Skip to main content
Publicidad
Murasaki Baby

Murasaki Baby

review_game
| |

Rostros invertidos, miedo infantil, pérdida, escenarios surrealistas retorcidos y un control exclusivamente táctil para sumergirnos lo más posible. Sed bienvenidos a una experiencia audiovisual tan onírica y oscura como bella y delicada. Y coged de la mano a la pequeña Baby…

“- Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor,
qué camino debo seguir para salir de aquí?”

“-Eso depende, en gran parte, del sitio al que quieras llegar
- dijo el Gato”,

 Alicia en el País de las Maravillas, Lewis Carroll.


15058703697_3a70743d99_o.jpg Captura de pantallaHay juegos como RAIN, como The Unfinished Swan, Brothers: A Tale of Two Sons, o los ya clásicos Limbo o Braid, títulos que han labrado un campo propio, que bajo el sello de producción independiente emplean ideas muy básicas de maneras distintas a las habituales, con la extrema libertad y el riesgo innato que la bandera indie les permite tomar. Y, por lo tanto, con toda la pasión que ello conlleva. Murasaki Baby será para algunos el enésimo juego “estilo …” que llega a PS Vita. Pero la obra de Ovosonico es de esos títulos que puede presumir de contar con una personalidad verdaderamente tan única como propia e indistinguible. Sí, es cierto que la sombra de Tim Burton y su estilo de dibujo y personajes como el imaginario del Chico Ostra planea sobre todo el conjunto, pero también hay más inspiraciones que podemos rastrear de distintas fuentes -a nosotros nos vino a la cabeza en algunos instantes el underground Lenore de Roman Dirge. Aunque al final diremos que Murasaki Baby solamente se parece a… Murasaki Baby, una de las experiencias más delicadas que hemos jugado desde los mencionados al inicio.

Sin menú inicial, sin pantalla de opciones y apenas un par de tutoriales visuales. Ningún cuadro de texto, dialogos, escenas de video o transiciones. Al estilo Limbo empezamos directamente en el juego tras una pequeña intro que ya viene a simbolizar toda la carga onirica que este juego posee: Una niña llamada Baby que duerme feliz se despierta por un extraño ruido, y se adentra en una puerta hacia lo desconocido susurrando de manera dubitativa “¿Mami?” A partir de aquí, y durante cuatro niveles más el epílogo en un total de alrededor de las dos horas y media/tres horas que dura la experiencia, controlaremos directamente a la niña, a su globo púrpura -de ahí el uso de la palabra japonesa Murasaki- y de manera indirecta a los elementos que la rodean.

Murasaki Baby (PSV) Captura de pantalla

15058703697_123a70743d99_o.jpg Captura de pantallaBuscando la completa inmersión que supone hacer acciones directas y no a través de botones, todo lo que se haria en un juego tradicional con un esquema de control fisico se sustituye aqui por órdenes táctiles para aumentar la inmersion en el surrealista y Burtoniano universo bizarro de Murasaki Baby (esos tentaculos Lovecraftianos de fondo). Y en vez de usar el stick para que Baby avance, debemos tocar la pantalla y deslizar con suavidad el dedo para literalmente coger de la mano a la niña y atravesar los escenarios con ella, siempre guiándola con delicadeza, con cautela cuando haga falta y firmeza cuando los peligros acechen. Pero cuidado, porque si tiramos muy fuerte de su manita podemos hacerla caer por obligarla a correr, y perder preciosos instantes mientras se limpia el delantal y nos deja cogerla de la mano de nuevo, haciéndonos sentir culpables por haberla hecho caer. Hacerla saltar es tan simple como deslizar el dedo en un gesto atras-adelante ante un obstáculo. Si lo hacemos bien la niña se alegrará y cogerá confianza. Y es posible que los siguientes obstáculos los salte ella solita sin que la ayudemos. Pero cuidado, porque a lo mejor encima del próximo salto hay un obstáculo peligroso, algún peligro que acecha, y debemos frenar su impetuosidad infantil para que no se haga daño. 

Construido como una continua obra de arte surreal e interactiva, los fondos del juego tienen una importancia extrema y no se limitarán a ser meramente contemplativos. De hecho prácticamente son comandos interactivos que usamos en vez de pulsar botones para generar acciones, y solo vamos a hablar de unos pocos de todos los que hay para que os hagáis un ejemplo de su uso. El fondo verde tipo tentáculos salidos de una novela de HP Lovecraft en sí no hace nada, aunque la niña caminará despreocupada con él puesto. No pasará eso cuando deslizamos el dedo por el panel trasero –una de las pegas de su control- y pongamos uno que hay de color rojo sangre, ya que dándole un toque al panel haremos que se abran las cajas-sorpresa, haciendo que personajes y elementos como pajaros o tentaculos se asusten, permitiéndonos avanzar.

Murasaki Baby (PSV) Captura de pantallaMurasaki Baby (PSV) Captura de pantallaMurasaki Baby (PSV) Captura de pantalla

Pero Baby también se asustará –podemos perder la partida en ese instante por el elemento del globo, que más debajo explicaremos-, y cuando andemos con él puesto ella caminará más despacio, sin fiarse. El fondo amarillento del molino que recuerda a la portada de ICO pasado por el tamiz de un artista urbano contemporáneo servirá para crear fuertes corrientes de aire, que usaremos tambien para resolver el avance y los puzles que nos lo impiden, así como quitarnos de encima pesados enemigos. El fondo azul llenara de nubes negras el horizonte, dándonos la posibilidad de hacer llover. ¿Para qué? Pues para crear un rio de la nada. El avance se irá complicando así como las soluciones y pruebas de habilidad a medida que progresemos en esta historia de la que no vamos a contar nada, de hecho recomendamos leer por encima las instrucciones digitales de Vita para situarnos un poco, pero muy por encima.

Murasaki Baby (PSV) Captura de pantallaMurasaki Baby (PSV) Captura de pantalla
Murasaki Baby (PSV) Captura de pantalla

Cada fase tendrá sus propios fondos, y no habrá tutoriales sobre lo que hacen -algunos os dejarán con cara de extrañeza al inicio, pero todos tienen su función. Darle un toque o varios al panel trasero, ver lo que hacen y aprender cuándo debemos usarlos es lo que tendremos que hacer, en un ejemplo perfecto de mecánicas de la Vieja Escuela, de cómo dejar que sea el usuario el que dé con la solución de una situación por sí mismo y atendiendo a lo que ve en pantalla, y no destripándoselo o llevándolo de la manita como a Baby en esos sobreexplicativos tutoriales que tanto abundan. Puede que nuestro avance sea exclusivamente en 2D, pero al igual que en Escape Plan, juego tambien de Vita con el que Murasaki Baby tiene muchas connotaciones empezando por el manejo táctil, la clave para avanzar está en fijarse en todos los elementos y no solo los que más saltan a la vista. De hecho no se reseña nada, no hay objetos que brillen más que ciertos globos. Los creadores componen el plano, lo llenan de elementos y nuestra intuición hace el resto, por ejemplo dentro de un edificio lleno de puertas con sus respectivos timbres. Eso sí, el avance está pensado para que nadie se atasque en dar con la solución, planteando retos sencillos y puzles de escasa dificultad, aunque de enorme inventiva e ingenio en ocasiones de cara a combinar sus mecánicas.

Murasaki Baby (PSV) Captura de pantallaMurasaki Baby (PSV) Captura de pantallaMurasaki Baby (PSV) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Ovosonico
Género: 
Acción, Aventura
Lanzamiento: 
17/09/2014
Plataforma: 
PSV
+12MiedoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad