Skip to main content
Publicidad

Ahora Wii U, mañana NX

publicidad
feature
| WiiU - Opinión |

Wii U tiene todavía mucho que decir. Al menos eso es lo que quiere hacer ver al público Nintendo, que ya trabaja en su sucesora. ¿Cuánto puede aprender NX de lo que ha vivido Wii U en el último par de años? 

Opinión

Encuesta

  Cargando encuesta...

La pasada semana cerraba sus puertas con los que a priori eran los primeros detalles de NX, la nueva consola de Nintendo que está en camino para ser presentada el próximo año, previsiblemente en el E3 de Los Ángeles si nada se adelanta. Según The Wall Street Journal, la compañía japonesa ya estaría mandando los primeros kits de desarrollo a las desarrolladoras de videojuegos para que trabajen en futuros lanzamientos. Poco o nada sabemos sobre estos kits de forma oficial. Los detalles indican que la máquina será pareja técnicamente a Xbox One y PS4, y que tendrá algún tipo de enfoque híbrido (sobremesa + portátil) dividiéndose posiblemente en dos aparatos. 

Ninguno de estos datos son oficiales y raro será que sepamos algo de la máquina dicho por Nintendo antes del próximo año 2016, pero no por ello la comunidad de seguidores de la empresa de Super Mario se ha mantenido al margen de estas informaciones. Reacciones hemos visto de varios tipos, pero sin duda una de ellas ha destacado especialmente, la decepción. Decepción por Wii U, una consola que apenas ha vendido más de diez millones en todo el mundo y que se ha quedado jugando en su propia liga a pesar de tener un catálogo de exclusivos de bastante calidad.

Wii U está dejando satisfechos a no pocos jugadores y seguirá haciéndolo según Nintendo durante los próximos meses. La empresa no tira la toalla con la consola y promete novedades antes de NX. Las intenciones están ahí a pesar del retraso del nuevo The Legend of Zelda, primero original que sentiremos en HD (veremos si solo en Wii U o también en NX), o de la no menos polémica ausencia de Metroid en la máquina de sobremesa. Innovar y arriesgar no siempre es sinónimo de éxito, al menos no en los términos en los que ha jugado Nintendo durante esta generación. 

Si por algo han funcionado comercialmente bien PS4 y Xbox One (más la primera que la segunda), es por saber adaptarse a las necesidades de los jugadores actuales. Algo tan sencillo como compartir partidas en vídeo y en pantallazos se realiza en estas consolas sin tener que realizar movimientos toscos como en las máquinas de Nintendo. SONY y Microsoft son ejemplos de adaptación a lo que manda el pueblo; Nintendo sigue jugando en su propio universo y eso, para el jugador masivo, el que paga los desarrollo y aúpa las consolas en las listas de ventas, es un revés poco comprensible. 

NX tiene que adaptarse a todo esto, saber cumplir con las necesidades del jugador actual en estos campos, ofrecer juegos de third parties (Nintendo tiene trabajo empresarial por delante) y jugar con sus licencias estrella como ha sabido hacer hasta ahora. Si algo bueno tiene Nintendo es que la facturación y el negocio le acompañan gracias a la diversificación con productos como los Amiibo. Lo único que deben conseguir ahora es adaptar esa creatividad a lo que piden los jugadores. 

Después de todo, NX va a tener su mercado. Los usuarios de Wii U que están decepcionados con el devenir de la consola no esperan prácticamente nada de la nueva máquina. Es innegable que existe cierto desamparo por lo que Nintendo pueda llegar a hacer con su nuevo invento. Esta “falta de seguridad” hace que el entusiasmo y la expectación por la máquina estén, en términos generales, por los suelos. A poco que pueda ofrecer Nintendo, conseguirá captar nuestra atención. Se acabó prometer, vender ideas y conceptos. Lo único que deben hacer es responder a las principales críticas que ha recibido Wii U: juegos third parties, licencias propias e innovación en terrenos que han probado ser rentables a otros (móviles, apps, etc.). La creatividad con sus licencias ya sabemos que está ahí y que no va a faltar en este nuevo viaje de Nintendo.

Esta columna es una opinión personal del autor que no representa necesariamente la de MeriStation.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad