Skip to main content
Publicidad

Los fails de la generación

publicidad
feature
| Wii PC PS3 360 - Reportaje |

La llamada Generación HD se despide para dar paso a PlayStation 4, Xbox One y los nuevos ordenadores. Han sido casi ocho años de grandes juegos, nuevas consolas, protagonismo del online en PC, formas de jugar distintas, portátiles potentes... pero también es hora de valorar cuáles han sido los tropiezos, las promesas no cumplidas, los equívocos de estos años y lo peor que ha dado la industria en la era de PS3, 360, PC y Wii.

Reportaje

Queda un mes. PlayStation 4 y Xbox One ya abarrotan sus respectivas cadenas de montaje al tiempo que las mejores tarjetas gráficas, de sonido, memorias y demás componentes de ordenador no cesan su ritmo de actualizaciones y versiones mejoradas para afrontar lo que todos llamamos la next-gen. Y por su parte, Nintendo, trabaja duro en sus productos estrella y acuerdos third party para hacer que Wii U sea todo lo deseable y competitiva posible. Pero antes de todo esto, es conveniente echar la vista atrás y junto a valoraciones positivas como Los 100 juegos de PS3 -muy pronto repasaremos Los 100 de 360- mirar también con una lente crítica. Desde 2005 que empezamos a recibir la enorme montaña de títulos en Alta Definición y empezaban a esbozarse sagas hoy de total prestigio como Mass Effect, Uncharted, Wii Sports, Bioshock, Modern Warfare, Super Mario Galaxy, Left 4 Dead o Gears of War, las máquinas y las compañías también han incumplido promesas de ésas que auguraban una generación rompedora, han cometido tremendos errores estratégicos o han caído en fallos que para muchos analistas del sector son aún hoy intolerables. PlayStation 3, Xbox 360, Wii y PC en sobremesa junto a PSP y DS en el terreno portátil hasta la implantación móvil y la llegada de 3DS y PSVita. Un escenario multiplataforma donde ninguna se libra de algún fail destacable, algún tropiezo para recordar.

Este Reportaje repasa esos grandes equívocos de la generación, también imprevistos muy molestos para el usuario o promesas que jamás vieron la luz. ¿Dónde está The Last Guardian? Quizá no deba salir nunca si va a correr la misma suerte que Duke Nukem Forever. O quizá se quede en el limbo como aquel sorprendente y extraño Wii Vitality Sensor, presentado antes del Motion Plus que por fin daba al Wiimote la precisión que se prometía. Aunque bueno, mejor eso que un arreglo como el de Sony con su SixAxis reconvertido en DualShock 3 pese a repetir infinitas veces que era imposible colocar vibración a ese pad. Desde luego PS3 ha sufrido, especialmente con aquel hackeo de PlayStation Network, un acontecimiento histórico que no tiene precedentes en las transacciones online y que por suerte solo se quedó en un susto. Susto también el que daba la máquina de Microsoft con el llamado Anillo de la Muerte, las Tres Luces Rojas que en PS3 se tradujeron en una pesimista luz amarilla de sobrecalentamiento. Y sobre calentamiento, quizá el que debieron sufrir los servidores de juegos como Diablo III, Sim City o el más reciente Grand Theft Auto Online, destrozados en su primer día de estreno. Cómo con éstos, los jugadores hemos sido testigos de muchos otros fails, los siguientes:

La cúpula directiva de Sony pide disculpas en un vídeo público por el ataque a PlayStation Network y la información privada de millones de usuarios.
La cúpula directiva de Sony pide disculpas en un vídeo público por el ataque a PlayStation Network y la información privada de millones de usuarios.

Vida corta del HD-DVD

En la guerra del cine doméstico en Alta Definición, Sony se quedó con el Blu-Ray mientras que Microsoft le correspondía con el HD-DVD. Iba a ser una competición encarnizada, de dos formatos muy distintos en arquitectura y capacidad de almacenamiento o precios que además, como ha ocurrido en otras generaciones, iban a tener un respaldo inicial por las nuevas consolas de aquellos años, PlayStation 3 y Xbox 360 respectivamente. Se lanzaron y las estanterías comenzaron a llenarse de películas en HD, en Blu-Ray y HD-DVD. También se lanzaron los primeros reproductores individuales de ambos formatos o incluso enormes paquetes de series y documentales. Los televisores iban saltando a la HD y el DVD corriente empezaba a desvirtuarse como imagen de calidad, aunque no descendían las ventas de éste. No se sabía muy bien qué iba a pasar, ninguno de los dos nuevos digitales cogía fuerza. Pero poco a poco los discos de caja azul se iban viendo más, en todos los mercados, desde Estados Unidos a Japón y eso que Xbox 360 tenía un parque de consolas instalado y ventas mundiales superiores a PS3 mes a mes.

El HD-DVD no convencía como estándar a quedarse durante años. El propio Hideo Kojima bromeó con el formato de Microsoft, justo al hablar de la hipotética llegada de Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots a Xbox 360, alegando que no había planes para ello y que harían falta 17 DVDs para meter todo el juego puesto que el HD-DVD parecía no existir, una exageración que realmente sonó muy fuerte entre los jugadores y que, hoy por hoy, por ésta u otras razones, MGS4 sigue siendo exclusivo de PS3, la que en aquellos momentos muchos llamaban "la bestia negra" de Sony. Así, hoy es difícil encontrar una película nueva en HD-DVD, es un formato que ya ha caído en el total desuso ya que ni siquiera la propia Xbox 360 y sus juegos lo amortizaron, se quedaron en DVDs de mayor capacidad a los 4,7GB estandarizados en la época de PS2 y la primera Xbox. Pasó pronto a mejor vida, un formato de corto recorrido que no pudo con su competidor pese a los optimistas planes iniciales y, con ello, la indecisión desagradable del usuario.

Esta imagen sobre cómo se resolvería supuestamente Metal Gear Solid 4 en Xbox 360 corrió como la pólvora en internet.
Esta imagen sobre cómo se resolvería supuestamente Metal Gear Solid 4 en Xbox 360 corrió como la pólvora en internet.

PlayStation Network, hackeada

Han pasado dos años y medio y todavía no se conocen exactamente todos los detalles, ni siquiera hay confirmación oficial de la autoría. El hackeo de cuentas de PlayStation Network es uno de los hitos de esta generación por lo que supuso, lo que podría haber sido y cómo se afrontó desde la popia Sony, con un agachado de cabezas y pedida de disculpas público de toda la cúpula de la división de entretenimiento electrónico. Nunca en la historia de internet tantos datos bancarios, contraseñas y detalles privados de los millones de usuarios que tiene la red de PlayStation 3 habían sido expuestos así ante un ataque informático producido por un grupo organizado. Se habló de una amenaza activista de Anonymus, de una llamada de atención más inocente de lo que podrían temer los más pesimistas o incluso de un grupo de jugadores enfadados por la pérdida de retrocompatibilidad de PS3 con conocimientos de informática avanzada. Muchas fueron las teorías, pero PSN, la Store y el juego online permanecieron cerrados más de dos semanas y todos lo jugadores con el corazón en vilo y periódicas miradas a la cuenta bancaria para comprobar que no había extracciones indeseadas. Todo esto con DC Universe Online recién estrenado en la plataforma e injugable por ello.

Sony consiguió arreglar el asunto y hacer que la información al respecto, por secretos de sumario y probablemente interés de la compañía, no se aireara demasiado. A los jugadores se nos obligó a cambiar de contraseña y se nos recompensó con un par de juegos descargables dentro de las ofertas de la Store en ese momento, títulos como InFamous, Dead Nation, Little Big Planet o Wipeout HD, una medida cuestionable y todavía hoy debatida. Realmente fueron pocos los casos oídos de contraseñas robadas o extracciones bancarias involuntarias. Podría haber sido mucho peor aunque durante días no fueron pocos los que permanecían atentos a foros y comunidades de clientes PlayStation para comprobar si había habido irregularidades o se iba a arreglar algo. Otros, muchos también, optaron por desactivar cualquier relación con el servicio. Desde luego, un fail en toda regla para Sony, la confianza de sus consumidores se deterioró, y, por suerte para la multinacional, no tanto como muchos auguraban.

Los fails de la generación Captura de pantalla

Las Tres Luces Rojas, el RRoD

Xbox 360 ha sido en general una consola muy estable, de precio permanentemente más bajo que PlayStation 3 y varios modelos en su vida para ir refinándose, mejorando componentes, abaratándose, ampliando disco duro, etc. Pero hay un mal endémico que salpicó sobre todo sus primeros modelos, los clásicos, y ese fail son las llamadas Tres Luces Rojas de la Muerte, o en su mote original Red Ring of Death (Anillo Rojo de la Muerte). Que la consola mostrara de repente y sin motivo justificado en su panel frontal de encendido tres de sus cuatro LEDs luminosos en rojo en vez de verdes significaba la suspensión total y automática del sistema. Y lo peor de todo esto es que fue -y es- un accidente bastante habitual, muchísimos jugadores lo han sufrido y no siempre la máquina está en garantía o hay buen ritmo de reparación en el servicio técnico. Para muchos, éste es el mayor fail de esta generación, un tropiezo inadmisible en productos tecnológicos de consumo por el desembolso económico enorme que supone una videoconsola -especialmente en sus primeros modelos y meses de estreno- y que ya desde el día uno exista este riesgo, se juegue el tiempo que se juegue. Además ha tardado bastante en arreglarse y todavía hay muchos modelos circulando que no han muerto con este error y podrían hacerlo. El RRoD es el cáncer de la máquina sin duda, eso sí, ya bajo control y generosos programas de reparación e intercambio.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad