Skip to main content
Publicidad
Muramasa Rebirth

Muramasa: Rebirth

review_game
| |

Vanillaware trae el juego de Wii a PS Vita con algunas novedades interesantes, sobre todo en lo que se refiere a gráficos en alta definición. Un juego brillante artísticamente y muy divertido a nivel jugable. Disponible solo en formato digital en la Store europea.

Disculpe las molestias

El contenido no se encuentra disponible en estos momentos

Muramasa se convirtió en uno de los títulos más especiales que se recuerdan de Wii. Un título que desprendía un aura especial tanto por su mecánica clásica como por el espectacular apartado artístico con el que llegaba. Ahora está disponible en PS Vita con un lanzamiento en Europa que tal vez pase un poco desapercibido porque solo aterriza en formato digital mediante PS Store. Pero esto no quita que se convierta en uno de los juegos que mejor luce en la pantalla de la consola de Sony. Además de contar con algunas novedades interesantes, menos de las prometidas eso sí.

Este análisis pasará por encima sobre los elementos básicos de Muramasa: Rebirth, explicando sobre todo algunas de las novedades del título en su versión Wii. Para profundizar en todo lo que ofrece el juego de Vanillaware os recomendamos que leáis el análisis original de MuramasaThe Demon Blade que salió en 2009. Básicamente, este renacer trae consigo unos gráficos en alta definición que permiten lucir mucho más de lo que se vio a Wii y un pack en formato descargable de cuatro personajes con diversas armas y jugabilidad totalmente distinta. El problema con esto es que no se sabe nada de los descargables, como si se hubiera enfriado este añadido. Desde luego en la Store no están, y la compañía no ha dado signos de vida al respecto, por lo que la cosa no pinta nada bien.

La gran cantidad de detalles visuales de los escenarios son apabullantes.
La gran cantidad de detalles visuales de los escenarios son apabullantes.

Entrando en materia, Muramasa: Rebirth es un juego de acción en 2D que mezcla la esencia de los beat’em up clásicos con toques RPG y de exploración tipo Metroid. La historia se divide en dos partes según el protagonista que elijamos: Kisuke, un joven ninja que sufre de amnesia y empieza un camino de venganza desde Kyo hasta Edo; y la otra es Momohime, joven y princesa de Narukami Han que acaba siendo poseída por el espíritu de Jinkuro e inicia una búsqueda de Edo hacía Kyo. Sus propias historias, interesantes aunque no sean lo más importante del juego,  y caminos distintos que nos invitan a jugar dos veces el título sin que nos aburramos. Ni mucho menos. Contamos además con un nuevos extras al terminarlo y diversos finales disponibles.

El sistema de juego es sencillo. Estamos ante un beat’em up con un sistema de control sencillo efectivo: podemos hacer combos con los espadazos, a lo que se unen algunos ataques de carga, evasiones, golpes desde el aire o juggle para levantar a los enemigos. La clave de Muramasa está en las espadas, que iremos recogiendo y creando a medida que avanzamos y mejoramos nuestro personaje.  Con cada una de ellas podremos lanzar un ataque especial, que va desde un ataque rodillo a una especie de proyectil que ataca a larga distancia. Podemos cambiar de arma en cualquier momento de la acción –tres elegidas en el menú del listado completo- y aprovechar el cambio para atacar enemigos en masa con un movimiento especial. Estas, además, se pueden romper cuando bloqueamos demasiados ataques, y no se pueden usar hasta que las regeneramos o salvamos partida. En total, más de cien espadas con diversas propiedades.

El sistema de combos es sencillo, pero dinámico y nos permite afrontar todas las batallas posibles.
El sistema de combos es sencillo, pero dinámico y nos permite afrontar todas las batallas posibles.

Los escenarios se dividen en zonas donde podemos encontrar enemigos con diversos patrones y que acostumbran a ser bastante agresivos, secretos que debemos descubrir para ganar almas u otros objetos, y zonas tranquilas donde podemos charlar con diversos NPC como en los puntos neurálgicos de las aldeas. Las charlas no son necesarias para avanzar, pero sí que es cierto que nos permiten profundizar en el mundo en el que vivimos.  La estructura de mundos es tipo Metroid o el reciente Dust: An Elysian Tale, pudiendo hacer backtracking para ir a zonas que no podíamos visitar anteriormente (barreras que se rompen con ciertas espadas que conseguimos más adelante) y poder entrar en puntos secundarios donde conseguir objetos especiales o más almas de la cuenta luchando contra enemigos nuevos, por ejemplo.

La exploración está presente en diversos caminos con sus secretos. A todo ello se añaden toques RPG con el personaje subiendo de nivel, ítems que nos ayudan (como anillos que hacen de barrera a ataques de un tipo como el fuego), desarrollo de espadas con el Forge y de comida si tenemos los ingredientes –que posteriormente sirven para recuperar vitalidad-. El sistema de consulta del mapa –con el select- es de las novedades más interesantes ya que podemos ver rápidamente caminos y posibles secretos, puntos de guardado, etc. Destacar que no se cuenta con los controles táctiles de PS Vita, y que todo usa los botones clásicos con acierto, dicho sea de paso.

El universo del Japón feudal se recrea a cada paso, es una maravilla llena de detalles.
El universo del Japón feudal se recrea a cada paso, es una maravilla llena de detalles.

La culminación de la experiencia del título está en los jefes finales, enormes personajes de diseño original que no son nada sencillos en la dificultad Chaos, la recomendada para los usuarios medianamente experimentados. Hay otra de inicio que se llama Legends y que es bastante más sencilla. Citamos a modos de juego en inglés porque la versión de Vita llega íntegramente en este idioma, a pesar que se localizó en su versión de Wii. Aunque no es un contratiempo enorme teniendo en cuenta la temática, es una lástima que no se haya trabajado en este sentido para Europa. Eso sí, quienes no tengan problemas con el idioma de Shakespeare destacar que se han rehecho los diálogos y textos, siendo mucho más completos y entendibles que antes.

Una maravilla en alta definición
La gran novedad de Rebirth respecto la versión de Wii, teniendo en cuenta que los DLC están perdidos en el limbo, es que el título se ha mejorado a nivel visual. La promesa de ofrecer gráficos en alta definición acaba convirtiéndose en una realidad: es uno de los juegos más bonitos y brillantes que se pueden ver en PS Vita a día de hoy. Algo similar se puede decir de Dragon’s Crown o de la saga Rayman Origins y Legends, pero en el caso que nos ocupa estamos ante un espectáculo visual de primera línea, con escenarios llenos de colores, vivos y detallistas tanto en primeros planos como en los fondos. Los personajes y su diseño, los NPC o los enemigos y la fluidez en la que se mueven todos los elementos en pantalla hacen que sea un título espectacular en movimiento. Una maravilla que no deja indiferente a nadie usando gráficos 2.5 originales con algunos efectos visuales de lo más conseguidos cuando avanzamos por ciertos lugares.

Con el símbolo de alerta se nos indica que vendrán enemigos. Cuando acabemos con ellos podremos avanzar.
Con el símbolo de alerta se nos indica que vendrán enemigos. Cuando acabemos con ellos podremos avanzar.

Además, el título es capaz de escenificar perfectamente la trama en un Japón de Shoguns perfectamente recreado, con un mapa con localizaciones que son originales de esos tiempos.  A eso se añaden animales mitológicos y un diseño artístico de jefes finales y enemigos digno de mención. Un título que sabe ser fiel a las características de la cultura y tradición japonesa, y que los conocedores de estos inputs disfrutarán con cada detalle. La banda sonora juega un papel vital en este sentido, ya que sabe usar perfectamente melodías que evocan a ese Japón histórico, con melodías que mezclan momentos de acción con tonos más tranquilos de puro acompañamiento. Todo con un sonido y unos instrumentos típicos de la época y cultura japonesa. Las voces de los personajes están solo en japonés, algo que sirve para consolidar en lo sonoro una coherencia clara con lo que vemos a través de los ojos.

Muramasa: Rebirth está ya disponible en PS Vita a un precio de 24’99 euros, competitivo si tenemos en cuenta que tranquilamente nos iremos a la veintena de horas para terminarlo, que contamos con una tercera modalidad de dificultad cuando terminamos las anteriores, una grandísima cantidad de extras y secretos para rastrear en las localizaciones, dos campañas separadas por personajes… todo además en un espacio de lo más competitivo: poco más de 400 megas que casi no se notarán en la tarjeta de memoria de Vita.

Tenemos dos aventuras distintas con los protagonistas iniciales, que además cuentan con diversos finales disponibles.
Tenemos dos aventuras distintas con los protagonistas iniciales, que además cuentan con diversos finales disponibles.

Conclusión: 

Muramasa: Rebirth es un título que cuenta con dos cosas muy a tener en cuenta: luce de escándalo en alta definición y sale a menos de 25 euros, precio muy competitivo teniendo en cuenta la cantidad de horas y contenido que se ofrece. Es de los juegos más bonitos que hay actualmente en Vita, tanto en lo visual como en lo sonoro, y esto viene acompañado de un sistema de juego sencillo, directo y divertido. Acción tipo beat’em up clásico (para algunos puede hacerse poco profundo comparado con otros) con controles precisos, toques de exploración, de RPG y una alta rejugabilidad en un mundo lleno de secretos, extras y diversos finales. Todo ambientado en un Japón antiguo que se recrea con gran fidelidad y detalles. No debe pasar por alto aunque no llegue en formato físico, además de que lamentablemente no se ha localizado al castellano y no se sabe nada de los personajes DLC que cambiarían la jugabilidad del título y que eran uno de los grandes atractivos respecto la versión de Wii. Una de cal y otra de arena en la conversión, pero igualmente imprescindible como en su versión original.

Lo MejorLo Peor
Sistema de combate sencillo y eficaz y bien mezclado con exploración y toques RPG
... aunque solo en inglés
La alta definición le sienta de maravilla
Que no llegue en formato físico
Grande en contenido: largo, rejugable, más de cien armas, secretos y extras
¿Dónde están los DLC prometidos?
A nivel artístico es inolvidable y recrea perfectamente la historia y cultura japonesa
Sale a buen precio para lo que ofrece
Textos mejor traducidos y ampliados...

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

Sistema de juego basado en beat'em up de corte clásico con acciones sencillas y efectivas que se mezcla bien con la exploración y los toques RPG. Además de ser rejugable. El único es que no es demasiado profundo, algo que los expertos en hack and slash lamentarán, y algunos momentos de backtracking pueden cortar el ritmo.

Gráficos

Una maravilla visual gracias a un apartado artístico de primer nivel, unos escenarios llenos de detalles y una recreación de la cultura histórica japonesa fiel como pocos juegos (comparable solo a Okami). Además, la alta definición le sienta de maravilla y se convierte en el juego más bello de Vita. O uno de ellos.

Sonido

La banda sonora ambienta perfectamente el Japón de los Shoguns y acompaña en cada momento de manera acertada: visitas a pueblos tranquilas, momentos de tensión con enemigos o melodías concretas para los jefes finales. Voces en japonés que son pura inmersión.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
VanillaWare
Género: 
Acción
Lanzamiento: 
16/10/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PSV
+12DrogasLenguaje soezSexoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad