Skip to main content
Publicidad

Nueva generación: Lo que no queremos

publicidad
feature
| WiiU PC PS3 PS4 360 - Minireport |

Suenan las trompetas de la nueva generación y los jugadores se lanzan a las armas. La batalla entre SONY y Microsoft con las rumoreadas Xbox 720 y Playstation 4 se inicia a base de rumores y filtraciones. En este océano informativo, tomamos la palabra para exponer lo que no nos gustaría ver bajo ningún concepto en las nuevas consolas. Estas son las lacras a eliminar en la next-gen. ¿Cuáles son las tuyas?

Minireport

Las consolas de nueva generación están "a la vuelta de la esquina". La maquinaria de la rumorología nos está dando a paso a los que aparentan ser los caminos que tomarán SONY y Microsoft con sus nuevas hijas tecnológicas, Playstation 4 u Orbis y Xbox 720 o Durango. La ruta que seguimos gracias a las filtraciones nos lleva por caminos optimistas, como los que hacen creer que PS4 costará en torno a los 400 euros, pero también por calles oscuras y sucias como la supuesta prohibición de los juegos de segunda mano. Queremos echar la vista atrás con este reportaje para conocer cuáles son los elementos de la presente generación que no deben repetirse en la futura. Estos son nuestros "anti-deseos" para la next-gen; cuéntanos los tuyos en este hilo de ZonaForo. Esperamos tu opinión. Ha llegado la hora de protestar.

Nueva generación: Lo que no queremos Captura de pantalla

Prohibir la segunda mano

Solo son rumores, pero no resulta del todo descabellado que las nuevas consolas de sobremesa traten de evitar a toda costa la segunda mano. Las razones están claras: juego que se vende de segunda mano, juego que queda fuera del “circuito oficial” y que no genera beneficios ni para el distribuidor, ni para el desarrollador. David Cage de Quantic Dream entiende tanto a los jugadores como a las empresas de la industria que tratan de vetar el tráfico de juegos usados. Crytek es más radical y está a favor de la prohibición. No se trata de una tendencia nueva, pues plataformas como Steam han exterminado la segunda mano de una forma muy sutil, pero sí de una decisión que puede inclinar la balanza hacia una u otra máquina next-gen.

Sin segunda mano, tiendas como GameStop perderían una enorme fuente de ingresos.
Sin segunda mano, tiendas como GameStop perderían una enorme fuente de ingresos.

Conexión permanente

No necesitamos que las nuevas consolas estén permanentemente conectadas a Internet. Es comprensible que algunos videojuegos ofrezcan funcionalidades que solo tienen sentido con una conexión permanente a la red (por pertenecer a un género como el MMO, por ejemplo), pero la conexión permanente no debe ser una obligación. Es fácil argumentarlo: Internet no existe en todas partes, y aunque las consolas domésticas cada vez están más conectadas, no conviene hacer esperar al jugador porque se produzca una caída de su red o del servicio de la máquina. Obligar al jugador a permanecer conectado es una decisión extremadamente polémica que cuenta con algún que otro precedente controvertido como Diablo III –salvando las distancias–.

El colorido mundo de Diablo III no es accesible sin Internet. Una lacra para muchos jugadores.
El colorido mundo de Diablo III no es accesible sin Internet. Una lacra para muchos jugadores.

Precios abusivos

Que las videoconsolas no son un producto de primera necesidad es algo que todos los jugadores saben, pero no es motivo para obligarles a pagar cantidades astronómicas por máquinas nuevas. Los analistas esperan que las nuevas máquinas cuesten entre 400 y 500 dólares –Wii U es un poco más económica–. Esta horquilla de precios sería razonable para el estreno de una nueva generación (recodemos los 600 euros que costó Playstation 3 en 2006). Una solución sería la planteada por Microsoft en Norteamérica a modo de experimento con Xbox 360; la venta de la consola por 99 dólares, con mensualidades y con permanencia de suscripción en Xbox Live durante dos años. El coste a largo plazo para el jugador puede ser mayor, pero al menos disfrutará de la nueva generación desde el minuto uno sin ahogar su cuenta corriente.

Ken Kutaragi de SONY con una flamante PS3 recién presentada a 599 euros.
Ken Kutaragi de SONY con una flamante PS3 recién presentada a 599 euros.

Pagar por jugar online

Los jugadores que llegan del PC estarán de acuerdo con este colectivo de usuarios que no está dispuesto a pagar por jugar online. Xbox Live Gold ofrece servicios como el acceso anticipado a las demos que, en pleno 2013, se antojan anticuados. La cuota mensual que religiosamente pagan los millones de jugadores que tienen en casa una Xbox 360 deja que desear en comparación con el servicio Playstation Plus, también de pago y disponible tanto en Playstation 3 como en PS Vita, donde el juego online es gratuito de base, y donde el Plus nutre a sus suscriptores de juegos gratis, almacenamiento en la nube y otros jugosos extras. Todo servicio de suscripción será bien recibido por la comunidad mientras no coarte principios básicos como el juego online, pues cada jugador será el responsable de sopesar si le compensa el pago mensual a cambio de lo que recibe.

Playstation Plus ha renovado el concepto de servicio de pago ofreciendo contenidos que realmente interesan.
Playstation Plus ha renovado el concepto de servicio de pago ofreciendo contenidos que realmente interesan.

Instalaciones eternas

La presente generación de consolas comenzó dividida en lo que a instalaciones de juegos respecta. Mientras que Xbox 360 no obligaba a instalar los juegos en sus inicios, Playstation 3 recurría a este sistema en un enorme porcentaje de sus títulos. Lo cierto es que no se trata de un mal mayor a priori –en teoría, el rendimiento desde disco duro es mejor–, pero es cierto que algunas instalaciones se vuelven demasiado pesadas por el tiempo que ocupan. Por norma general, no se debe estar en contra de esta funcionalidad –es un “mal menor”–, pero sí de cómo se termine aplicando. La nueva generación debe venir con instalaciones más suaves, optimizadas y que no maten el sistema mientras se realizan. Las actualizaciones en segundo plano llevan décadas en compatibles y es el momento de que lleguen a las consolas de sobremesa. Lo mismo sucede con las instalaciones de parches de actualización.

Pasos para jugar. 1. Comprar el juego 2. Llegar a casa 3. Instalar 4. Esperar a que se instale. 5. Seguir esperando 6. Descargar actualización obligatoria...
Pasos para jugar. 1. Comprar el juego 2. Llegar a casa 3. Instalar 4. Esperar a que se instale. 5. Seguir esperando 6. Descargar actualización obligatoria...

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad