Skip to main content
Publicidad

E3 2012: Lista de Deseos para el E3

publicidad
feature
| 3DS Wii WiiU PC PS3 PSV 360 - Opinión |

A unas semanas del comienzo de la cita más importante del videjuego, la redacción de Meristation se junta para compartir sus grandes esperanzas de cara a la feria angelina. Previsiones razonables, ilusiones comedidas o los sueños más disparatados, todo vale en estos momentos previos al evento, cuando cualquier cosa es posible.

Opinión

Seguimos con nuestra cobertura previa del E3, habiendo ya repasado aspectos históricos de la misma, como la historia de las consolas presentadas en el evento, o nuevo repaso visual a algunos de sus mejores momentos. A unas semanas del comienzo del E3, todavía no acaba de estar la cosa clara sobre el evento que nos vamos a encontrar. Algunos han aventurado que será un E3 de transición, sin bombazos que sacudan la industria y en el que la mayor novedad será ver lo que ha crecido Wii U en este año y meterse a fondo en lo que ofrecerá la nueva consola de Nintendo -que no es poco, aunque el secretismo habitual de la casa de Kioto hace complicado anticipar nada-. En el otro extremo, podría ser un E3 revolucionario, con todos los rumores sobre la nueva generación en ciernes y la duda sobre si Microsoft ni Sony esperarán más allá del 2013 para lanzar nuevas máquinas. En el caso más optimista desde el punto de vista del espectáculo, podríamos tener un E3 con las tres grandes luchando por atención de sus nuevas consolas, lo que haría de la edición 2012 algo memorable. Esa incertidumbre marca las dudas, anhelos y deseos de nuestro equipo de redacción, al que hemos pedido que compartan sus impresiones sobre el evento y muestren sus preferencias sobre lo que les gustaría ver en la feria. Como cabía esperar, la nueva generación ocupa una parte importante de nuestros pensamientos, pero no se nos olvida tampoco que hay títulos muy prometedores que ver en la feria, cuya presencia no está confirmada o está incluso descartada. Pero de ilusiones también se vive y, al menos ahora, podemos sacurdirnos un poco las cadenas de la realidad y soñar que la feria nos traiga todos nuestros deseos.

Nacho Ortiz (Content Manager)
Creo que este año cumplo 12 temporadas cubriendo el E3 para meristation. Y parece que fue ayer cuando Shaquile O'Neal acababa de fichar por los Lakers y firmaba dupla de lujo junto a Kobe Bryant en los Play-Offs. Afronto esta nueva edición con la misma ilusión que todos los años, no me canso, y especialmente cuando se abren por delante nuevos retos profesionales como los que os traeremos en apenas tres semanas y de los que no os quiero adelantar nada.

En cuanto a juegos, tengo ganas de verse anunciados esos títulos que llevan rumoreándose meses. Tras lo que vimos de God of War: Ascension y PlayStation All Stars Battle Royale, aunque no será lo único que veremos de Sony, nos quedan cosas como Dead Space 3, o si finalmente Castlevania Lords of Shadow tendrá continuación y quién sabe para qué plataforma. Volviendo a PlayStation, ganas de ver en acción a Quantic Dream, con demo técnica o anuncio de juego. Una de dos. Microsoft nos deben también varios anuncios. Bastantes. Después del Spring Showcase donde se concretó Halo 4 -estoy expectante a ver si ese multiplayer se va a Callofdutyzar- anunció Forza Horizon y Molyneux enseñaba Fable: The Journey antes de conocerse su marcha, los anuncios en la conferencia de 360 deben ser sustanciales si no quieren decepcionar, y no centrarse en exceso en Kinect, un ansia en las últimas dos ediciones. También seguiré con interés un nuevo duelo FIFA contra Pro Evolution Soccer, con EA y Konami ya ofreciendo detalles de sus ofertas; FIFA sigue siendo favorito, en el simil futbolístico, por plantilla llena de cracks de talla mundial, pero PES intentará dentro de sus limitaciones de plantilla, aportar trabajo e ingenio para recortar distancias. Por otra parte, Nintendo es una incógnita hasta el último minuto, pero tengo claro que Wii-U es la primera cosa que voy a probar en la feria. Tras ya haberlo hecho el año pasado minutos después de su anuncio, quiero ver más sobre esas funcionalidades y cómo se acaban concretando. Será el ensayo general cara al lanzamiento a finales de 2012, p debería. Sea como sea, lo vamos a pasar bien.

La demostración técnica Kara sorprendió a todos hace unas semanas y hay mucho interés por ver lo que puede aportar Quantic Dreams a Sony en esta edición de la feria.
La demostración técnica Kara sorprendió a todos hace unas semanas y hay mucho interés por ver lo que puede aportar Quantic Dreams a Sony en esta edición de la feria.

Alfonso Arribas (Redactor)
El E3 de 2012 no dejará indiferente a nadie y pasará a los anales la historia por ser uno de los mejores o una auténtica decepción. El principal motivo para esta marcada bipolaridad es que los usuarios y profesionales del sector solo deseamos una cosa, nuevo hardware. Está claro que la congregación más importante del sector de los videojuegos volverá a dejarnos anuncios increíbles, presentaciones de títulos que ni soñábamos y demostraciones jugables que dejarán boquiabiertos a los allí presentes. Pero ha llegado el momento de dar un golpe sobre la mesa y anunciar…The Next-Gen is coming. Las compañías deben mirar al futuro y darse cuenta de que el increíble crecimiento de las videoconsolas en la última década, hasta superar en recaudación a medios de entretenimiento tan importantes como el cine, se basa en su capacidad para combinar la vanguardia tecnológica de sus simples dispositivos con una sencilla accesibilidad a sus contenidos para todo tipo de públicos. Es cierto que en una situación económica como la actual, con una crisis que parece no tener fin, hay que valorar con precisión una inversión económica tan potente como la que supone la creación de un nuevo dispositivo, pero sin caer en el error de exprimir la gallina de los huevos de oro hasta un punto de no retorno. El momento es ahora, si los tiempos de desarrollo y fabricación que conocemos se cumplen, los lanzamientos se irían hasta finales de 2013, un punto en el que el ciclo de las actuales plataformas estaría más que terminado, siendo inviable salir al mercado en 2014. Las especificaciones técnicas de las nuevas videoconsolas de Sony y Microsoft deben ser sobresalientes, al nivel de Battlefield 3 en Ultra para PC, dejando claro a Nintendo quién manda en este apartado. A nivel de diseño, deposito toda mi confianza en las compañías para que nos sorprendan con nuevas interfaces, dispositivos de reproducción, sistemas de distribución o nuevos controles. Sony y Microsoft anunciarán desde el principio las evoluciones lógicas de sus dispositivos de control más “casual”, demostrando así que todos los públicos pueden tener su ración de un pastel que es muy grande. Sería realmente interesante poder disfrutar de un nuevo Kinect o Move más rápidos, ágiles y precisos que puedan llevar el control intuitivo con nuestro cuerpo hasta el siguiente nivel.

Más allá de todas estas elucubraciones, que sin ser probables no son descabelladas, mi gran sueño para este E3 es la aparición de Steam Box. En mi mente he dado muchas vueltas a esa nueva videoconsola que uniese dos negocios tan importantes como la distribución digital de Steam, con sus precios y catálogo, y la tecnología de Apple, la compañía más influyente en el sector durante la última década. Este nuevo hardware tendría un diseño en un blanco brillante muy elegante que supondría una revolución estética y de software a la altura de lo que en su momento fueron iPhone y iPad. Dejando de lado este magnífico diseño detrás tendríamos a Steam, con un servicio de descargas efectivo, barato y enorme, ofreciendo todo su actual catálogo de PC y pudiendo jugar a lo que ya tenemos sin pagar nada extra. Sería algo que dejaría atónitos tanto a los allí presentes, como a los miles de usuarios que a altas horas de la madrugada estuviésemos viendo la conferencia. Lo único que está claro es que el precio de Steam Box sería caro, aunque yo gustosamente lo pagaría por anticipado para ir financiándola. Mis expectativas para este E3 se van al hardware y no hay día en el que no imagine un nuevo dispositivo en mi sala de juego.

La supuesta imagen filtrada que desató el rumor sobre la %22Steam Box%22. Desde Valve se afirma que no hay nada para el futuro cercano, y que todo se centra en sus juegos venideros y en mejorar Steam.
La supuesta imagen filtrada que desató el rumor sobre la %22Steam Box%22. Desde Valve se afirma que no hay nada para el futuro cercano, y que todo se centra en sus juegos venideros y en mejorar Steam.

César Otero (Coordinador PS3)
Alea Iacta Est (la suerte está echada)”. Esta cita en latín será, sin duda alguna, la que Shigeru Miyamoto y Reggie Fils-Aime murmuren justo antes de salir al escenario del inminente E3 2012, pues la suerte estará echada para Nintendo, que revelará en firme aquello que más interesa a sus seguidores y a profesionales del sector, que no es otra cosa que el día en que podrán echar mano a Wii U y cuánto les costará. Está muy claro que la compañía de Kyoto y su nuevo sistema acapararán los flashes informativos del mundo entero ese día. Nintendo pues será una de las protagonistas, pero, ¿será la única? Esto bien podría ser cierto si sus dos rivales directas, Sony y Microsoft, se dedican a jugar de nuevo al despiste y a hacer oídos sordos sobre el relevo generacional –estamos a punto, sino estamos ya, de entrar en la recta final de PS3 y 360-, limitándose ‘solamente’ a presentar una batahola de títulos First y Third Party junto a interminables hileras de cifras y bonitas presentaciones gráficas de sus estadísticas. Pero, ¿y si no? Tal y como están las cosas, si recopilamos la enorme cantidad de filtraciones accidentales/hechas a propósito, rumores y demás, en caso de que solamente la mitad de lo oído en el último año se produzca, podríamos estar ante una edición de esas que quedará grabada en el imaginario colectivo.

Junto a los datos esclarecedores finales de Wii U, y para anular el momentum de Nintendo, PlayStation 4 y/o Xbox 720 con Kinect integrado –solamente hace falta que se presente una para causar tal efecto- podrían dar la sorpresa de la Feria, provocando que todo, todo lo que se haya presentado o vaya a ser revelado los días siguientes de E3 quedase automáticamente en un segundo plano ante el Air Strike informativo de Sony y Microsoft, que a buen seguro derramaría tinta virtual, colapsaría webs, sites, foros y blogs y protagonizaría aunque fueran 30 segundos en cualquier medio de comunicación mundial.  Aunque tampoco hay que desprestigiar al software en caso de que no haya más nuevo hardware que Wii U, ya que un efecto similar –aunque de mucho menor calibre- ocurriría. Tenemos de todo para elegir entre lo que podría salir: Fechas definitivas de Triple Ases como GTAV, Tomb Raider, The Last Guardian, Final Fantasy XIII: Versus o The Last of Us; anuncios sorpresa como podrían ser la largamente rumoreada secuela de Heavenly Sword 2, los proyectos Next-Gen de Crytek y demás estudios –no hacen falta plataformas asignadas para mostrarlos-; y misterios muy recientes como ese Bioshock de Vita que antes ni estaba comenzado, y ahora parece que acelerará tanto su desarrollo que estará listo en septiembre; también ver más de títulos que podrían pegar un bombazo como Dishonored, el The Witness del creador de Braid o God of War: Ascensión; contemplar cosas del nuevo Splinter Cell o Thief 4. Podemos hacer muchas, muchísimas elucubraciones, pero una cosa está clara: Nintendo va a estar muy ocupada conformando su propio espectáculo aparte en la Feria con Wii U y el catálogo de 3DS, por lo que en la mano de Sony y Microsoft –y en menor medida en las del resto de editoras- está el ofrecernos también en sus conferencias un E3 inolvidable en caso de que presentasen sus nuevos sistemas; un E3 espectacular, en caso de dar fechas de títulos esperados y anunciar sorpresas jugables -Sony se marcaría una jugada necesaria mostrando algo de ese catálogo Thid Party de promesas para su Vita-; o un E3 normal, ‘del montón’ si insisten en la misma política del año pasado: muchos títulos en las enormes pantallas del escenario, muchas demos que no emocionan lo más mínimo –Microsoft y el larguísimo bloque de Kinect del E3 2011-, y pocos anuncios que realmente nos dejen con esa cara de sorpresa que realmente queremos poner todos, tanto profesionales como usuarios de todo el planeta, pues por algo el E3 tiene la fama que tiene. Esperemos que este 2012, por ser la última edición antes de que se acabe el mundo, el renombrado evento de los videojuegos haga honor a ella. Alea Iacta Est.

Para sorpresa de nadie, el propio Tetsuya Nomura ya ha dejado claro categóricamente que Versus no aparecerá en este E3. El eterno proyecto de Square Enix es el más largo de esta generación.
Para sorpresa de nadie, el propio Tetsuya Nomura ya ha dejado claro categóricamente que Versus no aparecerá en este E3. El eterno proyecto de Square Enix es el más largo de esta generación.

Ramón Méndez (Coordinador Xbox 360)
Llega un nuevo E3 y, con él, la maquinaria se pone de nuevo en marcha. Es una feria particular, que justo antes del verano nos prepara para sobrellevar esos meses de sequía de lanzamientos a base de esperanzas e ilusiones de cara a los grandes títulos que nos llegarán a finales de año, a tiempo para la tan importante campaña navideña. No hay ningún E3 que no esté rodeado de especulaciones, sueños, deseos, aspiraciones y decepciones, y este no podía ser una excepción. El enfoque principal de la feria de este año es, como no podía ser de otra forma, el tan ansiado cambio de generación, pues ya hace siete años que Xbox 360 llegó al mercado. Es poco habitual en esta industria encontrarnos con una generación tan larga y a la que, por mucho que se anuncien nuevas plataformas, todavía le quedan mínimo un par de años de vida a pleno rendimiento, con abundantes títulos anunciados tanto para Xbox 360 como para PlayStation 3 para lo que queda de 2012 y 2013. Es por eso que la pregunta es: ¿de verdad es este el E3 del cambio generacional?

Aunque a todo amante de la tecnología le apasiona la idea del anuncio de nuevas máquinas, ver de qué podrán llegar a ser capaces las tecnologías de la próxima generación, personalmente creo que no veremos mucho en este E3. Sony y Microsoft reservarán sus bazas para el E3 de 2013, con un posible lanzamiento de sus máquinas a finales de ese mismo año, pero no con demasiada antelación porque, si algo han aprendido en los últimos años, es que los anuncios demasiado precipitados llevan a decepciones y aburrimiento de los usuarios (véase Gran Turismo 5 o Final Fantasy Versus XIII). Así pues, este será el E3 de una WiiU que tiene la oportunidad de mostrar sus posibilidades sin que bestias tecnológicas la dejen a un discreto segundo plano, como le ocurrió hace más de un lustro en su anuncio. Pero lo más importante, es que lejos de ser un E3 de hardware, tiene muchas papeletas de convertirse en un grandísimo E3 de software, con grandes títulos e importantes anuncios que harán que los usuarios no echen de menos el cambio generacional y le saquen aún más partido a sus plataformas actuales. En ese aspecto, seguro que no va a decepcionar: muchos juegos, muchos anuncios, muchas sorpresas y muchas alegrías. El que podría ser un E3 de paso entre generaciones, tiene el potencial para convertirse en un gran tapado, una feria inolvidable. Esperemos que así sea.

Halo 4 será el gran peso pesado para el aficionado tradicional con el que cuente Microsoft. La estructura de sus conferencias previas es ya previsible, arrancando con Call of Duty y terminando con Halo.
Halo 4 será el gran peso pesado para el aficionado tradicional con el que cuente Microsoft. La estructura de sus conferencias previas es ya previsible, arrancando con Call of Duty y terminando con Halo.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad