Skip to main content
Publicidad

Las Novedades de Skyrim Special Edition

publicidad
Minireport

Skyrim es posiblemente uno de los juegos más emblemáticos de los últimos años. Además de impresionantes ventas, se convirtió en un rotundo éxito de crítica y público, cosechando cientos de “Juego del Año” -incluyendo el Meristation, tanto de redacción como de público-. El hecho que todavía hoy siga siendo jugado y tenga un enorme tirón -gracias particularmente a la comunidad de modders- es un testamento de lo que el juego consiguió. Podemos discutir hasta el infinito sus muchos defectos en cuanto a historia, bugs, desarrollo o cómo RPG, pero no hay ninguna duda de que Bethesda consiguió algo muy especial creando ese mundo, su gran especialidad.

Ahora nos llega una Special Edition, pensada específicamente para aquellos que no lo disfrutaron en su día o quieren revivirlo en mejores condiciones. Nuevamente, cabe la pregunta/queja sobre la insistencia de la industria en “refritos”, pero estas quedan en poco una vez que se comprueba que, efectivamente, hay un mercado potente para esta clase de cosas. Que en una temporada como la que estamos, repleta de lanzamientos de muchísimo peso, Skyrim Special Edition debute como el segundo juego más vendido en el Reino Unido en su semana de lanzamiento es sólo un botón de esta demanda.

The Elder Scrolls V: Skyrim - Special Edition (PC) Captura de pantalla

El Regreso de una Obra Maestra

En Meristation ya analizamos Skyrim (con un 10). A buen seguro hay numerosas opiniones sobre su calidad, tanto de los que detestan su fórmula y planteamiento, como los que opinan que ha sido el juego de sus vidas y al que más horas han dedicado (con infinidad de gamas intermedias entre esas posturas) . Pero la valoración no cambia con el tiempo y no nos vamos a parar en reanalizar el título. Es el mismo juego con sus tres expansiones sin contenido adicional, así que no hay mucho que contar que no conozcamos ya sobre esto. La pregunta realmente interesante es si merece la pena volver a pasar por caja, o si un jugador del 2016 que nunca haya pasado por la obra de Bethesda encontraría atractivo sumergirse en él por primera vez.

Para este segundo grupo, Skyrim es una aventura masiva con toneladas de contenido y mucha libertad para definir las habilidades de tu personaje. Es un auténtico quema-horas gracias al tamaño de su mundo, cantidad de localizaciones y un sistema de misiones automatizadas que complementa a las misiones principales y secundarias, asegurándose que siempre tengas algún objetivo que puedas cumplir si lo prefieres. También está la opción de no seguir el camino marcado e ir por el mundo marcándonos nuestros propios objetivos, cazando, aumentando nuestras habilidades para crear armas y armaduras, venciendo enemigos, robando haciendo o cualquiera de las actividades que se nos permite dentro de una enorme caja de arena repleta de juguetes. La historia es entretenida, sin grandes alardes, y el combate tira a lo simplista, pero con muchas posibilidades gracias al uso de la magia y los múltiples caminos que podemos tomar para desarrollar nuestro personaje, lo que da para toda clase de “builds” curiosos y divertidos de probar.

The Elder Scrolls V: Skyrim - Special Edition (PC) Captura de pantalla

Pero su mayor virtud es la capacidad para atraparte en su mundo y entretenerte durante decenas, incluso cientos de horas. El hecho de que incluya sus expansiones añade a ese atractivo, especialmente con Dragonborn, la tercera y última, así como la más ambiciosa respecto a Dawnguard y Hearthfire. Es un juego que puede ser muy especial, especialmente si le echas mucho tiempo y lo recorres tranquilamente, disfrutando de su maravillosa construcción del mundo. Es poco exigente con tu atención y tu habilidad, por lo que es un título perfecto para disfrutarlo a tu ritmo, día a día, siempre buscando algún detalle más para tu personaje, o intentando encontrar algo nuevo en un denso mapeado que siempre tiene algo que ofrecer.

Redescubriendo Skyrim

Si esta definición te resulta convincente, Special Edition puede ser una buena incorporación a tu biblioteca- Entrar de nuevas a Skyrim puede ser una experiencia envidiable para todos los que le han dedicado cientos de horas y ciertamente el juego no defrauda en cuanto a cantidad de contenido, libertad y volúmen de cosas por hacer. También ayudan elementos como la inolvidable banda sonora, la belleza de los paisajes y algunas cadenas de misiones muy bien trenzadas fuera de la trama principal, que ayudan a dar color al mundo y a hacerlo más interesante -junto a elementos ya conocidos como la cantidad de textos, libros y “lore” que puede pasar por nuestras manos.

The Elder Scrolls V: Skyrim - Special Edition (PC) Captura de pantalla

Comentado esto, vamos a la pregunta más peliaguda: ¿merece la pena volver? Como siempre, no hay respuestas sencillas y también depende de diferentes factores. Uno de los más claros es si el jugador en cuestión llega desde las versiones de consola en 360 o PS3 y nunca tuvo la oportunidad de disfrutarlo en PC: en ese caso encontrará un paisaje realmente cambiado, con una definición y un grado de detalle muy remarcable, que le permitirá ver estos inolvidables paisajes con nuevos ojos. Bethesda ha añadido algunas modificaciones puntuales, cosas como un mayor volumen de vegetación la inclusión de God Rays directamente desde Fallout 4 o la inclusión de nieblas volumétricas, que pueden tener un efecto verdaderamente impresionante en ciertas localizaciones y en ciertos momentos del día. Ciertamente, la diferencia será notable, especialmente para los usuarios de PS3 que fueron los peor parados en su día con la conversión-.

No todo son buenas noticias, está claro que Bethesda sólo ha mejorado elementos que eran relativamente sencillos de mejorar y que podían tener un efecto beneficioso en la composición de los paisajes y en las vistas generales. Pero cosas como el modelado de los personajes permanece prácticamente igual y eso hace un contraste claro que no siempre queda bien, especialmente cuando acercamos la cámara. Luego hay algunos elementos en los que más que mejorarse, diríamos que se ha empeorado, como los shaders del agua, que tenían un mayor contraste y definición en la versión original. También las sombras aparecen algo menos definidas, lo que en ciertas localizaciones queda mejor y más natural, mientras que en interiores pueden resultar menos realistas y creíbles. No se entienden muy bien algunas de estas decisiones, ya que no parece que las versiones de consola sufran como para estar recortando en efectos -el juego en consola funciona a 30 FPS sólidos como una piedra a 1080p, en principio sin resolución dinámica. Mientras, la futura optimización para PS4 Pro será uno de los primeros juegos de la consola en ofrecer 4K nativos-.

The Elder Scrolls V: Skyrim - Special Edition (PC) Captura de pantalla

Junto con la incorporación de las mods -incluyendo felizmente para PS4 cuando no parecía que iba a ser posible- la Special Edition se presenta como una buena oportunidad de revivir la aventura de Skyrim si tienes el recuerdo lejano en consola y quieres ver este mundo con nuevos ojos, puede ser una buena opción, aunque quizás el precio de 60 euros pueda resultar un tanto excesivo para la cantidad de trabajo desarrollada. También hay que tener en cuenta que las versiones en consola no tienen opción de llevar partidas guardadas de PS3 y 360 -cosa que en PC sí es posible-, por lo que te obligan a empezar de nuevo -lo que tampoco está mal si lo que se busca es un nuevo comienzo en estas tierras-.

¿Comprar o no comprar?

En PC la cosa adquiere una naturaleza distinta. Por un lado, los usuarios que tengan ya Skyrim y las tres expansiones tienen automáticamente la versión Special, que incluye una nueva versión de 64 bits que seguramente será bien aprovechada en futuros mods. Un buen detalle que quita fricción al asunto de que no parece que la versión Special ofrezca algo reseñable frente a la versión en PC, especialmente cuando tomamos en cuenta la inmensa colección de mods gráficos disponibles. Más adelante publicaremos un reportaje distinto sobre la comparativa entre un Skyrim modificado y el remaster de Special Edition, a fin de explorar este tema con el necesario detalle, pero nos resulta evidente que comprar Special Edition desde la versión en PC no merece la pena -especialmente cuando ha habido oportunidades de comprar Skyrim y sus expansiones a precios por los suelos en distintas rebajas-.

The Elder Scrolls V: Skyrim - Special Edition (PC) Captura de pantalla

En definitiva, un remaster vistoso que dará una buena excusa a un grupo significativo de usuarios para descubrir o volver a visitar las tierras de Skyrim, pero que tampoco se presenta como algo que transforme de forma esencial el trabajo original. Quizás hubiera tenido más sentido a un precio más reducido, especialmente en las versiones de PS4 y Xbox One, aunque parece que las cifras acabarán dando la razón a los ejecutivos de Bethesda. Con todo, una buena forma de mantener el legado y de que la llama siga brillando hasta la llegada de un nuevo Elder Scrolls, un año de estos.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad