Skip to main content
Publicidad
Disgaea 4: A Promise Revisited

Disgaea 4: A Promise Revisited

review_game
| |

Tres años después de su estreno en PlayStation 3, Nippon Ichi Software revisita su genial Disgaea 4 en una versión para PS Vita repleta hasta los gatillos de contenido nuevo. Y cuando decimos repleto, hablamos de 100 horas de juego. Estrategia RPG indispensable. Vamos a comer sardinas con el tirano del Netherworld.

Nota: En este análisis vamos a centrarnos en los añadidos y novedades que esta nueva versión aporta al juego. Para más detalles podéis consultar el análisis que publicamos en su momento de Disgaea 4: A Promise Unforgotten

“DOOOOOD!!!”

En este año que vivimos, PlayStation Vita ha sumado a su catálogo RPG un puñado de títulos más que interesantes que van el concepto Dungeon Crawler más puro con Dungeon Maze Hasta el rol más mítico de Final Fantasy X o la más reciente propuesta de falso MMO y Action JRPG que ha sido Sword Art Online: Hollow Fragment, analizada hace unos días. Y aún siguen llegando más gracias a Namco, NIS America o Atlus, que también traen material a PS3 como el reciente Tales of Xillia 2. Entre ports mejorados y expandidos y nuevas versiones, Vita crece en títulos JRPG cada vez más, a los que hay que sumarle el siguiente que analizamos: Disgaea 4: A Promise Revisited, versión portátil del original estrenado en PS3 en 2011. Pero no creáis que porque estamos ante un port ya hay que dejarlo de lado, puesto que esta versión debería ser un fijo en las estanterías de los amantes de la estrategia rolera, así como del humor japonés más descacharrante y absurdo.

Y es que, tras una intro anime de esas con mucha carga dramática, el primer contacto con Disagea 4 para quienes no conozcan la serie no puede ser más chocante, puesto que toda la seriedad se pierde al conocer a Valvatorez, un vampiro condenado a pasar su existencia en Hades, el Inframundo, por ser un tirano que intenta dejar su pasado atrás, y abandonar su dieta de sangre por… Sardinas, las cuales, como sabemos por los anuncios y el propio personaje nos cuenta, tienen muchos nutrientes y el Omega 3 hace maravillas en nuestro cuerpo. O sea, en un segundo Disgaea 4 nos lleva al terreno del humor japonés más disparatado, absurdo y descacharrante y encima con los geniales Prinnies haciendo de las suyas. Valvatorez ahora es un maestro entrenador de Prinnies –las almas condenadas que van al Infierno reconvertidas en pingüinos azules que siempre dicen 'DoooD' al final de una frase- de primera que tiene de leal mayordomo a un licántropo que intenta camuflarle sangre humana entre las sardinas, a ver si su maestro vuelve a los viejos hábitos.

Disgaea 4: Return (PSV) Ilustración

Dirigente de una institución de Prinnies, labor que lleva con normalidad hasta que el gobierno de Netherwold decide poner en marcha un plan para reducir drásticamente la población de estos seres -en la mitología de Disgaea, estos simpáticos personajes son almas pecadoras de humanos que llegan al Netherworld para pagar por sus pecados hasta que salden su deuda y puedan reencarnar-, nuestro protagonista oponerse a esos planes y liderar una revuelta en el Netherwold para salvar a los Prinnies, para lo que contará con un pintoresco grupo de personajes a cual más carismático e imaginativo. La historia se mantiene sin cambios, siendo una de las mejores de la serie, pero en esta versión Vita tenemos más contenido en cuanto a que NIS ha tirado la casa por la ventana y ha implementado todo el contenido descargable que fue lanzando para Disgaea 4 en PS3. Paralelo a la historia principal tenemos el arco argumental bastante extenso de Desco & Fuuka Show, en el que ambos personajes viajan en el tiempo, y que se compone de bastantes capítulos que resolver. Y por si queremos más, la portátil se lleva en exclusiva otra historia, Nagi Clockwork Time Leap, en la que intentaremos prevenir una guerra.

Pero no todo en D4 es explorar y combatir, ya que si de algo presume esta serie es en implementar mecánicas para variar la jugabilidad constantemente y que esta no se vuelva repetitiva. Con la Política como parte de la trama principal, podemos acudir al Senado del Netherworld a votar en su sistema de votaciones, pero la complejidad de esta mecánica es tal que deberemos tener en cuenta cosas como la raza del personaje con la que votamos, ya que puede que no guste a los que nos tienen que dar el visto bueno. Si conseguimos metérnoslo en el bolsillo, redundará en que pagando una cuota de maná se aprobará la petición, que da pie a ventajas como incrementar el valor de objetos, modificar las reglas del juego en nuestro favor o incluso aumentar nuestro grupo de combate con aliados humanos o monstruos más poderosos. Pero si la cosa no está clara, ya sabéis lo que toca… Exacto, regalar cositas a los que aprueban la ley para inclinar el sistema a nuestro lado. Pagar y sobornar a los que deciden, como en la vida real vamos.

Disgaea 4: Return (PSV) Captura de pantallaDisgaea 4: Return (PSV) Captura de pantallaDisgaea 4: A Promise Revisited (PSV) Captura de pantalla

Y seguimos con la política, puesto que tenemos también otra mecánica en la Cam-Pain. Similar a la Classroom Assembly de Disgaea 3, se trata de un mapa basado en cuadrículas que contiene a todos nuestro aliados en varias secciones. Cuanto más progresamos en el juego, más se va abriendo el mapa, y cuando creamos a un nuevo personaje entra en el acto dentro de este. Ideada para ir mejorando a todos los aliados de nuestro grupo, la Cam-Pain permite colocar potenciadores conocidos con el nombre de Evil Symbol para ayudar. La ventaja es que los personajes cercanos aumentarán su afinidad entre ellos, lo que se traduce en una mejora a la hora de usarlos en combate para hacer combos y Ataques de Equipo si los convocamos.

Si aún queremos más, tenemos las Mecánicas de Tortura a los enemigos, Mundos Objeto en el que potenciar todo lo que usemos en combate, ya sean armas o equipo, Chara World -lo mismo que los mundos objeto pero para personajes y con ciertas condiciones distintas-, Evilities para aprender habilidades…  ¿En cuánto tiempo se traduce todo esto? Pues teniendo en cuenta las caps de niveles fijadas en 9999 y la cantidad de cosas que hacer, actividades y demás, el Disgaea 4 original tenía unas 40 horas en su historia principal, pero si queremos sacarle el jugo a esta versión, fácilmente pasaremos las 100 horas de juego en una oferta en que la variedad es la clave. Añadámosle un Hub central desde al que accedemos a cada mecánica y tiendas de armas, Skills, enfermería y demás desde el que todo el contenido se organiza y centralizar para que tengamos un orden.

Disgaea 4: A Promise Revisited (PSV) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,6
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Género: 
Estrategia, Rol
Subgéneros: 
Basado en turnos
Lanzamiento: 
29/08/2014
Voces: 
Inglés, Japonés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PSV
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad