Skip to main content
Publicidad

El Juego del Mes: Mayo

publicidad
feature
| 3DS WiiU PC PS4 XBO - Minireport |

La industria empieza a calentar motores y el mes de mayo ha sido más prolífico respecto a lo que vimos durante abril. Tres grandes nombres, varios descargables de peso y un solo vencedor a las puertas del E3 de 2015.

Minireport

mclgu_ksutr4xbkdn7egeollyxyfa08f5czpjw1xe7k.jpeg Captura de pantalla

Se acaba el mes de mayo y nos quedamos ya a las puertas del nuevo E3. Eso sí, al menos estos últimos 31 días han sido más prolíficos que los anteriores, y a la buena retahíla de juegos indies y descargables de calidad se han sumado varios títulos retail de primer nivel. Vamos cogiendo ritmo –lo que nos espera en junio es bastante potente en cantidad y presumible calidad- para conocer los acompañantes a los Juegos del Mes anteriores. De momento, Dying Light, Evolve, Bloodborne y Mortal Kombat X ya ganaron entre enero y abril, y a todos ellos se le añade un impresionante Pillars of Eternity que habría ganado en cualquier mes menos en el que salió… justo ante la obra de From Software. Sin más dilación, estos son los lanzamientos más destacados de mayo y el vencedor final.

Puzzle & Dragons: Super Mario Bros
Mucho más que un juego que intenta aprovechar el tirón de la franquicia Super Mario Bros, el título de puzles que ha triunfado en Japón llega a Europa en un pack con dos títulos a precio reducido de 30 euros. El resultado final, una propuesta fresca, divertida y sencilla que nos atrapa desde la primera partida y que ofrece suficiente profundidad para que veamos claras diferencias entre la obra para Nintendo 3DS y otros títulos similares de la misma saga. El toque rolero y dungeon crawler  en la edición Super Mario Bros aporta un punto de vista interesante que complementa el pack y hace que no sea más de lo mismo. Notable propuesta que encaja en el concepto de portátil.

 

Wolfenstein: The Old Blood
El hecho de que sea standalone y por su duración y acabado, con The Old Blood no estamos ante un DLC al uso sino con un juego con entidad propia que no precisa de la entrega original para funcionar. Un juego que mantiene muchas de las virtudes que vimos en el último Wolfenstein, hijo de una jugabilidad old school bien entendida en la que el gunplay es lo más divertido de largo de un título intenso, con un doblaje de primer nivel y un buen acabado a nivel visual. Eso sí, no es perfecto y el desarrollo de la aventura cuenta con demasiados altibajos, sobre todo por algunas decisiones como el sigilo metido con calzador y errores de IA enemiga que le juegan malas pasadas a la experiencia. Pero en general, es un buen shooter en primera persona que se desvía del camino que han tomado actualmente sus competidores.

 

Fullblox
Llegó por sorpresa y sin previo aviso. Lo pudimos analizar unos días antes de su presentación y puesta a la venta en la eShop de Nintendo, y Fullblox se ha convertido ya en uno de los descargables más interesantes de los últimos tiempos en Nintendo 3DS. Un título que sigue la estela de sus predecesores y que se ha convertido en la saga de puzles de referencia de Nintendo desde hace tiempo. La mecánica, intentar llegar a una bandera en lo alto de grande estructuras mientas las estiramos y creamos un camino hasta ellas. Ingenio, desafío y satisfacción se dan de la mano con una propuesta muy original y a precio más que ajustado que permite probar algunos de sus mundos antes de decidirse por el juego completo.

 

Splatoon
Splatoon se define como el shooter de Nintendo, y como tal ofrece un punto de vista totalmente distinto a lo que habíamos visto hasta el momento. El trabajo de uno de los grupos de Nintendo EAD convence desde la primera y ágil partida que te atrapa irremediablemente hasta jugar horas y horas. La premisa, además de matar a los del equipo rival, es rellenar el territorio de nuestra tinta de calamar. La ejecución, lo mejor: múltiples armas y posibilidades, generoso en personalización y la mecánica de la tinta, por la que escapamos, creamos nuevos caminos o nos escondemos, que lo cambia absolutamente todos. Tiene las bases para convertirse en el Mario Kart de los shooters de acción.

El título, además, llega a un precio ajustado de 35 euros y cuenta con una campaña single player con grandes momentos y algunos jefes finales muy potentes. Tiene algunos altibajos, pero en general estamos ante un más que notable trabajo para el single player que muchas veces tiene más de plataformas que de juego de disparos. Su principal contratiempo, que en su salida llega algo justo de contenido que eso sí se irá paliando con actualizaciones y DLC gratuitos hasta agosto, cuando esté publicado todo lo que tienen previsto para una de las grandes y gratas sorpresas de este año.

 

Project Cars
Los amantes de la conducción tienen en Project Cars una propuesta para muchos meses que llega para intentar competir con los grandes del género en las consolas sobremesa: Gran Turismo por un lado y Forza Motorsport por el otro. Con un punto de simulación que intenta ir más allá en consolas (en PC como sabemos es otra historia), Project Cars se postula como el referente de la conducción gracias a las sensaciones que transmite desde el volante, a la gran cantidad y variedad de pistas y de pruebas disponibles, que van desde un kart hasta un fórmula uno, y varios elementos que lo completan de manera satisfactoria: climatología, horarios, más de 30 contrincantes, una IA agresiva, un modo carrera largo y desafiante y muchos retos de comunidad y un online que alarga su ya longeva vida.

El resultado final es muy satisfactorio, aunque es cierto que no es perfecto por varios bugs y defectos que han ido apareciendo, sobre todo en algunos casos más graves que en otros (como ciertos reportes en Xbox One). No es el juego de conducción definitivo, pero sí que es un título que en PC, One y PS4 llega para quedarse mucho tiempo, sobre todo en la primera de las plataformas donde el juego rinde a mejor nivel y se salva de algunas caídas de framerate que sí veremos en las consolas Next Gen. En definitiva, un juego que cuando te pones al volante te traslada de golpe al asfalto, y eso acaba siendo lo más importante de todo.

 

The Witcher 3: Wild Hunt

d1nsfyohk1yvcspganv22w11crywkofl19c_ple5yns.jpeg Captura de pantalla

Ganó el premio al juego más esperado del año pasado, y el retorno del Brujo Geralt de Rivia ha estado a la altura de las circunstancias. Eran muchas las dudas que planeaban sobre CD Projekt ante lo mastodóntico de su propuesta: ¿Podía realmente mantener la esencia de las dos entregas anteriores pasando a un mundo abierto? La respuesta final es que sí.  El juego de este estudio polaco ha acabado siendo el gran referente, con permiso de Bloodborne, de esta primera mitad de 2015 gracias a la cantidad abrumadora de contenido que ofrece, a la vida que transmite su universo y a la infinidad de cosas que tenemos por hacer.

No faltan decisiones que cambian de manera total y absoluta el mundo que conocemos y que van variando nuestro camino. Además, cuenta con un renovadísimo sistema de combate que lo hace todo mucho más ágil y dinámico. Eso sí, aquí está uno de los pequeños contratiempos que le hemos encontrado, y es que queda la sensación que se ha facilitado en exceso el combate respecto a The Witcher 2 (contamos con un movimiento evasivo que es letal). A pesar de esto, y de que en consolas por ejemplo el juego tenga ciertos bajones de framerate, la experiencia está a otro nivel. Un juego que te mete en su universo y no te deja salir, como si fuera tu nueva vida, con personajes maduros, diálogos a la altura y un argumento repleto de grandes momentos. El Juego del Mes sin ninguna duda y quién sabe si es el Juego del Año. Veremos.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad