Skip to main content
Publicidad

30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC

publicidad
feature
| CPC - Regreso al pasado |

Celebramos el 30º aniversario de todo un gigante de los 8 bits: el Amstrad CPC, un sistema que fue para muchos la puerta de entrada al videojuego gracis a su extenso y variado catálogo.

Regreso al pasado

En 1984 nacía el Amstrad CPC, la máquina que entraría a competir de lleno en el mercado de los ordenadores 8 bits contra ZX Spectrum y C64. El ordenador, más potente que el ZX y caracterizado por su capacidad de usar color. Hubo hasta seis modelos de la máquina, aunque los principales acabaron siendo el original 464, con su sistema de lectura por casettes, y el 6128, una unidad bastante más avanzada que contaba con más memoria y un sistema integrado de lectura de discos de 3 pulgadas, mucho más rápidos y de mayor capacidad que los cassettes. El sistema encontró gran resistencia en el Reino Unido debido al dominio de ZX Spectrum y de 64 en menor medida, y los intentos de llevar el 6128 a Estados Unidos no fueron nada exitosos. Pero, a cambio, el ordenador tuvo una gran popularidad en otros países europeos, particularmente Francia y España. Este año se cumple el 30º aniversario del lanzamiento de este equipo, y para muchos de los que están leyendo esto, será un bello -o triste, según se mire- recordatorio de que han pasado 30 años desde que apareció su primera máquina de videojuegos.

Aunque se solía vender que el Amstrad podía ser también una máquina seria -y es bien cierto que no fueron pocos los que aprendieron a programar en BASIC con ella- el principal motivo para tener un CPC era su creciente librería de juegos. Su capacidad de poner más colores en pantalla que sus rivales fue bien aprovechada, especialmente cuando el sistema iba acompañado de un monitor a color, y su catálogo se nutrió de toda clase de clásicos de la época, incluyendo algunas conversiones realmente buenas. Fue una máquina capaz de ofrecer de todo, desde conversiones de recreativa a aventuras conversacionales, pasando por juegos de estrategia, grandes aventuras y títulos cargados de acción. Para celebrar su legado, hemos elegido 30 grandes juegos de su catálogo. Como en otras ocasiones, recordamos que estos 30 títulos no son un top, ni los 30 mejores, ni nada por el estilo . Son 30 juegos de calidad, elegidos entre títulos de gran repercusión pero también dejando cancha a algunos nombres menos conocidos pero también muy destacables. Por supuesto, la sección de comentarios está abierta para que compartáis vuestros recuerdos con esta máquina y vuestros juegos favoritos en lo que fue para muchos una época de descubrimiento e introducción en el maravilloso mundo del videojuego.


La Abadía del Crimen


 

Por descontado, no podíamos empezar este reportaje con otro juego que no fuera La Abadía del Crimen, la inmortal obra de Paco Menéndez y Juan Delcán. No sólo es un juego absolutamente imprescindible para cualquier amante de los 8 bits que se prece, sino que además fue un juego concebido originalmente para Amstrad 6128, adaptado a la baja a 464 y a otros ordenadores. Claramente inspirado en El Nombre de la Rosa -aunque no se consiguió la licencia oficial- el juego nos pone en el papel de fray Guillermo de Occam, invitado por un convento benedictino para investigar los terribles asesinatos que están azotando la vida en el lugar. Contamos con siete días para desentrañar el misterio, pero además teniendo en cuenta de que debemos obedecer en todo momento las órdenes del Abad -o que no nos pile cuando no lo hacemos-, cumplir los requisitos de la vida de un monje y explorar un enorme escenario en el que cada NPC tiene su rutina y quehaceres. Una aventura magistralmente diseñada y cuidada que brillaba en el CPC por el detalle de los escenarios y la enormidad del convento. Una obra maestra.

30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla


Batman


Jon Ritman fue uno de los grandes nombres de la época de 8 bits y un maestro en la creación de aventuras isométricas, creando algunos de los mejores exponentes de esta nueva frontera popularizada por Ultimate. El juego no hace un fantástico uso de la licencia que digamos: Batman se encuentra en la Batcueva y debe de encontrar a Robin, para lo que necesita encontrar las piezas de su hovercraft, diseminadas por el recinto. Por alguna razón, la Batcueva parece un castillo formado de decenas de habitaciones, cada una con plataformas, enemigos a los que evitar y plataformas. En un mercado saturado de aventuras isométricas después del gran éxito de Knightlore, había que ser muy bueno para destacar y Ritman lo hizo con Batman, planteando una aventura inteligente y densa, en el que cada cuarto ofrecía algo y con un protagonista excelentemente animado -detalles como cuando flotaba usando la capa, fantástico-.

30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla


North & South


 

Amstrad es un ordenador muy ligado a Francia por popularidad y desarrollo, así que no es de extrañar que algunos de sus mejores juegos nacieran en el mercado galo. En 1990 nacía North & South, adaptación de Infogrames del cómic belga “Las Casacas Azules”, y aunque el juego estaba más orientado a los sistemas de 16 bits, tuvo conversiones a los ordenadores de 8 bits, con la particularidad de que la versión de Amstrad estaba muy por encima de las demás en su categoría, siendo claramente una versión prioritaria que usaba a fondo sus características. El juego nos lleva a la guerra civil estadounidense con con un mapa en el que se libraban batallas entre los dos bandos -con varias unidades como cañones, infantería o caballería-, y además había espacio para otras actividades como asaltos al tren del ejército rival, lo que era un serio golpe económico a nuestros rivales si se conseguía finalizar. Un juego divertido, variado, con excelentes gráficos y música, muy divertido para dos jugadores.

30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla


Mad Mix


Todos conocen Pac-Man, una fórmula maestra que consiguió renovarse incluso con Ms.Pac-Man, pero que, en principio, no parecía tener mucho más recorrido. Pero Rafael Gómez y sus compañeros en el estudio español Topo tenían una idea clara de cómo hacerlo y lo consiguieron. Mad Mix es un comecocos ciertamente particular con sus laberintos multipantalla, diferentes tipos de enemigos y un protagonista que lejos de conformarse con sus super píldoras, también podía convertirse en nave espacial, tanque o en hipopótamo. Las mezclas y añadidos dieron al juego un aire familiar en tanto que seguía siendo un juego de comer bolitas, pero que resultaba radicalmente diferente y una gran experiencia de grato recuerdo para muchos aficionados.

30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla


Gryzor


Las batallas de hoy en día entre usuarios de plataformas por las diferencias entre las versiones de los juegos son un juego de niños comparado con lo que era aquel entonces. Con diferencias que podían ser masivas entre un mismo juego en los distintos ordenadores, siempre se valoraba cuando la versión de tu máquina era claramente superior a la de los demás, y eso es exactamente lo que pasada con Gryzor en Amstrad. La conversión doméstica de la fantástica recreativa Contra tuvo una gran versión en el CPC, usando la capacidad de la máquina para ofrecer un juego que rezumaba color y mantenía la agilidad, variedad e intensidad del original, uno de los mejores Run’n Gun de la época. Sólo faltaba el scroll por supuesto, pero más de ello, una de las mejores conversiones de recreativa a CPC y un juego muy querido por los que lo disfrutaron en su día.

30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla


Prince of Persia


Un auténtico clásico, Jordan Mechner revolucionó el videojuego en su época con su técnica de animación rotoscópica. Primero Karateka, y luego el archipopular Prince of Persia, que se convirtió en un tremendo éxito llevado a todas las plataformas habidas y por haber. Aunque el original fue creado en Apple II y estaba más pensando para los sistemas de 16 bits que para los de 8, Prince of Persia gozó de una fantástica conversión en CPC, con las detalladas animaciones llevadas de forma convincente, cargado de color y con la precisa y difícil jugabilidad intacta. Por alguna razón se incorporó una terrible música que no estaba en el original, pero aparte de eso es una gran conversión de un fantástico juego, lo que lo convierte en un imprescindible para la máquina.

30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla30 Años, 30 Juegos Amstrad CPC Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad