Skip to main content
Publicidad

Los asesinatos de Dexter

publicidad
feature
| SRS - Minireport |

Dexter Morgan es un ciudadano ejemplar de cara a la galería, un padre modelo y un profesional reputado. Pero cuando se le cruza una de sus víctimas, el Oscuro Pasajero sale a la luz y acomete el asesinato. Acaba Dexter, una de las series de los últimos años y preguntamos: ¿Puede existir un asesino como él en el mundo real?

Minireport

Los asesinatos de Dexter Captura de pantalla

“Blood. Sometimes it sets my teeth on edge, other times it helps me control the chaos” – Dexter Morgan.

Advertencia: Este reportaje incluye menciones a sucesos acontecidos en la serie hasta la vigente temporada, la octava y última, por lo que leerás destripes argumentales. Mantén tus ojos lejos de estas líneas si no sigues de cerca la serie.

Pocos asesinos han conseguido empatizar tanto con el público en la historia del audiovisual como Dexter, protagonista de la serie homónima emitida en Showtime y basada en la obra de Jeff Lindsay, que ahora encara su octava y última temporada. Tras más de ochenta episodios, este personaje que muta el concepto tradicional del asesino en serie dando una justificación moral y personal a sus actos ha acabado con la vida de decenas de víctimas, la mayoría justificadas por guión y sin cargo de conciencia para el espectador, transformando el asesinato en un arte en el que la sangre se conserva como un trofeo capaz de calmar al Oscuro Pasajero del protagonista.

Porque Dexter es un serial killer con familia: una hermana, Debra, que le mantiene en un altar hasta que se desmoronan sus bases al final de la séptima temporada; un hijo, Harrison, cuyo progenitor evita a toda costa que se transforme en lo que él es; y una vida amorosa lastrada por el asesinato de su esposa Rita y posteriores relaciones que rozan lo patológico, quizás por azar –Lumen, víctima de un secuestro, Hannah McKay, implicada en varios crímenes–, quizás por el propio destino. A lo largo de las ocho temporadas que componen la serie, El Oscuro Pasajero ha aplicado el “Código de Harry” para satisfacer sus instintos asesinos acabando con la vida de personajes que se lo merecían.

La obsesión de Dexter por la sangre se convierte en su profesión.
La obsesión de Dexter por la sangre se convierte en su profesión.

En el muestrario de sangre de Dexter suenan nombres de todo tipo y color, pero con un tenebroso historial de asesinatos cometidos en el entorno de Miami a lo largo del tiempo presente y del pasado. Algunos de los asesinos que han pasado por la camilla y el plástico de Dexter han cometido crímenes horrorosos: violaciones, violencia de género, mutilaciones, rituales de sectas, etc. El reguero de muertes que dejan es escabroso tanto en fondo como en forma, y no se queda atrás si se compara con casos reales sucedidos en las últimas décadas que han actuado como inspiración en la serie.

Nombres contemporáneos como Richard Trenton, “El Vampiro de Sacramento” (mató 6 personas en un mes), Jeffrey Dahmer (acabó con la vida de 17 personas entre 1978 y 1991), Ted Bundy (violó y asesinó mujeres en la EE. UU. de la década de los setenta)  o Charles Manson se suman a clásicos como el anglosajón Jack El Destripador o el francés Gilles de Rais. Estas escabrosas personalidades han influido en la figura de ficción del asesino en serie moderno en el mundo audiovisual con sus particulares matanzas para generar réplicas en películas, series, novelas, cómics y hasta videojuegos, algo que tampoco ha faltado en el universo Dexter con una aventura producida por Icarus Studio y lanzada en 2009.

Hannah, la chica de Dexter. Comparten algo más que una relación.
Hannah, la chica de Dexter. Comparten algo más que una relación.

Dexter es, a grandes rasgos, un justiciero que trabaja en base a unas normas o principios para acabar con la vida de quienes pertenecen a la cloaca social, es un ser que corrige injusticias con sus herramientas de carnicero y arroja en la costa de Miami los despojos inermes desde el barco “Slice of Life”, un exterminador de quienes lo merecen. Por sus manos han caído monstruos de todo tipo, hombres y mujeres que han cruzado la línea de lo legal en Miami. Nuestro protagonista es ese vigilante que aprovecha las herramientas policiales de su día a día para tomarse la justicia por su mano de una forma sigilosa, rápida y con una precisión quirúrgica. Que no le cacen –salvo algunas ocasiones– es la base para garantizar que no se desmorone su mundo.

Para transformarse en este ser, Dexter tuvo que cruzarse con un destino cruel a muy temprana edad (tres años), el que le llevó a vivir el asesinato de su propia Madre con motosierra en un contenedor en el que permaneció días. Este hecho hará que el personaje nacido en sangre, convirtiéndole en lo que es, y haciendo que su hermano Brian, quien también vivió el hecho, despierte como asesino. Por esta razón, el propio Dexter trata de evitar a toda costa que su hijo Harrison termine convirtiéndose en otro asesino, pues también nació en sangre al ver cómo su madre, Rita, caía en manos de Trinity, en el final de la cuarta temporada. Una bañera ensangrentada recogía el cuerpo de Rita sustituyendo al contenedor.

Trinity es uno de los asesinos mejor elaborados de toda la serie.
Trinity es uno de los asesinos mejor elaborados de toda la serie.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad