Skip to main content
Publicidad
Dragon's Crown

Dragon's Crown

review_game
| |

Auténtico homenaje a los arcades de antaño, Atlus y Vanillaware nos sumergen en el mundo de la Espada y Brujería con Dragon's Crown, un imprescindible para los amantes de la acción y los ARPG, y una verdadera carta de amor a clásicos de la talla de King of  Dragons o Dungeons & Dragons: Shadows over Mystara. Jugadores, hagamos rodar los dados

Actualización: Este análisis se realizó con la versión americana en su lanzamiento en Estados Unidos el pasado agosto. El día 11 llega a las tiendas europeas, sin novedades respecto a la versión USA. Como la mayoría de juegos publicados por Atlus en el viejo continente -en este caso cortesía de NISA-, el juego llega con textos en inglés y voces en inglés y japonés. Sus grandes cualidades se mantienen y sigue siendo un título tan recomendable como comentamos en su día.

Kings of Dragons
Para un veterano en el videojuego hay un encanto irresistible en el brawler tradicional. Es difícil no sonreír cuando uno recuerda la primera vez que vio Final Fight en el salón recreativo, con sus fantásticos gráficos, enormes personajes y una jugabilidad simple pero llena de posibilidades. No era el primer juego que apostaba por esa fórmula, pero sí la ejecutaba de una manera especialmente llamativa. El gran éxito de Capcom fijó muchos de los elementos del género y alumbraría una avalancha que convertiría esta clase de títulos en la gran moda del momento. Las compañías ponían a sus mejores profesionales a trabajar en los juegos que encandilaban a los habituales de los salones recreativos. Joyas como las licencias de Konami con las Tortugas Ninja, X-Men o los Simpson, o juegos originales como Captain Commando, también de Capcom, marcaban el ritmo y se llevaban el grueso de esas monedas de cinco duros que parecían durar un suspiro y siempre nos dejaban con ganas de más. Por supuesto, ese "más" era lo que movía el mercado doméstico, con las grandes productoras del momento peleando por poder llevar esos juegos a máquinas tan modestas como los ordenadores 8 bits; o bien eran las propias compañías autoras de las recreativas las que recibían trato preferencial cuando se encargaban de convertir sus arcades en juegos de Super Nintendo o Mega Drive, a veces de forma exclusiva, con lo que ello significaba.

Dragon's Crown (PS3) Captura de pantalla

Esa época ya pasó, el brawler tradicional de avanzar en dirección única y vencer a hordas de enemigos con una mezcla de habilidad, anticipación y posicionamiento quedó relegada y sustituída por otros tipos de juegos de acción. Pero la fórmula tiene un indudable encanto, con una simpleza y una intensidad que no pasan de moda. Sin ir más lejos, recientemente hemos visto el celebrado regreso de los Dungeons & Dragons Arcade de Capcom, dos juegos que marcaron una cima importante poco antes de que la compañía de Osaka abandonara el género. Ambos juegos destacaron por su intento de darle al brawler un aire diferente, buscando en la licencia de Dragones y Mazmorras elementos interesantes para darle nuevo aire a la fórmula: inventarios, objetos que usar en combate, hechizos... El resultado fue un ejemplo extraordinario de esta clase de juegos y su desarrollo caló en uno de los integrantes del equipo: George Kamitani, que se enamoró del concepto en su trabajo con Tower of Doom. Kamitani posteriormente fundaría Vanillaware y durante muchos años quiso hacer algo similar a esos D&D Arcade, de hecho hay bocetos y conceptos de este mismo juego para Dreamcast, que acabó siendo puesto en la nevera ante la imposibilidad de llevarlo adelante en ese momento.

Dragon's Crown (PS3) Ilustración

Vanillaware encontró un relativo éxito en estos años con sus propuestas, todas abanderadas por un estilo artístico único que impregnaba a personajes y escenarios. Eso le ha permitido estar en la posición adecuada para lanzar este proyecto, del que se podría decir que es un heredero espiritual de los D&D Arcade, con numerosos guiños además para constatarlo, pero que en realidad es algo más. Es un título que recoge ese guante y profundiza mucho más en sus planteamientos, perfeccionando su naturaleza de híbrido. Ahondando en los elementos roleros, estableciendo multitud de misiones secundarias, gestionando objetos y liberando la estructura para dar cierta sensación de control a nuestra aventura. Por encima de todo, estamos hablando de un juego cargado de contenido, con un sistema de juego satisfactorio y profundo, en donde se aprecia una fantástica atención por el detalle.

La Corona del Dragón
La historia tiene un papel secundario pero relevante, mucho más elaborado que cualquier otro brawler arcade en donde el argumento siempre es simplista a más no poder. El argumento se centra en el reino de Hydeland, sumido en el caos tras la desaparición del rey y atrapado en numerosas disputas internas y externas. Naciones extranjeras hostiles, orcos, piratas, hechiceros, y monstruos de toda clase amenazan estas tierras, caracterizadas por unas condiciones únicas: unos laberintos que esconden tesoros de pasadas eras y civilizaciones, peligrosos lugares que atraen a aventureros de toda clase y condición. El objeto más preciado sin embargo recibe el nombre de Dragon's Crown, un objeto mítico del que se dice que puede poner a los dragones al servicio del humano que la porte, algo que puede convertirlo en poco menos que un dios. Sin embargo, ese está lejos de ser nuestro objetivo inicial, llegamos a estas tierras extrañas como uno más, con sed de riquezas, conocimiento y aventura. Pero a medida que completemos misiones nos iremos implicando más y más en asuntos que están más allá de nuestras ambiciones iniciales.

Dragon's Crown (PS3) Ilustración

Todo comienza en el mismo sitio donde se han forjado muchas grandes aventuras: en una taberna. El primer homenaje a D&D Arcade es más que claro, con una pantalla de elección de personajes que recuerda inmediatamente a la de Tower of Doom, con los distintos personajes sentados en una mesa, preparados para ser elegidos por el jugador: Amazona, Guerrero, Hechicera, Mago, Enano y Elfa, cada uno con sus propias características, habilidades propias, fortalezas y debilidades. Es natural en el género encontrar personajes con distintas características, pero los acentuados elementos roleros de Dragon's Crown garantizan que las diferencias entre los personajes sean muy acentuadas gracias a una progresión propia de cada clase y al hecho de que las armas y objetos que podemos llevar encima dependen también del personaje que llevemos. Las armas en general son exclusivas de cada personaje, lo que luego se puede complementar con objetos que ofrecen protección y mejoras en ciertos atributos, que pueden ser exclusivos de un tipo de personaje o ser válido para varios.

Equipo
Los objetos son uno de los elementos primordiales del juego y de hecho uno de los aspectos que condicionan su estructura y su rejugabilidad. En este aspecto, y en otros, Dragon's Crown recuerda bastante a un Hack'n Slash, donde la lotería de conseguir objetos cada vez mejores o más apropiados forma parte de la diversión. En cada mazmorra hay cofres que encierran tesoros y que puedes abrir con la ayuda de un ladrón que te acompaña en tus viajes. No es útil en la batalla, pero recogerá objetos que te dejes y puede abrir cofres y puertas a rutas alternativas o salas cerradas dentro de cada nivel. Los objetos sólo valen una vez que hemos terminado con el nivel, en donde pasaremos a una pantalla en la que nos repartiremos el botín. Serán en principio desconocidos y tendremos que pagar una cantidad sólo para saber qué son, aunque tendremos algunos valiosos datos como categoría, nivel, clase a la que pertenece y número de atributos especiales. Con esos datos podemos decidir pagar o simplemente vender el objeto si no es de interés.

Dragon's Crown (PS3) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9,2
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
VanillaWare
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Beat'em up
On-line: 
4 Jugadores
Lanzamiento: 
11/10/2013
Voces: 
Inglés, Japonés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PSV
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad