Skip to main content
Publicidad

¿Crean adicción los videojuegos?

publicidad
feature
| PS3 360 Wii PC PS2 XBX GC - Reportaje |
Recogemos los datos de los últimos estudios y los contrastamos para descubrir si hay riesgo de engancharse a los videojuegos.
Reportaje

"Marcos se ha convertido en un ladrón. En cuanto tiene oportunidad, el joven  roba horas al sueño para invertirlas en su gran pasión: los videojuegos. Comer es algo secundario, nada que pueda comparársele a la fascinante experiencia que supone  preservar la paz galáctica o competir por el gran premio en Montmeló. ¿Sus amigos?, nunca tan certeros como los fieles compañeros de aventuras que le siguen a  golpe de botón con una indubitabilidad pasmosa. La pantalla del televisor le ofrece todo cuanto desea y, a cambio, tan solo tiene que sacrificar su propia vida social, la cual, por otro lado, apenas recuerda con nostalgia. Su mundo, sus reglas. ¿Tiene él la culpa de  optar por una alternativa tan virtual como perfecta a una realidad hostil que ya nada le importa?"

Ni exageración, ni sensacionalismo; la veracidad del caso anterior está fuera de toda duda, tanto, como que no es el único. Son muchos, cada vez más, los usuarios de videojuegos que terminan desarrollando pautas de pensamiento y actuación similares a la anteriormente descrita. ¿Significa ésto entonces que esta forma de entretenimiento es potencialmente dañina para sus consumidores más acérrimos? Algunos expertos nos dirían que sí, que sin ninguna duda la exposición prolongada a los videojuegos termina desembocando en  peligrosas relaciones de dependencia de las que es difícil escapar.

Los adictos se ponen frente a los mandos para evadir la tristeza o la rabia y tienden a mentir.
Los adictos se ponen frente a los mandos para evadir la tristeza o la rabia y tienden a mentir.

La creciente preocupación al respecto llevó recientemente a la propia Asociación Médica Amerciana (AMA), a cuestionarse, por vez primera en su historia, sobre una de las formas de ocio más extendidas en la actualidad. La pregunta fue: ¿debe considerarse la adicción a los videojuegos como una enfermedad mental propiamente dicha?. El Consejo de Ciencia y Salud Pública de esta institución presentó al respecto un documento en el que se sugería que la adicción podía estar presente en aquellos individuos que, habiendo pasado un excesivo tiempo frente a la pantalla, terminaban presentado algún tipo de disfunción o la merma significativa de su vida social.

Pero quizás la hipótesis más controvertida de entre las manejadas, fue la que comparaba equitativamente la adicción a los videojuegos con otras como el alcoholismo o la drogodependencia. De hecho, son cada vez más los expertos que apoyan dicha afirmación, entre ellos el científico Ralf Thalermann, del Instituto de Medicina Psicológica de la Universidad de Berlín, quien presentó en el V Foro Europeo de Investigadores de Neurociencia el resultado de una investigación de la que se concluye que las reacciones cerebrales de las personas que juegan con videojuegos en exceso son similares a las de un alcohólico o un adicto al cannabis.

Especialmente llamativas son las declaraciones al respecto de Keith Bakker, director del primer centro europeo para el tratamiento de este tipo de adicción en Amsterdam, que dejaban entrever cómo la única diferencia entre el drogadicto y el adicto a los videojuegos viene dada por sus ‘'proveedores'', siendo en el segundo caso los propios padres los responsables de la adicción de sus hijos al haberle regalado su primer videojuego.

2008_01_02_addiction_0.jpg Captura de pantalla

Partiendo de estas comparativas, muchos estudios, como el de la psiquiatra Katerina Sommers, trataron de analizar el grado de adicción a los videojuegos de más de trescientos niños sirviéndose de parámetros idénticos a los que se aplican en los tests de adicción a sustancias como las drogas. Sin embargo, la decisión final de la AMA puede echar por tierra dichos estudios al considerar que, a falta de investigaciones más concienzudas, la recurrencia excesiva al ocio electrónico no constituye una enfermedad mental.

Así lo reafirma el  doctor Stuart Gitlow, de la Sociedad Médica Estadounidense de Adicciones, para quien no existe prueba empírica alguna que sugiera que la 'adicción' a los videojuegos constituye una compleja enfermedad psicológica comparable a otros desórdenes. Al contrario, los videojuegos pueden incluso resultar de tremenda utilidad en la paliación de enfermedades como el autismo. Existen  de hecho quienes, como el doctor Louis Kraus, de la Academia de Psiquiatría Infantil y Juvenil de Estados Unidos, recuerdan que, pese al debate, aún no está demostrado con total certeza que los videojuegos sean adictivos.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad