Skip to main content
Publicidad

Los mejores finales de la generación

publicidad
feature
| PC PS3 360 - Reportaje |

Muchos son los finales vistos en esta generación. Pocos son los llamados a ser recordados por su grandeza, su sorpresiva naturaleza o su emoción indescriptible. Repasemos algunos ahora que la Séptima se acaba y la Octava asoma ya su rostro.

Reportaje

ATENCIÓN: SPOILERS MASIVOS

The End
Son las 3 a.m. de un día cualquiera entre semana. Mañana tenemos clase/trabajo/un examen/un viaje importante. Tenemos que madrugar, apenas dormiremos 3-4 horas. Pero nada ni nadie en el mundo nos apartaría en ese momento del televisor, solamente un corte de luz o un fallo físico haría que separásemos nuestra atención de la pantalla. Es un momento imperturbable, casi mesiánico que parece suceder a cámara lenta. No hablamos, casi no respiramos. Los ojos abiertos de par en par y los dedos sujetando el pad con fuerza, aunque sin tocar ninguno de los botones. Estamos asistiendo al final de un videojuego. Pero no a uno cualquiera. No al típico que se veía venir desde la intro inicial, sino a uno de esos que, ya sea dramático o triste, apoteósico o sorpresivo, nos deja sin palabras. Sin palabras porque nos coge por sorpresa, o porque nos arranca una emoción, o porque nos pone una sonrisa en los labios.

Finales ha habido muchos en la Historia de los Videojuegos. Llevamos 40 años y siete generaciones viendo finales. Y los ha habido de todas clases: Finales apresurados, otros claramente abiertos para próximas entregas, endings que prometían resolvernos dudas y en vez de eso nos crean nuevas, finales cíclicos que le dan sentido completo a la trama. Y casi siempre, cuando han sido definitivos para una IP/saga, con un componente de tristeza porque debemos decirles adiós a esos personajes con los que llevamos tiempo a su lado. Algunos juegos requieren de varias entregas para construir esa sensación. A otros solamente les basta un único título con su inicio y su final para capturarnos por siempre jamás. Y de estos últimos, sin duda el más reciente que ha logrado no solo la hazaña de echar de menos a sus protagonistas con apenas 12-20 horas de juego, sino esa maravillosa sensación de querer compartir con alguien las sensaciones vividas, de discutir qué demonios hemos experimentado frente a una copa en un bar para intercambiar puntos de vista, ha sido Bioshock Infinite.

BioShock Infinite (360) Captura de pantalla

Y es que el final parido por ese guionista de cine reconvertido en insigne creador de experiencias jugables que es Ken Levine es de los que provocan ese efecto en que parece que es el juego el que se te queda mirando, sonriendo en plan "¿Qué, a que no te esperabas eso?". Pero Columbia no ha sido la única en dejarnos a cuadros de kilt escocés esta Gen, así que vamos a recordar otros finales que merecen recuperarse antes de retomar la odisea aérea colonialista. Por descontado no están todos los que son, ni son todos los que están. Os invitamos a que los comentemos en los foros, si estáis de acuerdo o no, y sobre todo que nos digáis los que os impactaron a vosotros de la presente y ya finita casi 7ª generación. Pero antes, vamos a comenzar. Y lo vamos a hacer con fuerza, con vampiros y con un título japonés en su propiedad, pero español en su desarrollo.

Castlevania: Lords of Shadow
2010 –PlayStation 3, Xbox 360

Después de dos generaciones intentando lograr el salto definitivo a las 3D de una serie que se resistía por siempre a abandonar sus 2D nativas, Konami, Hideo Kojima de productor ejecutivo y los madrileños MercurySteam lograron que los Belmont, el Vampire Killer y Castlevania se adaptase a los entornos y la cámara en tercera persona en los sistemas HD de sobremesa del momento. Y lo hacía para rebootear, reiniciar la saga en un planteamiento que si bien a nivel jugable es discutible y al que se le puede achacar de excesivo parecido con otros como God of War, lo cierto es que a nivel narrativo y audiovisual el título se destapaba como un espectáculo Triple A que además se permitía el lujo de reescribir la historia de un clan, los Belmont, y de un enemigo, Drácula, para mezclarnos en un entente cordiale demoníaco que sigue sorprendiendo tanto como siendo controvertido.

Gabriel Belmont ha perdido a su esposa. Y quiere venganza, busca venganza, necesita sangre para tranquilizar su alma. Partiendo detrás de los Señores de la Oscuridad, la cruzada de Gabriel tiene más de retribución personal que de odisea para derrotar al mal rampante. Pero dicen que el odio genera más odio todavía. Y que para combatir al Mal hay que convertirse en Mal. Y es así como el primer Belmont pasa a sacrificarse y convertirse en la criatura que llevamos 25 años derrotando desde que la saga naciese un glorioso año 1986 en la mítica Nintendo NES. Solamente así es como la Oscuridad es derrotada por la Oscuridad en igualdad de condiciones, ya que la Luz poco tiene que hacer aquí. Brillante, triste, sorpresivo, descorazonador, Gabriel tiene una nueva vida de redención que soportar mientras su mujer le jura amor eterno desde el Cielo.

Pero es la secuencia siguiente la que más comentarios ha creado, presentándonos a un Drácula que solo responde ante su nuevo nombre, que pasa los siglos ocultos. Y que atraviesa una cristalera que nos devuelve de un golpe a la realidad, a los tiempos actuales, a una época presente en la que el Hombre ya no cree en Dioses, pero en la que el Mal sigue caminando con pies terrenales. Saltando a un momento presente que poquísimas veces la saga Castlevania se ha atrevido a pisar –en un par de capítulos de GBA/DS de Igarashi-san, Aria y Dawn of Sorrow-, Lords of Shadow nos planteaba un Drácula que soporta en plena época moderna el paso de los siglos, pero al que aún podría concedérsele una nueva oportunidad. Cismático, polémico, LoS consiguió su objetivo no sólo de no dejar indiferente, sino de cerrar un gran título con un final –fuera parte de su epílogo moderno- a la altura de la tristeza de los personajes y el sentido de desesperanza hagamos lo que hagamos que movían la trama.

castlevania-lordsofshadow.jpg IPO

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad