Skip to main content
Publicidad
WWE 2K15

WWE 2K15

review_game
| |

La nueva generación de consolas da la bienvenida al mayor espectáculo del mundo. Así se define la WWE, que se estrena en Playstation 4 y Xbox One con mejoras audiovisuales, nuevas modalidades y una plantilla de héroes dispuesta a acabar con el enemigo.

Bienvenidos al mayor espectáculo de entretenimiento del mundo. Al menos para los norteamericanos y para muchos de los seguidores europeos que también se mantienen fieles a lo que hace muchos años atrás conocíamos como el Pressing Catch. La WWE tiene una cita ineludible con el mundo de los videojuegos desde hace años, y en esta ocasión los retos son enormes: 2K tiene por delante el desafío de mantener el nivel mostrado con 2K14, uno de los mejores de la saga, y otro reto en forma de nuevas plataformas: la saga se estrena oficialmente en Playstation 4 y Xbox One. El salto a la nueva generación es prometedor, aunque la resaca del 30 aniversario de Wrestlemania celebrado en 2014 acaba, inevitablemente, pasando factura.

Son muchos los juegos que han aparecido a lo largo de la historia inspirados en la WWE. La serie se estandarizó hace unos siete años con el Smackdown vs Raw, una fórmula que tuvo recorrido hasta WWE’12, que intentaba renovar (de manera más estética que en cuánto a mecánicas y propuesta) una saga que no conseguía despegar sacando entregas anuales. Los últimos años de THQ no consiguieron desmarcarse de un producto muy concreto y con un patrón que se repetía una y otra  vez con sus cosas buenas y sus cosas malas. Hasta que llegó el cambio de derechos a manos de 2K, que con las desarrolladoras Yuke’s y Visual Concepts mantenieron cierto continuismo pero dotaron al juego de elementos pensados por y para los fans del wrestling.

WWE 2K15 (PS4) Captura de pantalla

Superstars y Divas
En total contamos con un plantel de personajes que supera los 60 (una decena de divas y todo suma a más de ochenta con DLCs), pero no podemos obviarWWE 2K15 (360) Ilustración que faltan muchos nombres carismáticos de ayer y de hoy. Están estrellas como Jericho, CM Punk, Cena, Batista, The Rock, Brock Lesnar, Sheamus, Mark Henry, Randy Orton, Undertaker o Kane entre muchos otros, además de clásicos como El Último Guerrero, Shawn Michaels o Hulk Hogan, pero faltan nombres que sí hemos visto anteriormente. Eddie Guerrero, Zack Ryder, Edge, Kahli, Bret Hart… echando la vista atrás, es difícil superar el plantel de 2K14 (se explayó y mucho en estrellas de Wrestlemania), pero podrían haberlo igualado. Además el modo creación también está algo limitado, con menos elementos personalizables y otras cosas que se han quedado en el tintero: diseñar historias, crear movimientos especiales, escenarios, divas y campeonatos.

Este WWE 2K15 estrena nueva generación con un sistema de juego reconocible por todos.  En los últimos tiempos se han simplificado mecánicas como las llaves, que llegaron a tener múltiples combinaciones en los Smackdown vs Raw, de manera que el control es accesible a la vez que nos permite hacer todo lo que vemos en la televisión de parte de las súper estrellas y las divas de turno. Con el stick izquierdo controlamos al personaje por lo largo y ancho del ring y exteriores, mientras que cada uno de los botones tiene una función. Cuadrado permite golpear a nuestros rivales, X sirve para hacer llaves (que varían según nuestra posición y la de nuestro rival), redonda permite hacer el irish wip (lanzar al rival a las cuerdas o esquinas) además del pin cuando está en el suelo y el triángulo se guarda para los ataques especiales.

WWE 2K15 (360) Captura de pantalla

   wwe2k15_career4-720x405.jpg Captura de pantalla2k15-2.jpg Captura de pantallaWWE 2K15 (360) Captura de pantalla

Con esta disposición, añadimos un gatillo para correr (desde el que podremos dar golpes más poderosos), diversas llaves de sumisión cuando el rival está en el suelo y ataques focalizados en alguna parte del cuerpo pulsando otro de los gatillos. El juego ha cambiado elementos del HUD y ahora es bastante más sencillo saber las condiciones de nuestro luchador y la de nuestro rival. Tenemos una barra de vitalidad que va bajando, otra de energía, y un porcentaje. A medida que este sube (por ejemplo al infligir golpes y hacer llaves) nos acercamos a los movimientos de cada personaje: cuando llega al 100% se activa el ataque personal. Una vez realizado, activaremos el remate, que vendría a ser el golpe definitivo de cada luchador (pedigree en Triple H, Sweet Chain Music de Shawn Michaels, Piledriver de Kane, etc.).

A todo ello se le ha añadido un nuevo sistema de llaves y contrallaves. Si ambos jugadores intentamos hacer una llave a la vez, los personajes quedarán enganchados. Para solucionar este momento de tensión, se ha creado un sistema piedra-papel-tijeras en el que cada uno elige un movimiento. El de triángulo gana al de cuadrado, a la vez que este gana al de X mientras que el de este botón gana a triángulo. Algo aleatorio, aunque tiene matices: una vez empezamos la cadena de llaves con el stick derecho tendremos que buscar un punto para seguir presionando al rival, mientras él hará lo mismo para zafarse de nosotros. Por lo tanto, perder el primer piedra-papel-tijeras no significa recibir estopa por doquier.

WWE 2K15 (360) Captura de pantalla

   31045.jpg Captura de pantallawwe2k15_career1-720x405.jpg Captura de pantalla

Todas estas mecánicas, sumadas a lo que podemos hacer con nuestro entorno (cuerdas, subirse a postes, usar objetos…) son la base del juego, que eso sí sigue viviendo totalmente de los contragolpes:  Cuando un personaje lanza un ataque, sea del tipo que sea, el otro tiene unos instantes para pulsar R2 y contrarrestar la llave, el golpe o el ataque personal de turno. Si pulsamos en el momento justo, triunfaremos. Si no, acabaremos en la lona. Estos counters siguen siendo la gran base del juego, y dominar el momento en el que hay que pulsar el botón –cada ataque rival tiene su timming y el juego es exigente con el margen que tenemos- es complicado, pero también satisfactorio. También hay algunos Quick Time Events a la hora de encerrar un enemigo en un ataúd, coger un cinturón o un maletín desde lo alto de una escalera, etc. Además del sistema de comeback de algunos personajes que permiten añadir ciertos ataques especiales en una horquilla de tiempo concreta.

El resultado general es que tenemos un sistema de combate tremendamente accesible, que permite disfrutar de los diversos estilos de lucha a pesar de tener la misma disposición de botones para todos –algunos no harán sumisiones y sí golpes diversos, otros pegarán más fuerte- y que funciona perfectamente. La respuesta es buena, nada se queda en el tintero y solo el excesivo peso que tienen los contragolpes en la mecánica del juego –para algunos demasiado, para otros forma parte del ADN de la saga- desequilibra a veces la experiencia, sobre todo en combates en línea donde un poco de lag, por minúsculo que sea, puede convertir las partidas en una masacre. Para bien o para mal.

La sombra de Wrestlemania

Los que hemos seguido la saga desde estos últimos años coincidimos en la magia que transmitía el modo 30 años de Wrestlemania. El evento más importante de la WWE tuvo un repaso exhaustivo y bien tratado: combates dinámicos con situaciones contextuales que recrear, vídeos originales de los míticos enfrentamientos en la Hulkmania, en la Attitude Era… probablemente el mejor modo que recordamos de la saga. Los Showcase, uno de los mejores modos de esta entrega, recoge el testigo de esa fórmula mediante un par de tramas concretas que implican a varios luchadores, aunque perderá interés si algún usuario no es especialmente fan de los protagonistas de los dos Showcase escogidos.

Showcase nos invita a conocer dos rivalidades enormes que acabaron implicando a una gran cantidad de luchadores. Una de ellas, la más moderna, es la de CM Punk y John Cena. Otra, un clásico que los amantes del wrestling sabrán apreciar: Triple H frente a Shawn Michaels. Toda la storyline que narró los acontecimientos desde que Triple H rompiera la amistad con HBK de en Degeneration-X y este, lesiones de por medio incluidas, buscara venganza. Hay momentazos memorables que van desde la Elimination Chamber que protagonizaron al 3 Stages of Hell, pasando por el rol de Ric Flair o cuando HBK apareció de dentro del ataúd para sorprender a Triple H...

WWE 2K15 (360) IlustraciónUna modalidad entretenida por varios motivos: las secuencias de vídeo que recuerdan discusiones y momentos míticos de la WWE, el hecho de ir controlando a diversos personajes según cada momento, incluso cambiando dentro de un propio evento, el prisma desde el que se mira, usando también otros luchadores que estuvieron implicados en esta trama, y las acciones contextuales: hacer movimientos o acciones que desembocan en secuencias y situaciones que se dieron en la realidad. Lo mismo pasa con la rivalidad CM Punk y Cena, dos Showcase que sumados superan la 30 de eventos. Además, vamos desbloqueando personajes (HBK el primero) y nuevos atuendos a medida que avanzamos y siempre que cumplamos las condiciones, algo que le da cierta rejugabilidad. Por desgracia, siendo importante como es este modo, no se entiende que mediante el Pase de temporada tengamos acceso a tres Showcases más.

Junto a esta propuesta destaca otra: el modo carrera que permite empezar desde lo más abajo posible, luchando para un contrato de la WWE, hasta convertirnos en una leyenda del wrestling. Creamos a nuestro personaje y empezamos a luchar en la NXT hasta que nos den un papel importante en el roster. Una modalidad interesante porque iremos superando combates y tendremos que gestionar los puntos que ganamos para mejorar condiciones físicas de nuestro luchador (más daño en golpe, más velocidad al hacer llaves y así hasta en una veintena de atributos) además de poder comprar con créditos nuevos movimientos y combinaciones que personalicen nuestro estilo de combate. Hay un gran abanico de elementos y atributos que deberemos tener en cuenta.

Para mejorarlos, además, no basta solo con ganar los combates, sino también hacerlo con estilo. Nos darán condiciones que suman puntos extras si las realizamos (por ejemplo, ganar tras un remate) y también sumaremos mayores puntuaciones si tenemos un estilo de combate variado, si recibimos pocos golpes, etc.  Una propuesta que seguramente es algo limitada en la interacción y cinemáticas que iremos viendo a lo largo del juego y que muchas veces acaba convirtiéndose en una sucesión de combates que detenemos para mejorar nuestros atributos en ciertos momentos. Algo más de inmersión en el papel del personaje no habría estado mal.

A todo ello se le añade una gran cantidad de propuestas del modo exhibición que básicamente nos permite disfrutar, por un lado de escenarios y eventos míticos y por otro de todos los combates imaginables que se nos pasen por la cabeza. Combatres a tres, a seis, Hell in a Cell, Cámara de eliminación, Royal Rumble, Money in the Bank y así hasta completar todo lo que se ha visto en la WWE, o casi todo que a lo mejor nos dejamos algún tipo de combate por el camino. Pero la cantidad de opciones es abrumadora en este sentido. No falta tampoco el modo universo en el que vamos jugando Raw, Smackdown y los eventos con el calendario oficial, pudiendo disfrutar de lo que tenemos preparado o cambiarlo a nuestro gusto, aunque con menos opciones que en su predecesor.

El modo online permite hacer partidas matchmaking que pueden buscarse en un segundo plano (mientras estemos en ciertas zonas como exhibición o los menús y nos manda a jugar a la que tenemos un contrincante. El juego contabiliza nuestros resultados de victorias y derrotas, y también permite crear partidas privadas para disfrutar con amigos. Como comentábamos anteriormente, no tener problemas de lag es vital y a veces es complicado por el hecho de que los rivales son primordialmente de USA. Hemos jugado partidas con buen netcode y eso permite que los contragolpes salgan bien, pero también alguna en la que no iba tan fino y acaba siendo una lotería en la que no puedes reaccionar con los counters.

Apartado técnico
Técnicamente, el juego se muestra más que convincente en la nueva generación donde funciona a 1080p y 60 frames por segundos. El diseño de los personajes es realista y fiel, y todo funciona con una gran fluidez: los agarres y las llaves se ven naturales, los golpes y reacciones también. Eso sí, sigue habiendo algunas transiciones en movimientos (coger objetos, ciertas combinaciones) que todavía tienen margen de mejora. El público ha ganado en detalle y algo más de variedad, las entradas y escenas de vídeo son convincentes pero solo hay un contratiempo claro: ciertos personajes que se parecen poco a la vida real en lo que recreación facial se refiere. Algunos son auténticos calcos, mientras que otros quedan muy lejos de ser una recreación como la que se puede esperar.

WWE 2K15 (360) Captura de pantalla

   WWE 2K15 (360) Captura de pantallaWWE 2K15 (360) Captura de pantalla

A nivel sonoro, los dos comentaristas de toda la vida (Jerry Lawler y Michael Cole) han ganado con nuevos comentarios y chascarrillos varios que sirven para dar emoción a los combates, las melodías de las entradas y el griterío de la gente funciona bien y los menús cuentan con varias canciones para amenizar nuestra navegación. En general, todo lo referente al audio, como pueden ser los impactos con el ring, golpes de objetos, gritos de los luchadores y demás combinan bien con los narradores y la emoción que le impregnan. El juego llega en inglés para las voces y traducido al castellano en lo que textos se refiere.

Conclusión: 

WWE 2k15 es un buen estreno de la saga de wrestling para la nueva generación de consolas, y los amantes de este deporte-espectáculo tienen motivos para hacerse con él: el Showcase revive dos rivalidades de primer nivel que nos mantendrán pegados a la pantalla a base de combates, escenas de vídeo y desbloqueables varios. Por su parte, el modo carrera ofrece horas por delante en nuestra carrera hacia la fama, aunque tiene algunos altibajos en el desarrollo y se puede explotar mucho más esta idea de lo que se ha hecho. Por otro lado, el sistema de juego sigue siendo accesible y se ha pulido con nuevos indicadores que nos permiten controlar más como se desarrolla el combate y el estado de nuestro personaje y rivales. Técnicamente el juego luce a un buen nivel, fluido y fiel a la realidad. Pero en general, esta nueva entrega todavía tiene margen de mejora. Se han perdido varios elementos que estaban presentes en anteriores ediciones (muchos elementos del modo creación y faltan algunos luchadores destacados) y nada consigue igualar el repaso en épica y fanservice a los 30 años de Wrestlemania del año pasado.

Lo MejorLo Peor
Sistema de combate cada vez más sencillo y efectivo
Modo creación limitado respecto a su predecesor además de recortes menores en otras modalidades
Generoso en modalidades y gran cantidad de tipos de combates disponibles
A la plantilla de luchadores faltan algunos de destacados
El desarrollo del Showcase: vídeos de la época, desafíos in-game, desbloqueables...
Altibajos en el desarrollo y propuesta general del modo carrera
Luce bien a nivel visual, con más detalle y luchadores -salvo alguno- muy parecidos a la vida real

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

Sistema de combate intuitivo y sencillo que funciona a la perfección. Se ha añadido un sistema de barras de energía, cansancio y medidor de ánimo que permiten comprender mejor el desarrollo del juego. Gran cantidad de tipos de combates y dos modalidades destacadas: showcase y mi carrera. El título está más limitado en el modo creación, también en pequeños detalles que podíamos hacer en Mi Universo y la plantilla de personajes, que tiene a las grandes estrellas actuales y algunos clásicos imprescindibles, se le echan en falta varios luchadores de renombre, tanto de ayer como de hoy.

Gráficos

El título funciona a 1080p y 60 frames por segundo, es fluido y en general el salto generacional le sienta bien: más detalle a todos niveles y una recreación de luchadores (salvo algunas caras concretas) tremendamente cercana a la realidad. El ambiente, los efectos especiales, las entradas y los vídeos también están con un buen acabado general aunque siempre hay cosas por pulir, como ciertas texturas o algún que otro pelo poco convincente.

Sonido

Buena selección musical para los menús, muy acorde con el show de la WWE,  a lo que se suman las melodías de cada uno de los luchadores en sus entradas. Los narradores han ganado en comentarios y siguen impregnando un buen ritmo al combate, dando emoción en los grandes momentos. Está totalmente en inglés en lo que audio se refiere.

Multijugador

El online se divide entre las partidas privadas y las partidas matchmaking con puntuación, ránkings y demás entre los jugadores. Lo más destacado del modo es que tiene una búsqueda en segundo plano que nos permitirá hacer algunas tareas o exhibiciones mientras esperamos encontrar un contrincante. Cuando el netcode funciona, el juego es preciso, pero es cierto que el microlag (y la gran mayoría de usuarios son de USA más que en Europa) es letal para este título, que basa su mecánica de juego en los contragolpes que exigen mucha precisión.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,8
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 19.90 € Comprar >
PAL/ES 19.90 € Comprar >
Desarrolla: 
Yuke's
Género: 
Deportes
Lanzamiento: 
21/11/2014
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
También en:
360 PS3 XBO
+16Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad