Skip to main content
Publicidad

5 aportaciones de Final Fantasy XV a la saga

publicidad
feature
| PS4 XBO - Reportaje |

Cambios, novedades, matices y una manera de entender la serie que le pueden sentar bien a la franquicia en el futuro.

Reportaje

Final Fantasy XV está ya entre nosotros, y lo hace como uno de los lanzamientos más esperados de los últimos tiempos. Tras un tortuoso desarrollo y reinventar la idea de Versus XIII a una nueva entrega numerada de la saga, con cambio de dirección incluida, el juego que hemos estado esperando durante una década ya está a la venta para Playstation 4 y Xbox One. La recepción ha sido más que buena entre la prensa nacional e internacional (con un 8 en Meristation y una media actual en Metacritic de 84), y los usuarios llevan desde finales de la semana pasada compartiendo sus impresiones con la gran aventura del príncipe Noctis.

El debate que ha abierto Final Fantasy XV es enorme y está repleto de matices. El juego ha roto con muchas de las tradiciones de la saga, ha mantenido otras y ha añadido novedades interesantes para el futuro de la franquicia. Los defensores y detractores de los cambios producidos en el juego están con las armas en alto. Más allá de valorar lo acertado, arriesgado o erróneo de varios cambios drásticos en las bases de lo que podemos considerar –con matices, porque cada entrega ha sido un mundo sobre todo en las dos últimas generaciones- un Final Fantasy, está claro que esta decimoquinta iteración numerada ha aportado cosas a la franquicia muy a tener en cuenta en el futuro. Se siga por el mismo camino, se vuelva a mecánicas pasadas o se piense en otros cambios. Estos son cinco aportes de XV a Final Fantasy.

1.- Mundo abierto y cambiante

El primer gran aporta de Final Fantasy XV es el concepto de Open World similar a otros juegos contemporáneos, algo que cada vez está más de moda en los videojuegos actuales. Es cierto que Final Fantasy ha tenido en varias entregas  situaciones de libre exploración por el mundo, pero aquí el concepto difiere: desde un inicio tenemos una gran extensión de terreno que recorrer en busca de misiones secundarias, actividades de caza, minijuegos y exploración para mejorar aficiones y atributos (como recolectar ingredientes para la comida).  La fórmula aporta a Final Fantasy un mundo mucho más libre y abierto que antes, y con añadidos potentes: el ciclo día-noche que hace que, cuando cae el sol, nos encontremos en medio de un infierno oscuro con enemigos devastadores y situaciones límite. Vivo y cambiante.

2.- Sistema de combate dinámico

Muchos se ponen las manos a la cabeza por el abandono del clásico sistema de combate por turnos –dinamizado y agilizado en las últimas entregas de la franquicia- pero lo cierto es que Final Fantasy XV demuestra que la saga también puede adaptarse a un sistema de combate tipo Action RPG. Con controles de ataque y de guardia, con gestión en vivo de objetos y órdenes a compañeros. Es cierto que hay mucho margen de mejora y que se le puede dar un componente más estratégico y profundo a la hora de afrontar los combates (sobre todo en lo que decisiones para los compañeros no controlados se refiere) pero la accesibilidad, diversión y ritmo del combate en Final Fantasy XV abre la franquicia a todos aquellos que reniegan de los turnos clásicos o derivados que consideran más tediosos que entretenidos.

3.- Personajes de altura

Cuando pasa el tiempo y uno mira hacia atrás, más allá de valorar la calidad que han tenido las entregas de Final Fantasy siempre queda el recuerdo, bueno o malo, de los personajes que nos acompañaron en cada aventura. Todo el mundo conoce a Cloud, Barrett, Aeris o Tifa de Final Fantasy VII. Kefka y Sephirot son dos de los mejores villanos del mundo de los videojuegos y Lightning es toda una diosa en Japón. A ellos, a los cuales podemos sumar Terra, Tidus, Yuna, Yitán o Vivi entre muchísimos otros (cada uno tiene sus preferidos), se le añadirán con el tiempo Noctis y sus amigos. La relación de amistad sincera, el rol tan acertado que juegan Prompto, Gladiolus e Ignis y las sorpresas que nos deparan son uno de sus grandes ganchos. Más allá de que guste más o menos su diseño artístico, son sin duda personajes de enorme peso y muy bien recreados… que se enfrentan a un Villano que también gustará y mucho.

4.- Una nueva sensación de viaje

Todos los Final Fantasy tienen esa sensación de llevarnos de la mano en un gran viaje que va conociendo distintas localizaciones, personas y situaciones que tenemos que afrontar. Un fantástico periplo que en Final Fantasy XV tiene una manera distinta de presentarse y es todo un acierto.  La integración de misiones y tareas en nuestro avance hace que no tengamos la sensación de separar entre llegar a un destino y realizar una mazmorra, sino que todo consigue una integración que permite que el juego avance constantemente. Sucede lo mismo cuando exploramos buscando producto para luego descansar, mejorar experiencia y reemprender el camino. Todo conforma un avance constante aliñado por los viajes en coche. Era una de las dudas que podía generar el juego, pero encajan bien: por las charlas entre personajes, por los momentos musicales que nos brindan y por el juego que ofrece junto al momento de bajar del vehículo y empezar a pie –o con Chocobo- el objetivo de turno.

5.- Altissia, la ciudad soñada en cualquier Final Fantasy

Altissia es una de las localizaciones más memorables de Final Fantasy XV y una de las ciudades soñadas en cualquier juego de la saga. Estamos ante una localización visualmente espectacular, una Venecia al más puro estilo de la franquicia que nos ofrece varias horas de contenido urbano, contrasta perfectamente con el resto del juego y demuestra que estas excursiones urbanas que faltaban en Final Fantasy XIII son necesarias. Es un gran ejemplo de otro detalle que aporta XV a la serie: el emplazamiento contemporáneo (bares, talleres, coches, gasolineras, moda actual) que rompe con localizaciones fantasiosas o las tradicionales post-industriales de la saga. Y es que incluso los príncipes y la realeza pueden encajar en entornos que no parecen dados a ello, como demuestra esta entrega.

Llegados a este punto, preguntamos: ¿Qué creéis que aporta Final Fantasy XV a la saga de ahora en el futuro? Os leemos.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad