Skip to main content
Publicidad

El iPhone 5S contra todos

publicidad
feature
| GDG - Minireport |

El nuevo y flamante iPhone 5S ya está entre nosotros, una evolución ‒que no revolución‒ del anterior iPhone 5 con el que Apple trata de contrarrestar la voraz competencia en el mercado de los smartphones de gama alta. ¿Será suficiente contra lo último de marcas como Samsung, Sony o LG? Todos los detalles en nuestra selección.

Minireport

Apple presentaba hace apenas dos meses su nuevo smartphone de gama alta, el iPhone 5S, una evolución del anterior iPhone 5 que mantiene buena parte de su configuración y aspecto exterior pero que incorpora novedades como un nuevo chip A7 de 64 bits mucho más potente, una cámara trasera con ligeras mejoras o el nuevo y controvertido Touch ID, un lector de huellas situado en el botón de inicio que permitirá al usuario desbloquear el terminal o identificarse en la AppStore para sus compras mediante una rápida lectura digital. ¿Son suficientes dichas novedades como para hacer frente a la voraz competencia en smartphones de gama alta? Fabricantes como Samsung, Sony o LG ofrecen terminales, sobre el papel, mucho más potentes; además, Nokia con sus nuevos Lumia o Google con su todopoderoso Nexus 5 están elevando el listón entre los mejores smartphones del mercado. No hay duda de que el la marca iPhone despierta pasiones ‒así lo demuestran las interminables colas en todo el mundo con cada nuevo lanzamiento‒, aunque los usuarios, cada vez más especializados, buscan lo mejor a nivel de hardware y posibilidades. Conozcamos más de cerca los mejores smartphones de gama alta del mercado en nuestra selección; el iPhone 5S contra todos.

El iPhone 5S contra todos TD

iPhone 5S

La evolución de los actuales smartphones de gama alta es trepidante; el tiempo entre una versión “obsoleta” y la nueva es cada vez menor, obligando al consumidor que quiere estar a la última a plantearse sus necesidades con mayor precisión y decidirse por el terminal que mejor se adapte a su día a día; o eso o dejarse llevar por el corazón. Apple parece sentirse cómoda con este modelo de negocio, ya que con cada nuevo lanzamiento despierta pasiones nunca antes vistas en otros productos similares. Y es que acaba de llegar al mercado su nuevo smartphone de gama alta, el iPhone 5S, una evolución ‒que no revolución‒ del anterior iPhone 5 con un buen número de novedades pero que sobre el papel parece lejos de los últimos modelos de smartphones de otras compañías. Está claro que Apple va por su propio camino y parece que no le va nada mal; a pesar de mantenerse como segundo fabricante de móviles inteligentes a nivel global ‒por detrás de Samsung‒, debemos tener en cuenta que lo hace con tan sólo un modelo ‒hasta la reciente llegada del “nuevo” iPhone 5C‒, algo que dice mucho de su impacto como icono en el ámbito de la tecnología.

Así, Apple ha apostado por un terminal algo conservador a la espera de la llegada de un más que probable iPhone 6 que sí ofrezca un salto importante a nivel de hardware y diseño exterior. Y es que cuesta diferenciar un iPhone 5 de un 5S, sólo identificable gracias a los colores de la carcasa y el doble LED de la cámara trasera; así, se mantiene el panel IPS de 4 pulgadas que hace del iPhone 5S un modelo agradable y ligero de manejar, alejándose de la tendencia de los últimos terminales cada vez mayores de la competencia. La pantalla Retina ‒con una excelente calidad de imagen y una asombrosa nitidez‒ mantiene la resolución de 1.136x640 píxeles con una densidad de 326 ppp, de nuevo, lejos de las actuales resoluciones Full HD de los últimos Android de gama alta. Donde sí hay novedades de peso es en su capacidad de proceso gracias al nuevo y potente chip A7 de 64 bits, lo que asegura un gran rendimiento junto a la última versión iOS 7; debemos tener en cuenta que el nivel de optimización en iOS es una de sus mayores bazas, logrando resultados asombros en cuanto a capacidad de procesamiento en todo tipo de aplicaciones y videojuegos, así como en la propia gestión del sistema operativo. Además, los amantes del gaming táctil no deben olvidar que la AppStore disfruta de la mejor oferta de títulos, siendo muchos de ellos exclusivos.

El resto de especificaciones sí están por debajo de la competencia directa; cuenta con 1 GB de RAM, memoria interna de 16, 32 o 64 GB no ampliable y una cámara trasera de “sólo” 8 megapíxeles, aunque eso sí, incorpora pequeñas novedades que mejoran la experiencia en este sentido respecto al iPhone 5. Así, se ha aumentado el tamaño del sensor en un 15% y la apertura de la cámara hasta f2.2, aunque no ofrece estabilización óptica; respecto al modelo anterior se consigue un mejor rango dinámico, un enfoque automático más rápido de hasta 15 puntos y ráfagas de hasta 10 fotos por segundo. No hay duda de que logra unas imágenes de gran calidad, pero está lejos de los nuevos Xperia Z1, LG G2 o, sobre todo, del Nokia Lumia 1020 en cuanto a fotografía. Donde Apple sí ha logrado marcar tendencia ‒de nuevo‒ es gracias al Touch ID, un sistema de lectura de huellas digitales que seguramente veremos en muchos otros fabricantes en poco tiempo y que sirve, por el momento, para desbloquear el terminal o realizar compras en la AppStore. Y como es habitual en Apple, su tecnología se paga, partiendo de los 699 euros para el modelo básico y llegando a los 899 euros para el modelo de 64 GB.

Llega el nuevo iPhone 5S Fotografía

Samsung Galaxy S4

Hoy por hoy, el Galaxy S4 de Samsung es el rey de los smartphones; el gigante surcoreano ha logrado posicionarse como líder mundial en el sector móvil gracias a su amplia oferta en todo tipo de gamas y a su terminal estrella, el popular Galaxy S4. Y para mantenerse al día esperando un más que previsible Galaxy S5, Samsung ha optado por actualizar su terminal ‒nombre en clave i9506‒ con el nuevo y potente procesador Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2,3 GHz, además de incorporar soporte para LTE+ ‒también conocido como LTE Advanced‒, manteniendo el resto de especificaciones del modelo comercializado en la actualidad. Así, pasamos del chip anterior ‒un Qualcomm Snapdragon 600 a 1,9 GHz‒ a lo último en este sentido, equiparándose al resto de competencia Android que ya empieza a montar la última versión 800 en sus terminales de gama alta.

Por otro lado, presenta la misma pantalla Full HD Super AMOLED de 5 pulgadas, 2 GB de RAM, de 16 a 64 GB de memoria interna ampliable mediante tarjeta microSD, cámara trasera de 13 megapíxeles ‒capaz de grabar a 1080p‒ y frontal de 2 megapíxeles y una batería de 2.600 mAh reemplazable. En cuanto al acabado exterior, el Galaxy S4 delata su longevo ciclo de vida con materiales ‒como el policarbonato‒ ya por debajo de la competencia en cuanto a calidad percibida, aunque es bastante ligero y manejable a pesar de contar con una pantalla de generosas dimensiones. Con una densidad de 440 ppp ofrece una calidad visual fuera de toda duda, mostrando colores vivos y nítidos. Además, incorpora una serie de aplicaciones específicamente diseñadas para el móvil que nos permitirán usar sus posibilidades para realizar todo tipo de tareas; aplicaciones como el Air Gesture, el Air View o el Smart Scroll, entre otras, todo bajo Android 4.2.2 Jelly Bean. Un smartphone con mucho potencial y que tratará de aguantar el fuerte envite de la competencia hasta la presentación de su sucesor; se espera que tenga un precio de unos 699 euros con dicha actualización de procesador.

Sony Xperia Z1

Sony presentaba en septiembre su nuevo terminal estrella, el Xperia Z1 ‒sucesor directo del primer Xperia Z‒, con el que espera afianzar su posición en el competido mundo de la telefonía móvil con un nuevo smartphone equipado a la última, con tecnología puntera a todos los niveles y con un diseño exterior superior. Así, con un aspecto sobrio pero elegante conocido como Omnibalance, transmite una gran sensación de calidad; además ‒y como ocurría ya con el modelo anterior‒ ofrece un nivel de resistencia muy elevado a golpes y arañazos, pudiendo sumergir el terminal bajo el agua hasta 1,5 metros sin temor alguno. Es algo más pesado que el Xperia Z ‒llegando a los 170 gramos‒, algo en lo que tiene mucho que decir la batería de 3.000 mAh que asegura una autonomía bastante interesante.

Presenta una pantalla de 5 pulgadas multitáctil capacitiva con tecnología X-Reality y resolución Full HD con una densidad de 440 ppp, algo que se nota desde el primer momento gracias a una calidad de imagen espectacular. La tecnología Triluminos se encarga del resto, mejorando el contraste y el color de las imágenes. El procesador no es otro que el nuevo Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2,2 GHz, que viene acompañado de 2 GB de RAM y el procesador gráfico Adreno 330; números que prometen un rendimiento superior en cualquier tipo de tarea, especialmente en los videojuegos más punteros de Google Play. Ofrece 16 GB de memoria interna ampliable hasta los 64 GB mediante tarjeta microSD. Por otro lado, la cámara trasera es uno de sus puntos más brillantes, con 20,7 megapíxeles y las nuevas lentes G que, junto a un sensor de mayor tamaño, promete fotografías de una calidad inimaginable hasta hace bien poco en un smartphone; incluye además botón de disparo físico. Y todo por 689 euros.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad