Skip to main content
Publicidad

Irrational Games: Homenaje a un Legado de Éxito

publicidad
feature
| PC PS3 360 - Reportaje |

Irrational Games cierra sus puertas. Y con ellas un legado de 17 años que se traduce en un puñado de IPs a las que nunca les faltó el prestigio, coronadas por el triunvirato System Shock 2-Bioshock-Bioshock Infinite. Este es el legado del ya ex-estudio de Ken Levine y su cohorte de artistas y creativos sin igual

Reportaje

“El Hombre Elige, el Esclavo Obedece”,
Andrew Ryan

"Esta ciudad no se levantó con hormigón y acero; se levantó con ideas!"
En 2007, doce años después de haber empezado en esto, el nombre de Ken Levine se inscribió para siempre en la historia del Videojuego junto a la obra con la que siempre será ligado. En ese año, el primer Bioshock vio la luz, y con ella, un reconocimiento crítico y público tan inmenso que lo cataloga como uno de los mejores videojuegos jamás creados. Tras Rapture, tras Andrew Ryan, los splicer o las Little Sister figuraba un estudio que, a pesar de crear juegos de éxito y renombre, demostró siempre ser fiel a su propia filosofía y no dejarse ni arrastrar al dinero fácil, ni que sus proyectos se convirtieran en ejemplos de IPs quemadas y aburridas tras un modelo de lanzamiento anual y de secuelas/precuelas que acaban agotando la fórmula original.

Irrational siempre fue fiel a Irrational, a la filosofía de Auteur – teoría cinematográfica postulada en los 50 que viene a señalar que el sello personal de un autor, su visión, pensamiento, estilo e intenciones quedan bien palpables en las obras que este crea- que el siempre cercano Ken Levine concibió para ella una década antes que los Bid Daddies aparecieran. Era un estudio ganador, uno que al estilo de directores como Christopher Nolan abrazó un éxito en cada IP no sólo monetario, sino prestigioso. Que trabajaba a su ritmo, ajeno a las presiones y a la extenuante política de otros. Un estudio mimado por Take-Two y 2K, pero merecido de ello, con pocas obras pero cada una esperada como agua de mayo.  

Irrational Games: Despedida a un Legado de Éxito Captura de pantalla

Pero el sueño se terminó. La Columbia que despegó en 1997 cuando Irrational Games fue fundada ha aterrizado al fin; la Rapture submarina ha decidido que ya es hora de cerrar sus puertas y dejar que el recuerdo crezca.  Irrational es historia ya en una de las decisiones más inesperadas, sorprendentes y chocantes que se recuerdan en el sector en la generación actual. Su co-fundador, ese hombre que siempre aparecía en vaqueros y camiseta en los eventos alejado del aire de estrella del rock o ego desmedido que embargan a otros creativos/desarrolladores de esta industria, ha tomado una de las decisiones más honestas y sinceras en una época en que a los jugadores se nos miente demasiado, se nos promete muchas cosas y se nos da la mitad. Y por si alguno está pensando en esa IA prometida de Elizabeth que al final no fue tanto como la publicitaron, está claro que el derroche de imaginación puesto en cada rincón, detalle e historia de Infinite bien puede compensar esta parte.

Ken Levine es el padre de Bioshock y de Bioshock Infinite, dos de los títulos más reconocidos de la generación que prácticamente ha terminado. Tenía libertad de trabajo, presupuesto para contar lo que a él y a su equipo le diesen la gana, por lo que el anuncio ha resultado todavía más impactante. Las causas no están claras más allá de lo declarado por Levine: “Necesito reenfocar mi energía en un equipo pequeño con una estructura más sencilla y una relación más directa con los jugadores". En otras palabras, las suyas propias, "Regresaré a la forma en que comenzamos [en Irrational Games]: Un equipo pequeño haciendo juegos para una audiencia de jugadores tradicionales". Está claro que cerrar algo del tamaño y prestigio de Irrational Games es una decisión meditada y consensuada por ambas partes, sus empleados y 2K de la que es o mejor dicho era subsidiaria, y esta a su vez de Take-Two. Pero sea como fuere, ahora mismo si hay más motivos aparte del publicado por Levine es algo que solamente se maneja a nivel interno de personal, y lo único que queda claro es que el estudio ha cerrado sus puertas después de abrirla hace 17 años, con la secuela de una IP que la puso en orbita.

Irrational Games: Despedida a un Legado de Éxito Captura de pantalla

Como señala el mensaje publicado por el creativo en el site del estudio –que actualmente es lo único que muestra-: “Cuando Jon Chey, Rob Fermier y yo fundamos Irrational Games hace diecisiete años, nuestra misión consistió en crear mundos visualmente únicos y repoblarlos con personajes singulares. Construimos Columbia y Rapture, la Von Braun y el Rickenbacker, la Freedom Fortress y algunos de los más desagradables sótanos que un equipo SWAT ha tenido que pisar. Concebimos a Booker y Elizabeth, el Big Daddy y la Little Sister, las MidWives y los ManBot. En esa época, Irrarional ha ido creciendo en tamaño y éxito más que lo podríamos haber concebido cuando empezamos nuestro estudio de tres personas en una sala de estar en Cambridge, Massachussets. Ha sido el proyecto definitorio de mi vida profesional.

“Diecisiete años es un tiempo considerable para realizar cualquier trabajo, incluso el mejor. Y trabajando con el increíble equipo de Irrational Games es de hecho el mejor trabajo que jamás he tenido […] Gracias a Irrational y a la pasión de 2K en desarrollar los juegos, y a los fans que han creído en ellos, Bioshock ha generado ventas físicas de alrededor de 500 millones de dólares, y asegurado un lugar icónico en el Videojuego. Les estoy pasando las riendas de nuestra creación, el universo Bioshock, a 2K para que así nuestra nueva aventura pueda centrarse exclusivamente en la narrativa rejugable. Si tenemos suerte, construiremos algo la mitad de memorable de lo que lo ha sido Bioshock”.

Irrational Games: Despedida a un Legado de Éxito Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad