Skip to main content
Publicidad
Need for Speed Most Wanted (2012)

Need for Speed Most Wanted (Vita)

review_game
| |

Hubo comentarios de que Need for Speed: Most Wanted en Vita sería "prácticamente idéntico" a su versión en PS3. Probada la versión definitiva, las diferencias existen, pero es una conversión sorprendentemente fiel, y eso ya es un auténtico triunfo para una portátil.

Nota: Para más detalles sobre Need for Speed: Most Wanted, nuestro análisis en PS3/360 y PC repasa el juego y sus modos en detalle. Este análisis se centrará en las diferencias y virtudes de la conversión a Vita.

El acercar la experiencia de la consola de mesa al formato portátil siempre ha sido un viejo sueño por parte de varias compañías en la historia. Desde Sega, que creó una Master System optimizada y portátil en la forma de Game Gear, y más tarde lo volvió a intentar con Nomad -una Mega-Drive portátil- a compañías como NEC, que también intentó algo similar con la TurboExpress, una versión “de bolsillo” de TurboGrafx. De ellas sólo Game Gear se hizo con un hueco, aunque muy por debajo del gigante en el que se había convertido Game Boy. No fue hasta la llegada de PSP cuando se volvió a apostar por esa filosofía: la experiencia de la consola de mesa en la palma de tu mano. PSP no era una PS2 portátil, ni por tecnología ni por controles, pero se forjó su camino con experiencias muy propias de la consola de mesa: Monster Hunter, Gran Turismo, God of War, Tekken... Por supuesto, había que adaptarlas al nuevo hardware, tanto en lo que se refería a aspectos técnicos como al importante tema del control con un solo analógico, surgiendo así experiencias similares a sus contrapartidas de PS2, pero repensadas para la portátil, dándoles una naturaleza propia. Eran algo distinto a "simples" conversiones.

Con Vita en cambio, las compañías pueden permitirse coger un juego de PS3 y meterlo con calzador en formato de bolsillo. Las distancias en cuanto a potencia de ambas máquinas existen pero no son tan grandes como para impedir una conversión directa, y el tener dos análogicos y seis botones facilitan una transición sencilla de los controles. Todo esto ya se sabía, pero Most Wanted es quizás el juego que mejor represente esta nueva posibilidad, y también el que mejor presenta las virtudes y defectos de este planteamiento hasta la fecha. Tener un juego técnicamente ambicioso en sus versiones de mesa como la última obra de Criterion, pasado casi íntegramente a formato portátil, no deja de ser algo que impresiona y algo que sólo Vita es capaz de ofrecer hoy en día, pero semejante muestra de poderío técnico de bolsillo no está exento de contrapartidas.

Need for Speed Most Wanted (2012) (PSV) Captura de pantalla

Primero lo positivo. Most Wanted es un gran juego de conducción arcade, lo es en los formatos de mesa y también lo es en Vita, pues el juego ha sido convertido de forma prácticamente íntegra. A algunos aficionados les cuesta digerir que la fórmula de Burnout Paradise haya “invadido” Need for Speed de esta manera tan brutal, especialmente tomando el mismo nombre de una entrega tan representativa de la saga como Most Wanted. Pero aunque las quejas pueden estar justificadas y son razonables por parte de los que disfrutaron de la estructura del original, si se mira más allá del uso del nombre encontramos un gran juego que recoge todos los elementos que hicieron a Paradise una de las experiencias de conducción más laureadas y exitosas de esta generación. La estructura completamente abierta, el concepto de buscar tu propia diversión por las calles de Fairhaven, la velocidad endiablada, los takedowns la forma de establecer “circuitos” dentro de la propia red de carreteras de la ciudad, el concepto de multijugador completamente integrado gracias Autolog... todas las virtudes de la versión de mesa están aquí presentes.

Resulta particularmente impresionante ver Fairhaven a través de la pantalla de Vita. Tener una ciudad algo más grande que Paradise City en la palma de la mano, poder ir a cualquier lugar, tomar carreteras secundarias ocultas, saltar por lugares imposibles, conducir por el centro con sus rascacielos... todo es idéntico a la versión en consola, sin cargas y con completa libertad. El objetivo del “modo campaña” por así decirlo es el mismo, conseguir puntos y retar a los 10 conductores más buscados de la ciudad para llegar a lo más alto, pero no hay una campaña estructurada o una progresión lineal a ese camino. Hay una gran variedad de coches de gama alta repartidos por la ciudad y conseguirlos es tan fácil como encontrarlos y montarte en ellos, momento en el que pasan a estar disponibles en nuestra colección. Además están los 10 modelos propiedad de los conductores “Most Wanted” que se pueden obtener haciéndoles un Takedown una vez que han sido vencidos en carrera.

Need for Speed Most Wanted (2012) (PSV) Captura de pantalla

Una vez en el vehículo, puedes elegir hacer carreras para liberar complementos que afectan a su comportamiento. Desde varios tipo de nitro al tipo de ruedas o chasis -que no afectan a la estética pero refuerzan aspectos como la estabilidad, aceleración o velocidad punta-. Most Wanted no es un juego que ponga mucho peso en la personalización del vehículo -más bien nada- pero estos pequeños toques ayudan a personalizar un poco el estilo de conducción. Por ejemplo, si conduces un deportivo en una zona con mucha tierra, es preferible usar ruedas preparadas para esa clase de caminos porque si no la penalización de velocidad es muy elevada -también hay vehículos como Lands Rovers que están de serie mejor preparados para esa clase de terrenos, aunque claro que no tienen la velocidad o la aceleración de un Lamborgini o un Maserati. Cada vehículo tiene carreras personalizadas en diferentes partes de la ciudad, así que uno de los entretenimientos del juego es ir consiguiendo todos los vehículos y avanzar en su particular “mini-progresión” para conseguir todas las piezas.

El modelo de conducción tampoco cambia con respecto a las versiones de mesa. Most Wanted es un arcade por encima de todo, así que la premisa básica es “rápido y salvaje”. La sensación de velocidad era uno de los grandes alicientes de Paradise y aquí se mantiene, e incluso se mejora. La velocidad es endiablada, los choques son brutales y todo es exagerado, como cuando un coche derrapa a toda velocidad y parece que el asfalto se vaya a desgarrar de la sensación audiovisual que produce. Hay diferencias entre los vehículos, todos coches de marcas conocidas y punteras en el mundo del motor, pero está más bien delimitada por esas características mencionadas antes, hay muy poco de realismo en la forma en la que Criterion realiza sus juegos. El estudio ha hecho un magnífico trabajo asegurándose de que estos aspectos se mantengan íntegros en la versión portátil: la ciudad y su libertad, así como la velocidad y fluidez del movimiento -merced a una tasa de 30 FPS estables-.

Need for Speed Most Wanted (2012) (PSV) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 19.95 € Comprar >
PAL/ES 14.24 € Comprar >
Desarrolla: 
Criterion Games
Género: 
Conducción
Subgéneros: 
Arcade
Lanzamiento: 
31/10/2012
Plataforma: 
PSV
También en:
360 AND IPD IPH PC PS3
+7

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad