Skip to main content
Publicidad

Las Mayores Victorias y Derrotas del Jugador Cabreado

publicidad
feature
| 3DS WiiU PC PS3 PS4 PSV 360 XBO - Opinión |

Firma aquí por el cambio. No podemos dejar que las compañías nos estafen. Indignados por las malas decisiones. Éstos son los casos más sonados de la protesta colectiva en busca de mayor satisfacción con nuestros juegos, consolas y servicios establecidos.

Opinión

No está todo perdido. A menudo, los jugadores tenemos que enfrentarnos a noticias que nos sientan como un jarro de agua fría o cambios que innegablemente empeoran nuestra experiencia como consumidores de videojuegos y como aficionados a este tipo de entretenimiento de pago. Decisiones comerciales de compañías que destrozan un entorno hasta entonces satisfactorio, juegos que no funcionan como se espera de cualquier lanzamiento, exclusividades que levantan ampollas... No son pocas las veces que, desde que existe internet, el gamer se ha puesto en pie de guerra y aliado al resto de millones de jugadores del mundo indignados para pedir a través de la red que se den pasos atrás o se piensen mejor medidas innecesariamente desequilibradas.

El último caso lo hemos vivido estos días con Steam y el posible comienzo de la era de los mods de pago, histórica decisión apoyada por compañías como Bethesda y el propio Gabe Newell, que ha acabado revocándose y deshaciéndose debido a la avalancha de quejas y peticiones de retirada de esta opción que iba a destrozar la comunidad modder tal y como la conocemos hoy, y tenía unos porcentajes de reparto descompensados para Valve, creador y editora de los juegos. Hay veces que los jugadores cabreados hemos ganado, hemos conseguido que se replanteen equívocos. Y otras veces en que se nos ha ignorado por completo y las cosas han seguido adelante como los ejecutivos habían decidido, ocasiones en que hemos sufrido una derrota pese al ruido hecho. Éstos son algunos de los casos más populares de victorias y fracasos, obviando las incontables peticiones de traducciones y doblajes (Kingdom Hearts 3D: Dream Drop Distance, muy sonado), estrenos de juegos en un determinado territorio donde no tenían pensado lanzarse (títulos japoneses que ni olemos en Europa) o deseo de que la censura no pasara demasiada factura (No More Heroes en su edición occidental, por ejemplo):

victorias-derrotas-gamer-cabreado_td02-605x300.jpg TD

Victorias

Xbox One sin conexión permanente

Microsoft presentó al mundo en mayo de 2013 (Vídeo) su consola de nueva generación, la Xbox One. Y junto a la poderosa máquina que conocimos hace ahora casi dos años, llegaban -de la mano de Dom Mattrick como presentador- un par de noticias que no gustaron a la mayoría de jugadores: sería una consola que necesitaría al menos una conexión a internet al día y vendría acompañada obligatoriamente del nuevo Kinect. La cámara formaba parte de la experiencia y del precio, 100 euros superior al de su competidora directa, PS4. Y el sistema de actualización periódica y diaria mediante internet aseguraban que no se iba a eliminar ya que éste era el planteamiento de una nueva máquina que a cambio ofrecía ventajas al jugador con esta conexión permanente.

Sin embargo, durante los meses posteriores fueron tantas y tan duras las críticas que recibieron ambas decisiones -especialmente la primera- que la compañía de Gates no tardó en rectificar y cambiar por completo toda la arquitectura de online obligatorio sobre la que estaba planteada Xbox One, quitando de pleno esta necesidad de conexión y de forma previa al lanzamiento en noviembre. Ovación para Microsoft por este paso atrás, pero el aplauso no fue tan rotundo ya que Kinect seguía estando en el paquete sí o sí, y no sería hasta casi un año después cuando se anunciase la posibilidad de comprar la máquina sin el controvertido dispositivo, cambio comercial que se impuso casi obligatoriamente dadas las ventas 7:1 que le llegó a sacar PS4.

Don Mattrick en la premiere mundial de Xbox One.
Don Mattrick en la premiere mundial de Xbox One.

Assassin's Creed Unity te regala otro juego

Concretamente su Season Pass. Ubisoft se las tuvo que ver el pasado noviembre ante una cascada de críticas y quejas sin precedentes en el mundo de los juegos con bugs. Assassin's Creed Unity (Análisis) salió con bajadas de frames muy serias y algunos glitches realmente llamativos que rompían la estabilidad gráfica del juego y hasta corrompían partidas guardadas. Hubo parches sin parar. La aventura de Arno en la París de la Revolución Francesa tenía antes de salir a la venta a un montón de pre-compradores que también habían adquirido el Pase de Temporada para jugar al DLC Reyes Muertos, el reciente Chronicles China y misiones adicionales de la campaña central, entre otros contenidos.

Fue ante el caos desatado, que ni la mismísima Plaza de la Concordia parisina del s. XVIII era capaz de lograr, cuando Ubi tuvo que dar marcha atrás, reconocer que el juego no estaba al nivel esperado y prometido, y atender a las quejas cancelando el Season Pass, regalando a todo el mundo el DLC Reyes Muertos y otorgando a los que compraron ese Pase de Temporada otro juego de la compañía a elegir. En general, los jugadores quedaron satisfechos con la medida que permitía hacerse con novedades como WatchDogs o Farcry 4 aunque no fue la que otros muchos esperaban, la polémica estaba servida. Lo que sí está claro es que de nuevo las quejas, uniones críticas y manifestaciones en la red funcionaron. Una victoria del pueblo como la francesa en 1789.

acbugs_ipv.jpg IPV  bug1.jpg Captura de pantalla

Reincorporación de Hatred a Steam Greenlight

Hatred es uno de los proyectos más macabros, violentos, desagradables y viscerales que hemos visto nunca en videojuegos. Saldrá en junio, dejando al jugador tomar el rol de un asesino en serie con pocos escrúpulos y mucha ira acumulada que desatará contra inocentes. Semejante experimento levantó un montón de polémica en cuanto se anunció y empezó su crowdfunding, claro, hasta tal punto que los moderadores de Steam decidieron retirar su oferta de financiación colectiva de Steam Greenlight. Si ruido ya había hecho cuando empezó su recaudación, más ruido hizo aún que se atentase contra la libertad de expresión de sus creadores de esta forma.

No tardaron en salir las críticas a la plataforma de Valve diciendo que volvía a salir a la luz la inmadurez en la industria del videojuego, que esto en el cine o la literatura no pasaba, y demás argumentos habituales. Los jugadores se agruparon para quejarse por esta censura y el propio Gabe Newell tuvo que volver a dar la cara por su empresa, reconociendo el error y confirmando que Hatred volvía a entrar en Greenlight ya que, en ningún caso, debía anularse la libertad creativa de un desarrollador de videojuegos, por muy polémica y políticamente incorrecta que resultase. El jefazo de Valve se ganaba así el aplauso y de nuevo confianza de una comunidad que obtuvo otra victoria en esta ocasión y pasó a apoyar el título como pocas veces hemos visto en Greenlight.

Halo ODST con The Master Chief Collection

Junto a Driveclub -ya arreglado pero aún sin versión PS Plus-, uno de los fiascos online del pasado otoño fue Halo: The Master Chief Collection. La vastísima recopilación remasterizada de todos los Halo protagonizados por el Jefe Maestro hasta la fecha y pensada en exclusiva para amortizar Xbox One no iba bien en su terreno online. Un enorme multijugador con más de 100 mapas para el competitivo y material de sobra para dar juego intergaláctico durante meses se veía prácticamente arruinado por el pésimo comportamiento de los servidores y el sistema de matchmaking roto. Las quejas fueron unánimes e instantáneas, sufrimiento que todavía no se ha calmado del todo para los compradores de la súper colección y que Microsoft tenía que compensar de alguna manera.

La solución elegida parece que gustó a todos siempre que se siga trabajando en arreglar de una vez por todas el multijugador de los 4 Halo incluidos en la TMCC: se añade al paquete de forma totalmente gratuita Halo ODST, que aunque es un spin-off de la saga central y no está protagonizado por el Jefe Maestro, es sin duda un gran juego que al unirse a esta colección remasterizada la hace todavía más apetecible y una verdadera reliquia de coleccionista para los seguidores de los Spartan. De no haberse pronunciado toda la comunidad de forma tan unánime y haber pasado por el aro de un online inestable, no se habría conseguido este valioso obsequio de compensación.

Halo: The Master Chief Collection (XBO) Captura de pantalla Halo: The Master Chief Collection (XBO) Captura de pantalla Halo: The Master Chief Collection (XBO) Captura de pantalla

Programa Embajador de Nintendo 3DS

Aunque Nintendo 3DS sea la portátil líder en ventas desde hace años y sus cifras estén empezando a alcanzar la gloria que solo las consolas más vendidas de la Historia se atreven a tocar, hubo un tiempo, al principio, donde las ventas eran desastrosas y parecía no haber manera de alcanzar las cotas esperadas por la compañía de Super Mario. Salió en nuestro territorio -y ya con ello en todo el mundo- en marzo de 2011, estrenando el llamativo efecto estereoscópico sin gafas y a un considerable precio europeo de 249,90 euros. Demasiado caro para una consola portátil, quizá, aunque más tarde vimos que PSVita repetía la hazaña, aunque esta vez quizá más justificada por el hardware puntero que había compactado Sony en ella. En definitiva, ante unas ventas de 3DS que se la estaban pegando, Nintendo decidió cuatro meses después del lanzamiento bajar drásticamente el precio de la misma en 80 euros.

De esta forma, la dejaba en unos más apetecibles 169,90, lo que suponía una rebaja del 35% sobre el precio de 16 semanas antes, algo que no sentó nada bien a los primeros compradores que en seguida pidieron compensación de algún tipo ante semejante paso atrás con el precio de venta primitivo y que habían pagado ellos. La respuesta de Satoru Iwata y su compañía fue el Programa Embajador, o lo que es lo mismo, la posibilidad de descargarse gratis 10 juegos de NES y de GBA de la Tienda Virtual. No era gran cosa ni lo que la mayoría esperaba, pero podemos considerar victoria que una empresa tan hermética como es Nintendo cediera ante las quejas de esta forma y obsequiara con contenido originalmente de pago a sus más fieles compradores. Ni tan mal...

Los juegos del Programa Embajador de 3DS.
Los juegos del Programa Embajador de 3DS.

Monocle-Gate de EVE Online

En el verano del 2011, los creadores de EVE Online lanzaron una de sus más ambiciosas expansiones: Incarna. Hasta ese momento, la única representación de los pilotos en este universo MMO era un simple retrato, ya que el protagonismo se lo llevaban las propias naves. Pero Incarna ofrecía un primer paso para crear un mundo más realista, dándonos la opción de crear un personaje de cuerpo completo con el que movernos dentro de nuestra habitación en la estación espacial. Junto a esta innovación -que muchos veían superflua- se añadió la posibilidad de comprar complementos estéticos a nuestro personaje, que se vendían a precios desorbitados: camisas a 40 euros, o, la estrella, un monóculo que al cambio salía a nada menos que 75 eurazos.

Indignados, y hartos de esta atención a un elemento como este cuando el juego tenía mucho que mejorar en otros aspectos considerados más importantes, los jugadores montaron en sus naves y decidieron hacer visible su enfado, generando una de las más notorias cibermanifestaciones vistas en un MMO. Miles de naves se concentraron en el sistema Jita y empezaron a disparar a una escultura espacial en protesta, mientras los foros ardían. CCP tuvo que reaccionar y dio la razón a los usuarios con una carta de disculpa, prometiendo volver a poner el foco en el espacio y en los problemas del juego. En homenaje al momento, esa escultura espacial -que era indestructible- fue reemplazada por una versión en ruinas, como símbolo del cambio que habían forzado los jugadores. Un éxito.

El monumento en el juego que recuerda lo ocurrido.
El monumento en el juego que recuerda lo ocurrido.

SimCity sin conexión permanente

Existen muchos juegos que requieren estar conectados a internet para jugar. Pero, normalmente, son títulos que por su propia naturaleza lo justifican, tirando de servidor para los cambios, funcionando en distintos dispositivos con una misma cuenta, siendo solo multijugador, etc. El último SimCity, con graves problemas de conectividad en sus primeras semanas tras el lanzamiento, no es uno de ellos. El juego de Maxis de 2013 tenía modalidades singleplayer rotundas que, siguiendo unos patrones de videojuego tradicional, no justificaban de ninguna forma la necesidad de conexión a la red para jugarse. Esto de solo juego en línea sea el modo que sea más bien parecía un capricho de los desarrolladores para controlar la piratería.

Las quejas en cuanto se dio la noticia de conexión obligatoria no tardaron en aparecer, con sonados planes de boicot colectivo al juego de gestión de ciudades. Ante estos incidentes virtuales, a Electronic Arts y Maxis no les quedó otra que dar marcha atrás de forma casi forzada si querían que la que sería de sus últimas creaciones juntos les saliera bien, de manera que se retiró en cuanto se pudo el online imprescindible para jugar, quedando como una opción que mejoraba en parte la experiencia singleplayer y que, por supuesto, sí se requería para el multijugador y que las ciudades o visitantes de otros usuarios entrasen en nuestra partida y región.

Retirada de los mods de pago de Steam Workshop

Es el caso más reciente de éxito o victoria de los jugadores unidos frente a lo que consideran un abuso o estafa por parte de las compañías. El hilo que promueve todo este reportaje explotaba el pasado fin de semana con la decisión de Gabe Newell y los suyos de incluir para los modders la posibilidad de cobrar por sus creaciones, de hacer de pago los mods que colgaban en Steam Workshop. El juego que empezaría con ello no iba a ser cualquiera, sino The Elder Scrolls V: Skyrim, uno de los más "modeados" y que durante algo más de 24 horas tuvo alguna que otra transformación de este tipo de pago. El reparto de las ganancias obtenidas por los mods vendidos era el núcleo del problema, con un 25% para el modder que crea la herramienta, un 30% para Valve por sostener el mod en Steam Workshop y un 45% para la editora del juego intervenido, en este caso Bethesda por Skyrim.

Claro, tanto Valve como las compañías encantadas con esta nueva posibilidad de precio. Los modders divididos. Y la comunidad de jugadores realmente indignada por ver cómo algo que siempre había sido gratis e incentivaba la compra de uno u otros títulos ahora pasaba a ser de pago descarado y sin que el verdadero creador reciba un porcentaje aceptable. Quejas instantáneas y muy sonadas, lo que llevó al propio Gabe N. a tener que volver a salir a la palestra a decir que se retiraba del todo esta medida de prueba debido a lo impopular de la decisión. "Nos hemos equivocado", llegó a declarar. Toda una victoria histórica de la unión que hace la fuerza y un caso inspirador para seguir manifestando lo que no nos gusta como consumidores y compradores que somos.

No siempre hemos ganado con nuestra indignación pública y consenso internauta. Pasa a la Página 2 para conocer los principales fracasos y derrotas del gamer cabreado.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad