguna prueba, queréis comentar algún caso más que no esté presente aquí? No dudéis en dejarnos vuestras opiniones en los comentarios. Como siempre, gracias por pasar el rato por aquí, nos vemos en la próxima… ¡y ni se os ocurra acercaros a la Deep Web ni lo más mínimo!
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad