Skip to main content
Publicidad

El Rey de Android

publicidad
feature
| GDG - Minireport |

Coincidiendo con la llegada al mercado del Samsung Galaxy S5, desde Meri+ os ofrecemos una comparativa entre los mejores smartphones Android para este 2014 de marcas como Sony, LG, HTC o Huawei. La lucha por la conquista Android no ha hecho más que empezar.

Minireport

La serie de smartphones de gama alta de Samsung, los Galaxy, llevan años dominando el mercado Android con cada nueva entrega, terminales que han disfrutado de una gran aceptación por parte del público general y que siempre logran situarse por encima de la competencia en cuanto a prestaciones y calidad percibida; pero las cosas están cambiando. Ya con el Galaxy S4 pudimos ver como Samsung cedía parte de su cuota de mercado en favor de smartphones tan atractivos como prestacionales, de compañías como Sony o LG ‒entre otras‒ que son sus series Xperia Z o G, respectivamente, captaban la atención de miles y miles de usuarios del androide. La industria de la telefonía móvil avanza a una velocidad de infarto, con lo que recibimos nuevos modelos y revisiones con plazos cada vez más cortos. Así, tras la presentación de los nuevos terminales por parte de Sony, LG, HTC o Google con su Nexus 5 ‒además del ya próximo Huawei Ascend P7‒ para este 2014, Samsung ha movido ficha y nos trae su nuevo y flamante Galaxy S5 ‒presentado hace poco en el MWC de Barcelona‒ un terminal algo conservador respecto al Galaxy S4 pero con una base muy sólida. ¿Será suficiente para aguantar el asalto de la competencia para arrebatar tan deseada posición en el ecosistema Android? A continuación ponemos los datos sobre la mesa para decidir qué terminal Android nos parece el más atractivo y recomendable.

El Rey de Android TD

Samsung Galaxy S5
El smartphone Android más deseado de los últimos tiempos llega a su quinta edición con el Galaxy S5, un terminal muy continuista ‒quizás demasiado‒ respecto a su antecesor pero que sigue despertando el interés de millones de usuarios en todo el mundo. Sus características técnicas son de lo más punteras, puesto que recurre a un procesador Qualcomm Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2,5 GHz, 2 GB de RAM, 16 o 32 GB de memoria interna ampliable mediante tarjeta microSD y multitud de conexiones como LTE, NFC, Wi-Fi 802.11ac, BT 4.0 LE o USB 3.0, todo bajo sistema operativo Android 4.4.2 KitKat con TouchWiz. Su pantalla SuperAMOLED llega a las 5,1 pulgadas y presenta una resolución de 1080p con una densidad de 432 ppp. La cámara trasera es de 16 megapíxeles con sensor CMOS de 1/2.6 pulgadas y es capaz de grabar vídeo a resolución UHD; la cámara frontal se queda en 2 megapíxeles. Su batería extraíble alcanza los 2.800 mAh y llega con un buen número de características secundarias como sensor de huellas, pulsómetro y, al fin, resistencia al agua y al polvo con certificación IP67.

Como veis, se trata de un terminal puntero y más que capaz frente a la competencia; ¿pero qué podemos decir de su diseño exterior? En este sentido se ha quedado por debajo del excelente nivel de otros terminales como los últimos modelos de Sony o LG. Y es que si ponemos el S4 y el S5 uno junto al otro, pocas serán las diferencias que encontraremos a nivel estético, más allá del aumento de tamaño y de unas formas sensiblemente más rectas; por otro lado, el acabado y los materiales tampoco están al nivel de la competencia, aunque sí ofrece un peso y un grosor bastante contenidos, junto a un buen nivel de resistencia a los golpes. Su carcasa trasera, más allá de los gustos personales, ofrece buen agarre gracias a su diseño aunque el marco frontal de plástico no termina de convencer. Sí, es un smartphone premium, pero se ha quedado descolgado frente al resto de terminales Android de gama alta en cuanto a calidad percibida.

El Rey de Android Fotografía

Como novedad, ahora podemos sumergir el terminal hasta un metro de profundidad no más de treinta minutos gracias a su certificación IP67; aunque lo que más llama la atención del Galaxy S5 es su nuevo sensor de huellas situado sobre el botón de inicio, en respuesta al Touch ID de Apple, aunque resulta algo incómodo debido al tamaño del terminal y a su propio uso, ya que deberemos desplazar el dedo de arriba a abajo, todo para desbloquear el terminal o como identificador de compras online. Por otro lado, el pulsómetro situado en la carcasa trasera llega como simple curiosidad asociada a diferentes aplicaciones deportivas y de salud. En cuanto al sonido no ofrece todo lo que se espera de un terminal de estas características, ya que resulta poco potente y de una calidad por debajo de la media.

Como en habitual en la firma, llega con un amplio paquete de software y el sistema de personalización TouchWiz, que a decir verdad, usaremos durante unos minutos a modo de curiosidad tras abandonarlo por poco práctico y recurrir así a una navegación más cómoda. Algo que resulta muy útil es el modo multiventana para visualizar diferentes aplicaciones al mismo tiempo y aprovechar así su gran tamaño de pantalla. En definitiva, un smartphone a la última en cuanto a prestaciones pero que se queda corto en cuanto a diseño y calidad percibida, siempre frente a la competencia Android más feroz. Y todo por un precio nada despreciable de entre 600 y 700 euros según versiones.

[MWC 2014] El Samsung Galaxy S5 ya es oficial Fotografía

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad