Skip to main content
Publicidad

Dead Space 3, Pre-Análisis

publicidad

Tau Volantis, sobresaltos en el hielo

Uno de los problemas que acarreaba Dead Space 2 es que ya no sorprendía tanto como la primera parte, se repetían situaciones, los pasillos de las naves parecían ya no guardar sorpresas ni salas originales y los enemigos y puzles empezaban a reiterarse. Dead Space 3 cambiará todo esto ya que lleva a los jugadores hasta un nuevo escenario, un planeta congelado y de condiciones extremas donde parece hallarse la solución a todo el asunto de los Necromorfos y las Efigies. No todo el juego transcurrirá aquí, pero sí gran parte, aunque seguirá habiendo predominio de escenarios interiores, en este caso cuarteles, navíos estrellados, laboratorios... Ahora bien, gran protagonismo adquieren también las áreas exteriores, algo más abiertas y con empujones de la naturaleza poniendo las cosas aún más difíciles al dueto Clarke-Carver.

Tormentas de nieve, volcanes en erupción, resbalones por áreas heladas, aludes o cuevas que se vienen abajo son solo algunos de los incidentes a los que tendrán que enfrentarse dos personajes llevados al límite y cuyas armaduras espaciales van a ser esta vez menos útiles que en otras ocasiones. La supervivencia en Dead Space 3 no es solo contra los rivales, sino también contra las situaciones extremas que impone una naturaleza tan salvaje como la de este entorno inhabitable. Con secuencias sobre raíles, ligeros Quick Time Events, y otros trucos procuradores de espectacularidad, Visceral Games ha intercalado grandes momentazos basados en la interacción jugador-entorno. Claro está, a estos puntos clave de la campaña se unen los jefes, colosales e impresionantes en este último episodio para cerrar la trilogía como merece. Ya se han visto algunos, incluso devorando a la pareja protagonista.

Toda la gama de efectos lumínicos y destellos o sombras se ha dinamizado hasta tal punto que su naturalidad es incuestionable. Deslumbrará.
Toda la gama de efectos lumínicos y destellos o sombras se ha dinamizado hasta tal punto que su naturalidad es incuestionable. Deslumbrará.

Por lo probado en varias tomas de contacto, en ferias como el E3 o la Gamescom y eventos privados de EA como los Showcases, Dead Space 3 intensificará la acción en detrimento de la experiencia survival. Habrá más botiquines y más balas, así como más armas y movimientos específicos nuevos para la toma de coberturas. Esto mayoritariamente no ha gustado del todo, se esperaba una obra de terror, agonía y suspense espaciales como las anteriores, pero sus creadores repiten una y otra vez que todos los seguidores podemos estar tranquilos, que Clarke volverá a moverse en situaciones de auténtico pánico, oscuridad y ruidos alarmantes que acaban en susto. Pero claro, además de esto ya no estará solo, siempre con Carver al lado o al menos cerca y compartiendo partida. De nuevo aseguran que el cooperativo no estropea la experiencia. A ver en qué queda.

Ingeniería del siglo XXIV

Como third person shooter profundo que parece que será, era muy importante también su rama de armas y comportamientos de éstas, evoluciones, diseños, innovaciones en general. Habrá nuevos artilugios e interfaz ingame nueva con proyección holográfica como se había visto ya. Clarke tendrá que gestionar los inventarios sin pausar la partida, algo que acrecenta la sensación de agobio en los tramos más duros de la historia. Se han revisado también los bancos de trabajo para la confección de armas y objetos, ahora renovados y que irán por categorías y donde podremos crear todo lo que a priori recojamos en bocetos. Habrá una creación algo más libre que permite conjugar distintos gatillos con linternas, cargadores o retículas, dando forma a mucho arsenal variado y parte de él inédito de este episodio.

Disparar a las extremidades para cortarlas antes que a la cabeza o el centro del torso vuelve a ser clave para frenar los ataques Necromorfo. No ocurrirá lo mismo con enemigos humanos.
Disparar a las extremidades para cortarlas antes que a la cabeza o el centro del torso vuelve a ser clave para frenar los ataques Necromorfo. No ocurrirá lo mismo con enemigos humanos.

Regresan maravillas del desmembramiento como la siempre protagonista cortadora de plasma y sus tiros verticales u horizontales para despedazar a todas las criaturas según su posición y forma, el cañón lineal o la sierra trituradora para acabar con los moribundos. Será importante, como siempre en Dead Space, tener en cuenta el número de enemigos que nos acechen en cada caso, siendo unas armas más contundentes que otras pero quizá con distinta velocidad o recámara, además de la rareza de las balas y los materiales para confeccionarlas. Pero la gran idea en este capítulo parece que va a recaer en la posibilidad de fusionar estas en realidad herramientas de minería, uniendo por ejemplo proyectiles explosivos a cargadores con mucha capacidad o cañones de poco retroceso, creando así un buen puñado de artilugios letales que se adapten a nuestras preferencias. También habrá modelos inéditos. No se han especificado aún los disparos secundarios.

Dicen sus programadores que se ha incrementado la presencia de las habilidades cinéticas para mover objetos desde la distancia, basándose en esta destreza especial de telequinesis una buena parte de los puzles y rompecabezas que salpicarán tanto pasillo repleto de monstruos. En su atención al feedback y peticiones de los usuarios, Visceral ha optado esta vez por no reutilizar tanto las distintas zonas, evitar momentos de llevar una pieza a un punto concreto por el que ya pasamos, aunque obviamente existirán este tipo de momentos, que ganan fuerza en cooperativo. Se retoman además los segmentos de gravedad cero o el espacio exterior con propulsores, ahora con más acciones disponibles y con buensas dosis de coordinación con el compañero si se quieren superar.

Una vez más, habrá tramos en gravedad cero donde los protagonistas se mueven con propulsores y tienen que responder a otras físicas. Ahora tienen más acciones en su mano.
Una vez más, habrá tramos en gravedad cero donde los protagonistas se mueven con propulsores y tienen que responder a otras físicas. Ahora tienen más acciones en su mano.

Infierno compartido

El multijugador para dos es el gran añadido de Dead Space 3, el claro diferenciador y el paso adelante a la hora de concebir su desarrollo, totalmente lineal y muy intenso como tan bien viene haciendo la serie. Solo online y con premisa de opcional, este modo donde un usuario controla a Carver y el otro a Clarke dejará ver a cada uno distintas cinemáticas, diálogos, objetos, armas y salas. Según sus responsables, se va a llevar la fórmula cooperativa un paso más allá a lo que habíamos visto hasta ahora en el género, rozando la experiencia personalizada y solo tangible si se juega desde las dos ópticas. Esto le aporta un claro componente rejugable, un acierto, ya que además incluirá una segunda vuelta -ya incluida en Dead Space 2- llamada Nueva Partida + donde aumentará considerablemente la dificultad pero se podrán utilizar los objetos fabricados.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad