Skip to main content
Publicidad
Trials Fusion

Trials Fusion

review_game
| |

RedLynx estrena su franquicia Trials en la nueva generación de consolas, Sony incluida. Además de Xbox 360 y PC -aquí saldrá más tarde- la tercera iteración de este juego de motos con jugabilidad explosiva sale también en One y PS4 a 19,99 euros (39,99 versión física con pase de temporada).

RedLynx estrena plataformas y generación con Trials Fusion, la tercera entrega de la serie de juegos de motocros donde competimos contra los trazados y contra nosotros mismos. Las dos entregas anteriores salieron en Xbox 360 y PC, y ahora el juego da el salto a Xbox One, a Playstation 4 y también aparecerá en las dos primeras. Ubisoft quiere convertirnos en los mejores motoristas del futuro, aunque por el camino se haya dejado algunos elementos que estaban en las anteriores entregas y la sensación de poco riesgo esté presente en un título, eso sí, no exento de novedades. Bienvenidos al futuro, reza la canción de entrada.

La propuesta de Trials Fusion es la misma que pudimos ver en Trials HD y Evolution, dos juegos que cautivaron al público y a la crítica por su sencilla pero desafiante mecánica de juego. Controlamos un vehículo, una moto de cros como estrella principal, y tenemos que llegar de un punto A hasta un punto B. Todo, además, por un camino que no tiene pérdida: bidimensional, vaya. No podemos desviarnos de ir hacia delante a pesar de estar en medio de enormes escenarios tridimensionales. Así las cosas, se trata básicamente de avanzar hacia delante mientras superamos todo tipo de obstáculos. Rampas con pendiente, saltos entre plataformas, rocas, ríos, chorros de agua, tuberías, paredes… un circuito de cros pero en medio de diversos escenarios como pueden ser un desierto, una ciudad o una montaña.

Trials Fusion (360) Captura de pantalla

¿Qué es lo que hace tan especial entonces a la saga Trials? Pues entre muchas otras cosas, que la sencillez de su propuesta esconde dentro de sí un desafío constante. Contra el propio juego y contra nosotros mismos. Superar cada una de las fases nos puede costar entre treinta segundos y un minuto de tiempo. Pero llegar a la meta no es nuestro único objetivo. No al menos cuando hemos superado los primeros niveles. Cada fase cuenta con tres medallas según las veces que hayamos reiniciado un tramo o el tiempo que hayamos tardado en acabarla. Conseguir el oro se convierte, a los pocos minutos, en una de nuestras obsesiones. Terminarlo con bronce es ridículo, conseguir la plata lo mínimo exigible y acabamos picados intentando superar ese nivel con la mejor de las medallas. Así funciona Trials Fusion. Te obliga a superarte a ti mismo.

Es un título basado principalmente en el ensayo-error. Aprender como caer, como saltar, como movernos. No se trata de ir simplemente a salto de mata, ya que entonces pierde toda la gracia. Es aquí donde entra en juego otro de los grandes motivos de éxito del juego y de la saga: las físicas. La reacción de la moto a cualquier movimiento que hagamos, por pequeño que sea, es maravilloso y sigue la estela de lo que ya vimos en las entregas anteriores. Intentar caer apoyándonos en la rueda de detrás pero no demasiado para no volcar. Lo mismo si caemos de cara, calcular el pequeño rebote que sufriremos cuando impactemos con una roca entre las dos ruedas, impulsarnos con el cuerpo para hacer un mini salto, empujar plataformas para que caigan… todo exige precisión, porque si no seguramente perderemos el control de la moto, iremos al suelo y perderemos tiempo que nos serviría para conseguir una medalla mejor en esa fase.

Trials Fusion (360) Captura de pantalla

Es, por lo tanto y como tercer elemento clave para entender el éxito del juego, el diseño de niveles el que hace que este título sea una oda a la jugabilidad en el sentido más clásico. Ese arcade que quieres mejorar tu puntuación y dejar tu nombre en lo alto de los marcadores, que son online y se miden con gente de todo el mundo. La combinación de momentos en los que vamos a toda velocidad y tenemos que reaccionar a tiempo con otros movimientos mucho más pausados pero precisos, como hacer un loop inverso y caer encima de una plataforma, impactar con una rueda en una pared para caernos al vacío o  hacer un salto inverosímil para llegar a un camino alternativo –que los hay- es lo que más se disfruta del juego. Aunque es cierto que la propuesta en lo que “trazados” se refiere es muy continuista con lo que ya vimos en otras entregas. Desafiante, divertido, pero sin ese punto de sorpresa de según qué circuitos, con algún altibajo en el tramo final por niveles que no tienen la calidad de algunos de sus predecesores, pero satisfactorio en general.

Magia sobre ruedas
La gran novedad está en los tricks, trucos que hacemos en el aire y que nos dan una puntuación por realizarlos. Las fases FMX se basan en eso, en coger una de las motos pensadas para hacer piruetas y dibujar formas variadas en el aire mientras vamos saltando. Todo con el stick derecho, que se suma al clásico control de acelerar, frenar y movernos con el analógico izquierdo. Más allá de poder hacer diversas piruetas en estos niveles, la gracia de este añadido está en que una vez desbloqueado, se puede hacer en las fases de Trial normal, añadiendo más complejidad si queremos completarlas del todo. Porque una cosa son las medallas y la otra los desafíos extras que nos piden todo tipo de cosas. Hacer diez mortales, acabar con un Superman el nivel, etc. Esto da una alta rejugabilidad a un título que trae consigo contenido generoso: ocho niveles iniciales a 7-8 fases por cada uno de ellos, con tres medallas por conseguir y los extras mencionados. Entre las fases hay unas que son de habilidad y que nos piden que hagamos algo concreto (salir despedidos de la moto los máximos metros posibles, avanzar en el circuito sin poder redirigir la moto con el analógico izquierdo…) pero en general son poco inspirados.

Trials Fusion (360) Captura de pantalla

La mecánica de los tricks, además, está perfectamente integrada en la realidad de la saga Trials. No se trata de volar por los aires y hacer movimientos infinitos hasta que aterrizamos. Aquí la física de la moto y nosotros, la sensación de peso, la gravedad, juegan un papel importante. Si nos liamos a hacer backflips sin ton ni son mientras estamos cogidos por el trasero de la moto, veremos cómo caemos a una velocidad que nos será imposible redirigir nuestro rumbo. La emoción de empezar a sumar puntos y puntos mezclando movimientos mientras estamos volando es enorme, y la presión de “una vuelta más” antes de intentar aterrizar de pie, también. Invita a arriesgar, a probar y a disfrutar de esta mecánica.

A lo largo de nuestro avance tenemos una gran cantidad de objetos por desbloquear para personalizar a nuestro piloto. Además, también hay diversidad de vehículos que nos ofrecen otro punto de vista. Los quads son seguramente la sorpresa de este juego, se nota que tienen más peso que las motos pero también mucha mejor estabilidad, facilitando la vida en algunos momentos en ciertos niveles donde jugamos con red, cayendo sobre seguro en zonas que son mucho más complicadas de controlar con las motos, que también tienen variantes en control y velocidad (la de tricks, por ejemplo, es mucho más incontrolable a grandes velocidades pero tremendamente ágil en el aire). También tendremos bicis, frágiles pero muy manejables, y todos ellos se pueden personalizar a nivel estético.

Trials Fusion (360) Captura de pantalla

Conectados, pero con multijugador local
Ubisoft vuelve a conectarnos con todo el  mundo en este Trials Fusion. Tenemos un enorme editor en el que podremos hacer una gran cantidad de cosas para luego probar las pistas, y si son buenas, subirlas a la comunidad para que el resto del mundo las califique y las juegue. El editor llega sin tutorial (tenemos que irnos a Youtube) y es un poco engorroso de usar, aunque poco a poco es cierto que se van creando ya niveles de lo más interesantes en los casi mil que están disponibles por ejemplo en Playstation 4. Eso sí, en esta ocasión nos olvidamos de disfrutar del multijugador online. Ubisoft decidió retirar esta función dejando solo multijugador a cuatro jugadores –cada uno por su carril- en modo local. A pesar de ser un juego pensado sobre todo para la experiencia monojugador, sorprende que se haya ido hacia atrás en este sentido. Los marcadores y los fantasmas de otros jugadores son de momento las opciones en línea para competir con jugadores de todo el mundo, a la espera de alguna actualización con contenido nuevo prometido por la desarrolladora.

Un mundo futurista
El juego nos presenta un mundo futurista recreado con enormes escenarios llenos de detalles. No es solo por donde pasamos nosotros y como se mueven elementos diversos de nuestro circuito, sino también como vemos enormes edificios al fondo, montañas, estructuras extraterrestres. Además, el juego de luces en según qué niveles donde vemos el sol poniéndose, donde está todo oscuro o como juegan las sombras según cada punto es digno de mención. Pero el título no es perfecto ni mucho menos. Tiene algunos problemas como texturas que tardan en cargar más de la cuenta, ciertos efectos especiales que no acaban de ser convincentes como algunas explosiones y la presencia de fuego o la reacción del entorno a nuestro paso (caer en medio de un río y que al impactar con el agua, esta no tenga ninguna reacción). Además, los niveles del multijugador local tampoco son precisamente ricos en detalle.

Trials Fusion (360) Ilustración

El título funciona a 60 frames por segundo y en el caso de la versión de Playstation 4, va a 1080p. Por detrás queda la versión de One que va a 900p y por último, la de Xbox 360 que se queda en los 600p de resolución. La versión de PC, prevista para el 26, tendrá una resolución nativa como la consola de Sony. A nivel de melodías, el juego sigue sin destacar en exceso en este apartado. Se ha elaborado una tracklist llena de propuestas electrónicas que acompañen la ambientación futurista del título, pero no destacan demasiado como tampoco lo hacen los gritos de emoción y miedo de nuestro piloto cuando sale despedido a gran velocidad.

Conclusión: 

Trials Fusion mantiene plenamente vigente la experiencia desafiante, adictiva y divertida de la serie de RedLynx. Un título que además de tener contenido generoso, es tremendamente rejugable si queremos completarlo al 100%, desbloquearlo todo y mejorar nuestras puntuaciones al máximo. El añadido de los tricks le da más fondo de armario a un juego que vuelve a brillar por su mecánica sencilla y por unas físicas brillantes. No es ninguna revolución ni ofrece demasiados desafíos –más allá de los tricks- que no viéramos en Evolution, pero sigue siendo una propuesta sólida que se puede alargar meses gracias al editor de niveles (eso sí, falto de tutoriales y poco intuitivo). Desgraciadamente, sorprende que se haya prescindido del multijugador online y que el local haya quedado algo más limitado.

Lo MejorLo Peor
Las físicas vuelven a marcar un punto de inflexión
Algunos niveles que no están a la altura
Divertido y adictivo: motiva a intentar superar los desafíos y nuestras propias marcas
¿Dónde está el multijugador online?
Altamente rejugable si vamos a completarlo todo
Las "fases de habilidad", nada del otro mundo
El editor le da una larga vida por delante
Algún que otro detalle gráfico

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

Desafío, diversión y accesibilidad. El juego mantiene las señas de identidad y añade elementos novedosos como los tricks, además de otros que no están tan acertados como las fases de habilidad (muchas, de relleno). Tenemos título para semanas gracias a su rejugabilidad y al editor, aunque por el camino hemos perdido el multijugador online, algunos niveles del tramo final no están a la altura del resto y la sensación es de poco riesgo: amplía la experiencia, pero no es un paso al frente respecto Evolution.

Gráficos

Escenarios espectaculares y efectos de luces o físicas a un gran nivel. El juego es muy vistoso y el toque futurista no le sienta nada mal. Tiene, eso sí, algunos detalles que afean el conjunto, como texturas que tardan en cargar, algunos efectos como el fuego o la reacción del agua que no convence y un apartado visual menos cuidado en el multijugador local.

Sonido

Música electrónica que acompaña a la nueva ambientación futurista, pero que pasa sin pena ni gloria y no tiene un gran peso ni destaca por melodías pegadizas en exceso. Lo mismo pasa con el griterío del piloto, que está presente pero nada más.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 24.95 € Comprar >
PAL/ES 29.90 € Comprar >
Desarrolla: 
RedLynx
Género: 
Conducción
Subgéneros: 
Arcade
On-line: 
4 Jugadores
Lanzamiento: 
16/04/2014
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
También en:
360 PC XBO
+12Juego online

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad