Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Grand Theft Auto: Chinatown Wars

Vive con honor, extorsiona sin compasión
Vive con honor, extorsiona sin compasión
review_game
| |
62489 visitas
La vida en una gran urbe estadounidense no suele ser fácil, sobre todo para un recién llegado. Y si esa urbe es Liberty City, entonces los problemas están asegurados. PSP recibe al fin su tercer GTA, el cual resulta ser una conversión mejorada del sobresaliente Chinatown Wars de DS.

Dos de las numerosísimas razones que existen para hacerse con una PlayStation Portable responden a los nombres de Grand Theft Auto: Liberty City Stories y Grand Theft Auto: Vice City Stories, juegos lanzados al mercado a finales de 2005 y 2006 respectivamente. Aunque ambos títulos se encuentran también en el catálogo de PlayStation 2, es sin duda su disponibilidad en PSP (consola para la que inicialmente fueron desarrollados) lo que los convierte en joyas indispensables para todo usuario que guste llevar su afición favorita a cualquier parte. Revisitar las ciudades que sirvieron de trasfondo a Grand Theft Auto III (2001) y Grand Theft Auto: Vice City (2002) para descubrir personajes, situaciones y misiones completamente nuevas, y encima poder hacerlo desde una portátil sin que por ello se pierda un solo ápice de calidad, es una de las mejores experiencias que PSP nos puede brindar aún a día de hoy.

action_stunt_jump.png Captura de pantalla

Tras el lanzamiento en la portátil de Sony de Grand Theft Auto: Vice City Stories, todo el mundo esperaba que la trilogía se completara con el que debería ser a todos los efectos un broche de oro indiscutible: GTA San Andreas Stories, juego basado en ese culmen para la saga en plataformas de 128 bits que fue el GTA: San Andreas lanzado en PS2, Xbox y PC. Sin embargo, SA Stories jamás llegó a aparecer. Las razones quizá habría que buscarlas en la profunda crisis que PSP vivió a lo largo de 2007 y buena parte de 2008, con las third partys abandonando la plataforma en tropel a causa de los estragos que la piratería causaba en las ventas de software; mientras tanto, una Sony agobiada por la trayectoria inicial de su nueva PS3, la cual se resistía a despegar en ventas, también acababa dejándola de lado durante una larga temporada. Debido a ello, PSP dio la impresión durante bastantes meses de ser el cadáver de un joven fallecido prematuramente en espera de que el juez ordenara su levantamiento para ser definitivamente enterrado.

cutscene_melanie.png Captura de pantalla

Visto lo visto, Rockstar acabó fijando su atención en Nintendo DS, portátil de salud indiscutible y consola más vendida del mercado, decidiendo finalmente que su nuevo GTA para llevar a cualquier parte viera la luz en el sistema de doble pantalla de la gran N. Dicho y hecho, Rockstar Leeds (estudio responsable de la programación de los dos Stories de PSP) se puso manos a la obra, cocinando durante dos años un monumental proyecto que pretendía exprimir el potencial de DS al 110 % para crear no solo un digno representante de la franquicia, sino también un sobresaliente título que se convirtiera por méritos propios en uno de los 5 mejores juegos del catálogo de la portátil. El resultado final llevó por nombre Grand Theft Auto: Chinatown Wars, vio la luz en marzo del presente año y cosechó uno de los mayores éxitos de crítica (por no decir el mayor), tanto a nivel de público como de prensa especializada, en lo que al catálogo de la portátil de Nintendo se refería.

action_gang_bang.png Captura de pantalla

MeriStation, en su correspondiente análisis, puntuó a GTA: Chinatown Wars con todo un señor 9.5 sobre 10, mientras en las afamadas webs de recopilación de reviews Gamestats y Metacritic se podían ver unas medias de, respectivamente, 94 y 93 sobre 100. Sin embargo, las ventas ni mucho menos reflejaron el mencionado éxito a nivel de crítica. Chinatown Wars en DS ha alcanzado una cifra de sólo 680.000 unidades vendidas a nivel global, todo un desastre si tenemos en cuenta que los Liberty & Vice City Stories de PSP pusieron en la calle 5.78 y 3.48 millones de unidades respectivamente, cantidad que aún sigue creciendo gracias a la disponibilidad actual de ambos juegos tanto a precio reducido como por descarga a través de PlayStation Store. Las razones del fracaso del primer GTA lanzado en DS habría que buscarlas nuevamente en el azote de la piratería (GTA: Chinatown Wars estuvo disponible para su descarga ilegal incluso antes de que llegara a las estanterías de las tiendas), aunque quizá el hecho de que nos encontremos ante un juego adulto publicado en una consola poseída masivamente por menores de edad (o al menos eso aseguran muchos) también haya tenido algo que ver.

cutscene_huang.png Captura de pantalla

Rockstar se encontró entre manos con todo un triple A que había costado dos duros años de intenso desarrollo, el cual contra todo pronóstico ni mucho menos había vendido lo suficiente para generar los beneficios que se esperaban de él. La compañía norteamericana decidió entonces cobijarse de nuevo en PSP, cual hijo pródigo bíblico regresando arrepentido ante su padre tras darse cuenta de que a su lado alcanzará un mayor bienestar. Así, el tercer y largamente pospuesto GTA destinado a la portátil de Sony ha visto al fin la luz, si bien se trata de un port de Chinatown Wars en lugar de una entrega completamente nueva. Es obvio que la intención principal de Rockstar con este lanzamiento es obtener los beneficios que no pudo cosechar en DS (buena prueba de ello es que el juego verá también la luz en iPhone), aunque sin duda todo esto no debe importar lo más mínimo al usuario final, el cual podrá disfrutar en su consola de todo un auténtico juegazo.

6_206.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar

Cómpralo al mejor precio

Grand Theft Auto: Chinatown Wars (PSP)

PAL/ES 12.98 € Sin Stock
Desarrolla: 
Rockstar Leeds
Género: 
Acción, Aventura
Subgéneros: 
Sandbox
Lanzamiento: 
23/10/2009
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PSP
+18DrogasJuegoLenguaje soezSexoViolencia

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad