Skip to main content
Publicidad

Los 12 Mejores Juegos de Nintendo 3DS

publicidad
feature
| - Opinión |

Titulos imprescindibles para la consola de Nintendo, que cumple este mes cinco años desde su salida en Japón. Y tres añadidos imprescindibles para completar el listado.

Opinión

Los 12 Mejores Juegos de Nintendo 3DS Captura de pantalla

Nintendo 3DS cumple cinco años. La consola estereoscópica de la compañía japonesa llegó con una apuesta conservadora en el nombre y durante muchos meses se especuló si realmente se entendería como una nueva consola u otra evolución de la clásica y exitosa Nintendo DS. El tiempo, como siempre, da y quita razones, y 3DS se ha consolidado -otra vez, como siempre- como la portátil de referencia. Una gran cantidad de juegos han aparecido en ella y todavía quedan muchos más. A la espera de saber qué pasará en el futuro con el sector, cada vez más acechado por la irrupción de los juegos móviles y las tabletas, lo que queda claro es que el legado de Nintendo 3DS ha sido brillante, y tiene previsto seguirlo siendo por lo menos durante este año, en el que no faltan lanzamientos importantes en el horizonte. 

Tras cinco años, estos son los doce mejores juegos de Nintendo 3DS según la redacción de Meristation. Doce títulos imprescindibles para todo aquel que quiera adquirir -y hará bien- una de estas plataformas estereoscópicas de doble pantalla, control táctil y muchas otras funciones.

Animal Crossing: New Leaf


Animal Crossing es una de las sagas que más ha crecido en los últimos años dentro de la propia Nintendo. La franquicia consiguió un acabado brillante con New Leaf, la última entrega de la saga (si obviamos los spin-off tipo Happy Home Designer) que destaca por tener una duración descomunal, casi eterna, con un sistema online que le hace ganar muchísimos enteros respecto a sus predecesores y una complejidad y adicción que hace que todo tipo de jugadores, más ocasionales y más experimentados, puedan encontrar su sitio en esta completa experiencia que por su naturaleza de partidas y sesiones cortas haciendo esta y otra tarea, encaja todavía más en el concepto de juego descargable instalado en la consola. Para que esté siempre a mano, básicamente.

 

Fire Emblem: Awakening


Cuando salió Fire Emblem: Awakening fue en un momento de gran esplendor para la consola. Un mes antes lo había hecho otro de los juegos imprescindibles de 3DS, Luigi’s Mansion, y se estaba mostrando el potencial de la plataforma más allá de su característica estrella que tampoco se utilizaba en demasía (las 3D). Fire Emblem se estrenó en la consola portátil de Nintendo con una experiencia accesible pero a la vez capaz de conservar el nivel de exigencia de los combates marca de la casa. Varias novedades en la mecánica de juego, como el sistema de apoyos, un acabado técnico de primer nivel con espectaculares escenas de vídeo y un argumento que te atrapa desde el primer momento completan un juego muy sólido capaz de atrapar, también, a los que no están tan familiarizados con el género de la estrategia.

 

Luigi’s Mansion 2


Qué decir de Luigi’s Mansion 2 que no se haya dicho ya. Es sin ninguna duda uno de los mejores juegos de la consola, para varios de nuestros redactores probablemente el mejor de ellos, y una obra que demuestra que tal vez sería el momento de que Next Level Games diera el salto a las sobremesas con un juego primera espada (ya han trabajado en algunos como Mario Strikers o Punch Out de Wii) que les permita desplegar el potencial mostrado en Luigi’s Mansion 2. Un juego en el que exploración y puzle están más presente que acción, en el que a veces recuerda más a las mazmorras de The Legend of Zelda que al primer Luigi’s Mansion de Gamecube, y que tira de ingenio para desarrollar unos niveles exigentes con el jugador desde el primer momento. El acabado audiovisual, sin contar con los archiconocidos jaggies de más, también acompaña perfectamente en una experiencia clave para todo aquel que tenga una Nintendo 3DS.

 

Mario Kart 7


Super Mario Kart 7 seguramente no será la gran revolución de la saga y no estará al nivel del impacto que supuso Super Mario Kart 8 en Wii U, pero el juego de Nintendo para 3DS no falla en su cita sobre el asfalto de la subsaga de conducción y ofrece frenetismo, diversión y algunas novedades de peso. Emocionante como siempre, nuevos circuitos impresionantes desde la primera carrera (como la Jungla, las Tuberías Piraña o la Montaña Wuhu), una modalidad online que vuelve a funcionar con acierto y de manera sólida y las novedades de las alas delta, los objetos como la flor de fuego o el siete, que es un compendio de objetos que nos pueden servir, si se usan con cabeza, para hacer remontadas realmente impresionantes. Algo menos en corredores (ocho) y con un manejo por giroscopio que no pasa de anécdota, Mario Kart 7 no deja de ser uno de los grandes juegos de la consola sin lugar a dudas.

 

Monster Hunter 4 Ultimate


Otra de las sagas clásicas que no falla entre los mejores juegos de la consola de turno. En este caso, la cuarta entrega Ultimate de la saga de Capcom es de obligada compra para los fans de la franquicia pero también se hace atractivo para todo tipo de jugadores. Cacería a quatro usuarios, sea online o en local, más vertical, épico y con monstruos gigantescos, una gran cantidad de elementos por coleccionar, un sistema de Felynes que hace que el single player sea convincente y un acabado general que sin revolucionar el género, hacen de Monster Hunter 4 Ultimate un juego de acción en el que el cooperativo multiplica sin duda su diversión.

 

Pokémon Zafiro Alfa y Rubí Omega


El trabajo que se ha realizado detrás de Zafiro Alfa y Rubí Omega es tal que sobrepasa el concepto de remaster o incluso remake en varios frentes. Los nuevos personajes, el rediseño e importancia que tienen en la historia, los cambios de objetos con novedades y con mecánicas que se añaden totalmente nuevas a otros ya existentes, y el hecho de que respeta el planteamiento y funciones más recordadas del juego original (como las bases o los concursos) hacen que sea la experiencia Pokémon de referencia en Nintendo 3DS (que nos perdone el también interesante Pokémon X/Y). La sensación de estar ante una reinvención con más contenido, más endgame, más ciudades, más mega evoluciones, mejoras gráficas y sonoras y mejores funciones online hacen que si se habla de Pokémon en la portátil de Nintendo, se tenga que ensalzar dichas entregas.

 

Shin Megami Tensei IV


Dentro de la buena variedad de juegos de rol japonés que tiene Nintendo 3DS, nos hemos decantado por Shin Megami Tensei como uno de los doce elegidos como mejores juegos de la consola. Y lo hemos hecho porque además de mantener la tradición de la franquicia, sabe añadir un sistema de combate más rápido y dinámico, tiene un apartado técnico convincente y una capacidad ejemplar para profundizar en el perfil psicológico de los personajes secundarios que nos rodean. El sistema de fusión, que permite crear todo tipo de criaturas, y la accesibilidad que Atlus ha brindado al juego con modos para todo tipo de jugadores, hacen que sea un juego ideal para adentrarse en la saga si algún hereje la desconoce. Rico en variedad de misiones secundarias, con un diseño de escenarios y demonios destacado, es cierto que tiene algunos contratiempos visuales y que llega totalmente en inglés. Pero si el idioma no es problema, el juego es un must have en toda regla.

 

Shovel Knight


El título descargable de Yacht Club Games es el claro ejemplo de juego que puede evocar al pasado a base de nostalgia (sprites pixelados, melodías midi pegadizas) pero ser plenamente contemporáneo a la vez. Una experiencia de acción y plataformas 2D que destaca por la brillantez del diseño de niveles que ofrece, por la gran cantidad de guiños que lanza a un sinfín de obras maestras de la era del píxel y la inclusión de desafíos solo aptos para los grandes jugadores, como romper los checkpoints para intentar superar las fases del tirón, como en épocas anteriores. Tremendamente rejugable, con exploración de por medio para encontrar secretos y recompensas, y unos jefes finales soberbios que son la guinda del pastel de Shovel Knight, un título divertido como pocos.

 

Smash Bros


Una de las sagas más exitosas y queridas de Nintendo se decidió a dar el salto en Nintendo 3DS. Smash Bros dejaba las sobremesas y probaba suerte en el mundo de la doble pantalla. El resultado, un juego de lucha impresionante, completo y con la esencia Smash intacta, aunque es cierto que por el camino se perdieron algunos modos (tampoco hay un sustituto a la altura de los Eventos o el emisario subespacial) y que en ciertos escenarios seguir la acción en la pantalla de 3DS se hace algo difícil. Pero la gran plantilla de personajes, el sinfín de elementos por desbloquear y el sistema de equipo de habilidades y objetos juegan a favor de una experiencia que no es tan perfecta como en sobremesa pero que es ideal para aquellos que tengan mono de Smash Bros y no estén ante el sofá de casa. 

 

Super Mario 3D Land


Mario no puede faltar en una consola de Nintendo y la compañía tuvo la idea de recuperar el concepto Land para ofrecer una nueva visión de los plataformas del fontanero italiano. Ni en clásicas ni New 2D, ni tampoco 3D al estilo Super Mario 64. Una perspectiva isométrica y un buen uso, tal vez el mejor, de las 3D que permitía jugar con ciertas ilusiones visuales que debíamos solventar usando dicha función de la consola. Volvía el tanooki, una gran noticia para los fans de Mario, y aunque era un juego bastante sencillo de superar, contaba con una segunda vuelta con mundos secretos que aportaban ideas brillantes y contrastes sorprendentes. Un muy divertido plataformas y el mejor exponente de Mario en la consola.

 

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds


Link ha aparecido en distintas formas en Nintendo 3DS, pero la más original sin duda es el juego que se concebió exclusivamente para la consola: A Link Between Worlds parecía un remake o un reboot de A Link to the Past, pero tras ese mapa compartido con el juego de SNES y esa posición de la cámara se esconde un Zelda de primer orden que consigue recuperar, según nuestro entender, la excelencia de las ediciones portátiles previas a Minish Cap y los títulos de Nintendo DS. Capaz de mantener la esencia clásica de los Zelda 2D, pero añadir novedades de mucho peso: libertad para superar las mazmorras según el orden que prefiramos, un diseño de templos más cortos pero intensos y variados entre sí, y el uso de la transformación del Link dibujado en la pared, uno de los añadidos más destacados de los últimos años que aporta mecánicas originales e interesantes. Para muchos el mejor juego de la consola y un excelente título dentro de la saga.

 

3D Gunstar Heroes

Gunstar Heroes es nuestro particular juego seleccionado dentro del catálogo de clásicos traspasados a la eShop de Nintendo 3DS, con muchos nombres de calidad tanto de Nintendo (Mario Land 2, por ejemplo) como de otras compañías como Sega (Sonic y OutRun entre otros).  Gunstar Heroes es un ejemplo de acción sin descanso y desafío enorme que sabe mantener la calidad que demostró en Mega Drive en esta versión portátil. El control responde a la perfección, la exigencia sigue siendo la misma que antaño y por el precio al que está tenemos juego durante decenas de horas. Un clásico que luce especialmente bien en Nintendo 3DS.

 

Tres adaptaciones imprescindibles

The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D


Más allá de los doce juegos más importantes de Nintendo 3DS según nuestro entender, también hemos seleccionado tres títulos remozados para la consola portátil tras triunfar en Nintendo 64 y Wii respectivamente. El primero de ellos, naturalmente, es Ocarina of Time, una revisión de la Obra Maestra de Miyamoto que demuestra que cuando se habla de un juego eterno, la vigencia de sus mecánicas está intacta a pesar del paso de los años. Un efecto 3D suave, la misma épica y cantidad de cosas por realizar en Hyrule y algunas novedades para ayudar a los jugadores que van más perdido, como ciertas guías (o lo no tan aplaudido añadido para facilitar el templo del agua). Ocarina of Time es una compra obligada en todas las plataformas en las que salga, y esta versión no es menos.

 

The Legend of Zelda: Majora’s Mask


Años después llegaría el turno de revisar Majora’s Mask, uno de los grandes títulos de la historia de Nintendo y de la saga Zelda. Su remake, tal vez más esperado incluso que Ocarina of Time por la cualidad de experiencia única que envuelve a la obra de Aonuma, hace palidecer a una gran cantidad de aventuras que no son capaces, quince años después, de superar en complejidad, en sistema de misiones secundarias y en extras interesantes lo que ofrece Majora’s Mask. Con un acabado visual más pulido y sólido que la revisión de Ocarina of Time, con algunas mejoras evidentes (gestión del cuaderno de sidequests, un sistema de viajes en el tiempo menos confuso) y algunas novedades accesibles que tal vez no hacía falta, pero con toda la magia y sobre todo ingenio que se le puso en la obra original intacto para la ocasión. Conseguir todas las máscaras, un reto maravillosos que debe ser intentado por todo aquel que se quiera llamar jugador de videojuegos.

 

Xenoblade Chronicles


Exclusivo de New Nintendo 3DS, el port de Wii a la portátil estereoscópica es todo un ejemplo de gran trabajo para encabir un juego gigantesco en una consola de tan pequeñas dimensiones. Hemos visto otros casos con buen acabado, como Donkey Kong Country Returns, pero nos quedamos con Xenoblade Chronicles para acompañar a los dos Zelda al conseguir ofrecer una experiencia similar a sobremesa, cuidando los detalles de la adaptación y manteniendo lo que era la gran epopeya de Shulk y compañía: épico, profundo, duradero, memorable, con una gran banda sonora y un sinfín de tareas por realizar. Uno de los grandes JRPG de los últimos años que lo es, también, en versión portátil.

Y para vosotros, ¿cuál es el mejor juego de Nintendo 3DS aparecido hasta el momento?

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad