Skip to main content
Publicidad

Los peores juegos de la generación

publicidad
feature
| Wii PC PS3 360 - Reportaje |

Las obras más infames y los proyectos fallidos que han marcado la cara más oscura de la generación de consolas que está llegando a su fin. 25 títulos que no consiguieron ni por asomo sus objetivos.

Reportaje

Hablar de los mejores juegos de la generación siempre es bonito. Cada uno puede tirar al aire una lista con sus juegos favoritos. Franquicias consagradas, novedades que han sorprendido a la crítica o público, ese juego que hace renacer un género que dábamos por olvidado… es fácil pensar en nombres como Uncharted, Super Mario Galaxy, Halo, Skyrim, Metal Gear, Zelda. Pero la industria de los videojuegos esconde otra cara que está alejada de los Triple A y los bombazos atemporales. Una cara mucho más oscura en la que se pueden encontrar los peores juegos que se han diseñado. La generación llega a su fin, y ante esta situación hemos decidido que es el momento de repasar los peores juegos que han salido en las plataformas que nos dicen adiós.

Trabajar escribiendo análisis puede parecer algo privilegiado. Y en muchos casos lo es, ya que uno puede dedicar horas a despedazar juegos que saldrán posteriormente a la venta. A todo el mundo le gusta analizar un gran título. Pero no siempre es oro todo lo que reluce, y dedicar horas a trabajar en algunos de los peores juegos que las compañías sacan a la luz puede llegar a ser desesperante.  Y esto también ha pasado por todos los integrantes de la redacción de Meristation, que en algún que otro momento han tenido que lidiar con la más fea del baile. Ahí es donde la profesionalidad aflora, o debe, para poder sacar adelante la cara menos simpática del trabajo de criticar videojuegos: los petardos.

La intención de este artículo es repasar algunos de los peores videojuegos que han ido apareciendo a lo largo de la generación de consolas dominada en ventas por Wii y destacada por la batalla entre Playstation 3 y Xbox 360. Tres plataformas que han cosechado algunos de los mejores videojuegos de los últimos años, pero que han dejado por el camino propuestas olvidables que uno no sabe si son así por ignorancia o por la mala fe de los desarrolladores que se encargaron de ellas. Títulos que podrían entrar en los peores juegos de la historia que vimos hace años. Repasamos títulos que en Meristation han recibido una nota inferior al 4. Y eso que en algunos casos nuestros redactores fueron hasta benévolos.

Onechanbara: Bikini Samurai Squad
Plataforma: Xbox 360
Nota: 3

Si se ponen encima del papel las propuestas de Onechanbara: Bikini Samurai Squad uno puede pensar que estamos ante un bombazo de dimensiones descomunales. A saber: zombies a montones, chicas en bikini y sangre que se cuenta por litros. Todo muy japonés, naturalmente. Pero deficientemente ejecutado. El resultado es un título cargado de clichés y mucha caspa que se convierte además en un hack and slash repetitivo y pesado hasta decir basta. Técnicamente es muy pobre, un diseño de niveles pobre y una narrativa caótica tanto en mecánica de juego como en historia. Un servidor había escuchado tantas maravillas del título que lo encontró de viaje en Estados Unidos y se hizo con él. “No puede ser tan malo”, pensé. Duró menos de una hora, que pareció una eternidad.

Pure Football
Plataformas: PC, Playstation 3, Xbox 360
Nota: 2

El mismo año en el que España ganó el mundial de Sudáfrica, Ubisoft se decidió lanzar al mundo de los videojuegos balompédicos para intentar coger un trozo del pastel que se estaban repartiendo desde hacía tiempo la saga FIFA y la saga Pro Evolution Soccer. Pure Football se llamaba, pero lo de “puro” todavía no ha quedado claro a qué se refería exactamente. 17 selecciones con jugadores reales jugando en partidos de cinco jugadores y con normas alejadas del fútbol real. Bueno, puede ser divertido a lo arcade, puede pensar uno. Error. El tono Cel-Shading se podía tomar como un intento simpático y desenfadado de recrear el fútbol de selecciones, pero lo que ya no tenía pase era la respuesta tan lenta de jugadores: parecía que jugáramos con lag a pesar de estar en el modo offline. Compañeros que de golpe reaccionaban como tigres y otras veces se quedaban embobados, regates aleatorios, eliminaciones incomprensibles (¿en serio no se podía desarrollar el saque de portería con el pie?), pocos modos de juego y la sensación que se quiso aprovechar el tirón del mundial. Nunca se supo de un Pure Football 2, por suerte.

Steel Battlalion: Heavy Armory
Plataformas: Xbox 360
Nota: 3

Steel Battlalion fue una pequeña y cara joya de la primera consola de Microsoft que pedía un mando enorme con dos joysticks y muchos botones para controlar un mecha en plena zona de combate. Ahora, muchos años después, llegaría esa misma experiencia mezclando el mando de la consola Xbox 360 con Kinect. Una mezcla explosiva, sí. Estamos ante un videojuego que tiene un problema principal, grave y que dilapida cualquier otra cosa que podamos decir, sea buena o sea también mala: no funciona. Calibrando el Kinect constantemente hasta el infinito el juego no interpretará nuestros movimientos. Querer sobrevivir en medio de un conflicto armado con Kinect como nuestra herramienta de salvación queda claro que no será útil si hay una tercera guerra mundial. Suspenso pues, y a otra cosa. Bueno, podemos añadir para acabar de condenarlo que la IA era muy pobre y las misiones, poco inspiradas.

Ride to Hell: Retribution
Plataformas:Pc, Xbox 360, Playstation 3
Nota: 2

Uno de los últimos juegos que ha llegado recientemente a las consolas que están a punto de cerrar su ciclo como plataformas principales es Ride to Hell: Retribution, un videojuego que fracasa en su intento de trasladar el mundo motero norteamericano a los videojuegos. Solo acierta en lo de “infierno” en el título, ya que jugarlo es eso. Infernal. Y es que si un título está originalmente cancelado es importante ir con cuidado si se quiere recuperar, que por algo sería. A medio hacer, con físicas irreales, quicktime events pesados e imprecisos, repetitivo y poco profundo además de corto y la sensación que el juego no sabe si quiere ser serio o paródico. Nos cansaremos de hacer lo mismo una y otra vez ante un acabado audiovisual poco cuidado. Como todo el juego.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad