Skip to main content
Publicidad

Las crónicas de The Elder Scrolls

publicidad
feature
NGE PC PS3 XBX 360 - Reportaje |

The Elder Scrolls Anthology llega a las tiendas de todo el mundo. Una edición especial de Bethesda que incluye todos los juegos editados de la saga y gran parte de sus contenidos descargables y expansiones. Casi 20 años de historia de los juegos de rol, resumidos en una edición de coleccionista. Hoy, vamos a echar un vistazo a este fantástico universo que ha encandilado a millones de usuarios. Bienvenidos a una de las sagas de fantasía heroica más famosas de los últimos tiempos. Bienvenidos a The Elder Scrolls.

Reportaje

Pocos nombres suscitan más ansia y emoción entre los jugadores que The Elder Scrolls. Con 5 entregas principales en su haber, y un futuro mundo persistente que hará realidad los deseos de muchos aficionados, esta serie de juegos de fantasía ha sido el hogar de los sueños y aventuras de muchos aficionados al género durante los últimos 20 años. Con cada nueva entrega, The Elder Scrolls se ha ido revelando como un hito del género, una influencia innegable para todo lo que se ha publicado posteriormente y un éxito sin comparación. Una saga que se ha convertido en el emblema de una compañía que, en sus inicios, malamente podría haber imaginado la relevancia que llegarían a tener sus juegos.

Desde The Elder Scrolls: Arena, hasta el futuro The Elder Scrolls Online, existen dos décadas de distancia. Un tiempo muy largo, en el que el propio proyecto ha ido pasando por distintas fases. Pero, si hay algo que distingue a este producto de Bethesda, es el respeto por algunas de las bases primordiales de su planteamiento original… y quizás este sea uno de los motivos principales de su éxito mantenido a lo largo de los años. En este reportaje, vamos a recordar cada uno de sus trabajos relacionado con The Elder Scrolls. Acompañadnos en este viaje por Tamriel y sus tomos de sabiduría, en lo que se recogen todos los hechos que ya han ocurrido, ocurren y ocurrirán. Un mundo de valerosos héroes y temibles enemigos, que ha forjado su propia historia.

La historia de The Elder Scrolls Captura de pantalla

El nacimiento de una saga
Cuando el primero de los juegos de esta saga salió a la venta en 1994, Bethesda Softworks contaba con 8 años de experiencia a sus espaldas. La compañía estadounidense había dedicado los primeros años de su existencia a desarrollar títulos deportivos -Gridiron! o Wayne Gretzky Hockey- y juegos basados en películas taquilleras de la época -como The Terminator o Home Alone. Aunque la crítica solía ser favorable con sus productos, aquellos desarrollos poco tenían que ver con el estilo que todos asociamos actualmente a la compañía: mundos abiertos con gran libertad de movimiento y acción. Pero... ¿Cómo nace en Bethesda la idea que más tarde de convertiría en una de las sagas de más éxito de los videojuegos? Cuatro nombres: Ted Peterson, Vijay Lakshman, Chris Weaver y por supuesto, Julian LeFay.

Estos cuatro compañeros en Bethesda, era muy aficionados a los juegos de rol de papel, lápiz y dados. Poco a poco, en sus campañas de rol, fueron dando forma a un mundo llamado Tamriel, habitado por criaturas de fantasía y valerosos héroes... Aunque todavía estaba muy lejos del completo universo al que nos transportan sus videojuegos hoy en día. Para su nuevo desarrollo, se plantearon usar su creación como ambientación para un juego fantástico, cuyo planteamiento se había visto muy influenciado por la serie Ultima. Con estas bases, asentaron una primera idea para lo que se convertiría en The Elder Scrolls: Arena. El juego estaría ambientado en una única gran ciudad, usaría vista en primera persona y permitiría libertad de movimiento al usuario. Y aunque ya estaba cobrando forma... todavía aguardaban muchos cambios.

The Elder Scrolls: Arena
The Elder Scrolls: Arena

En aquellos momentos, el juego solamente se llamaba Arena, y trataba sobre un grupo de gladiadores que iban buscándose el pan en la capital del Imperio. Carecía de cualquier componente del género rol, y la acción era el aspecto predominante en el título. Poco a poco, el equipo se dio cuenta de que estaba desarrollando un mundo jugable cuyas dimensiones superaban con creces a las del resto de título del mercado, y comenzaron a añadir misiones secundarias al juego. Estas búsquedas adicionales sí que tenían mucho más que ver con los juegos de rol... y poco a poco fueron cobrando más y más importancia dentro del juego. Así, el desarrollo empezó a orientarse a la creación de más de estas misiones, que dejaron de ser secundarias para irse convirtiendo en hilo principal de Arena. Pero los cambios, no acabaron aquí...

La acción se fue trasladando de las arenas de combate, que daban nombre al título, a las mazmorras y calabozos que se iban desarrollando para alojar las nuevas misiones existentes en la ciudad. Además, el equipo comenzó idear y crear pequeñas ciudades alrededor de la capital, en las que también se irían sucediendo más tareas. Poco a poco, los aspectos más típicos de los juegos de rol iban tomando un papel principal en el desarrollo de Arena, dejando de lado algunos de los planteamientos originales. Los cambios llegaron a tal punto que, definitivamente, los protagonistas ya no tenían motivo para ser gladiadores en busca de gloria y fama... podrían ser aventureros en este nuevo universo de fantasía. De hecho, todo lo que tenía que ver con las arenas de combate se fue suprimiendo para seguir desarrollando nuevas opciones.

The Elder Scrolls: Arena
The Elder Scrolls: Arena

El nombre de Arena ya no tenía demasiado sentido, y Bethesda Softworks se planteó cambiarlo por otro que sí reflejase el argumento del juego. Sin embargo, el equipo se encontró con un problema: Todo el material impreso referente al juego ya estaba en producción, y no había manera de cambiarlo a estas alturas, tan cerca de la fecha final que se habían fijado para el lanzamiento. La solución fue ideada por Vijay Lakshman, quien propuso al resto del equipo añadir el encabezado que pasaría a formar parte de la historia de los videojuegos: los Elder Scrolls. En su ambientación de fantasía, estos serían unos tomos de antigua sabiduría en los que se narra el pasado, presente y futuro de la historia de Tamriel... y el título pasó a ser The Elder Scrolls: Arena. Sin gladiadores, ni coliseos y con una transformación completa al rol, nació el primero de la saga.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad