Skip to main content
Publicidad

Juegos Ocultos de la Generación

publicidad
feature
| DS Wii PC PS3 PSP 360 - Reportaje |

Ha sido una larga generación, muchos han sido los títulos que han triunfado o fracasado en estos años, pero también son numerosos los juegos que por un motivo u otro no han podido demostrar su calidad y virtudes ante un gran público. Repasamos algunos de los proyectos menos recordados.

Reportaje

No hace falta remontarse a pasadas generaciones para encontrar "Juegos Ocultos", títulos perdidos en un océano de lanzamiento que son sólo recordados por unos pocos. Ahora que nos dirigimos al final de esta larga generación, es fácil echar un vistazo a las listas de pasados años y encontrar juegos que no han tenido el impacto ni la notoriedad que podían haber merecido. Unos porque aparecieron con grandes cualidades pero detalles importantes por pulir, otros porque a pesar de su gran calidad no consiguieron calar por alguna misteriosa razón. Por ello hemos buscado en los catálogos de PS3, Wii, 360, DS y PSP para encontrar esos títulos que no merecen ser olvidados en las arenas del tiempo -el PC desafía el concepto de "generación" y no es una parte integral de este artículo, aunque algunos de los juegos mencionados tengan versión para compatible-. Obviamente, siempre resulta complicado cuantificar "cómo de desconocido es un juego" a un nivel global, habrá lectores que estén familiarizados con todos o la mayoría de estos títulos, algunos incluso gozan de un seguimiento minoritario pero entusiasta y se dejan ver en foros especializados de tanto en cuando, pero aún así son juegos que cumplen con la idea de ser buenos e incluso muy buenos títulos con una atención inferior a la que merecen y bajo ese criterio hemos tratado de crear este texto, desde el que además os invitamos a compartir vuestras propias propuestas, en la sección de comentarios.

Valkyrira Chronicles (PS3)

Uno de los popes de la estrategia occidental, Julian Gollop, el creador del X-Com original, llegó a decir que Valkyria Chronicles respondía a la visión que él tenía de un sistema estratégico por turnos moderno. En muchos aspectos, el juego de Shuntaro Tanaka es realmente revolucionario en la forma en la que crea un sistema de combate por turnos con verdadera profundidad táctica pero sin perder de vista el espectáculo o la fluidez. Aplicando cel-shading, el juego consigue presentar unos bellísimos gráficos que contrastan con la realidad de la cruenta guerra que narra la historia. La mezcla entre elementos reales como armas de fuego, vehículos y tanques con otros aspectos más fantásticos resulta en un sugerente escenario en el que la historia personal de los protagonistas y el destino de su nación resulta emocionante. En el plano jugable hay que controlar multitud de detalles de las unidades que controlas, antes y durante la batalla, incluyendo aspectos sociales, posicionamiento, fortalezas y debilidades. Es un juego que debería haber marcado un nuevo camino para la estrategia por turnos, pero esa revolución fue robada por unas ventas poco convincentes que llevaron la saga de PS3 a PSP, limitándola además al mercado japonés. Una lástima.

Warhammer 40,000: Space Marine (PC, 360, PS3)

Relic es particularmente reconocida por sus juegos de estrategia. En particular, Homeworld y especialmente la saga Dawn of War, que ha puesto Warhammer 40.000 en la actualidad del videojuego durante años. El estudio canadiense sin embargo ha tratado de hacer también sus pinitos fuera de la estrategia, con Space Marine como máximo ejemplo. Aprovechando la licencia y el gran conocimiento acumulado de ese oscuro futuro, el estudio se lanzó a crear un juego de acción que capturara el espíritu de lo que es ser un Ultramarine enfrentado a las fuerzas heréticas para mayor gloria del Dios-Emperador. Basado en un Mundo-Forja, Space Marine hace una estupenda interpretación del universo en general y del espíritu de combate de estos semi-dioses de la guerra en particular. “Un Ultramarine no se esconde” bajo esa premisa se generaba un sistema a caballo entre un shooter en tercera persona y un musou en el que nos lanzábamos de cabeza a feroces batallas contra hordas de Orkos, usando diversas armas de Poder, una variedad de armamento pesado e incluso jetpacks para descargar la ira del Emperador desde las alturas. Es una pena que las ventas fueran discretas porque es un gran título de acción, intenso y diferente a otras propuestas, además de una gozada para cualquier amante del universo de Games Workshop.

Alpha Protocol (PS3, PC, 360)

Para una minoritaria pero entusiasta comunidad, Alpha Protocol no es sólo un juego incomprendido, es uno de los mejores ejemplos de rol computerizado de esta generación, un refinamiento de la fórmula de diálogo y toma de decisiones vista en los juegos de Bioware -Mass Effect en particular-, pero con un sistema de decisiones y consecuencias más rico y coherente, personajes realmente interesantes y diálogos a un nivel generalmente más alto. Esta historía de espías modernos nos pone en el papel de un agente secreto atrapado en una gran conspiración a escala mundial, un peligroso viaje en el que conoceremos a curiosas personalidades con las que podremos aliarnos o enemistarnos dependiendo de nuestras actitudes. Obsidian y en particular Chris Avellone vuelven a demostrar su enorme talento para escribir historias interactivas, generando una narrativa tan rica y variada como coherente. Desgraciadamente, esa enorme brillantez no se ve correspondida en la acción del juego, una mezcla entre acción e infiltración que puede resultar algo tosco dependiendo del tipo de especialidades que desarrolles. A pesar de ello, uno de los más interesantes juegos de rol de la generación.

Little King's Story (Wii)

Uno de los juegos más injustamente olvidados del catálogo de Wii, especialmente porque también estamos hablando de uno de los mejores. Un aburrido niño normal y corriente se convierte por lances del destino en el rey de una pequeña población, y desde esa posición debe de tratar de poner orden en su reino. La mecánica se desarrolla con una adecuada mezcla entre rol y estrategia, con dos partes diferenciadas: una que recuerda un poco a Pikmin, en la que controlamos a una “nube” de unidades que usaremos para realizar distintas actividades y combatir contra posibles amenazas. En la otra, usaremos el dinero de nuestras aventuras para edificar nuestro reino y crear las infraestructuras necesarias para que prospere. La historia se desarrolla con un humor entrañable, algo perfecto para acompañar un aspecto visual maravilloso, de lo mejor de la consola de Nintendo, que sirve para crear un mundo estilizado creado con toque de acuarelas que resulta irresistiblemente bello. La música es también de una calidad sobresaliente gracias a la experta dirección de la compositora Yoko Shimomura -Kingdom Hearts, Final Fantasy Versus...-. A pesar de sus muchas cualidades, el juego no acabó de triunfar en ventas y no pudo contribuir a la supervivencia del estudio CING, que lo tenía como uno de sus proyectos más ambiciosos. De las cenizas del estudio apareció una “reinterpretación” para Vita desarrollada por otro equipo y con un estilo gráfico diferente -y peor-, aunque eso no impedía que la calidad original de la propuesta brillara con luz propia.

Hotel Dusk 215 (Nintendo DS)

Otra de las últimas obras de la tristemente desaparecida Cing junto con Little King's Story, es también un excelente ejemplo de Novela Visual pensada para un público internacional y alejado de la estética anime habitual del género. Haciendo buen uso de la doble pantalla y la naturaleza táctil de Nintendo DS, Hotel Dusk es un excelente ejemplo de las fortalezas de un género basado en la narrativa y en la astucia para resolver puzles integrados en la propia trama. El protagonista, el ex-policía Kyle Hyde llega al Hotel Dusk enviado por su empresa actual. Allí empieza a conocer a una serie de personajes particulares y a encontrarse con extraños fenómenos que parecen estar relacionados con el nombre de la habitación 215 que da nombre al juego: la “habitación de los deseos”. A partir de ahí se desarrolla una elaborada trama con multitud de misterios e historias entrelazadas que deberemos ir desentrañando poco a poco, caminando por el destartalado hotel, hablando con los clientes y eligiendo las opciones adecuadas en los diálogos. El ritmo es lánguido y es un juego en el que no resulta difícil bloquearse, lo que hace que requiera paciencia, pero su trama lo merece. Detalles como el excelente uso de la rotoscopia para las animaciones y el impecable estilo visual de los personajes, con ese trazo a lápiz en blanco y negro tan característico termina de definir un juego de una gran personalidad.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad