Skip to main content
Publicidad

Maestros de la espada

publicidad

Dante – Devil May Cry

Dante está de moda. El protagonista de la franquicia Devil May Cry ha cambiado radicalmente con el reboot DMC de Ninja Theory, pero ya hace años era un personaje digno de mención gracias a su aspecto, a su personalidad y sobre todo a la gran habilidad con la espada. Se trata de un juego que es casi el precursor del género del hack and slash tal y como lo conocemos hoy en día en las consolas modernas. El dominio de espadas es su gran virtud junto a los momentos de pistolas dobles. Rebellion es la espada más conocida del protagonista de la franquicia de Capcom, aunque cuenta con otras también reoconocibles como la Force Edge. Los ataques de Dante espada en mano son variados: desde movimientos de asalto y directos a otros circulares con mayor rango de acción, cortes hacia arriba, abajo y los lados y combinaciones de cortes rápidos. Combinables con otro tipo de armas como hemos podido ver recientemente con DmC.

Kratos – God of War

Uno de los grandes referentes de Playstation y Sony es sin duda Kratos, protagonista de la serie de juegos de acción God of War. Se estrenó por primera vez en el tramo final de vida de Playstation 2, y ha mantenido un gran nivel gracias al frenetismo e intensidad de los combates que muestra. Además de la brutalidad de los ataques. A Kratos se le reconoce fácilmente blandiendo dos espadas del caos, de hoja corta que tienen como particularidad la transformación en cadenas que sirven para llegar más lejos que una espada normal. No es lo único que Kratos mueve con maestría, ya que también va encontrando y usando otro tipo de espadas, desde la espada del olimpo a otras espadas dobles como las espadas de Ateneas o del Exilio, capaces de acabar con enemigos y usarse para saltar de plataforma en plataforma. Armas versátiles más allá de cortar enemigos a diestro y siniestro.

Starkiller – Star Wars: El Poder de la Fuerza

La presencia de Star Wars en el mundo de los videojuegos ha tocado desde hace muchos años teclas de lo más diversas. Desde juegos de disparos en scroll lateral a propuestas RPG y llegando hasta el género de carreras. Uno de los más atractivos, eso sí, fue el enfoque de juego de acción en tercera persona que se quiso dar con el Poder de la Fuerza, presentando un joven Starkiller como aprendiz del mismísimo Darth Vader. Y la gran oportunidad de controlar como nunca antes el mítico sable láser del universo Star Wars. El resultado es más que interesante en lo que combate se refiere, con un personaje muy ágil y dinámico que es capaz de hacer buenas combinaciones de ataques con el sable láser, cortando todo lo que se encuentra por delante. Aunque a la hora de la verdad el título no cumpliera con las expectativas en términos generales, como maestro de espadas Starkiller está fuera de dudas.

Ryu Hayabusa – Ninja Gaiden

El ninja creado por Team Ninja y Tecmo que tantos dolores de cabeza dio a los jugadores que se acercaban a las recreativas durante los años noventa reapareció a mediados de los años 2000 con una nueva entrega que se convertiría en referente absoluto de los hack and slash, sobre todo con la revisión Ninja Gaiden Black. Ryu Hayabusa se erigía como un ninja silencio, oscuro y letal gracias a la gran cantidad de ataques que podía mostrar con su espada de dragón. La profundidad de movimientos –digno de un juego de lucha- es una de las virtudes de la franquicia. Como buen maestro de espadas, su evolución lógica en Ninja Gaiden 2 fue letal gracias a la presencia de las obliteraciones. Con ellas, la espada se convertía en una arma definitiva capaz de cortar extremidades de los enemigos y dejarlos totalmente inutilizados antes de morir definitivamente. La contundencia de Ryu con la espada se la hemos visto a pocos personajes en el mundo de los videojuegos.

Geralt de Rivia – The Witcher

CD Projekt se ha convertido en una de las grandes compañías de la presente generación gracias al trabajo que han realizado con las dos entregas de The Witcher, Action RPG primero exclusivo de PC y la secuela también disponible en Xbox 360 que sabe combinar de manera perfecta la acción de los combates cuerpo a cuerpo con los elementos roleros y una trama madura e interesante. El protagonista de todo esto es Geralt de Rivia, un brujo que se gana la vida como cazador de monstruos y que tiene como principal habilidad en el combate el manejo de la espada con gran soltura. Sobre todo si en el árbol de habilidades empezamos a desbloquear ataques y movimientos que van desde contragolpes a contundentes acciones. Geralt tiene siempre dos espadas disponibles, una de acero para acabar con los enemigos humanos y una de plata para atacar a todo tipo de enemigos fantásticos: grifos, estriges, dragones, etc.

Link – The Legend of Zelda: Skyward Sword

No podíamos hablar de grandes espadachines de la historia de los videojuegos y olvidarnos de la presencia de Link, uno de los luchadores con espada más reconocidos de la industria. El protagonista de la saga The Legend of Zelda, de Nintendo, lleva muchos años –más de 25- mostrando bondades con su espada. Desde el mítico ataque circular que nos permite salvarnos si estamos rodeado a la clásica carrera con pinchazo final, Link siempre ha sido un personaje ágil con la espada, sobre todo con la mejoría que recibió gracias al Z Targetting de Ocarina of Time, que permitía moverse alrededor de los enemigos y atacar en el momento justo. Nos hemos quedado con el último Link aparecido, el de Skyward Sword, porque precisamente el uso de la espada es uno de los principales reclamos del título, ya que el wiimote plus responde 1:1 a lo que queremos hacer. Cortes en distintos ángulos y movimientos para superar las defensas de los enemigos y un control que nos transmite la sensación de hacer lo que deseemos con la espada a través del mando.

Raiden – Metal Gear Solid: Revengeance

Terminamos el reportaje con el último de los grandes maestros de la espada que nos llega en breve al sector. Metal Gear Solid: Revengeance es un hack and slash ambientado en el universo creado por Kojima y protagonizado por Raiden, un personaje que no era muy querido en Metal Gear Solid 2 pero que se ganó el fervor de los usuarios después de su cambio y aparición en la cuarta entrega numerada de la saga de Konami. Raiden se ha convertido en un auténtico espadachín capaz de hacer cortes y obliteraciones de diversa índole gracias al control con el stick analógico derecho que Platinum Games ha diseñado para este hack and slash. El ritmo frenético de los combates, la presencia de ataques rápidos y otros más fuertes y la libertad para cortar a diversos enemigos a la vez –que ofrece precisión y espectacularidad- son elementos de sobra para considerar al nuevo Raiden uno de los grandes maestros de la espada. Por si había dudas después de Metal Gear Solid 4.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad