Skip to main content
Publicidad

Niveles para volverse loco

publicidad
Minireport

Niveles para volverse loco Captura de pantalla

Todos tenemos nuestros límites. Se nos puede dar mejor o peor esto de los videojuegos, pero todos y cada uno de nosotros tenemos nuestras quimeras, esos momentos de nuestra vida en los que nos hemos topado con niveles tan difíciles que hemos estado al borde de la locura. Por lo difíciles que eran, por su extravagancia o su diseño artístico, este mundillo suele sorprenderte con momentos y propuestas que te descolocan por completo. ¿Recordáis el Templo del Agua, en 'The Legend of Zelda', o las intrincadas mazmorras de 'Daggerfall'? ¿Y qué nos decís de esas pesadillas en 'Max Payne'? Hay niveles que no son aptos para todos los públicos, y si habéis jugado a alguno de estos, seguramente tengáis un extraño recuerdo en vuestra memoria, una mezcla radical entre miedo y sorpresa, entre pudor y anhelo.

Odiamos estos niveles por muchos motivos. No solo porque sean difíciles, sino por muchos otros motivos que se suman a este primero. Son tediosos, su diseño es extravagante, nos aburren hasta la saciedad o es imposible descubrir un patrón concreto para superarlos. Está claro que un buen diseño de niveles debe incluir factores como una curva de aprendizaje bien medida, diversión, variedad y un diseño coherente. Cuando un nivel se sale de los cánones establecidos, puede sorprendernos, aunque no siempre para bien. Así, aquí tenéis nuestro listado de esos niveles en los videojuegos que casi terminaron por volvernos locos. ¿A cuántos habéis jugado?

Niveles para volverse loco Captura de pantalla

Pesadillas - Max Payne

Los dos niveles de pesadillas en Max Payne son impactantes por lo mucho que cortan la acción y te sumergen en una atmósfera oscura y claustrofóbica. Aquí no vale abusar del tiempo bala o tus habilidades de apuntado, sino que debemos salir de este laberinto de demencia nosotros solitos, si es que aguantamos ahí. Encontrar la salida es realmente difícil, y aunque se supone que para ello tan solo debemos escuchar de dónde provienen los llantos de bebé que se escuchan de fondo, es complicado determinar, en la mayoría de las ocasiones, si estos se acercan o se alejan de nosotros. Y, de todos modos, tampoco es que escucharlos nos ayude a concentrarnos o a sentirnos mejor. Es todo un cúmulo de sensaciones opresivas que hacen mella en el jugador, y que posicionan a estos niveles como dos de los más desconcertantes de todos los que hemos jugado. No los odiamos, simplemente, no nos gustaría jugarlos otra vez.

Niveles para volverse loco Captura de pantalla

Misión 7 - Los Simpsons: Hit and Run

La gran cantidad de obstáculos en el mapa, llevar ese barril nuclear con la cuenta atrás del temporizador clavándonos cada minuto en las manos y todos esos coches y rampas que hacían que nos estrellásemos y quedásemos bloqueados una y otra vez. El último nivel de "The Simpsons: Hit and Run" era un auténtico suplicio. Y eso que el juego en sí tampoco era demasiado difícil, pero esta última etapa es responsable de algunos cabreos importantes. La trampa del nivel, realmente, no eran su dificultad en sí, ni tampoco su duración, ya que si te lo pasas a la primera (como podéis ver en el vídeo que acompaña a estas líneas) no alcanza los 6 minutos en su recta final. Sin embargo, y por alguna extraña combinación de todos sus factores, sobre todo los repetidos 'Time Trial' que eran demasiado fáciles de fallar con los tiempos tan justos que tenían. Malditos barriles.

Slippery Climb - Crash Bandicoot

Crash Bandicoot es un juego que a muchos nos hizo sudar la gota gorda de verdad. Los viejos tiempos de PSX, cuando los videojuegos aún eran difíciles. Crash Bandicoot era un plataformas que no te solía poner las cosas fáciles. Todos los que habéis disfrutado de las aventuras del marsupial sabéis que el título no era especialmente amigo de los jugadores, pero este nivel ya superaba los límites del sadismo por varios puntos. ¿Solo un maldito 'Checkpoint'? ¿En serio, Naughty Dog? La dificultad de esta fase, que ya de por sí era ciertamente elevada, se veía exponencialmente multiplicada porque solo encontrábamos un punto de control que guardara nuestro progreso. Ahí, al más puro estilo arcade.

Rayman 1 - Allegro Presto

El primer juego de Rayman es, para muchos, uno de los títulos más difíciles que ha visto la luz en la historia de los videojuegos. Su diseño de niveles era fascinante a la vez que desconcertante, y es precisamente debido a esa extravagancia de diseños el motivo por el que no podemos quedarnos con ninguno en concreto. Solo os decimos (no, os recordamos) que, digáis lo que digáis, este juego no era moco de pavo. La muerte estaba en cada esquina y sorprende como un juego que en principio podría parecer fácil e incluso, infantil, fuera tan extremadamente complicado de superar. Muchos, de hecho, se quedaron por el camino, y se cuentan por muy pocos los jugadores que completaron al cien por cien el título. Los que lo disfrutásteis en su día sabéis que era duro. Lo sabéis perfectamente. Allegro Presto no era el nivel más difícil, pero sí a partir del cual la curva de dificultad del juego comenzaba a dispararse hasta lo imposible, y por eso está aquí.

El Gran Laberinto - Super Smash Bros. Brawl

Sí, sí. Ya sabemos lo que estáis pensando. ¿Un nivel de un juego de lucha en esta lista? Pero, pensad por un momento, que si está aquí es porque de veras es surrealista hasta límites insospechados. El Gran Laberinto es lo que ocurre cuando llevas los modos aventura en los juegos de peleas al extremo, y lo mezclas con una carencia de ideas importante, que es lo que le tuvo que pasar al tipo que diseñó este nivel. Una etapa en la que había que combatir contra todos los jefes del juego otra vez, estando estos tras puertas aleatorias que debíamos ir descubriendo para desbloquear cada enfrentamiento. Con deciros que necesitabas un mapa, (¡un maldito mapa, en un juego de peleas!) para guiarte por el nivel, ya os estaréis haciendo una idea de por qué está aquí. Vamos, que en aquel momento habríamos cambiado El Gran Laberinto por el modo historia de Street Fighter V encantados. ¿Eh? Vale, ya dejamos la bromita...

Niveles para volverse loco Captura de pantalla

Ciudad Infestada - Dark Souls

Y no, no hablamos de su dificultad y de que estas solo estuviera ocasionada por su caída de frames por segundo. La Ciudad Infestada de Dark Souls es un mapa claustrofóbico y turbio. Sumado a que el diseño del nivel en sí es una cloaca, todo lo demás se comporta como tal. Enemigos que nos lanzan escrementos, unas zonas de plataformeo implementadas a un nivel pésimo y, como os decíamos al principio, la caída dde frames por segundo es tan acusada, que a esta zona del mapa se la conoce como "La Ciudad sin Frames por Segundo". Que, bueno, de hecho es un nombre mucho mejor que eso de Ciudad Infestada. Es un cóctel desesperante, del que quieres salir cuanto antes, pero ya véis que debido a las complicaciones anteriores, la cosa no está demasiado fácil.

Niveles para volverse loco Captura de pantalla

Nivel 3 (AKA "Las Motos") - Battletoads

Si ya de por sí Battletoads es un juego cuya dificultad, coincideremos, es de las más elevadas que se ha visto nunca, la parte de las motos en el nivel 3 es inhumana. La velocidad y los obstáculos comienzan siendo moderados, pero en cuanto la cosa se pone seria, vaya si resulta desesperante. Si no lo habéis jugado, que no os engañe el vídeo que os adjuntamos bajo estas líneas. El nivel se lo está pasando algún Pro-Player que seguramente haya superado el viejo ensayo y error decenas de veces, pero las famosas "motos" de Battletoads le sacaban de quicio a todo hijo de vecino. Solo, mirad cómo se ponen las cosas a partir del segundo 'Checkpoint'. A esa velocidad y con semejante número de obstáculos en pantalla, al final todo terminaba siendo más una cuestión de memorizar el nivel que de tener reflejos o habilidad al volante.

La Biblioteca - Halo: Combat Evolved

A lo largo de toda esta lista, hemos tenido bastante clara la clasificación a la que se atenía cada uno de los niveles. Algunos están aquí por su dificultad, y otros por su extravaganza a la hora de ser diseñados. Sin embargo, La Biblioteca de Halo es uno de esos niveles que odiamos sin más. Ya está, nos vuelve locos, no nos preguntéis por qué. ¿Estar 30 minutos dando vueltas por pasillos idénticos mientras nos enfrentamos a los Flood? No, gracias. Es el nivel más tedioso de toda la puñetera saga y ni siquiera afecta a la trama, y lo peor de todo, es que en la remasterización tampoco se curraron nada para corregir esta lenta agonía. Al menos podíais haber metido un Warthog para que pudiéramos tirarnos esa media hora del infierno conduciendo, ¿eh Bungie?

Niveles para volverse loco Captura de pantalla

E3M7: Gate to Limbo - Doom

Un clasicazo como Doom debía tener su hueco en la lista, y lo hace con el nivel más desconcertante que podemos encontrar en todo el juego. 'Gate to Limbo' es una demostración en toda regla de lo mucho que puede llegar a desesperarte un nivel cuando sus desarrolladores así lo quieren. Vale que Doom estuviera diseñado para confundir. Toda la mecánica de los pasadizos secretos, los teletransportes (muchas veces aleatorios) y las llaves de colores, pero esta etapa del juego llevaba el concepto un paso más allá. El mapa está lleno de esos teletransportes que tanto odiamos, pero, sobre todo, de interruptores. Interruptores que no abren o activan nada a simple vista, pero que con ese sonido característico nos indican que algo ha pasado y nos vuelven locos buscando el origen del cambio que se ha producido. Y quizá creas que vas por el buen camino y todo va según lo previsto, pero no tardarás en toparte con otro teletransporte que te llevará a algún lugar random del mapa, y vuelta a empezar.

8-4 - Super Mario Bros

Si lo habéis jugado, sabéis por qué está el primero en esta lista. Dejaremos a un lado que la banda sonora del castillo de Bowser siempre añade esa tensión y presión adicionales. También que la atmósfera gris, donde lo único que destaca en color es todo aquello que puede matarnos, no ayuda mucho a que nos encontremos mejor. Pero las malditas tuberías, ese es el problema. En este nivel, debías seguir una ruta muy estricta y entrar por las tuberías correctas en el orden adecuado si querías avanzar, porque si no, estabas condenado a un bucle de agonía en el que el nivel se repetía una y otra vez mientras el tiempo descendía del contador y nuestra paciencia se iba agotando. Es el nivel más frustrante al que hemos jugado nunca, y que sin duda podía dejar secuelas en nuestras cabecitas de niños que creían que Super Mario Bros era un juego fácil.

Niveles para volverse loco Captura de pantalla

Y hasta aquí nuestro listado de niveles más locos, difíciles y desquiciantes de los videojuegos con los que nos hemos topado. Pero, como siempre, esta clase de listados son algo muy personal, por lo que nos gustaría mucho conocer vuestra opinión. ¿Cuál es ese nivel que os ha desconcertado por completo? ¿Y el que os ha sacado de vuestras casillas? Escribirnos vuestras opiniones y propuestas personales en los comentarios, a ver si entre todos descubrimos algunos otros niveles que se merezcan estar en este texto. Como siempre, gracias por pasar el rato por aquí, ¡y hasta la próxima!

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad