Skip to main content
Publicidad

Los 7 Pases de Temporada Más Caros

publicidad
feature
| PC PS4 XBO - Reportaje |

La moda de los pases de temporada casi tan caros como los juegos en sí se va extendiendo en esta nueva generación. Estos son algunos de los más costosos.

Reportaje

Star Wars Battlefront ha abierto la caja de pandora. Lo hace, además, contra pronóstico entre otras cosas porque si a algo nos ha acostumbrado EA DICE desde Battlefield 3 es a una política de contenidos post-lanzamiento similar en sus juegos. Por el precio de unos 50 euros recibimos nuevos contenidos periódicos que van ampliando nuestra experiencia con el juego de turno. No es una propuesta novedosa ni exclusiva de EA, sino que son muchas las compañías que se han apuntado a esta moda en los últimos tiempos. Tampoco es raro ver como se anuncia el lanzamiento de un título y como hay varios packs disponibles entre los 100 y los 110 euros para tener la versión más completa posible. Son los tiempos que nos toca vivir, y mientras alguien pague, seguirá así.

Cuando se empezaron a instaurar los contenidos descargables empezamos a ver algunas políticas peligrosas. Juegos de lucha que ofrecían personajes de pago fuera del plantel oficial del juego retail, aventuras que quitaban parte del juego para añadirlo a posteriori cobrando de más (como pasó con dos capítulos de Assassin’s Creed 2) o varios extras y potenciadores que permitían a los que pagaban tomar algunas ventajas respecto a los demás jugadores. Cierto es que como todo en esta industria se ha ido moldeando, pero también que la rendibilidad de los DLC está fuera de toda duda por las compañías y quien más quien menos está ya subido en el carro.  

Por eso, en Meristation hemos querido recordar algunos de los pases de temporada más abusivos de los últimos tiempos. Una moda que como expansión para los juegos puede estar bien, pero que planteándose como se plantea actualmente -con la salida de un juego ya se sabe qué extras van aparte- hace levantar ampollas entre la comunidad que cada vez ve como, de salida, hemos pasado a la moda de "los juegos de 100 euros" para tener nuestra entrega de turno completa.

StarWars Battlefront
Precio: 49,90 euros

Ha sido el que ha hecho saltar la liebre, aunque como decíamos en la introducción es una práctica habitual que ya vimos en el mismo Battlefield Hardline. Después de los cinco días de beta y de más de nueve millones de usuarios que han podido probar Battlefront, la compañía anunciaba este pack que constará de cuatro paquetes repartidos a lo largo de los próximos meses con nuevos mapas, modos de juego, extras para las partidas y el Shoot First, que viene a ser una fórmual que permite a los jugadores del Pase de Temporada acceder antes a los contenidos que todos aquellos que los compren por separado. Entendiendo que saldrán a 15 euros por paquete, el ahorro es de unos diez euros. Pero la comunidad ha dicho basta al entender que el juego que sale en noviembre tal vez no tenga suficiente contenido de base. A esto se añade el anuncio de la Ultimate Edition, la versión más completa de Battlefront que suma el Pase de Temporada y los contenidos de la versión Deluxe por la friolera de 120 euros.  

Battlefield 4 Premium
Precio: 49,90 euros 

La fórmula premium no es nueva y ya lo hemos visto en la saga Battlefield. Uno de los ejemplos de principios de la nueva generación está en Battlefield 4, juego que traía como reclamo cinco expansiones que iban añadiendo varios nuevos mapas, algunos modos y extras importantes. Además del contenido bruto que amplia la experiencia -algo que a la larga afecta a la experiencia porque divide los jugadores entre los básicos y los que compran DLC- también se añadieron paquetes de BAttlepacks que permitían recibir drops aleatorios de nuevas armas, experiencia extra, nuevas dog tags, etc. y otras ventajas, como poder acceder si se reservaba cuando se anunció a la beta cerrada del juego. Además de dos semanas de acceso anticipado a todos los nuevos contenidos respecto al resto. Como decíamos, lo que ha pasado con Battlefront no es nuevo. 

Destiny Pase de Expansión
Precio: 34,90 euros 

Aunque los 35 euros del pase de temporada de Destiny pueden no parecer tan sangrantes como los dos mencionados anteriormente, es importante recalcar varias consideraciones que hacen que este pase de expansión sea más que discutible. Para empezar, se trataba solo de dos nuevos DLC. Y la excusa de que se añadía mucho más contenido que en los casos de los FPS multijugador no es del todo correcta. En la Casa de los Lobos, segunda de las expansiones, es así y seguramente los 19,90 euros que valía por separado se podían justificar por los nuevos modos, armas y contenidos extendidos. Pero con el primer DLC de La Profunda Oscuridad las sensaciones fueron amargas. La experiencia no mejoraba ni cambiaba, la Raid era más floja que la que ya conocíamos y ni los nuevos Strikes ni la campaña estaban a la altura de lo que se podía esperar de dicho contenido. Se arregló en parte con la Casa de los Lobos, aunque ambos contenidos han acabado palideciendo ante el Rey de los Poseídos. Otro problema de la política de DLC de Destiny es precisamente que los jugadores con Destiny pero sin el pase de temporada no pueden acceder al Rey de los poseídos. O compran el juego con la nueva versión completa (70 euros) o compran este Pase (35) y la nueva expansión (40). Una mala gestión, sin duda. 

Batman Arkham Knight
Precio: 39,99 euros 

Aunque estos tipos de pases de temporada están muy relacionados con juegos FPS con un componente competitivo u online potente, lo cierto es que Warner Bros también se apuntó a la moda de los Season Pass con su reciente Batman Arkham Knight. El precio era de casi 40 euros por una serie de contenidos que iban desde las tramas de Batgirl y Quinn hasta nuevas misiones adicionales con historias y cambios jugables. También podíamos jugar a las Gotham City Stories que expandían las tramas que conocíamos en el juego y varios elementos extras como nuevos trials o diseños de batmóvil distintos, además de nuevos skins. El anuncio se hizo avisando que quien quisiera podría comprar ya la versión completa de Batman: 109 euros en total. Ver como algunos contenidos llegaban al poco de salir el juego confirmaba que no estábamos ante extras que les faltaba desarrollo por delante… ni mucho menos. 

Call of Duty: Black Ops 3
Precio: 49,90 euros

La política de precios para un shooter como Battlefield  no difiere de la misma política que vemos en la saga Call of Duty, también abonada desde hace años a pases de temporada de 50 euros a cambio de cuatro packs y ventajas para sus jugadores. El nuevo Black Ops 3 que sale este mes de noviembre ya tiene anunciado, y se puede reservar, su pase de temporada con “cuatro trepidantes paquetes de contenido descargable” que todavía no se han facilitado. En el caso de Call of Duty, por norma se añaden nuevos mapas, armas exclusivas (que acostumbran a ser más poderosas y tienen que nerfearse con un parche a posteriori) y algunos mapas o elementos nuevos para modos extras como el modo Zombi. Veremos si va por los mismos derroteros en esta ocasión. 

Dead or Alive 5: Last Round
Precio: 93 euros


Es una de las grandes locuras que vimos durante los primeros compases de año. Dead or Alive 5: Last Round, revisión de la quinta entrega numerada de la saga de lucha del Team Ninja, llegaba con múltiples DLC’s para disfrutar de skins y trajes de lo más variados. Lo más curioso del tema es que se presentaba un mega pack con más de 230 conjuntos de ropa que habían ido saliendo durante DOA5 Ultimate y que costaba ni más ni menos que 93 euros. Lo más curioso del tema es que en julio de 2015 se anunció un segundo pase de temporada con 98 trajes más para los luchadores (y sobre todo luchadoras) de esta entrega a un precio de 93 euros con todo tipo de trajes que iban saliendo en verano, en septiembre, para Halloween y el último, para noviembre de este mismo año. El precio de tener todos los trajes se dispara un poco, por decirlo suavemente.  

Curiosity
Precio: 60.000 euros

No se puede considerar un pase de temporada al uso, pero lo que hizo Peter Molyneux para promocionar su juego para dispositivos móviles Curiosity estuvo en boca de todos. Se trataba de un “juego” en el que los usuarios iban golpeando un cubo para fracturarlo. La idea era que solo un jugador que diera el último golpe al cubo antes de abrirse podría ver qué había dentro de él. El título tenía compras dentro del juego para que los golpes que diéramos fueran más potente. Un golpe de hierro costaba un euro, pero había un golpe de diamante que era 100.000 veces más potente que costaba 60.000 euros y solo una persona podía comprarlo. Molyneux ya dijo que la idea no era que nadie lo comprara, solo quería comprobar si alguien sería capaz de hacerlo o seguirían colaborando con la comunidad para erosionar el cubo sin esta opción. Ironía, humor o algo que no llegamos a alcanzar. Sea como fuere, lo que propuso Molyneux con Curiosity no deja de ser una hipérbole de hacia donde podemos llegar con este sistema de DLCs que ha llegado, definitivamente, para quedarse.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad