Skip to main content
Publicidad
Demon Gaze

Demon Gaze

review_game
| |

En la más pura tradición de los Dungeon Crawler, Demon Gaze llega a PS Vita para brindarnos una adictiva sesión de exploración y combates roleros en su esencia más pura. Escoged bien al grupo, paladines y guerreras, de él depende nuestra fortuna y gloria

Aquí estamos, en la 8ª Generación ya, con sistemas que nos prometen lo último en teselación, en shaders, iluminación y otros campos que nunca han asegurado que el juego sea bueno, solo que se vea más bonito. Viendo la producción actual, parece que algunos estudios están perdiendo el Norte de lo que constituye un videojuego simplemente por justificar sus enormes presupuestos y contentar a corto plazo a la moda imperante que no todos siguen. Porque, ¿qué es un videojuego? Es sencillamente una pieza de software hecha para entretener, sin más ni más. No pocas veces, la experiencia más divertida, el título más logrado, es el que menos dinero ha dispuesto en su apartado técnico -aquí los indies les pegan 50 vueltas a cualquier editora muchimillonaria que venga arrasando con sus Shaders y teselaciones.

Todo esto viene por Demon Gaze, el nuevo Japan-RPG de  Kadokawa, editorial japonesa con divisiones de magazines, manga, películas y videojuegos –las geniales locuras de Suda51 como Lollipop Chainsaw, Killer is Dead o su reciente Ranko Tsukigime’s Longest Day del que os hemos hablado hoy- que de cuando en cuando, desde su Lunar Silver Star Story Complete, llevan a cabo sus propios proyectos en el ámbito sobre todo del Rol. Con la ayuda en la licencia y publicación en Occidente de NIS America, la que más está haciendo en la actualidad junto a Bandai Namco por traernos el rol japonés más puro a los gaijin de Occidente que los acogen encantados, lanzan en la portátil PlayStation Vita uno de esos juegos que por desgracia pasará rápido al olvido en materia Mainstream, pero que nace ya con la etiqueta de título que merece la pena ser descubierto. ¿Por qué? En ocho palabras: Dungeon Crawler puro y duro, de pura cepa. Sencillo en su presentación, carente en su carga gráfica y con una trama que no se termina de narrar de una manera equilibrada. Pero con el toque que le hace a un juego el ser un juego: El de echarle una partida tras la cena, mirar el reloj y darse uno cuenta de que son las 4 de la mañana y llevamos 6 horas subiendo de nivel, explorando y gestionando.

Nada mejor para darnos el recibimiento que un demonio cabreado
Nada mejor para darnos el recibimiento que un demonio cabreado

Acechador de Demonios
En la tierra de Misrid, mil años después de lo ocurrido en el Dungeon RPG Students of the Round –del que Demon Gaze viene a ser como una especie de secuela por así llamarla-, un muchacho llamado Oz despierta en una mazmorra. Estamos al inicio tan confusos y desorientados como él, pero pronto se nos hará la luz y brindarán explicaciones sobre lo sucedido: Somos el llamado Demon Glazer, tenemos la habilidad de capturar las almas de los demonios tras debilitarlos y hacer que nos ayuden en los combates, usarlas para pelear. Y nuestro cometido es limpiar todo el reino de Misrid de los hijos del diablo. Alrededor de este punto de partida se dibujará una historia narrada mediante pantallas estáticas con avatares animados y con texto escrito y/o doblado con voces. Aunque la trama no es precisamente muy original -protagonista amnésico- ni tampoco está equilibrada en su narración, necesitando estar mejor dosificada -cuidado, que nos perdemos detalles si no resolvemos algunas sidequests paralelas- aunque sirve en general a las mecánicas Dungeon Crawler. Donde el estudio si ha acertado es en un estupendo reparto de personajes secundarios, que a veces interesan mas que Oz.

Pero antes hemos de empezar por el principio de todo buen RPG: El creador de personajes. Quitando el hecho de que el personaje principal, por detalles argumentales, siempre será de raza humana, clase Gazer y referido en las conversaciones como masculino, el resto de opciones es pura libertad para escoger de entre los 22 skins masculinos y los 23 femeninos la apariencia que tendrá, desde la definición clásica de guerrero a aspectos más de Elfa de los bosques, paladines de brillante armadura, brujas, estudiosos, samuráis y hasta ‘conejitas’ o gatitas al más puro estilo manga y otras primas-hermanas de la raza Viera del universo Final Fantasy. Seguimos con el conjunto de voces que nuestro/a protagonista exhalará durante el Ataque, al recibir Daño y al morir. No será esta la única vez que veremos este menú, ya que cuando terminemos el genial prólogo tendremos que configurar el grupo que nos acompañará.

Demon Gaze (PSV) Captura de pantallaDemon Gaze (PSV) Captura de pantalla

Avanzar sólos por cualquiera de las 6 localizaciones principales del reino por las que podremos movernos sería un completo suicidio, por lo que para sobrevivir a ciudades en llamas infestadas de demonios, interminables mazmorras , ruinas y cementerios requiere de un grupo en el que poder confiar. Y una de las mejores bazas de Demon Gaze es la enorme libertad que nos brinda en este apartado. En vez de encontrarnos con distintos miembros que hagan alusión a las usuales clases roleras, podemos crearlos desde cero, o conocerlos pero personalizarlos antes de añadirlos a nuestra party. Lo primero es escoger Raza, con opciones como Humanos –los más equilibrados-, Elfos –inteligencia privilegiada que los hace ideales para ser buenos magos-, Enanos –cuerpos poderosos, resistentes, los mejores para Paladines o Guerreros-, Migmy –grandes poderes y mucha habilidad, ideales para Rangers o Sanadores- y Ney, cuya precisión y agilidad les garantiza un buen puesto de Samurai o Asesino.

El siguiente paso es encauzarlos en una Clase, a elegir entre Guerrero, Paladin, Samurai, Ranger, Asesino, Mago y Sanador. Debido a que en el grupo de combate podemos plantear quién se sitúa en vanguardia de ataque y quién en retarguardia, es importante elegir en función de ello. Un guerrero y un paladín por ejemplo sirven bien para mantener el tipo en primera línea, apoyados en la retaguardia de un mago y un sanador, disponiendo de un ranger para moverse entre líneas. Un añadido interesante son los items Artifacts, mediante los cuales podemos aprender habilidades de otras clases, lo que se traduce en un Mago con más prestancia al combate físico, o un paladín con capacidad sanadora. Gestionar bien a nuestro grupo, equiparlos y levelear para que vayan subiendo nuevos niveles convertirá a nuestro paladín estándar inicial en un tanque a la hora de aguantar embestidas, o al mago en un lanza-hechizos de poder considerable. Para apoyarnos podemos crear hasta 7 acompañantes, y llevarlos con nosotros o hacer que espere en la Posada.

Demon Gaze (PSV) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Experience Inc
Género: 
Acción, Rol
Lanzamiento: 
25/04/2014
Plataforma: 
PSV
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad