Skip to main content
Publicidad

Los televisores del futuro

publicidad
feature
| GDG WiiU PC PS3 PS4 360 XBO - Minireport |

Tras la reciente celebración del IFA 2013 de Berlín, los fabricantes de televisores más importantes del mundo han mostrado sus últimos modelos con nuevas tecnologías como resoluciones 4K o paneles curvados. Os acercamos una selección de los televisores más sorprendentes que tratarán de revolucionar el mercado durante los próximos años.

Minireport

Como todo dispositivo o gadget, la evolución de los televisores es imparable. Hace tan sólo unos años acceder a un panel Full HD representaba un desembolso de dinero considerable, todo para aprovechar la por aquel entonces sorprendente resolución 1080p para la reproducción de Blu-Ray y algunos videojuegos de sobremesa de una generación que ya termina. Mientras que el estándar Full HD ha ido entrando progresivamente a nuestros hogares, los fabricantes no cesan de innovar en las capacidades de los futuros televisores. “Nuevos” añadidos como el 3D no parece que terminen de funcionar en el mercado, ya sea por la incomodidad de usar gafas destinadas a lograr dicho efecto o porque el consumidor, realmente, no necesita de tan publicitada característica. Quizás por ello, fabricantes como Samsung, LG o Sony ‒entre otros‒ apuestan por nuevas propiedades como la impresionante resolución 4K, los nuevos y sorprendentes paneles curvados o las enormes diagonales de pantalla que llegan a las 65 pulgadas, y más.

Los televisores del futuro TD

Los televisores del futuro prometen ofrecer todo tipo de beneficios al consumidor, con el fin de lograr una experiencia más inmersiva si cabe y una calidad de imagen cercana, o incluso, superior a la realidad. La reciente feria tecnológica IFA 2013 celebrada en Berlín hace unas semanas nos ha dejado interesantes novedades a nivel de nuevos gadgets y tecnologías que llegarán al mercado en un futuro próximo; aunque uno de los productos estrella de dicha muestra internacional han sido los nuevos televisores de los fabricantes más populares del sector, los nuevos paneles que llegarán al mercado durante los próximos años con interesantes novedades a nivel tecnológico que todavía está por ver si terminan por quedarse definitivamente o pasan sin pena ni gloria en un mercado realmente voraz. A continuación os ofrecemos una selección de los televisores del futuro.

Philips 9000 Ultra HD

Empezamos con un fabricante que, si bien no es de los más populares en la actualidad a nivel de pantallas, sí ofrece una gran calidad con sus nuevos productos. Fruto de ello nace la nueva serie 9000 Ultra HD TV, un televisor de la marca holandesa Philips con la resolución 4K como principal atractivo. Así, se ofrece en dos tamaños diferentes ‒65 y 85 pulgadas‒, eso sí, a unos precios prohibitivos, llegando el modelo superior a los 15.000 euros. Además ‒y como no podía ser de otra manera‒, ofrece la tecnología Ambilight, lo que garantiza un nivel de inmersión superior con el juego de iluminación posterior, incluso ampliable a las lámparas de nuestro salón mediante la opción llamada Hue. Dicho modelo es capaz de escalar contenidos Full HD a 4K, con un resultado sorprendente por su calidad. Un televisor muy capaz con un precio de 5.000 euros en el caso del modelo de 65 pulgadas; a pesar de su elevado precio, no olvidemos que estamos ante los televisores más modernos del mercado. Así, hasta que dichas tecnologías no terminen de asentarse, sólo los bolsillos más pudientes tendrán acceso a ellas, tal y como viene sucediendo con cada nueva generación de televisores.

Sony Bravia X9

La compañía nipona apuesta decididamente por su tecnología Triluminos para sus nuevos televisores 4K, una retroiluminación de panel enfocado que comportará una mayor fidelidad de color, uno de los mayores problemas de los paneles LED. Así, Sony ha logrado incrementar la gama total de puntos hasta un 150%, mejorando además el consumo energético en un 30% y aumentando, al mismo tiempo, el brillo entre 40 y 100 veces. El modelo Bravia X9 que nos ocupa se sirve de todas estas novedades para mostrar unos colores muy vivos y perfectamente definidos ‒además de unos negros de gran calidad‒ ofreciendo una experiencia audiovisual brillante, acompañada por el set de altavoces laterales integrados, paliando así otro de los escollos de los televisores planos, el audio.

Panasonic Smart Viera WT600

Se trata de un televisor de 65 pulgadas con una resolución 4K con unas características de lo más interesantes; a un diseño algo sencillo y sobrio, se une la entrada 4K 50/60p, HDMI 2.0, DisplayPort 1.2a, hasta 2.000 Hz Backlight Scanning y las tecnologías Intelligent Frame Creation o el nuevo Motion Engine 4K, un auténtica bestia que asegura las imágenes en movimientos más nítidas y naturales en este nivel de paneles. El lote se completa con el certificado THX 4K, el Area Gamma Control y el Local Dimming Pro para mejorar el contraste de las imágenes, todo para disfrutar de la mejor calidad de imagen en películas y videojuegos. Como decimos, su diseño se reduce a la mínima expresión, con un marco metálico realmente fino. Su serie de sintonizadores dobles permite que podamos disfrutar de diferentes entradas de canales al mismo tiempo partiendo la pantalla en diferentes secciones o enviar un programa concreto a una tablet y seguir visionando dicho contenido; para ello cuenta con Wi-Fi, Bluetooth y DLNA, además de una cámara para videollamadas vía Skype. Por el momento no hay fecha ni precios definitivos, aunque a bien seguro se situará entre los 5.000 y 6.000 euros.

Samsung S9

La serie S Ultra HD de Samsung se está convirtiendo en protagonista de esta nueva remesa de televisores 4K, siendo el modelo S9 uno de los más imponentes gracias a sus 85 pulgadas y su ultra alta definición 4K. Incluso se ofrece una versión de 110 pulgadas, con una resolución de 3.840x2.160 píxeles y un procesador de cuatro núcleos, incluyendo la tecnología Samsung Evolution Kit, una auténtica locura que muestra el futuro próximo de los televisores, eso sí, sólo para los más pudientes. Su diseño, llamado Timeless Gallery, ofrece un aspecto único gracias al caballete que aguanta el enorme panel y que le da cierto aire a obra de arte. Para los que quieran disfrutar de la última tecnología sin tener que desembolsar varios miles de euros, Samsung presentó también nuevos modelos de la familia S algo más accesibles, de 55 y 65 pulgadas, con varias de estas mejoras ya incorporadas y un diseño similar, como la posibilidad de alargar el ciclo de vida del producto gracias al Evolution Kit, que permite cambiar el módulo de proceso principal para adaptarlo a mejoras futuras de hardware.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad