Skip to main content
Publicidad

Lo bueno, si breve...

publicidad
feature
| WiiU PC PS3 360 - Opinión |

Metal Gear Solid: Revengeance es el último que ha entrado en la lista de títulos que son excesivamente cortos. A pesar que Platinum ha negado que dure menos de seis horas, el debate sobre la duración de los títulos vuelve a escena.

Opinión

Vuelven a saltar las alarmas sobre la duración de un juego. Esta vez se trata de Metal Gear Solid: Revengeance, título que estamos ya analizando. Algunas imágenes han mostrado que se puede terminar la campaña principal en 5 horas 30 minutos. Platinum Games ya ha salido a desmentirlo, explicando que el contador solo registra la secuencia buena, sin repeticiones si morimos, y que tampoco están contabilizadas las cinemáticas. La sombra de Vanquish, otro título tildado de corto y también de Platinum, empezaba a extenderse y a pesar de las aclaraciones para algunos Revengeance ya está estigmatizado como corto.

La verdad, no recuerdo tener mejor impresión del Hobbit por el simple hecho de durar lo que dura dicha la película en el cine. Más bien diría lo contrario. Y con los videojuegos sucede lo mismo. Si el producto es redondo, la duración debería ser un elemento a relativizar antes de lanzar a los leones títulos –aparentemente- cortos. Vanquish me duró unas ocho horas, tal vez menos –pero nunca las cinco que se denunciaron los días previos- y a pesar de ello la experiencia fue intensa, gratificante y satisfactoria como pocas. Además de ser rejugable de verdad, una virtud que cada vez se está perdiendo más y que por suerte géneros como el Hack and Slash o propuestas como las de Platinum todavía mantienen. También tengo una lista interminable de juegos de rol japonés de esta presente generación que he abandonado a medias a las 20 o 25 horas por no poder más. Y eso que me faltaba la mitad. O más. ¿Resultado? Tiempo perdido que se podría dedicar a rejugar títulos que lo merecen, o que motivan a hacerlo. Como Vanquish. Como MGS Revengeance.

No digo que las campañas de cinco horas (que en muchos casos no es simplemente que duren poco, sino que fallan en muchos otros factores además de la duración) sean las mejores, sino que es absurdo pedir que todos los juegos duren 15 o 20 horas por lo menos. Seguramente Gears of War sería aburrido en ese espacio de tiempo, Alan Wake se habría vuelto sumamente repetitivo y Vanquish demostraría una clara falta de ideas alarmante. En lugar de eso tenemos un TPS como pocos, una experiencia cinematográfica intensa y bien equilibrada y adrenalina pura, respectivamente. Y por mucho que se diga que es que los juegos son caros, siempre estarán mejor invertidas menos de diez horas con un título de los citados y el buen sabor de boca que dejan que setenta euros en una aventura de 30 horas que abandonamos a medias porque las mazmorras, los enemigos y los objetivos no paran de repetirse sin cesar.  

Otra cosa es el tema de las campañas individuales como gancho, casi como obligación, en productos que desde hace tiempo están enfocados a propuestas online y multijugador. Pero eso daría para otro tema.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad