Skip to main content
Publicidad

25 años, 25 juegos Game Boy

publicidad
feature
| GB GBC - Regreso al pasado |

A punto de celebrar el 25º aniversario del nacimiento de Game Boy, buceamos en el pasado para encontrar algunos de los mejores juegos de lo miles que se llegaron a ver para la primera consola portátil de Nintendo.

Regreso al pasado

En poco más de una semana, el 21 de abril, toca otro cumpleaños significativo en el videojuego: el 25 aniversario del lanzamiento de Game Boy en Japón. Como la primera portátil de gran éxito en el mundo, la portátil diseñada por Gumpei Yokoi ha sido parte importante de las vidas de millones de jugadores en todo el mundo. Desde aquellos que sólo tenían esta máquina como único contacto con el videojuego, hasta los que teniendo otras máquinas tenían que irse de casa durante vacaciones y no podían llevar consigo sus consolas u ordenadores. Con motivo del 20 Aniversario, el maestro Relaño ofreció una de sus clases magistrales con este artículo de 17 páginas que es de lectura recomendada para todos aquellos que quieran saber la historia y las curiosidades de la marca Game Boy. Y ahora, con motivo de la entrada del cuarto de siglo, hemos optado por celebrarlo con una selección de 25 juegos que consideramos imprescindibles para la consola -contando algunos de Game Boy Color, pero de Game Boy Advance que es una máquina completamente distinta). Con una consola con tanta historia y miles de juegos, elegir sólo 25 es complicado y se han quedado grandes nombres fuera, por eso os animamos también a que compartáis vuestros títulos favoritos de la consola en los comentarios, e incluso os retamos a que hagáis vuestras propias listas de 25 para comparar gustos y criterios, lo que sería el mejor homenaje posible al recuerdo de una máquina inmortal.

Tetris

Posiblemente uno de los juegos más icónicos de Game Boy y del videojuego en particular. No vamos a explicar la rocambolesca y compleja historia de cómo Nintendo logró “el juego del momento”, pero la jugada salió maestra cuando consola y juego formaron un tándem absolutamente irresistible, buena parte responsable de que ninguna otra consola portátil de la época pudiera toser el dominio de la monocromática plataforma. La conversión a portátil fue excelente, incluyendo una música casi hipnótica de esas que se podían escuchar durante horas y horas, fruto de una afortunada interpretación de Hirokazu Tanaka del clásico tema ruso "Korobeiniki" -más otros dos temas , siendo el tercero una versión de una composición de Sebastian Bach. Un auténtico vende consolas con el que la compañía de Kioto inició un incontestado dominio en el sector portátil.

The Legend of Zelda: Link’s Awakening

Diseñado como un spin off, Link’s Awakening nació con la premisa de no usar cosas como la propia princesa Zelda, Ganon o la Trifuerza. Ni siquiera tiene como escenario Hyrule, aunque de hecho empezó como una conversión de A Link to The Past que acabó cobrando vida propia. Fue gracias a esa nueva identidad como adquirió elementos como fases en 2D lateral, similares a las de The Legend of Zelda II, y también como incorporó nuevas ideas en cuanto a mecánica y diseño de puzles. Además, Link’s Awakening tiene una particularidad y es que es uno de los Zelda narrativamente más brillantes, un juego que desafía las convenciones de la saga para poner en el tablero una historia mínima pero fantástica, algo surrealista e incluso algo oscura, obra de Yoshiaki Koizumi. A él le debemos también el tono siniestro y trágico de Majora’s Mask y a la sorprendentemente detallada historia de Mario Galaxy -curiosamente, Koizumi es protegido de Miyamoto, pero ambos son diametralmente opuestos en cuanto al tratamiento de la historia se refiere, con Koizumi abogando por historias emotivas y humanas mientras su mentor es bien conocido por la nula importancia que da a la narrativa-.

Super Mario Land 2: 6 Golden Coins

Como consola Nintendo, Game Boy necesitaba de Mario como condición obligatoria para impulsar las ventas y saciar la demanda de los usuarios de la portátil. De algo tan obvio nació el excelente Super Mario Land, pero éste era sólo el comienzo. Con la base ya establecida, Nintendo aprovechó la secuela para dar un gigantesco salto cuantitativo y cualitativo en lo que se refiere a aprovechar el hardware de la 8 bits. Los diminutos sprites del antecesor eran sustituidos por personaje más grandes y detallados, zonas más decoradas e imaginativas, diseños de niveles nunca vistos en la saga, salpicados de nuevas ideas que le daban otro aire frente a otros títulos en las demás consolas. Un auténtico lujo visual en su época para Game Boy y un juego fantástico a todos los niveles al que sólo se le puede achacar lo fácil que resulta frente a otras entregas. Land 2 tiene además el honor de ser el lugar de nacimiento de Wario.

Ninja Gaiden / Shadow Warriors

Ninja Gaiden era sinónimo de calidad en la era de los 8 bits. Uno de los mejores y más difíciles juegos de NES, también hizo su aparición en la portátil, con una versión propia que demostraba que tecmo sabía lo que hacía en esos días. Una música fantástica, escenarios llenos de detalles, un gran sentido de la acción, enemigos y jefes interesantes… y una duración bastante limitada, que es uno de los pocos defectos que se le puede poner a un juego que triunfó entre muchos usuarios de la plataforma. Fue desarrollado por el equipo encargado de Blue Shadow en NES, lo que se nota en ciertos aspectos, por lo que es un juego algo distinto a las iteraciones de la consola de sobremesa, lo que resulta un aliciente para poder disfrutar de ambos.

Pokémon Rojo y Azul

El juego que lo empezó todo, seguramente el juego más importante de Game Boy y de la propia historia de Nintendo. Si no hubiera sido por Pokémon, Game Boy no hubiera sobrevivido tantos años como lo hizo, pues su fenómeno catapultó unas ventas que ya empezaban a flojear. Primero se convertiría en un gigantesco super ventas y posteriormente -después de algunas dudas absurdas dudas de Nintendo sobre su internacionalización- se convertiría en histeria mundial, dando comienzo a una franquicia que sigue en plena forma como uno de los valores seguros del videojuego. Es complicado hablar en tan pocas líneas qué hace este título tan especial, pero seguramente buena parte de la culpa se puede poner en los fantásticos diseños de los propios Pokémon, la rapidez de los combates, la libertad para crear tu grupo de entre decenas de criaturas y esa diabólica idea de “hazte con todos” que aumentaba considerablemente las horas de aventura mientras que los jugadores trataban de completar su colección. Un auténtico clásico.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad