Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Assassin's Creed III: Liberation

Assassin's Creed III Liberation, Impresiones Gamescom
Assassin's Creed III Liberation, Impresiones Gamescom
preview_game
| |
3369 visitas
- Impresiones

Protagonista de nuevo de una conferencia de Sony, está claro que Assassin's Creed III Liberation será uno de los próximos baluartes de PS Vita de cara a las navidades. Tras presentarnos a Aveline de Grandpé en el pasado E3, es hora de jugar con ella

Gamescom 2012 Logo

Credo
Una consola es recordada sobre todo por sus juegos. Sony, conocedora de esa máxima, sabe que tiene que alimentar a su retoño PS Vita con software que despierte el interés de usuarios en todas partes del mundo. Tras geniales ejemplos como el maravilloso Gravity Rush o el menos logrado -aunque para nada desaconsejable- Resistance: Burning Skies, grandes sagas se proyectan en el horizonte del sistema, como Bioshock, Call of Duty -mostrado en esta Gamescom 2012-, Killzone o Assassin's Creed, el cual nos ocupa hoy. Si durante el E3 2012 Ubisoft nos presentó la entrega que buscará estar a la altura de la saga de sobremesa, en la presente feria alemana hemos podido echarle mano y jugar al fin con la bella Aveline de Grandpé, la cual se moverá entre los años1765 y 1780 -complementando la historia de Connor en el ACIII de sobremesa- por un territorio tan exótico como mortífero: Nueva Orleans. ¿El resultado? Tras lo jugado, la sensación es de que estamos realmente ante un Assassin's Creed como el resto, solamente que este nos lo podremos llevar a todas partes.

Pero entremos sin más dilación en el terreno jugable. En una prototípica misión para aprender los controles, comenzamos ya usando las funciones táctiles de PS Vita subidos a una canoa, medio de transporte que usaremos más de una vez dado el entorno geográfico de pantanos -junto a México y Nueva Orleans- por el que nos moveremos: deslizando dos dedos por el panel trasero haremos que Aveline pedalee -aunque también podemos usar el botón físico X-, mientras que los sensores sirven para guiar la dirección de la canoa (bien implementado, aunque con un ligerísimo retraso en la respuesta, típico de una demo). El objetivo es encontrarnos con un contacto -bastante desagradable- que nos informa de la proximidad de un campamento templario, aunque antes y para entrar en calor sufriremos el ataque de un cocodrilo, al cual despachamos a golpe de QTE mientras le cortamos el cuello en el primer ejemplo del mecanismo de contraataque de ACIII Liberation. Debemos mencionar la conseguida atmósfera que se respira en esta parte, algo que ayuda a que nos olvidemos casi de que esto es una portátil y no un potente sistema de sobremesa.

Assassin's Creed III: Liberation (PSV) Captura de pantalla

El Fantasma de los Pantanos
Un grupo de soldados patrulla alrededor del fuego de un campamento. Podemos o bien ser directos, atacar rápidamente con la hoja retráctil a un enemigo y aprestarnos para el combate con el resto, o bien usar la ventaja que los árboles y la agilidad de nuestra asesina nos brinda. Sobre una de estas ramas, seleccionamos el látigo -usado también para cubrir grandes distancias si hay un punto para colgarlo, al estilo Indiana Jones- del menú en forma de semicircunferencia en el que también escogemos los objetos a usar. Igual que en Batman: Arkham, en cuanto un enemigo se situó bajo nuestra vista, enredamos el látigo en su cuello, pegando un tirón con el botón de acción para enviarlo junto al cocodrilo que liquidamos. Pulsar el botón equivocado en esta acción provocará que el guarda o enemigo caiga al suelo desarmado, pero vivo, gritando en ese momento a sus compañeros y poniendo al descubierto nuestro escondite.

Nos aprestamos al combate directo, en el que el látigo también puede ser usado como si fuéramos una Catwoman sureña de 1700. Tras ser rodeados, lo más sensato es eliminarlos uno a uno, en una jugabilidad extraída directamente de sus hermanas mayores. Aunque esta vez, el bloqueo requiere de una habilidad mayor y de una pericia más rápida, lo que aumenta la dificultad de los combates. Pensando en esto, y en aquellos que se acerquen a la saga por primera vez, sus creadores han implementado un QTE opcional de muerte rápida por el que, aprovechando que la acción se ralentiza, marcamos las cabezas de los enemigos con el dedo y Aveline hará el resto. Tras eliminarlos a todos de la forma clásica, y contemplar las suaves animaciones de la protagonista y cómo encadena esta las acciones de combate, aún nos quedaba un enemigo más escondido en lo alto de un puesto de vigía. Trepando por el mástil de un barco oculto en pleno campamento, y deslizándonos de nuevo de rama en rama, la demo terminaba con una brutal ejecución por la espalda del vigía, en un visceral pero a la vez sublime movimiento que termina con nuestra espada atravesando la nuca y el cráneo del desdichado, cuyo cadáver cae con fuerza al suelo.

Assassin's Creed III: Liberation (PSV) Captura de pantalla

Prêt-à-Porter Colonialista
Aquí terminaba la demo jugable, pero no todo lo que Ubisoft había preparado. Ahora comenzaba la demostración (esta vez sin poder manejar la consola) del llamado sistema de disfraces o vestuario. Manejando a una mujer, las mecánicas de AC añaden un nuevo toque, diversificando el ritmo de juego y sus posibilidades con varios trajes de los cuales vimos tres: el de asesina del Credo, el de esclava (según el juego, aunque nos lo presentaron como trabajadora) y el de aristocrática dama de la Alta Sociedad. Llevando el uniforme del credo será más fácil despertar miradas sospechosas, sobre todo entre los templarios, que caerán sobre nosotros al mínimo movimiento extraño -recordemos que estamos en la Nueva Orleans del siglo XVIII, ambientación que el estudio se está tomando muy en serio-, ocasionando peleas y huidas rápidas. Cada uno de los trajes que vestiremos estarán disponibles en tiendas repartidas que desbloqueamos por los distintos distritos que veremos.

Pero estos tendrán más elementos antes que una función meramente visual. Cada vez que no llevemos nuestro uniforme del Credo, los trajes traerán consigo una disminución en  nuestro nivel de resistencia, así como nuestra capacidad de movimiento de combate, ya que no es lo mismo saltar sobre un enemigo, matarlo, trepar a lo alto de un tejado y saltar hacia otro usando el látigo llevando pantalones de cuero que haciendo lo mismo con un ceñido traje verde con corsé y sombrero de pluma. La ventaja de ir vestida de dama es la de poder moverse a nuestro antojo por la ciudad, aunque si nos pillan en un lugar restringido, podemos tener problemas. La misión que presenciamos requiere asesinar a un capitán de la guardia y recuperar una carta, lo que podemos hacer vestidos como asesinos, localizando al objetivo con la visión del águila, usando la cerbatana mientras avanzamos por el tejado del fuerte para despejar el camino de guardias, y cayendo sobre nuestra victima dentro del recinto.

Assassin's Creed III: Liberation (PSV) Captura de pantalla

Pero eso sería lo típico. Vamos a optar por una agradecida variable y usar el disfraz de dama, con el que podemos 'engatusar' a los demás. Primero nos valemos de la función Soborno para pasar por delante de un grupo de guardias -tenemos un sub-menú con distintas cantidades de dinero que usar, cuanto más alta, más segura es la posibilidad de avanzar sin que nos descubran-; y luego ponemos en prácticas nuestras armas de mujer virtual, usando nuestro encanto para atraer a un guarda tras nosotros hasta un callejón, momento en que vemos que, yendo con el traje de dama, nos damos cuenta de que no solo no estaremos desarmados, sino que aparte de la hoja oculta llevaremos un útil parasol capaz de disparar dardos letales -matamos a nuestro objetivo- como venenosos -lo dejamos vivo, pero tan desorientado que ataca al primero que pase por su lado. Podemos asomarnos a una pared y fisgar por las esquinas, pero no trepar a ningún sitio, por lo que la infiltración se presenta como la única mecánica posible para este traje. Una vez con el objetivo cerca de nosotros, un dardo letal remata el asunto. Tras ser descubiertos, observamos como la dama escapa de sus captores al más puro estilo Batman: dejando caer una bomba de humo y desapareciendo en el acto.

Aún teníamos tiempo para ver el traje de sirvienta/esclava en acción. Mucho menos glamouroso, la ventaja de este vestido es que nos permite usar el látigo y tener más movilidad, pudiendo trepar con el traje puesto. La única pega es que la salud sigue siendo tan baja como cuando vamos vestidos de dama, por lo que el combate es una alternativa de nuevo a evitar en la medida de lo posible. Siguiendo una ruta distinta, nos hacemos pasar por una repartidora tras llevar una caja con nosotros. Nuestro objetivo es el mismo: entrar en el fuerte para cumplir nuestra misión. Y lo cumplimos de forma aún más original, esto es, hablando con varios personajes entre la gente de las zonas humildes -que se fiarán de nosotros por nuestra vestimenta- para provocar un pequeño altercado a nuestra señal y llamar así la atención de los guardias. Una vez que lo logramos y nos escabullimos dentro del recinto, vemos que uno de los guardias no ha ido a llamar al orden a los obreros que se pelean. De repente nos ponemos a barrer y logramos pasar desapercibidos, lo justo para clavarle la hoja en silencio por la espalda. Tras usar un dardo en nuestro objetivo, le robamos la carta en un segundo y salimos corriendo a un lugar seguro.

Assassin's Creed III: Liberation (PSV) Captura de pantalla

Liberación
A nivel gráfico, y siempre teniendo en cuenta la imposibilidad de estar exactamente al mismo nivel que PlayStation 3, lo cierto es que este AC portátil luce de una forma grandiosa en la pantalla de PS Vita. Detalles como las animaciones de ella con los distintos trajes, la fluidez -excepto los retrasos mencionados y algún que otro pequeño tirón propio de una beta- o en ocasiones la distancia de visionado prometen un apartado visual a la altura de los mejores del sistema, como Uncharted: Golden Abyss. Jugablemente, es de destacar el detalle del sistema de vestuario y las posibilidades que este encierra, que en lo visto nos ha brindado la oportunidad de acometer una misión de tres formas totalmente distintas. A ello le sumamos el multijugador y la sensación plena de estar ante un Assassin's Creed puro, y obtenemos el que apunta ya como una de las citas ineludibles de este año para la portátil, verdaderamente necesitada de títulos que espoileen sus ventas y engrosen un catálogo lleno de propuestas excelentes, pero escasas todavía. De momento toca esperar a Halloween, ya que será en pleno día de todas las ánimas cuando Assassin's Creed III Liberation salga a la venta y Aveline de Grandpré afronte su mayor reto.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
Gorrasone
Mié, 17/10/2012 - 16:28
Limitada memoria y tiene casi el doble que PS3 *_* ?
abrahanmj
Sáb, 25/08/2012 - 08:08
aqui se demuestra como funciona el hardaware de psvita, no hay tantas texturas en pantalla por la limitada memoria, pero el los filtros y los modelados aprovechan esos cuatro nucleos al maximo!
Gorrasone
Jue, 16/08/2012 - 10:34
Le voy a seguir la pista bien seguida, la verdad lo visto me deja muy buenas sensaciones... tiene un pinton.
7,7
Regístrate o haz login para votar

Cómpralo al mejor precio

Assassins Creed 3 Liberation (PS Vita)

PAL/ES 23.96 € Comprar >
PAL/ES 29.99 € Comprar >
Desarrolla: 
Ubisoft Sofia
Género: 
Acción, Aventura
Subgéneros: 
Sandbox
Lanzamiento: 
31/10/2012
Plataforma: 
PSV
+18Violencia

Add to my games

publicidad
publicidad
Publicidad
Publicidad