Skip to main content
Publicidad

La química entra en juego

publicidad

Conclusiones
fpsbrain_6_0.jpg Captura de pantallaDespués de casi cinco mil palabras hemos llegado a la conclusión más lógica y que podríamos haber extraído desde el mismo comienzo de este reportaje; los rendimientos de cada jugador, en su 90%, están marcados por su entrenamiento. Dejamos un 10% extra para otros condicionantes como son el hardware utilizado, la configuración del juego y, muy importante, la motivación.

El mejor jugador es aquel que cuenta con los mejores medios (y aquí incluimos el ratón, el teclado, auriculares y micro, una buena tarjeta gráfica y un monitor de gran tamaño), el que está motivado para ganar y, sobre todo, el que conoce a la perfección el juego. Ha de conocer cada rincón del mapa, cada ventaja del terreno, el uso adecuado de cada arma, los tiempos de recorrido, las ayudas y saber aprovechar cada ventaja estratégica y táctica que le propicien los jugadores rivales. Y eso sólo se consigue jugando y jugando a ese mismo juego. Una vez tenemos a este jugador, multiplicamos su potencial a base de años de experiencia, de curtirse en competiciones y de 'vivir para' el juego. Mientras hay quien afirma que hay determinados jugadores que han nacido con un don para el juego, nosotros estamos convencidos de que no es así. Al contrario que en otros deportes donde el físico es fundamental, el ser un gran jugador sólo requiere motivación, esfuerzo y entrenamiento.

La química entra en juego

Entonces ¿en qué lugar quedan los productos como el FPS Brain? Pongamos un supuesto teórico en el que dos jugadores tienen exactamente las mismas condiciones de juego y los mismos conocimientos y experiencia sobre el juego ¿desestabilizarían productos como el FPS Brain la igualdad a favor del que las consumiera? No lo sabemos, quizá sí, pero en Meristation somos partidarios de que si queremos romper esa igualdad, lo hagamos mejorando sobre el juego, practicando y entrenando. Nada más.

Así pues, desde Meristation desaconsejamos el consumo de este tipo de productos.

Lo hacemos basándonos en tres razonamientos.

fpsbrain_11_0.jpg Captura de pantalla1º No existe un producto que mejore expresamente nuestro rendimiento en los juegos. Sí que existen los que aumentan la velocidad de nuestro organismo, nos quitan el sueño, nos exciten… pero ninguno que garantice más 'frags'. De hecho hay productos como algunos antihistamínicos o simples colirios de ojos que 'nos dopan' más de lo que lo hacen productos como el que hoy hemos analizado. Y ese es el riesgo a evitar. Si asumimos y consideramos normal el consumo de esta 'química' como opción para mejorar nuestro rendimiento en el juego, quizá cuando comprobemos que no funciona o que no conseguimos con ellas los efectos esperados, optemos por otros productos psicoactivos más efectivos pero con un mayor riesgo para la salud.

fpsbrain_14_0.jpg Captura de pantalla2º La mejora en el juego depende de muchos parámetros y dejan en un lugar prácticamente testimonial lo que podría aportar una mejor asimilación de vitaminas, unos capilares más dilatados, una mayor más muscular o cualquiera de las supuestas ventajas de estos productos. Si alguien quiere mejorar en un juego, que juegue, que meta horas. De ese modo sí que notará una auténtica progresión en su rendimiento siendo, para nosotros, la única forma de convertirse en mejor jugador.

fpsbrain_4_0.jpg Captura de pantalla3º Por último y quizá como más importante, como jugadores entendemos que tomar pastillas para ganar hace perder gran parte de su sentido al propio juego. Jugar es una forma de divertirse, una actividad que tanto de forma comunitaria o individual ha de servirnos para disfrutar, para pasar un buen rato. Jugar supone ganar y también perder. Esa es su esencia. ¿'doparse' para jugar es ser un tramposo? Algo que sí que sería discutible en las escasas competiciones profesionales con las que cuenta nuestro hobby, no tiene ningún sentido para la gran mayoría. Si alguien cree que está ganando gracias a que ha tomado determinadas cápsulas sólo se engaña a sí mismo. El resto jugamos para divertirnos, ganando y perdiendo cada cual dentro de sus posibilidades, pero sin sentir la necesidad de tomar nada para cambiarlo y evitando con ello riesgos innecesarios para nuestra salud.

Agradecimientos:
A Fernando de 4Frags.com, A Garbiñe de Sanidad Álava, a Pablo, de la Dirección General de Consumo, a Rubén, de la Dirección General de Sanidad, a Mª Jesús, de la Agencia del Medicamento, a Mª Nieves, de Endocrinología de H. Santiago, a Biomag, por facilitar la Party y a los 'cobayas' Poki, Mortimer, Txiki, Malo,Txintxo, Sexpir, Thund, Espachurreitor, Hada, Igor, Gardel, Gary, Estíbaliz, Silvia, Judas y Kantxo.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad