Skip to main content
Publicidad

Castlevania: Lords of Shadow 2, Pre-Análisis

publicidad
feature
| - Pre-Análisis |

A finales de mes tendremos sobre la mesa Castlevania: Lords of Shadow 2, la tercera apuesta de Mercury Steam en la serie de Konami. Gabriel Belmont encara su final convertido en un Drácula que busca la redención. Repasamos su desarrollo.

Pre-Análisis

Advertencia: Este reportaje contiene spoilers sobre la saga Castlevania: Lords of Shadow. Se recomienda haber jugado a Lords of Shadow y Mirror of Fate antes de iniciar este repaso por Lords of Shadow 2.

Pocos juegos españoles han alcanzado la presencia mediática y la atención comercial que mantiene Castlevania: Lords of Shadow 2. El proyecto de Mercury Steam se ha traducido en una trilogía de videojuegos que se dará por concluida el próximo 27 de febrero cuando este título llegue a las tiendas para Playstation 3, Xbox 360 y PC. El estudio ubicado en San Sebastián de los Reyes (Madrid) ha contado con una plantilla superior a las cien personas durante la producción de esta serie y se ha labrado un currículum enviable de cara a la nueva generación. Enric Álvarez, cabeza visible de la desarrolladora, ha conseguido colocar España en el panorama internacional de la producción de videojuegos como en los tiempos de Gonzo Suárez y Commandos. Y no es que el tejido empresarial español esté falto de talento (tenemos estudios destacados como Novarama y Social Point). Para Konami, dueña de la propiedad intelectual, Castlevania: Lords of Shadow 2 es un proyecto con el que la firma se juega mucho en el cierre de un año fiscal que se ha quedado sin Metal Gear y ha recibido un Pro Evolution Soccer a medio gas.

Forjando una saga

El camino seguido por Mercury Steam representa la escalada a la difícil montaña que es alcanzar el éxito comercial una industria del videojuego cada vez más saturada por lanzamientos, pero no solo eso; el estudio madrileño también consiguió salir de un atolladero en el que se había metido ella sola buscando precisamente subsistir como desarrolladora. Antes de Castlevania: Lords of Shadow vinieron otros lanzamientos como Scrapland, de la mano de McGee, y Clive Barker Jericho, con el autor como aliado y Codemasters en el timón editorial. Éste último, primer proyecto del estudio para la generación PS3-Xbox 360, que sin ser un éxito comercial, salvó a la compañía de la quema. Sin Jericho no habría hoy Lords of Shadow. La editora británica se metió en aquel desarrollo tras ver a la niña de Mercury Steam, una suerte de demo técnica escabrosa con toques de El Exorcista que actuó de llamada de atención. Álvarez admitía en tiempo atrás que aquello “fue un milagro” que les “salvó la piel a todos”.

castlevania_lords_of_shadow_ultimate_edition_ipo03-199x146.jpg IPVGabriel Belmont
Tras el primer Lords of Shadow, el protagonista muta en un ser oscuro condenado por su propio pasado y perdido en las sombras
: "Dime... ¿es esta la recompensa de Dios a cambio de toda la devoción y el desconocimiento?" 

   Castlevania: Lords of Shadow - Ultimate Edition (PC) Captura de pantallaCastlevania: Lords of Shadow - Ultimate Edition (PC) Captura de pantallaCastlevania: Lords of Shadow - Ultimate Edition (PC) Captura de pantalla

Gabriel Belmont, antes de abrazar la Oscuridad.
Gabriel Belmont, antes de abrazar la Oscuridad.

Milagro o no, el paso de los años colocaría sobre la mesa otro proyecto más para el estudio. Fue en la Gamescom del 2008 cuando Konami daba paso al estudio español con un tímido teaser de Lords of Shadow, juego que se presentaba sin incluir la palabra Castlevania. Sacar de Japón la licencia de acción lateral que tan poca fortuna había tenido en las tres dimensiones era una osadía impropia para aquellos tiempo. Pero el proyecto comenzaba a coger una gran forma, y el equipo de Castlevania en Japón, dirigido por Igarashi, no conseguía concebir un juego de acción para consolas de sobremesa capaz de atraer la atención del público masivo. Un año más tarde, Konami añadía la palabra “Castlevania” a la ecuación, colocaba a Hideo Kojima, padre de Metal Gear, como padrino del proyecto -los viajes furtivos del japonés a España para supervisar la producción eran vox populi- y cerraba el ciclo nipón de la licencia con su lanzamiento en el último trimestre del 2010 en PS3 y 360.

Rompiendo la tradición

La historia de la serie Castlevania siempre se ha regido por un esquema básico: Drácula, un ser oscuro, siembra el terror en la Tierra, y sólo puede ser destruido por el clan milenario de los Belmont. Esta base, iniciada en 1986, inspirada directamente por Drácula de Bram Stoker y nutrida de la estética japonesa en cuanto a diseño de personajes, cimentó grandes éxitos como Super Castlevania IV, Symphony of the Night (PSX), clásico entre clásicos, o la serie de entregas para Nintendo DS. Con Lords of Shadow, cuya producción se encaró como una saga de nuevo cuño que rompería con todo lo anterior (reboot), Mercury Steam quería seguir un camino muy diferente, por lo que decidió alterar la posición de Drácula en la ecuación. Y es Lords of Shadow 2 es uno de esos videojuegos que viene con destripe argumental desde el primer segundo de su primer tráiler. Gabriel Belmont, caballero de la Orden de la Luz, es el punto de inflexión en la apuesta de Mercury Steam.

Symphony of the Night es para muchos el mejor Castlevania.
Symphony of the Night es para muchos el mejor Castlevania.

Explicar cómo ha evolucionado Lords of Shadow 2 sin entrar en detalles argumentales es inevitable. Y es que aquel epílogo de la primera parte dejaba rotos a muchos jugadores que lo vivieron antes del lanzamiento de los descargables. Gabriel, desolado tras descubrir que Satán había urdido un plan maestro para quitar el trono a Dios, cae en desgracia al enfrentarse a El Olvidado (DLC's). Irónicamente, para evitar que las fuerzas del mal terminen floreciendo en la Tierra, nuestro protagonista se ve obligado a beber la sangre de Laura transformándose inmediatamente en un vampiro. Como si se tratase de un Señor de las Sombras, el personaje, adalid de La Hermandad de la Luz, rechaza sus orígenes y se convierte en el Señor de las Tinieblas, en El Dragón, en una criatura temida a la que sus descendientes se enfrentarán durante siglos por estar condenado a la vida eterna. En esa última escena de Lords of Shadow se nos muestra a Gabriel convertido en Drácula y resucitando en el tiempo presente.

Mil años antes, en los hechos narrados por Mirror of Fate, la entrega lanzada primero en exclusiva para Nintendo 3DS y más tarde estrenada en formato HD en Xbox 360 y en Playstation como descargable, un consagrado Drácula se enfrenta a su propia familia, siendo derrotado y llevándonos a su resurrección en el presente, no sin antes agotar la vida de Trevor Belmont, su propio hijo, que tendrá una resurrección a la desesperada transformándose en el vampiro Alucard. Todo este entramado de desgracias familiares (incluida la muerte de Marie, esposa de Gabriel), sirve para forjar el perfil del protagonista, que en Lords of Shadow 2 es el propio Drácula. En Mercury Steam sabían que invertir los roles, hacer que Drácula pasara de antagonista a protagonista, no iba a ser fácil, pero el riesgo merecía la pena. El estudio ha conseguido que el jugador empatice con un personaje que en condiciones normales sería el villano perfecto: sabes por qué Gabriel ha llegado a ese punto y le comprendes.

Demacrado, traicionado por el destino y condenado a la existencia eterna.
Demacrado, traicionado por el destino y condenado a la existencia eterna.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad