Skip to main content
Publicidad
Puppeteer
publicidad

Puppeteer

preview_game
| - Impresiones |

El mundo del teatro de marionetas representado en uno de los títulos visualmente más llamativos de PlayStation 3. Puppeteer versa sobre brujas, malvados reyes, almas de niños y un protagonista decapitado que busca su propia cabeza. Sujetaos las vuestras mientras nos acompañáis a la representación teatral más bella del año. Que se alce el telón.

Todo sobre el E3 2013. En directo desde Los Ángeles

StoryTelling
En este año de grandes exclusivos para PlayStation 3 –Ni No Kuni, God of War: Ascensión, Gran Turismo 6, Beyond, Dragon’s Crown, The Last of Us-, el catálogo de la consola recibirá dos propuestas First Party de SCE Japan Studio que escapan a lo tradicional, enmarcándose en un universo propio cada una que no tiene igual ni referente. Una de ellas es el delicado Rain, en el que la sensibilidad japonesa nos narrará una historia de invisibilidad que solo la lluvia hace visible. La otra, que ahora nos ocupa, la hemos podido probar también en el E3 2013. Se trata de la extravaganza teatral Puppeteer, que nos lleva a un teatro de marionetas para narrarnos una historia clásica de cuento, con sus malvados déspotas, sus héroes descabezados y toda la magia que la imaginación puede concebir. Pero antes de seguir, dejemos al ligeramente excéntrico pero a la vez encantador profesor Gregorious T. Oswald que haga de maestro de ceremonias:

Señoras, caballeros...

“¡Bienvenidos al maravilloso, vibrante, extravagante, esplendoroso y vitalista mundo del teatro de marionetas de mi invención! Esta noche podrán ver nuestra última producción: El peligroso viaje de un chico llamado Kutaro… En las noches de luna llena, el malvado rey Moon Bear gusta de salir a arrancarles y hacer suyas las almas de los niños, para que les sirvan como marionetas guardando su castillo. A uno de estos desdichados infantes, el pobre Kutaro, lo secuestraron, se lo llevaron al castillo y lo transformaron en una marioneta al negarse a seguir sirviendo en la cocina. Entonces, le cercenaron su cabeza de madera, comiéndosela el déspota tirano a continuación y tirando el cuerpo después. Pero Kutaro, aunque se haya quedado sin cocorota y ahora sea madera y no carne, no se dará por derrotado. Y tras robarle al rey sus Tijeras Mágicas –que una bruja que nos ayuda tambén codicia poseer-, parte en busca de aliados y de cabezas para cumplir su venganza, liberar a los niños cautivos y poder volver a ver el mundo con sus propios ojos”.

Puppeteer (PS3) Captura de pantalla

Dynamite Headdy
¿Qué es Puppeteer? Básicamente se trata de una aventura plataformera 2D en escenarios recreados en 3D llena de saltos, combates y puzles. Pero no os dejéis llevar por su estética infantil, porque esto se acerca más a la Alicia de American McGee –solo que sin tanta sangre- que a una creación del Team ICO. Ya desde los primeros minutos asistimos a una escena que recuerda a la macabrería propia de los cuentos originales de los Hermanos Grimm: Cómo el rey le corta la cabeza a Kutaro, se la come y tira el cuerpo con desdén. Es en ese momento cuando entramos en acción. Guiados por el sombrío gato de tela Ying Yang, nos meteremos en la piel de Kutaro para salir en busca de una nueva cabeza, de la que veréis cientos de variaciones distintas, cada una con una habilidad o atributo diferente, y que recuerda a plataformas como Dynamite Headdy de Mega Drive. Pero el humor es también parte esencial del juego, con mucho slapstick y tono absurdo que es imposible disociar de genios como los Monty Phyton.

Una de sus mecánicas jugables más importantes son las cabezas que iremos encontrando, que nos aportarán nuevas habilidades al estilo de los cascos que Kid Chameleon encontraba en precisamente otro plataformas de la 4ª Generación para la consola más mítica de SEGA. Por ejemplo, usando una máscara de araña convenceremos a unas tarántulas de que salgan de sus escondites, abriendo zonas secretas; poniéndonos una hamburguesa con queso transformaremos panes de molde gigantes en trampolines que ayudaran a nuestro héroe a avanzar, en un estilo que desprende esa locura artística del Earthworm Jim original 2D de David Perry, solo mediante un estilo artístico con más visos –que no jugabilidad- a un LittleBigPlanet operístico. Recoger cabezas y quedarnos con las indicadas serán esencial, porque como hemos señalado con ejemplos, algunas tienen el poder de cambiar y dar forma al mundo que nos rodea, mientras que otras desbloquean niveles de bonificación.

Puppeteer (PS3) Captura de pantalla

También existirán unas cuatro cabezas muy especiales que Kutaro encontrará en su viaje y que le ayudarán en su búsqueda: las llamadas Cabezas de Héroe. Cada una de estas posee un poder que perteneció en su día a uno de los cuatro ‘Héroes Moon’ que lucharon para evitar que la Diosa Moon fuera derrocada por el malvado rey Moon Bear y sus doce generales. Caballero, Pirata, Ninja y Luchador de la Luna nos transformarán y otorgarán un poder considerables de cara a progresar en el juego. Pero no nos olvidemos de otro de los items imprescindibles: las Tijeras Mágicas, que ayudan a transformar el escenario cortando elementos de este o, por ejemplo, creando una puerta para que pasemos por ella, sirviendo no solamente para combatir sino para movernos por los escenarios y explorar. Otro añadido es el de la bruja y su gato que nos acompañan, y que controlaremos con el stick derecho y encontrarán cosas ocultas escaneando el escenario con L2 pulsado.

Bunraku
A nivel visual estamos ante un auténtico festín constante; un delirio de escenarios que cambian con rapidez ante nosotros debido a la influencia del Bunraku, el treatro de marionetas japonés Ningyō jōruri, que cambia velozmente de fondos mientras se desarrolla la acción. Los creadores de Puppeteer nos prometen que nunca veremos el mismo fondo dos veces, que nunca se repetirá la misma localización. Pero el derroche visual se ve acompasado de una panoplia artística que logra romper la 4ª pared constantemente, ya que, a pesar de los cambios de localizaciones, siempre estaremos en un teatro de marionetas visualizando toda la acción, viendo el cambio de iluminación en los focos del escenario, o la reacción del público ante lo que sucede. Y es que el cambio de escenario se produce de manera in-game a cada 5-10 minutos de juego, por lo que la sorpresa artística es siempre constante.

Puppeteer (PS3) Captura de pantalla

Pero ya hemos hablado demasiado de preámbulos. Vamos a sumergiros en la demo que hemos podido ver en el stand de Sony. Tras una primera parte en las cocinas en la aprendermos a manejar a Kutaro, la mecánica del gato y obtenemos las Tijeras Calibrus, comenzamos en un veloz momento, con Kutaro armado con una cabeza con yelmo, tijeras en ristre y montado en un flamenco rosa que corre tan rápido como una avestruz sobre lo que parece una interminable cola de dragón mientras un foco del techo nos sigue permanentemente dando ejemplo de la iluminación volumétrica constante del juego. En ocasiones en que nuestro ‘vehículo’ nos deja solos unos instantes –cuando lo pilla un tornado y lo envía volando a otra parte del set-, avanzamos a la misma velocidad cortando unos patrones de tela con las tijeras mágicas. Cuchillas giratorias, volcanes que surgen de repente del fondo y tiran bombas de lava hasta el primer plano dónde estamos nosotros. Seguimos avanzando sobre nubes recortables, hasta que de repente visualizamos la cabeza del dragón y al fondo rugiendo, y, por unos instantes, el avance 2D cambia de izquierda a derecha a otro de abajo arriba mientras serpenteamos por la cola que se ondula por secciones hasta el fondo del plano y luego vuelve al primer plano de la imagen como un efecto 3D, en un ejemplo de profundidad constante.

Toca combatir contra el Final Boss, nada menos que el Dragón que les quita el alma a los niños para el malvado rey, que se mantiene al fondo mientras nosotros peleamos en el margen de la pantalla, y las cortinas del teatro se ondulan por el viento. Rompiendo nuestras plataformas, toca usar la tijera para desplazarnos por un patrón de corte amarillo que se retuerce y vuelve a llevarnos visualmente a un ambiente 3D aunque nos sigamos moviendo en 2D. Usando la cabeza del Caballero para protegernos con el escudo, la del Pirata para utilizar el garfio o la del Ninja para volar cosas por los aires –genial detalle el de cortar las volutas de humo-, contaremos con tres para intercambiar al vuelo usando la cruceta o L1 y L2. Si nos dan un golpe y se nos cae la cabeza, tendremos tres segundos exactos para cogerla y no moriremos. Tras derrotarlo –realmente nos costó un poco, por lo que parece que el juego no será un mero paseo-, recibimos una nueva cabeza con forma de dragón que nos brinda el poder de escupir fuego. Según el estudio, la cantidad de cabezas que podremos encontrar en Puppeteer asciende a nada menos que 100. El dragón derrotado despierta de repente, pero vuelve a caer tras una escena Quick Time Event al más puro estilo God of War.

Puppeteer (PS3) Captura de pantalla

A partir de aquí se produce una escena animada en la que vemos a una bruja intentando apartar a golpes al perezoso gato Ying Yang que revolotea a su alrededor como una mosca. De repente, una garra surge del fondo, entra por la ventana y agarra a la bruja, tirando de ella a través de la ventana. En ese instante, el escenario rota de repente 90º a un lado para que veamos el escenario, la ventana y la garra tirando del personaje de lado. Cuando consigue que esta suelte el marco de la ventana, el escenario vuelve a rotar a su posición normal. Y el gato revolotea al primer plano de nuevo como si fuera a salir de la pantalla en un efecto 3D siempre sin salir de las 2D planas en las que estaba siendo mostrado.

Telón
LittleBigPlanet, Kirby’s Epic Yarn, la imaginería de Tim Burton –hay un escenario estilo Halloween que promete-, de Guillermo del Toro en El Laberinto del Fauno, todo mezclado con la influencia del Bunraku nipón y elementos occidentales conforman un aspecto visual difícil de describir, pero artísticamente entre los mejores que se han visto en el catálogo de PlayStation 3 junto a una banda sonora de la que se encarga un verdadero peso pesado: Patrick Doyle, maestro firmante de joyas sonoras como los Frankenstein y Hamlet de Kenneth Brannagh, y más recientemente Thor y Brave de Pixar. Con su fecha de estreno en exclusiva en PS3 fijada para el 11 de septiembre a un precio de salida de 40€, aún es pronto para entrar a valorar esta creación a medio camino entre Oriente y Occidente, un título de esos que primero entra por los ojos. Ciertamente hay espacio para ajustar un poco mecánicas como el salto, no tan ajustado como el reto plataformero 2D exige. Pero su promesa de 15 horas de duración solamente en el modo Historia y sin pararnos a explorar, seguida de su apartado visual y sonoro, ya convencerán a más de uno para seguir de cerca a esta extravaganza de SCE Japan Studio de las dos que nos brindarán este año.

Puppeteer (PS3) Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
8,5
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
SCE Japan Studio
Género: 
Acción, Plataformas
Lanzamiento: 
11/09/2013
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS3
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad