Skip to main content
Publicidad

Los capos de Grand Theft Auto

publicidad
feature
| PC PS3 360 - Reportaje |

El futurible y más que esperado GTAV destaca sin duda por sus personajes, aunque esto siempre ha sido así en la saga. Antes de conocer por completo a Franklin, Trevor y Michael, es el momento de homenajear a aquellos que los precedieron, desde el silencioso Claude Speed hasta el “party man” Luís López.

Reportaje

A la hora de construir una buena narración existen muchos aspectos a tener en cuenta. Algunos se centran en características secundarias destinadas a dar solidez y adornar el guion, otros se enfocan en la propia historia, y unos cuantos son de una importancia capital, hasta el punto de que no cuidarlos significa echar abajo la totalidad de la narración, por muy firmes y extraordinarios que sean el resto de elementos que la conforman. Hablamos de las piezas centrales del puzle, y entre dichas piezas, la de los personajes debe ser mimada con especial esmero. Esto es aplicable a cualquier obra de entretenimiento, aunque muy en especial a los videojuegos. En nuestro mundillo no somos espectadores pasivos. Somos nosotros los que dirigimos los actos de al menos uno de los personajes, normalmente el principal, y somos nosotros los que interactuamos con el entorno y el resto de caracteres a través de dicho personaje. En un juego cargado de contenido como es cualquier Grand Theft Auto, la dificultad a la hora de crear personajes interesantes aumenta en buena medida, ya que con ellos llegaremos a pasar decenas y decenas de horas. En Rockstar North bien lo saben, de ahí que centren buena parte de sus esfuerzos al respecto.

Y dichos esfuerzos suelen dar su fruto, ya que son precisamente los personajes quienes acaban calando más hondo en el aficionado una vez ha superado cada GTA, en unas sesiones de juego que pueden exceder fácilmente el centenar de horas si decidimos exprimir a fondo todo lo que se nos ofrece. Prueba de ello es que en cada nueva entrega uno de los deseos más demandados por los usuarios sea el de volver a ver a dichos personajes, aunque sea en forma de cameos de breves segundos de duración. Por poner un ejemplo, en GTA: San Andreas pudimos ver a Claude Speed y Catalina, personajes de GTAIII, aunque esto es una excepción en la norma de Rockstar North, ya que a la hora de enfocar estos guiños el estudio suele preferir vías más indirectas, como una imagen de Claude Speed colgada en la habitación de un hotel (GTA: Vice City), ver a Tommy Vercetti transformado en muñeco de acción (GTA: San Andreas) o pintar unos garabatos en la pared con los nombres de protagonistas de GTAs anteriores (GTAIV). Curiosamente, los protagonistas secundarios suelen dejarse ver más que los principales en títulos posteriores a los que les sirvieron de debut, como el bueno de Phil Cassidy, el cual tiene presencia en GTAIII, Vice City, Liberty City Stories y Vice City Stories. Si nos centramos en la propia evolución de los personajes principales a lo largo de la historia de la franquicia, sin duda el gran salto de calidad a la hora de construirlos tuvo lugar en Vice City, juego que contó con el primer protagonista de GTA dotado de voz (la de Ray Liotta, nada menos), personalidad y carisma propios.

A partir de entonces, los guionistas de la saga se han superado a sí mismos entrega tras entrega, hasta llegar a GTAV y sus tres personajes principales, Trevor, Franklin y Michael, de los cuales ya se intuye el gran trabajo llevado a cabo por Rockstar North a la hora de construirlos a pesar de que por ahora sabemos muy poco de ellos. Pero si dignos de mención son los personajes que se ponen en manos del jugador, los secundarios también deben ser objeto de alabanza. Desde Little Jacob y su galimatías lingüístico hasta The Truth y sus muchas teorías conspiranoicas, pasando por Brucie Kibbutz y la imprevisibilidad que le da su dieta a base de esteroides, o Yusuf Amir y su particular forma de entender la vida. Personajes con los que da gusto compartir aventuras (o desventuras) y que es todo un placer ver en pantalla. Pues bien, a continuación os ofrecemos nuestro particular top de los mejores personajes vistos en la franquicia GTA, tanto principales como secundarios. Y dado que esta lista, como todas las listas, no deja de ser fruto de una cuestión de gustos, seguro que dejaremos atrás a algún personaje que tengáis en un altar, así que os animamos a que pongáis vuestro granito de arena homenajeando al carácter en cuestión. Antes de comenzar, un aviso para el lector: Aunque los datos que ofrecemos a continuación sobre cada personaje se centran sobre todo en repasar sus antecedentes, personalidad, alguna que otra curiosidad sobre su realización, y la situación en la que se encuentran al comienzo de cada GTA en el que aparecen, puede que existan spoilers aquí y allá que destripen datos relevantes de cada aventura. Así, recomendamos fervientemente haber jugado hasta el final a los títulos de la saga GTA implicados antes de comenzar a leer. Sin más dilación, pongámonos manos a la obra.

Claude Speed

Apariciones: Grand Theft Auto 2, GTAIII, GTA: San Andreas

Corría el año 1997 cuando un videojuego golpeó con contundencia en el mercado británico gracias a su tremenda originalidad, absorbente jugabilidad y polémica puesta en escena. En Grand Theft Auto tomábamos el papel de un criminal, en un juego de policías y ladrones en el que por una vez nos encontrábamos al otro lado de la ley. Antes de comenzar el juego se nos daba la posibilidad de seleccionar personaje, aunque dicha selección en realidad no tenía razón de ser alguna, dado que a la hora de jugar todos esos caracteres poseían el mismo sprite y se comportaban exactamente igual, sin característica alguna que los diferenciara. Además, ninguno de ellos decía una sola palabra a lo largo del juego, lo que remarcaba aún más la sensación de que los personajes que controlábamos solo eran fotocopias diferenciadas por el nombre y la pequeña imagen de cada uno que aparecía en el menú de selección.

Claude Speed tomó sus rasgos del actor Scott Maslen.
Claude Speed tomó sus rasgos del actor Scott Maslen.

El tiempo pasó y, tras un par de expansiones del primer GTA (London 1969 y el hoy día buscadísimo London 1961), llegó la secuela. En Grand Theft Auto 2, los desarrolladores de Rockstar North (por entonces aún DMA Desing) ya tomaron cierto interés a la hora de construir un personaje principal algo más definido. Seguía siendo un ladrón de poca monta que debía ascender en el escalafón criminal a base de llevar a cabo los trabajos más sucios y violentos imaginables, pero al menos ya tenía nombre y rostro, siendo éste último incluso el de un actor real. Y es que, por primera y única vez en la franquicia, Rockstar North/DMA Desing encargó el rodaje de varias secuencias de imagen real para usarlas como promoción del título, en un cortometraje de 8 minutos que llevó por nombre GTA2: The Movie y del que posteriormente se tomaron varias escenas para usarlas como vídeo de introducción del propio juego. El protagonista de dicho cortometraje es Claude Speed, personaje que pasaríamos a controlar durante el juego y que en las secuencias de vídeo era interpretado por el actor Scott Maslen. Eso sí, a pesar de esta estelar aparición cinematográfica, durante el juego Claude Speed no se diferenciaba en nada respecto a los protagonistas del primer GTA y sus dos expansiones, dado que no decía una sola palabra a lo largo de su odisea criminal, así como tampoco se nos daba pista alguna sobre su personalidad o su pasado.

Ya en 2001, y aun enarbolando el sello de DMA Desing, la compañía británica puso patas arriba la industria del videojuego con el legendario Grand Theft Auto III, el juego que encumbró a la franquicia al lugar de privilegio en el que actualmente se encuentra. Los que llevaban siendo fieles a la saga desde sus inicios, además de maravillarse como cualquier otro jugador ante aquellos primeros, mágicos e inolvidables minutos en los que conducíamos desde el destrozado puente hasta nuestro primer piso franco, se sorprendieron al encontrarse con que el protagonista del juego no era otro que Claude Speed, ya que tanto su modelado como su rostro y vestimenta recordaban al actor Scott Maslen tal y como apareció en el cortometraje de GTA2. Por si no fuera suficiente indicativo, aquel Claude tridimensional tampoco decía una sola palabra a lo largo del juego, por lo que la asociación estaba clara a pesar de que ninguno de los personajes secundarios llegaba a decir el nombre del protagonista, y por lo tanto el propio jugador no podía saberlo. Sin embargo, el nombre de Claude sí que se mencionaba en el código interno del juego, así que no había lugar a dudas.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad