Skip to main content
Publicidad
RAGE: The Scorchers
publicidad

Rage: The Scorchers, Impresiones

preview_game
| - Impresiones |

Nuevo contenido descargable para Rage, la última gran creación de John Carmack e Id Software. Una amenaza nueva, los abrasadores, se cierne sobre el Yermo. Es el momento de detenerla como buen héroe que somos.

Rage fue uno de los títulos más esperados del pasado año, por muchos motivos. Cuatro años de desarrollo de la mano de Id Software, creadores de Quake o Doom, y nueva IP de la compañía después de mucho tiempo. En una época donde los FPS son el referente absoluto en la industria, ver qué podían hacer algunos de los pioneros en esto de la acción en primera persona levantaba expectativas. John Carmack a la cabeza, acción veloz y dinámica y un nuevo mundo apocalíptico que visitar. Con estas credenciales Rage se convirtió en una más que interesante propuesta de acción que ahora, más de un año después de su salida, tiene continuidad con un nuevo DLC.

La salida de Scorchers es toda una sorpresa. El apoyo con contenidos descargables a títulos medianamente nuevos es constante. Darle continuidad a un juego con DLC durante los meses venideros, también. Pero que un año después salga un contenido descargable no es tan habitual. Eso sí, es buena excusa para volver al año 106 después del día D, el que convierte en un mundo apocalíptico todo lo que conocíamos. Este DLC se convierte en una misión nueva a la que podemos acceder en cualquier momento de la aventura, ya sea al principio o en el tramo final de la misma. Un aviso de ciertos movimientos extraños cerca de Hagar nos llevarán hasta una cueva. Y ahí, fiesta.

Sarah es nuestro enlace amistoso en Scorchers. Ayudaremos a esta atrevida mujer a acabar con los abrasadores.
Sarah es nuestro enlace amistoso en Scorchers. Ayudaremos a esta atrevida mujer a acabar con los abrasadores.

Algo más de dos gigas de peso y un contenido que nos durará unas dos horas –dependiendo del nivel de dificultad elegido- son los números de Scorchers, un DLC que nos enfrenta a una nueva amenaza para el Yermo. Cuando nos adentramos a las cuevas de Hagar –primera localización donde somos salvados en el juego- nos toparemos con una chica batallando con diversos mutantes. Su nombre es Sarah y está inspeccionando la zona porque los Abrasadores, un clan de bandidos del que hacía tiempo que no se sabía nada, parece ser que están tramando algo que puede ser letal para la vida humana en el universo de Rage. Con esta premisa nos ponemos a perseguirla y posteriormente ayudarla a dar con la base y objetivos de los abrasadores.

La acción en Scorchers es el elemento más destacado de este contenido descargable. Los nuevos enemigos están formados por soldados rasos que nos atacan a toda velocidad y cuerpo a cuerpo con armas letales a corta distancia, otros que nos disparan con armas a lo lejos y un tercero que equipado con un lanzallamas y una armadura de acero nos hará la vida imposible mientras intentamos acabar con él. Todos ellos aliñados con un elemento diferencial respecto otros enemigos de Rage: los jetpack. Los soldados rasos pueden aparecernos por los aires y volar, dificultando todavía más las batallas con ellos. Junto a este compendio de nuevos enemigos están los mutantes en tres formas distintas –la más normal, la que escupe viscosidades verdes y uno más duro que parece recubierto de esqueleto y tiene más vitalidad- y la presencia del Kraken, ese mutante de dimensiones considerables que ya encontramos en el juego físico.

Estos enemigos son mucho peores que los mutantes conocidos hasta ahora, ya que son más duros, más ágiles y llevan una arma todavía más letal. Cuando aparecen tres o cuatro de golpe es el momento de temblar.
Estos enemigos son mucho peores que los mutantes conocidos hasta ahora, ya que son más duros, más ágiles y llevan una arma todavía más letal. Cuando aparecen tres o cuatro de golpe es el momento de temblar.

El ritmo de la acción es elevado, y durante las dos horas estaremos disparando a mansalva a todo tipo de enemigos. Scorchers no es un DLC sencillo en dificultades elevadas, ya que la gran cantidad de enemigos y la agresividad en el cuerpo a cuerpo nos darán más de un dolor de cabeza. Más nos vale ir cargados en el tramo final, escopeta por delante. Durante nuestra partida visitaremos diversas localizaciones, algunas de ellas ya conocidas como Wellspring o Bash TV, donde volveremos a ser protagonistas del macabro show televisivo. El denominador común es avanzar en espacios más o menos cerrados matando a todo lo que se mueve. De hecho hay bastantes zonas que no podemos superar hasta que limpiamos el lugar de enemigos.

La fórmula, en este sentido, no sorprende demasiado. Es ampliar la experiencia de Rage ante nuevos enemigos y localizaciones. Es verdad que hay algunos elementos que son destacables por su factura artística y diseño general, como puede ser la base final de los Abrasadores o la batalla final del DLC. En ambos casos nos sorprenderemos por lo que vemos en campaña, seguramente la zona más rompe con el continuismo que ofrece todo el DLC en términos generales. No contamos con muchos elementos de exploración –más allá de habitaciones que podemos abrir con las cerraduras especiales que podemos crear en el inventario- y un par de minijuegos en forma de ruleta clásica de casino o un videopóker. No esperemos misiones secundarias ni un desarrollo que vaya más allá de avanzar de un punto a otro, de este a un tercero… y así hasta el final.

El abrasador con lanzallamas es complicado de vencer, por eso lo mejor es usar la nueva pistola de clavos, versátil y con munición muy variada.
El abrasador con lanzallamas es complicado de vencer, por eso lo mejor es usar la nueva pistola de clavos, versátil y con munición muy variada.

La presencia de armas nuevas como la que recibimos al principio –pistola de clavos que tiene distintas ráfagas y que es letal en ciertos disparos a la cabeza-, una nueva dificultad “ultrapesadilla” y poder seguir jugando una vez terminada la historia principal (pudiendo así sacar los logros pendientes) son algunos de los extras que acompañan a este título, que llega también con nuevos logros y trofeos tanto por terminar el título en este nivel como por superar las zonas que hay en el DLC o hacer algunas matanzas concretas –y curiosas- con el nuevo arsenal disponible.

Scorchers tiene un elemento destacado, que es la integración de la misión dentro del Yermo y de puntos que conocemos, y otra no tan buena como es el hecho que a nivel argumental aporta más bien poco. Si, debemos detener una nueva amenaza, pero no se profundiza demasiado en ésta, simplemente sabemos que van a hacer algo y debemos impedirlo. Dos horas para ampliar la experiencia Rage en cantidad, no en variedad o innovaciones. Esto es Scorchers, y no es una mala propuesta teniendo en cuenta el precio (400 microsoft points o 4’49 euros) y la duración del contenido en cuestión. La relación calidad-precio es adecuada –por mucho menos hemos visto DLC por 10 o 15 euros- pero la falta de gancho en términos generales puede echar para atrás a quienes tengan un año después Rage guardado en la estantería.

La base de los abrasadores, última localización del DLC, es simplemente espectacular y un gustazo para la vista.
La base de los abrasadores, última localización del DLC, es simplemente espectacular y un gustazo para la vista.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
--
Regístrate o haz login para votar

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 11.99 € Comprar >
PAL/ES 7.55 € Comprar >
Desarrolla: 
id Software
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
Lanzamiento: 
19/12/2012
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3
+18

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad