Skip to main content
Publicidad

FIFA 16 vs PES 2016

publicidad
feature
| PS4 XBO - Opinión |

Comparamos las virtudes y defectos de las dos nuevas entregas de fútbol para esta temporada. Ambas consiguen dar un salto de calidad importante respecto a sus predecesores, pero... ¿Cuál es mejor?

Opinión

¿PES o FIFA? Qué difícil elección para los amantes del fútbol virtual siempre que llega el mes de septiembre. Aunque es cierto que ha habido varios años en los que la decisión era sencilla por deméritos de unos y méritos de otros –ambos han tenido su ciclo triunfal en este milenio- lo cierto es que la comparativa ha estrechado tanto el cerco que ya no es cuestión de decir que uno es superior al otro “y punto”. Esta comparativa, que quiere enfrentar a los dos juegos más potentes de sendas sagas de los últimos tiempos, quiere dirimir las dudas sobre qué juego se adecua más a lo que necesitas. Depende de cómo quieras disfrutar del fútbol en consola será más recomendable una propuesta u otra. Y es que aunque en cómputo global nos pueda parecer algo mejor uno que otro, lo cierto es que depende de muchos factores. Así que esto es lo que ofrece el partido del siglo (otra vez).

Gráficos

Lo primero que hace un videojuego es entrar por la vista. Y lo que vemos debe ser agradable para los ojos. En este sentido PES 2016 ha dado un paso al frente y ha mejorado sobre todo en movimiento, con una gran cantidad de animaciones nuevas que dejan en el pasado esos movimientos robóticos y esos pases y disparos poco ortodoxos. Lo cierto es que tanto estas nuevas animaciones como la recreación facial de los jugadores más famosos es todo un acierto y el mayor gancho que tiene el título. Pero es FIFA el que a nivel global se lleva el gato al agua por un mejor acabado general de lo que conlleva un partido de fútbol. La recreación del césped, que se va desgastando con el paso de los minutos, las animaciones que mantienen el alto nivel de siempre y la recreación milimétrica de los estadios licenciados que se sienten como en la vida real. Ambos juegos tienen margen de mejora  a nivel visual (ahí está el ejemplo NBA 2K16), y aunque tienen sus cosas buenas y malas, en el cómputo general nos quedamos con FIFA 16.

Lo mejor de PES: las nuevas animaciones y las caras de los jugadores top.

Lo mejor de FIFA: el nivel general de acabado y varios detalles que lo hacen más completo y pulido.

Lo peor: Ni FIFA ni PES tienen un nivel visual igualable al estandarte de los deportes, NBA 2K.

PES 2016 (PS4) Captura de pantalla

 

Sonido

Ambos juegos apuestan por una fórmula basada en canciones más o menos conocidas para acompañar en los menús y por la presencia de narradores deportivos  de renombre para las retransmisiones. Ambas propuestas, también, fracasan a la hora de aprovechar comunicadores como Lama, Paco Gonzàlez, Martínez o Maldini. Se han añadido nuevas frases pero en ninguno de los dos casos encajan como deberían. Seguramente en FIFA hay algo más de coherencia, pero no son ejemplos a seguir y son una asignatura pendiente para ambas sagas. A nivel de ambiente, FIFA destaca por contener cánticos típicos de ciertos campos, como el You’ll Never Walk Alone en Anfield. La tracklist para los menús es más amplia y variada en FIFA.

Lo mejor de PES:  la apuesta por la música de los menús contiene suficiente variedad

Lo mejor de FIFA:  tracklist enorme y completa y cánticos personalizados en ciertos estadios.

Lo peor: Ninguno de los dos tiene narradores españoles a la altura ni aprovechan el trabajo que realizan en la vida real.

FIFA 16 (PS4) Captura de pantalla

 

Físicas y contacto

El motor de físicas es una parte importante para hacer que todo funcione correctamente y se asemeje lo que vemos a un partido de fútbol.  FIFA 16 vuelve a apostar por el Ignite, motor de nueva generación que permite ver varias situaciones verosímiles en luchas por el balón, reacciones según impactos y demás sobre todo con entradas fuertes. FIFA es continuista respecto anteriores entregas, pero por otro lado PES 2016 quién da el paso al frente en este sentido con un renovado sistema de colisiones impresionante. Es una maravilla ver como los jugadores ponen el brazo y el cuerpo para evitar la presión rival, como saltan para zafarse de entradas o como chocan en el aire cuando van a por un balón dividido. En general, la relación atacante-defensa fluye como nunca antes en esta entrega y hace que PES 2016 brille con luz propia en lo que definimos como fútbol de contacto. Cada jugador según sus características reacciona de maneras distintas según fuerza o habilidad.

Lo mejor de PES: recreación del fútbol de contacto perfecta. Los jugadores reaccionan de manera realista ante el contacto con rivales.

Lo mejor de FIFA:  Los rifi-rafes en carrera y choques con segadas a ras de suelo.

Lo Peor: Ambos juegos tienen ciertas situaciones de rebotes que no acaban de convencer en ciertos momentos.

PES 2016 (PS4) Captura de pantalla

 

El balón

El balón vuelve a ofrecer un trabajo realmente vistoso y convincente en ambos juegos, con un peso que se asemeja a la vida real y con una reacción a la hora de moverse a ras de suelo o en los pies del jugador de turno satisfactorio. Dependiendo de la fuerza de nuestros pases veremos una física que responde de manera coherente en cada momento. Seguramente en PES es algo más pulido en términos generales, aunque los disparos fuertes a veces salen demasiado virulentos. En FIFA se ha trabajado y mucho para despojarse de esa sensación “balón de playa” en desplazamientos largos, aunque sigue siendo algo menos convincente que en PES. La mejora en los disparos lejanos en el juego de EA, en todo caso, es evidente.

Lo mejor de PES: Circula de manera perfecta en pies de jugadores o en pases de cualquier tipo.

Lo mejor de FIFA: mejora evidente en los disparos lejanos.

Lo peor de PES: Los disparos fuertes son demasiado veloces; en FIFA, los pases largos por alto pueden pulirse algo más.

Lo peor de FIFA: Los pases largos por alto pueden pulirse algo más.

FIFA 16 (PS4) Captura de pantalla

 

Jugabilidad

Es el meollo de la cuestión, y seguramente donde habrá posiciones más enfrentadas. PES 2016 ha dado muestras de renovación absoluta manteniendo la buena base con la que se presentó en el año pasado. La novedad en animaciones y motor de colisiones hace que todo fluya de manera correcta, y en este caso se nota la mejora en fluidez. Los pases, los uno contra uno, desplazamientos largos o acciones defensivas se ejecutan con eficacia. Veremos un fútbol en el que podemos controlar la potencia de nuestros pases y disparos con el sistema manual (todo un acierto), y en defensa veremos cómo los centrales corrigen y cubren bien los pases largos por alto y aguantan bien cuando se encaran con un delantero. Para pulir una fórmula que podría ser excelente se echa en falta menor índice de acierto en los disparos desde la frontal del área. La zona de la medialuna del área rival tiene un índice de acierto tremendo con los disparos potentes y sobre todo disparos de calidad que son excesivamente peligrosos. Esto y la gran eficacia desde dentro del área juegan en contra de un juego con buen ritmo, muy divertido y repleto de situaciones variadas de un partido a otro.

FIFA 16, por su parte, se ha dedicado a arreglar el desaguisado del desequilibrio evidente que tenía la anterior entrega. Y el resultado es tremendamente sólido. Las defensas son completísimas y permiten cubrir cualquier situación, por el sistema de defensa táctico que tan acertado fue integrar hace algún tiempo y por la reacción de los centrales a la hora de tapar huecos y su reacción ante el uno contra uno. El juego pierde desborde a favor de un juego colectivo más exigente: tanto los pases como los disparos lejanos son menos precisos y automáticos, no vale con pulsar el botón de pase y ya llegará. En ataque los movimientos de los delanteros son mejores que en PES, que a veces no siguen la jugada como desearíamos. A esto se añaden nuevas características como el pase fuerte y el centro avanzado, muy útiles ambas, y regates sin balón que todavía falta pulirlo algo más. La velocidad ya no es tan importante y en general, el fútbol que brinda es más realista porque los espacios entre líneas permite que tengamos menos margen de maniobra con jugadores que han ganado peso en movimientos (en el buen sentido de la palabra).

Lo mejor de PES: Pases y disparos manuales, el ritmo de juego y la aleatoriedad de situaciones.

Lo mejor de FIFA: Sistema defensivo totalmente renovado, pases y disparos menos automáticos y algunas de sus  nuevas características.

Lo peor de PES: Los disparos desde la frontal de PES y el alto porcentaje de acierto que brindan.

Lo peor de FIFA: Las jugadas a balón parado en FIFA son demasiado peligrosas. El ritmo de juego se ha ajustado pero puede ajustarse todavía más.

PES 2016 saldrá a la venta el 17 de septiembre Captura de pantalla

 

Los porteros

Los guardametas son una parte importante del juego que pueden cambiar las sensaciones que transmite un título, y es aquí donde falla principalmente PES 2016. Los porteros no están al nivel del resto del juego, y cuando se pisa área en el juego de Konami lucen sus defectos. Son tremendamente vulnerables en disparos desde dentro del área. Por la potencia de chutar fuerte o la efectividad de ajustarla con el tiro de calidad, pero se ve como no atajan balones cruzados ni disparos que por posición podrían detener. Reaccionan bien en jugadas a bocajarro y en disparos lejanos, pero son un lastre en estas jugadas y poco convincentes en disparos desde la frontal. Por otro lado, en FIFA la renovación ha sido absoluta. Después del fiasco de FIFA 15 en este apartado –peores que los de PES 2016 a pesar de lo descrito- en esta entrega tenemos auténticos felinos que responden a las mil maravillas en todas las situaciones. Uno contra uno, disparos desde dentro del área, chuts lejanos, remates a balón parado, salidas por alto… se sienten Next Gen de verdad y da más satisfacción cuando se mete gol. Son algo vulnerables, eso sí, a los disparos de calidad.

Lo mejor de PES: algunas animaciones a bocajarro y en disparos lejanos

Lo mejor de FIFA: son óptimos en todas las situaciones de juego. Los mejores que recordamos.

Lo peor de PES: Es el punto más vulnerable de PES por lo poco que detienen dentro del área y en disparos desde la frontal.

FIFA 16 (PS4) Captura de pantalla

 

CPU - IA rival

Yo juego a FIFA o a PES solo. Pues este apartado te interesa, porque define como son los equipos controlados por la CPU. Y en este sentido, FIFA mantiene una tendencia peligrosa de mantener unos equipos que no son realistas ni tampoco divertidos de tener en frente. El juego de EA es demasiado sencillo hasta nivel profesional, y ya en Clase Mundial uno puede ganar con cierta facilidad pero a costa de ver como los equipos reaccionan de idéntica. Todos juegan con un dominio y una precisión de pases y movimientos desesperante, algo que le quita interés a la larga. Se pueden toquetear los sliders, pero esto sirve para cambiarlo para todos. PES, por su parte, si ofrece IA dinámica y versátil. Veremos al Athletic lanzar balones a Aduriz, a Las Palmas ponerse en defensivo si marca en el Camp Nou y al Bayern dominar circulando el balón a toda velocidad. No es perfecto y en niveles altos algunos equipos se saltarán el guión, pero en general es satisfactorio ver que a mayor dificultad no significa que todos los equipos parezcan el Barça de Guardiola.

Lo mejor de PES: distintos estilos de juego según rival y cambios según evoluciona el partido

Lo mejor de FIFA: Los sliders permiten, con paciencia, crear una experiencia personalizada.

Lo peor de FIFA: La IA de FIFA hace perder interés en el completo modo Manager que ofrece.

 

Modos de juego y licencias

Es una batalla que se ha ido equilibrando en cuánto a modalidades, aunque consideramos que FIFA sigue un paso por delante debido a la gran oferta general que tiene tanto a nivel offline como sobre todo online. Para jugar fuera de línea se puede confrontar la mítica Master League con el Modo Carrera. Ambos ofrecen jugar como entrenador o como un jugador y ambos ofrecen algunos elementos comunes como poder entrenar jugadores, ojear futuras promesas o fichar y vender integrantes de la plantilla. El sistema de traspasos está simplificado en PES, es como si lo delegáramos a nuestros trabajadores y nosotros marcamos el camino a seguir, mientras que en FIFA sigue siendo completo y te hace sentir en plena negociación negociando hasta el último euro. En el modo carrera se ha añadido torneos de pretemporada además del tema de los entrenamientos.

Por un lado, PES destaca por tener licencias de competiciones como la Supercopa o la Champions League con sus melodías y logos, pero por otro le faltan equipos que están presentes en dichas competiciones, algo que sí tiene FIFA aunque oferte la “Copa de Campeones” como derivado de competición internacional. Ambas propuestas son interesantes, teniendo en cuenta que las licencias de FIFA lucen más y que los partidos contra la CPU hacen lo propio en PES. El resto de modos complementarios se basan en potenciales de las licencias. Competiciones como la Intercontinental por un lado o ligas como la Premier por otro.

Las licencias es una partida ganada por FIFA, que cuenta con decenas de ligas destacando las más potentes de Europa, algo en lo que cojea PES clarmente (sin licencia Premier y ni rastro de la Bundesliga, por citar dos ejemplos).  Esto hace que las competiciones licenciadas en el juego de Konami no luzcan con un London Blue de camiseta de color amarillo y blanco. FIFA, además, ha añadido el  fútbol femenino que es algo más allá de ser meramente estético y oferta una jugabilidad distinta a la de los hombres. En definitiva, partida ganada claramente por FIFA aunque el editor de PES hace, literalmente, auténticas maravillas.

Lo mejor de PES: el ambiente de competiciones como la Champions y un editor que permite hacer de todo.

Lo mejor de FIFA: Decenas de ligas, miles de jugadores, la novedad del fútbol femenino… casi imbatible.

Lo peor de PES: PES echa en falta licencias potentes como la Premier o la Bundesliga para que luzcan sus competiciones. Muchas selecciones, pero pocas licenciadas.

Lo peor de FIFA: En FIFA siguen faltando selecciones africanas y asiáticas. Pocos estadios españoles.

FIFA 16 (360) Captura de pantalla

 

Online

El sistema establecido por FIFA en este sentido es sólido y permite ofrecer un FIFA distinto para cada tipo de jugador. El modo temporadas se ha consolidado como un gran acierto para picar a los usuarios a ganar ligas y copas, vuelve el modo temporadas cooperativas y dos modalidades brillan como son Clubes Pro, con hasta once jugadores y un netcode óptimo, y claro está, Ultimate Team. El nuevo modo draft que permite probar jugadores de todo tipo y el sistema base de juego pensado tanto offline como online hacen que sea un reclamo, simplemente, imprescindible para muchos. MyClub de PES mejora con varias características nuevas, pero no llega a las cotas de FUT (la falta de jugadores licenciados, por ejemplo, juega en su contra). El principal problema de PES, que cuenta con modo temporadas, cooperativo y también homólogo a clubes pro, es que el rendimiento online al menos a día de hoy debe pulirse más.

Lo mejor de PES: mejoras en MyClub para hacerlo más atractivo.

Lo mejor de FIFA: FUT sigue ampliando propuestas y Clubes Pro y Temporadas son una garantía de éxito.

Lo peor de PES: el rendimiento online en PES tiene muchos altibajos y la falta de licencias hace mella en ciertos modos.

Lo peor de FIFA: el conservadurismo a la hora de ofrecer novedades.

 

Conclusión

PES y FIFA hacen dos propuestas que contentarán a sus fans y que demuestran haber tomado el camino correcto por varios motivos. En el caso de la saga de Konami, el resurgir de una franquicia que estuvo en lo más alto hace dos generaciones es ya una realidad. No se trata de hablar sobre si ha mejorado pero le falta esto o aquello, se trata de que es un muy buen juego de fútbol. El sistema de físicas, el fútbol de contacto, el balón o el tempo de juego hacen que sea muy divertido desde la primera partida. En movimiento es un juego que transmite fútbol con todas las letras. Sus contratiempos son los porteros, la facilidad para marcar goles en ciertas zonas y esa falta de licencias que se puede suplir, en parte, gracias al gran editor. La CPU con distintos patrones según equipos hacen que sea, además, una apuesta firme para los que disfruten de los videojuegos de fútbol en solitario.

FIFA, por su parte, da un paso al frente y mejora todo lo que se le había criticado de FIFA 15. Sistema de defensa, pases y disparos, porteros Next Gen de verdad y un ritmo de juego menos arcade. El juego es menos automático, obliga a tocar más y a asegurar nuestros movimientos si no queremos recibir un contragolpe letal. Se han añadido elementos como los centro avanzados que son un acierto sin caer en el bug de FIFA 14 y, en definitiva, recuperan el camino que los llevó al éxito tras dos entregas que no habían estado a la altura. La cantidad de licencias y el buen rendimiento y opciones online son otros de sus grandes atractivos. Para jugar en línea, no hay dudas de que es la mejor opción, ya que la CPU arrastra los mismos problemas de cada año y puede llegar a ser desesperante.

tzgnbw9dejg8ajso5br3hhwyyxj3pppccalx3td2wb8.jpg Captura de pantalla

¿No hay vencedor? ¿No os mojáis? Sí que lo hacemos. En el cómputo global, nos parece que FIFA 16 sigue algo por delante, sobre todo porque la experiencia general es algo más sólida y está más equilibrada. Es cierto que esta entrega de EA se dedica más a corregir errores de hace un año que a presentar grandes novedades, pero también lo es que el resultado final es el de uno de los mejores FIFA de la era moderna. La sensación de equilibrio entre todos los elementos presentes en la saga de EA es la que nos hace decantar en términos generales. PES 2016 es un grandísimo título pero tiene dos factores que lo dejan algo por debajo: la efectividad de cara a gol dentro del área y con disparos de calidad desde la frontal y, sobre todo, los porteros. Son dos contratiempos que empañan algo todo lo demás, que está a un altísimo nivel equiparable –y en algunas cosas superior- a FIFA.

Pero FIFA 16 no es mejor en todos los campos. Si lo que sois es jugadores de modo carrera y de disfrutar de campeonatos en solitario, PES 2016 le pasa la mano por la cara por las ya citadas diferencias entre CPU. El Master League sigue siendo una propuesta completa y potente que tal vez no va tan al detalle en algunos aspectos como el modo carrera, pero que se compensa con la CPU y su versatilidad partido tras partido. El online cae de parte de EA por opciones y rendimiento y si lo que nos gusta es jugar con amigos, ambas propuestas son satisfactorias aunque en el global, FIFA 16 lo vemos algo –no demasiado ahí está la diferencia de nota- por encima.

Una cosa tenemos clara. FIFA 16 gustará y mucho a los fans de la saga (entre ellos, los quemados por 14 y 15). PES 2016 gustará y mucho a los fans de la saga. Más dudas tenemos sobre si la propuesta de uno es capaz de convencer al fan del otro bando y viceversa.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad