Skip to main content
Publicidad

Consolas de los chinos

publicidad
feature
| 3DS WiiU PC PS3 PS4 PSV 360 XBO - Reportaje |

Desde que el sector es sector, los mayores éxitos del mercado se han copiado generación tras generación. Pero cuando NES y PlayStation irrumpieron en el mercado, su inmenso éxito propició una serie de clones a cual más descarado y delirante. Imposible resistirse a su cutre-encanto.

Reportaje

“Uno puede robar ideas, pero nadie puede robar ejecución o pasión” –  Timothy Ferriss 

 “El secreto de la creatividad es saber cómo ocultas tus fuentes” –  Albert Einstein

 

harry-potter-obama-sonic-backpack.jpg Captura de pantallaFinales de los años 80, principios de los 90. Los videojuegos son un mercado de éxito, y el sistema que domina con diferencia es la NES de Nintendo, una maravilla que nos hace soñar con su inmenso catálogo. Toda nuestra clase de EGB la tiene menos nosotros. Pero se acerca la Comunión,  la oportunidad perfecta para que nos regalen una. Y de hecho, ese día, ahí está. Vemos la caja con la imagen en la portada, la pistola Zapper y dos mandos. Parece que hay algo raro en los pads, pero la emoción, el hype es tan enorme que solo pensamos en abrirla y enchufarla. La sacamos y ahí la tenemos: Casi cuadrada, gris y blanca con los dos puertos para mandos y el nombre de Computer Video Game en la ranura de entrada del cartucho… Espera, ¿Computer Video Game? ¿Pero no debería poner Nintendo y la R minúscula al lado de Copyright registrado? Cogemos la caja corriendo y vemos que en vez de Nintendo Entertainment System pone… ¿Creation? Y esperad que falta el remate. ¿Mandos de 4 botones con Turbo? ¿Un cartucho con tropecientos juegos en uno, todos clónicos más piratas que ver a Sonic junto a Mario? -en aquella época sí que era plausible esto, cuando SEGA y Nintendo eran enemigos declarados.

Nos quedamos mirando a nuestro padre: Suda, evita el contacto directo con nuestra mirada; sabe que no nos ha engañado. Tendremos 10 años y pensaremos que el sumun de la tecnología de entonces son los rebobinadores de cintas VHS con formas de coche y los Fórmula 1 de goma de borrar, pero papá y mamá, que nos empapamos el magazine del Club Nintendo todos los meses… En plena ceremonia, mientras el cura habla en Latín y está a punto de darnos la Comunión y la Hostia Consagrada, comentamos en voz baja con nuestros colegas trajeados y repeinados la infamia que hemos vivido. Y vemos que no somos los únicos cuando uno nos contesta “Por lo menos tiene un nombre distinto. A mi sí que me engañaron bien, que la mía se llama NASA”. 

Consolas de los Chinos Captura de pantalla

Esta situación, que se repitió sobre todo en cumpleaños y entregas de notas –en Navidades/Reyes no había narices de engañarnos porque entonces sí que la liábamos más parda que el niño Damien-, fue una constante que se repitió gracias al mercado de clones de consolas oficiales. Tan antiguo como el primer Pong que fue copiado en masa, o el Tetris que lo clonaron hasta en relojes-consola –para que veais que eso de lanzar un Flappy Bird o Angry Birds y a la semana siguiente haber 40 apps iguales no es algo nuevo-, las denominadas por así decirlo  “consolas de los chinos” han acabado creando un mercado tan vasto como imaginativo en cuanto al copieteo descarado de imágenes, tecnología, aspecto, diseño, etc. Aunque lo vendido está siempre, excepto en casos verdaderamente puntuales, extremadamente por debajo de la imagen que se vende44a7a8b4-f0c6-428f-8ec8-f1ebb749e7e8.jpg Captura de pantalla.

Al margen de la actualidad, y buscando bajarnos un poco del carro HD, de las palabrejas Next Gen, update, 60FPS o MMORPGF2P –hay tiempo de sobra para volver a ellas-, hemos decidido adentrarnos en un mercado underground fascinante, una sub-cultura propia que cuenta con ejemplos de culto y gente que los compra y atesora –Polystation, el sumun del copieteo descarado. A quienes los conozcan esperamos que se echen unas risas recordando sus nombres, y a quienes no, bueno, ahí va un poco de historia para que veáis que a veces hay motivos tras la clonación descarada que no solamente los monetarios. Empezamos un viaje al que el mismo youtuber Loulogio seguro que se apuntaría dado su fascinación por las “tiendas de chinos” que incluye copias tan exactas hoy en día, que más de un despistado o poco experto en el sector cae como un ídem.

Famiclom modelo 'Alien', difícil de encontrar y uno de los diseños más llamativos
Famiclom modelo 'Alien', difícil de encontrar y uno de los diseños más llamativos
Consolas de los Chinos Captura de pantalla


NCC SCC ACC

El éxito de Nintendo a finales de los 80 fue tal, que el siempre avizor ojo del mercado de la piratería lo convirtió en su siguiente víctima. Así nacieron una serie de modelos conocidos popularmente como Famiclones (Famicon+Clone) y abreviados con las siglas NCC, de Nintendo Console Clones, que engloba a un hardware a imagen y semejanza de un producto de la gran N y/o capaz de hacer correr juegos diseñados para NES. Aunque también, dada la vastedad de este mundillo, tenemos denominaciones para englobar a los SEGA Console Clones (SCC) y a los Atari Console Clones (ACC), que se anticiparon una década cuando la compañía empezó a instaurar las bases del sector antes del Crack del 83. En general siempre han tratado de imitar el diseño de Famicom o de NES –la forma sí, otra cosa eran los colores y los materiales de segunda y tercera categoría-, pero la diversificación a lo largo de las generaciones las ha llevado a copiar la forma externa de sistemas como Super Nintendo, Game Boy, PC Engine, Game Boy Color, Sega SG-1000, ColecoVision, Game Boy Advance, toda la familia PlayStation, Xbox  y hasta Dreamcast –la Treamcast, que encima es una copia de las mejores.

La mayoría de estas consolas clonadas siempre fueron y son ilegales, aunque en ocasiones nos encontramos con vacíos legales como es el hecho de que las patentes de Nintendo sobre el hardware de NES caducaron en parte en 2003 y 2005 –ese año expiró la patente de la protección 10NES, de la que ya hablaremos más adelante-, aunque queda en manos de las leyes sobre patentes de los distintos países, que incluyen fechas distintas de caducidad, que pueden ir desde los 30 hasta los 95 años. Es por tanto un asunto delicado, ya que hay que probar si es legal o no vender una consola clonada basada en una original de la que ya caducó su patente, si lo que tiene dentro es un software propio y no pirateado, o sea, juegos propios y no un hack de Mario o Sonic. Las primeras Famiclones –las que impulsaron este mercado que por otra parte no era nuevo-, de procedencia Taiwanesa, se dedicaban a copiar a los hardware originales de FamiCom y NES en toda su arquitectura, incluso con chips clonados manufacturados por una pionera compañía de Taiwan como era la UMC (United Microelectronics Corporation), empresa que se dedicaba a los semiconductores desde 1980 y encargada de clonar de la forma más descarada e ilícita posible los chips Nintendo.

La protección 10NES, el truco de Nintendo para controlar el software que salía para NES
La protección 10NES, el truco de Nintendo para controlar el software que salía para NES

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad