Skip to main content
Publicidad

¿El Fin de Five Nights at Freddy's?

publicidad
feature
| AND IPD IPH PC - Reportaje |

¿A la cuarta va la vencida? Los malvados animatronics de Freddy’s parece que ya han terminado de saciar su apetito viral. Pero una vez tenemos las respuestas a muchas de las dudas, nos planteamos al final de la última noche de Five Nights at Freddy’s 4 si no habrá más

Reportaje

‘The Bite of 87’ como la llamaron. Esta es la gran duda, la última incógnita que los fans de Five Nights at Freddy’s, el éxito viral del año en Youtube en cuanto a juegos de terror, querían ver resuelta en la cuarta entrega de la saga. ¿Habrá sido así? ¿Al fin se han aclarado todas las incógnitas? Pues no vamos a ser nosotros los que spoilearemos eso, pero sí que, aunque Five Nights at Freddy’s 4 bien parece un fin de fiesta, su final claramente nos ha llevado a plantearnos si en verdad es el acto final en esta oda a los sustos virales que su creador ha narrado en cuatro actos y un posible epílogo que nos llegará en Halloween.

Y es que esta IP es tan odiada por sus detractores como protegida celosamente por sus defensores en un clásico caso de ‘o la amas o la odias’, de polaridad exacerbada alimentada por foros y blogs en toda la red. No hay más que darse una vuelta por su Wiki para ver a los fans elucubrando cientos de teorías, intentando poner algo de luz en las partes de la trama que el creador de la saga, Scott Cawthon, deja a posta a oscuras para que la gente tenga que hablar y así no tener que inventarse un modo Campaña lleno de cinemáticas explicativas, aunque sí es cierto que con los suficientes guiños y secretos como para conseguir este efecto si se ha seguido la trama desde el primero, toda una leyenda urbana inventada como la del Slender Man.

¿Acierto narrativo o simple truco para paliar el bajísimo presupuesto? Que cada cual decida según su propia opinión, lo cierto es que Cawthon es un desarrollador extraordinariamente prolífico, ya que el primer Five Nights no salió junto a Amnesia, o cuando empezó el mito del Slender Man. Freddy’s salió hace menos de un año, el 8 de agosto de 2014, por lo que si sumamos todos nos damos cuenta que esta serie ha tenido cuatro entregas en menos de 12 meses, todo un record para la sobreexplotación sin duda. Y aunque pegó fuerte con su concepto, lo cierto es que la propia serie y el empeño de su autor en no dejarla descansar han hecho que se desinfle en cuanto a la acogida crítica, pero que siga siendo un éxito a nivel de recaudación –ya que Five Nights at Freddy’s no solo sale en Steam, sino en Android e iOS abarcando tres mercados-, e incluso planeándose su adaptación al cine en lo que podría ser una nueva saga para Halloween al estilo de Saw o Paranormal Activity en cuanto a número de entregas anuales.

26.06.2015.-1.png Captura de pantalla

Porque parece que de esto ha tratado siempre, de aspirar no a renovar el género ni a convertirse en un ejemplo del nuevo terror indie, sino de conseguir cuantos más sustos en apenas 5-8 minutos por cada nivel mejor, lo que ha derivado en una competición de videos virales alojados en Youtube. Esencia del denominado ‘jumpscare’, el típico susto que nos llevamos por un cambio de plano repentino y ese grito/sonido fuerte hecho para hacernos saltar de la silla, aquí Freddy’s si que no tiene rival, por lo que muchos lo denominan Jumpscare Simulator. De sus entregas anteriores ya hicimos un repaso en este reportaje sobre las claves de la serie, y también analizamos una tercera parte que claramente no estaba a la altura de las otras dos. Pero hoy nos vamos a centrar en ver si de verdad Five Nights at Freddy’s 4 es la entrega final, o como hemos visto en su final secreto Cawthon sigue quedándose con nosotros.

¿La noche Final?
captura-de-pantalla-2015-07-27-a-las-12.21.35.png Captura de pantalla

Lo primero que llama la atención es el cambio de elementos. Sí, seguimos con el mismo gameplay minimalista y limitado, una aventura de movilidad reducida en la que la interacción se apoya en pocos elementos y todos al alcance del click del ratón. Pero esta vez no somos un guarda de seguridad muerto de miedo vigilando un tétrico local de comida y fiesta infantil con un pasado macabro; tampoco el encargado de asegurarse que nadie pisa una atracción de feria cerrada. Somos un niño muerto de miedo en su habitación, rodeado por los animatronics habituales - Freddy Fazbear, Chica, Bonnie, Foxy-, y con ello Cawthon consigue una historia que tampoco pone un punto final a la serie, pero que ciertamente posee un final inesperado en una historia que a cada minijuego que nos la va narrando vamos viendo lo triste que es, con un niño que sufre el acoso del que parece su hermano y los amigos que no hacen más que asustarlo una y otra vez para que llore y sufra terror constante.

Como siempre, para arrojar más luz al tema, hay que jugar todos sus niveles incluido el extra para ver lo que sucede. Es difícil hablar de ello sin provocar spoilers innecesarios, por lo que solamente diremos que aunque este juego parece ser la precuela que algunos estaban esperando, a otros fans no les ha convencido tanto y discuten que lo que vivimos no es la Mordida del 87 –como esa fecha de 1983 en el TV en uno de los minijuegos lleva a pensar también. Cawthon, como es usual, no entra en detalles, pero sí que nos regala un doble final que cierra la trama con un giro de guión que invita a elucubrar lo que le pasará al niño en esa escena con los animatronics, y una última imagen en la que parece claro que no, que la serie aún va a seguir, y lo vivido es el final en sí de la tetralogía que empezó en el primer Freddy’s –desatando de paso otra división de opiniones sobre si estamos antes dos casos de Mordidas de los animatronics al público del local, uno en 1983 y el de 1987 reseñado en FVAF2.

five-nights-at-freddys-4-06-700x525.jpg Captura de pantallass_32592700ad0ba14371f8237155a31d8c92bec7c1.1920x1080.jpg Captura de pantalla

El problema es que hay mucha gente que ni siquiera va a pasar de la segunda-tercera noche. Esto es un habitual en la serie, ya que junto a los que le sacan el 100% en apenas unas horas –el juego no es para nada largo, sino creado con una dinámica de partidas rápidas- también están quienes juegan solamente para colgar su video en Youtube y monetizar/sacarse más followers/echarse unas risas, y hay quien le da igual todo, la trama, la serie, y solo quieren que lo asusten, siendo más fácil abrir luego la wiki y leerse toda la historia para enterarse. En esta ocasión hemos encontrado que el creador ha decidido tanto aumentar la dificultad como bajar el ritmo. No de sustos, sino del propio juego.

La idea de estar en una garita de guardia con puertas, sistemas de ventilación, etc se traduce en FVAF4 en el concepto infantil de estar solos en nuestro cuarto, armados con una linterna y punto. Podemos explorar un armario, asomarnos al pasillo, e incluso darnos la vuelta y mirar si hay alguien a nuestra espalda en la cama –un toque simplemente genial que alude a ese terror de sentir una presencia detrás nuestra. Hay que reconocer que este elemento en particular gusta, al menos a nosotros nos ha encantado, porque Cawthon bucea directamente en la sensación del miedo infantil cuando nos obliga, por una novedad de su gameplay, a permanecer asomados al pasillo escuchando en la oscuridad si vendrá algo de repente a matarnos de miedo.

Ruidos en la Oscuridad

El sonido se convierte en la clave del gameplay en esta noche final. Cawthon nos obliga a abrir la puerta de la habitación, a mirar a un pasillo oscuro -¿recordáis de niños esa sensación, imaginando el horror que se podría esconder allí?-, a escuchar en silencio varios segundos si algo se aproxima, a deslumbrarlo con la linterna y cerrar la puerta corriendo para que no entre. Pero esto se convierte también en su mayor problema, ya que el ruido suena muy bajo, obligando a usar auriculares si se quiere pasar de la segunda noche –la primera es siempre una toma de contacto con los controles. De hecho incluso el creador ha tenido que disculparse, explicar mejor la mecánica y subir un parche, ya que la queja unánime es que se debe subir el sonido para poder escuchar a los animatronics, lo que provoca otro detalle: Ya no estamos ante un juego hecho para vivirlo con los colegas y gritar en grupo, a no ser que subamos el volumen a lo bestia, porque lo divertido era estar uno jugando y varios viendo, pero ahora se necesita silencio absoluto para escuchar a Foxy y cia.

five-nights-at-freddys-4-201572492643_1.jpg Captura de pantallass_f2024ef4e66e17d89f9c0af8f2ec33c9f873accb.1920x1080.jpg Captura de pantalla

Aunque el toque de terror infantil le ayuda a paliar en parte la repetición de su gameplay, sí es cierto que esta entrega parece más apresurada en cuanto a que da la sensación que Scott Cawthon quería estrenarla cuanto antes. Y el dato más reseñable lo encontramos en la sorpresa que ha sido el verlo publicado tan de repente, la semana pasada, cuando su fecha era para el 8 de agosto con la idea de celebrar el primer aniversario de la serie. No es que a estas alturas su autor fuese a cambiar la jugabilidad entera, pero aunque sigue asustando con sus ‘jumpscares’ repentinos con gritos y peluches demoníacos comiéndose la pantalla, el cambio a un tempo más pausado ha cogido por sorpresa a muchos, y la mecánica del sonido ha potenciado un singleplayer esta vez más usual y no tanto el singleplayer con amigos de espectadores.  

Five Nights at Halloween

“No será FVAF5, no será una precuela”. Estas fueron las palabras de Cawthon ante lo que aún nos queda por vivir. Cuando se anunció el cambio de fecha de la cuarta entrega, su autor también anunció que en este Halloween tendríamos una especie de DLC de la serie que se pensaba iba a estar relacionado con The Last Night. No va a ser así, no guardará relación con lo vivido, ni será la siguiente, por lo que, como siempre con esta IP, hasta unas semanas anteriores del 31 de octubre de este año Cawthon no nos dará una pista de lo que prepara. Five Nights at Freddy’s 4 parecía el último, la entrega final de una serie con cuatro juegos en 11 meses que se ha creado una legión de fans que adoran ponerse a discutir teorías, interconectar las pistas que deja su creador –el mítico Purple Man y su relación con el el Freddy Fazbear’s Pizza- y rellenar las lagunas tras una sesión de los sustos más básicos que vienen en el manual con una trama bien macabra y espeluznante que podría pasar por una leyenda urbana americana de los 80. ¿Será así y lo que está por llegar una especie de epílogo aclaratorio? ¿O Scott Cawthon, ese autor que se pasó al terror tras no tener suerte con sus juegos cristianos, trasladará sus animatronics a otro lugar y jugabilidad? En tres meses lo veremos.

555.jpg Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad